Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

lunes, 23 de febrero de 2015

FULL METAL CRUISE II en España. W.O.A.




El próximo mes de Abril zarpará desde nuestras costas mediterráneas el crucero dedicado al Heavy Metal denominado Full Metal Cruise. Auspiciado por el prestigioso festival de Rock duro Wacken Open Air, recorrerá durante cinco días las costas catalanas y las Islas Baleares. Todo un supuesto paraíso de placer y decibelios para el sufrido seguidor metalero.


El crucero saldrá de Palma de Mallorca el día once de Abril, pasará por Barcelona, Ibiza y volverá a Palma el dieciséis de Abril; cinco días repletos de sol, camarotes, comidas, licores y conciertos tanto en cubierta como en los salones interiores del lujoso barco de turno en el que viajarán nuestros intrépidos seguidores del metal.


El listado de grupos que actuarán a bordo resulta bastante interesante, muy en la onda del estilo musical imperante en ese universo paralelo que supone el W.O.A. Esta es la lista: Alestorm, Axxis, Bembers, Blaas Of Glory, Blaze Bayley, Doro, Dragonforce, Endstille, JBO, Mambo Kurt, Unkel Tom, The Pressgeng, Hammerfall, Russkaja, Saltatio Mortis, Sodom, Stormwarrior, Svbway To Sally, Tankard y una All Star Band capitaneada por Uli Jon Roth.


Este crucero de placer cuenta también con escalas en las distintas ciudades de su recorrido, lo que pasa es que en lugar de soltar al mareado turista para que se dé una vuelta visitando las piedras más importantes e insignes del lugar en cuestión… los llevan a una sala de conciertos para escuchar otras actuaciones en vivo y en suelo firme. Esto es música y con los cruceros del metal no se bromea. Las actuaciones en tierra firme tienen como invitados a grupos como Psideralia, Fyre, Udo, Obús o Warcry, a falta de otras confirmaciones.


Además de la música en directo este crucero contará con otras variadas actividades como pases de películas, un centro de tatuajes, los conocidos Meet & Greets con los grupos para aquellos que decidan gastarse más dinero, incluso una comedia a cargo del grupo Bembers o las burbujas definitivas de la mano del denominado por la propia organización como el Spa metalero.



Toda la gestión del crucero corre a cargo de la gente de TUI Cruises, que junto a ICS Festival Service – o lo que es lo mismo, la organización del festival de Wacken – han puesto en marcha la secuela de esta aventura que en su primera edición ofreció estupendos resultados. Debe ser una buena inversión, porque para esta segunda edición se vendieron las plazas – al nada despreciable precio de 799 euros cada una, 1149 euros con vuelo a Palma incluido – en cuestión de horas. No hay crisis para el genuino fan del metal.


Estos cruceros resultaban impensables en el siglo veinte. Recuerdo que una vez hace años Ian Gillan comentó que se le había ocurrido montar un crucero para los seguidores de Deep Purple, con actuaciones del grupo en la propia cubierta mientras el buque surcaba allende los mares. Lo que en otros tiempos, no tan lejanos, parecía un sueño al alcance de opulentos ricachones, en estos días resulta que está al alcance de todo hijo de vecino. Infinidad de artistas y bandas pertenecientes a distintos estilos musicales han fletado sus suntuosos barcos en estos últimos años, desde grupos de Hard Rock ochenteros hasta bandas de Rock Sureño o incluso…Trash Metal. Algunos grupos como los Kiss, casi pioneros en estos avatares, llevan varios cruceros realizados; alguien como Gene Simmons siempre está atento a la mejor manera de sacarle los cuartos a sus irredentos fans, deseosos de vaciar sus bolsillos ante la nueva extravagancia que se le ocurra a nuestro querido God of Thunder.


Podemos comprobar que el barco del Full Metal Cruise goza de todos los acabados típicos de estos cruceros de placer, en su página web nos muestra unas cuantas fotos de los distintos salones, camarotes y estancias varias por las que pueden pulular sus tripulantes. Culminan con una foto de la proa del barco en pleno atardecer, un lugar idílico e ideal para que nuestros queridos metalheads se declaren amor eterno y vivan un romántico momento al caer el sol mientras suenan las delicadas melodías de Sodom o Hammerfall. ¿Qué sería de la vida sin estos momentos?




viernes, 13 de febrero de 2015

RAFA BLAS - CAMILO SESTO - IAN GILLAN - TED NEELEY: “Getsemaní”.




Rafa Blas acaba de publicar nuevo disco, titulado “Sin mirar atrás”. El que fuera cantante del grupo Nocturnia y ganador de uno de los cutre-concursos de cantantes que tanto proliferan por nuestra triste televisión, publica su segundo cd bajo el auspicio de la compañía Maldito Records.


El disco no tiene desperdicio, al igual que en su álbum de debut llamado “Mi Voz”, presenta un alto nivel musical, compositivo y de ejecución. Más allá de todo el ruido montado alrededor del primer cd, grabado como premio con la poderosa multinacional Universal Music, nos encontramos a unos músicos que presentan una propuesta muy interesante. Se apuesta por canciones propias y versiones, muy acertadas en mi opinión, de clásicos de los setenta y ochenta grabados en la memoria del colectivo hispano; una música potente con melodías que permiten perfectamente que el disco suene en las radios nacionales sin tener que vender su alma al diablo de los 40 principales y similares hierbas.


Pese a lo interesante del disco en su totalidad, nos vamos a detener en una canción en particular. Rafa ha tenido la genial idea de grabar una versión del clásico tema “Getsemaní”, del musical “Jesucristo Superstar”. La obra original se compuso en la cabeza de Andrew Lloyd Webber, otro genio que seguro merecerá que hablemos de él en otra entrada. Lloyd Webber, junto con el letrista Tim Rice, compuso un álbum conceptual sobre la figura de Jesucristo que resultó ser uno de los mayores éxitos de la historia de la Música. La canción “Gethsemane” constituye uno de los temas centrales, de corte épico y dramático, en el que se narra la oración de Jesús en el huerto del Monte de los Olivos justo antes de ser traicionado por Judas. La obra original contó con la voz principal de Ian Gillan interpretando a Jesús de Nazareth. Supuso un éxito casi inmediato, realizándose una película y numerosas adaptaciones a lo largo y ancho del mundo; seguro que ahora mismo en algún lugar se encuentran un grupo de músicos ensayando o interpretando esta Ópera Rock.

                                                             Versión original.

Desgraciadamente la interpretación de Gillan en la versión original no le hace justicia a la grandeza de la canción. Que Ian Gillan es un cantante excepcional y fuera de lo común no se discute, es así; sin embargo grabó unas líneas vocales sin ninguna emoción, se limitó a cantar las letras que le pasó Tim Rice. Desgraciadamente no se enteró de nada, de hecho el propio Ian ha comentado en entrevistas posteriores que solo se dio cuenta de la trascendencia de lo que estaba grabando cuando cantó el tema “The Crucifixion”, última canción del disco. Tuvo que ser Ted Neeley, protagonista de la versión cinematográfica, el que le diera ese enfoque tan característico y desgarrado que ha pasado a la historia. No obstante el disco original tuvo un gran éxito y repercusión, por eso les ofrecieron realizar la adaptación al cine. Como curiosidad podemos comentar que los productores le ofrecieron el papel de Jesús a Gillan, pero este lo rechazó amablemente porque le pagaban menos de lo que ganaba con Deep Purple; fue en ese momento cuando entró en escena Neeley para encarnar el papel de protagonista en la película. Estamos hablando de 1971, poco antes de la publicación del famoso directo “Made in Japan”. Si nos paramos a pensar durante unos segundos lo que podría haber pasado si Ian Gillan se hubiera convertido en una estrella de cine – que era su idea original, Gillan siempre dijo que quiso ser actor y que empezó a cantar para hacerse famoso y poder llegar al mundo del cine – la historia se podría haber contado de otro modo. De cualquier manera es una lástima que Gillan no se hubiera empleado a fondo, considerando que tiene mejor voz que Neeley, nos podría haber dejado una versión para el recuerdo. No quiero ser malinterpretado, la grabación de Ian es técnicamente perfecta, nada que objetar. El asunto es que Neeley, además de registrar un pedazo de interpretación, le puso alma.
  
                                   Ian Gillan.                                                               Ted Neeley.

                                                            Ian Gillan. "Gethsemane".

                                                   Ted Neeley: "Gethsemane". Film original.

Mientras, en nuestra querida España de finales del franquismo, a Camilo Sesto se le ocurrió la idea de adaptar esta obra. Ni corto ni perezoso se puso a la tarea traduciendo las letras y realizando los arreglos necesarios, tanto a nivel musical como escénico, para presentar su versión por los escenarios españoles. Hay que señalar que los productores musicales de la época – en un alarde de visión musical similar a la que tienen los de hoy en día – no creyeron en la viabilidad y solvencia económica del proyecto, por lo que el propio Camilo tuvo que cubrir con los gastos de producción. El ímpetu de Camilo Sesto tiró de la idea y el resto es historia. Uno de los musicales pioneros y más exitosos en España.

                 Versión española. Camilo Sesto.                                              Film original. Ted Neeley.

En esta versión Camilo demostró su abrumadora capacidad vocal. En aquellos años se encontraba en la cima de su popularidad y facturó una interpretación sin fisuras, llena de dramatismo e intensidad. Supo captar el hondo y desgarrador sentido de la canción y se dejó literalmente al alma interpretándola, jugando con distintos rangos en la tonalidad según requería cada pasaje del tema, susurrando con una suavidad aterciopelada, subiendo en intensidad cuando el crescendo de la melodía lo pedía… y gritando, por supuesto. Consigue usar su grito con una de las mejores modulaciones que he escuchado jamás, todo en su sitio, sonando de manera nítida, potente y cristalina, y desgarrando la voz al finalizar. Todo un abanico de matices que consiguen asombrar al oyente. Está claro que Camilo Sesto malgastó parte de su vida artística, este hombre debería haber sustituido a Ian Gillan en Deep Purple cuando este último se marchó en 1973 y dejarse de historias. Pero esto es marginal.


                                                        Camilo Sesto: "Getsemaní".

Camilo Sesto tuvo bastantes años de éxito, nuestro hombre llegó a llenar el prestigioso Madison Square Garden neoyorquino, aunque desde finales de los ochenta su carrera empezó a descender hasta su anunciada retirada de los escenarios el pasado año 2010; a finales del 2014 volvió a ofrecer unos conciertos en Sudamérica. A día de hoy Camilo sigue conservando toda su aureola intacta, sigue manteniendo a miles de fans merecidamente, aunque ha sido víctima de la asquerosa prensa rosa que ha lanzado toda su inquina una y otra vez contra él para conseguir rastreramente esas cotas de audiencia por las que suelen estar acostumbrados a vender a sus madres sin despeinarse si es preciso. Nuestro particular creador de Melina tiene en la actualidad 68 años; obviamente ha perdido voz, como todos, y el que se atreva que tire la primera piedra. Sin embargo nuestros entrañables buitres carroñeros de la prensa rosa no han tenido reparos en ir a por él siempre que han tenido la oportunidad. Recuerdo especialmente su aparición en uno de esos detestables programas - ¡que siguen emitiéndose en horario infantil! -, la conocida periodista que le entrevistó se comportó de manera especialmente deleznable. No daré su nombre porque no quiero que me vengan a agobiar a mí, ya que esta gente vive de este tipo de demandas, pero es una habitual de estos programas y tertulias que viven de remover las basuras de los personajillos intrascendentes que ellos mismos fabrican. El caso es que invitaron a Camilo - el hombre me imagino que suele acceder a asistir a estas emboscadas porque no le vendrá mal el dinero - y nuestra encantadora juntaletras actuó como una ruin rata almizclera. No contenta con comportarse con una chabacana impertinencia, en un momento determinado de la ¿entrevista? empezó a tatarear la conocidísima canción “Vivir así es morir de amor”, pidiendo a Camilo que interpretase allí a capella la estrofa alta del estribillo. No solo demostró una absoluta falta de respeto hacia el artista – que recordemos que iba a hablar, no a cantar – sino que hizo gala de una falta de elegancia que se le presupone a cualquier persona que entrevista a un artista en público. Igual habría que haberle explicado a esta inútil que un cantante necesita calentar antes de interpretar, que nadie nunca se encuentra al cien por cien en todos los momentos del día, que un señor de más de sesenta años no puede cantar igual que cuarenta años antes… pero a esta petarda lo único que le importaba era intentar ridiculizar al artista para subir puntos de share. Afortunadamente Camilo Sesto salió airoso de esta situación devolviéndola una sonrisa que probablemente disgustó a nuestra intrépida reportera. En fin, déle Dios mal galardón.


Y en estas que nos encontramos con la versión que acaba de publicar Rafa Blas. La instrumentación está muy cuidada y, desde luego, se nota que se han trillado la versión de Camilo Sesto. Rafa canta muy bien y con mucho criterio, no consigue alcanzar las cotas interpretativas de Camilo, ni su gama de matices, pero lleva a cabo una gran versión. Aunque el asunto llega cuando le toca subir en el estribillo… ¡qué barbaridad!, el amigo se pone a tirar y nos regala unos agudos espeluznantes, de los que te dejan sentado en el sitio. Desde el mismo momento en el que lo escuché por primera vez sentí el irrefrenable deseo de echar para atrás mi reproductor para volver a escuchar esos cuarenta segundos de nuevo, y no pude evitar repetir esta operación varias veces. Impresionante. Ardo en deseos de verle defender esta voz y esta canción en directo, pasa a ser una de mis prioridades musicales.

                                                          Rafa Blas: "Getsemaní".




jueves, 5 de febrero de 2015

UFO: “Run boy run” y nuevo disco.



Dentro de unas semanas se pone a la venta el esperado nuevo disco de los británicos UFO. La banda de Phil Mogg editará a finales de Febrero su trabajo titulado “A Conspiracy of stars”, un título muy en la línea de su temática más clásica. El cd además va acompañado de una estupenda y evocadora portada que irá directamente a agrandar su abultada colección de portadas enigmáticas e imperecederas.

                                                       "A Conspiracy Of Stars"


Como adelanto han colgado de la red un tema nuevo de dicho disco, se trata de “Run boy run”. La canción presenta el ADN vital del grupo, ese Hard Rock de alta calidad que engancha a la primera escucha y que lo hace perfectamente reconocible gracias a la personalísima voz de Phil Mogg y a las cristalinas y elaboradas guitarras de ese genio que responde al nombre de Vinnie Moore.

                                                               UFO: "Run boy run".

Por Ufo han pasado muchos músicos pero la formación clásica que todo el mundo conoce y que ha pasado a la historia por haber registrado en vivo el popular doble en directo “Strangers in the night” es la compuesta por el cantante Phil Mogg, el guitarra Michael Schenker, el bajista Pete Way, el batería Andy Parker y el guitarra rítmico/teclista Paul Raymond. “Strangers in the night” es uno de esos clásicos dobles en directo que aparece en todas las listas, biografías y estudios relacionados con la música en general y el Rock en particular, se puede decir que ha pasado la prueba del tiempo y ha alcanzado el Olimpo de los dioses, junto con míticos directos como “Made in Japan”, “Frampton comes alive”, “Irish tour”, “At Fillmore East”, “As recorded at Madison Square Garden”, “Tokyo Tapes”, “The songs remains the same”, “If you want blood”, “Live and dangerous”, “Live at Leeds” y otros pocos más elegidos.


Actualmente el grupo está compuesto por el líder y carismático vocalista Phil Mogg, único miembro fundador y que ha permanecido en la banda durante todas sus encarnaciones. Nuestro particular cantante está actualmente acompañado por Paul Raymond y Andy Parker, pertenecientes también a esa formación clásica del mítico doble en directo. Desde el año 2003 cuentan con el también excepcional guitarrista Vinnie Moore, y en el 2008 Rob De Luca tuvo que sustituir al conocido bajista Pete Way, debido a unos problemas de salud que le han tenido fuera de los escenarios durante estos años. Solo un cambio en más de diez años. No es esta una cuestión baladí, si tenemos en cuenta que por esta banda han pasado más de cuarenta músicos; y es que pocos grupos pueden presumir de haber contado entre sus filas con músicos de la calidad y el calibre de Michael Schenker, Bernie Marsden, Neil Carter, Jason Bonham, John Sloman, Billy Sheehan, Ansley Dunbar, Danny Peyronel, Lawrence Archer o Paul Chapman entre otros. Por tanto el hecho de que el grupo haya encontrado esa estabilidad le ha permitido alcanzar una cohesión, a pesar de haber atravesado unos convulsos años ochenta y noventa no exentos de calidad por otro lado, que ha propiciado que hoy día gocen de un reconocimiento más que merecido dentro del duro mundillo musical.


Ufo se ha caracterizado siempre por ostentar una elevada calidad musical. La mezcla entre el exquisito gusto por la melodía de Phil Mogg conjugada con la electrizante calidad musical y técnica de Michael Schenker ha creado una música tan personal como brillante, donde el virtuosismo y explosividad de la música se unen en perfecta simbiosis con la delicada y preciosista voz de Mogg. Por otro lado los arreglos con las dos guitarras y el acompañamiento de los teclados enfatizan y realzan el resultado final de cada canción, creando en muchos casos auténticas obras de arte. No vamos a descubrir ahora a Michael Schenker, uno de los artistas que más ha influenciado a las posteriores generaciones de guitarristas y músicos en el mundo entero. Tampoco se puede poner en duda la tremenda calidad y virtuosismo de Vinnie Moore, uno de los guitarristas más finos que he escuchado jamás. Sin embargo no cabe duda de que cada tema de Ufo lleva el sello de su vocalista. Phil Mogg es uno de los cantantes más personales que conozco, por un lado tiene un tono y un timbre característicos, además atesora una habilidad para entonar que le permite moverse en distintos registros, desde la sutileza hasta la agresividad, consiguiendo arrancarte una emoción cuando le escuchas; parece que mientras canta interpreta o declama como si de un actor se tratase. Si a esto le sumamos su innato sentido musical y esa capacidad única para crear melodías imperecederas, rápidamente  nos damos cuenta de que estamos ante un músico especial. Uno de los intérpretes con más gusto y clase cantando.

                                                    Phil Mogg - Michael Schenker.

                                                     Phil Mogg - Vinnie Moore.

Como hemos comentado, Ufo es un grupo que tiene infinidad de grandes canciones; esto no es algo de lo que, desgraciadamente, puedan presumir muchas bandas. Vamos a recordar para finalizar un par de temas que suelen pasar desapercibidos para el gran público, de esos que solo conocen los que se escuchan los discos completos de los grupos que les gustan. Hay que reconocer que el público en general suele conocer las canciones que más se publicitan, incluso muchas veces a la gente le pueden gustar canciones que no son capaces de reconocer… y mucho menos saber qué artista las ha compuesto; este negocio funciona así: para la masa eres tan bueno como los medios de comunicación te puedan publicitar y meter por los ojos. Por eso resulta reconfortante escuchar a un puñado de músicos que son capaces de presentar y defender un fondo de catálogo más allá de los tres o cuatro temas famosos que todas las radios pinchan, todos los programas mencionan y todos los escritos reseñan. Pero esto es marginal.


Una de las mejores canciones de Ufo se llama “Love to love” un delicado medio tiempo que acaba desatándose como una tormenta, en ella Phil Mogg nos regala algunas de sus mejores melodías, envueltas de una sutileza desgarradora que te atrapa desde el mismo instante en el que empieza a sonar. Pero no es ésta la única pieza lenta del catálogo de nuestros entrañables juerguistas británicos. “Profession of violence” es otro tema que juega con las mismas premisas, pese a ser completamente distinto. La canción pertenece a “The wild the willing and the innocent”, uno de los discos que siempre pasan más desapercibidos cuando la gente o los medios se refieren a este grupo.  Una bella y melancólica muestra más del enorme talento que Phil Mogg atesora.

                                                     UFO: "Profession of violence".

Otra canción de esas que la gente no conoce y que nunca sonará en los 40 Principales es “Dreaming of summer”, aparecida en “Walk on water”, el estupendo disco de reunión de la formación clásica en 1993. ¿Existe acaso otro título mejor para una canción? Atentos al puente tras el segundo estribillo, intercalado con el solo (hacia el minuto 4:20 aprox), imposible mejorar eso.

                                                      UFO: "Dreaming of summer".