Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

martes, 4 de agosto de 2020

EVOCACIONES METÁLICAS.


Una sección de nuestro colaborador Metálico.

EVO.


Es de perogrullo comentar que para alcanzar el éxito en el universo de la música no existen fórmulas magistrales, y que uno de los factores que a todas luces parece deseable es que haya una buena relación entre los distintos integrantes del grupo. Sin embargo, esto último tampoco es una condición sine qua non, existen múltiples ejemplos de bandas en las que sus miembros se tiraban los trastos a la cabeza y aquello hasta fomentaba la creatividad. Pero, claro, dentro de ciertos límites que no impidan que la supervivencia del grupo en cuestión. Esto fue, seguramente, lo que les ocurrió a Evo, el grupo catalán al que evocamos este mes. Un combo que disponía de bastantes elementos para triunfar o al menos para labrarse una dilatada carrera dentro del Rock duro patrio: Heavy Metal sin concesiones, incluso Speed Metal por momentos, pero con un sonido propio y singular que le otorgaba la afilada e inconfundible voz de su especial frontman, Stimula. Lamentablemente su ‘inconvivencia’ sólo les permitió editar dos álbumes en la década ochentera.
Pero vayamos al principio. Los primeros Evo, allá por 1981, tenían al frente una voz femenina, la de Carmen García. Además contaba con el añorado Pedro Bruque al bajo, con Richard y Pepe Cánovas a las guitarras, amén de Ramón Solá como batería. El grupo del barcelonés barrio de Olot grabó varias demos mientras se fue haciendo un sitio en la escena rockera de su ciudad. Algunas versiones apuntan a que la banda se vio presionada por la compañía discográfica CBS para que cambiaran de cantante e incorporasen a un varón en esas lides. Así, entró en el grupo tomando las riendas de la voz Stimula, un singular frontman que decidió apodarse con el nombre del combo del que procedía. La irrupción de la personalidad de Stimula dinamitó la convivencia de la banda, que determinó no seguir adelante y separarse. La jugada de la CBS fue desastrosa porque el resultado de sus ‘exigencias’ provocó la extinción del grupo.


A pesar de que estaban totalmente disueltos, otra compañía discográfica, la multinacional Emi, pasó al ataque y les planteó una jugosa oferta para reunirse y grabar un álbum. Obviamente, se juntaron de nuevo, pero no todos, ya que algunos miembros se negaron porque seguían viendo las diferencias internas como algo insoslayable o/y porque tenían otros proyectos más apetecibles. De este modo, Evo reapareció con una nueva formación: Stimula a la voz, Richard y Víctor Molero en las guitarras, Juan Carlos Barja ‘Zippy’ al bajo y Jerónimo Martínez en la batería. Con este line-up viajaron a Londres para grabar en los estudios Power Plant su lp de debut ‘Animal De Ciudad’ en 1983. El disco supuso un bombazo en toda regla que encandiló al mundo del Rock duro nacional con toda su potencia y el buen hacer de su Heavy Metal a toda pastilla. ‘Animal de ciudad’, ‘Rock & roll Barcelona’ o ‘Piso el gas’ eran auténticos trallazos. El disco tuvo un excelente recibimiento catapultando al grupo a un lugar de privilegio que les permitió participar en multitud de conciertos, incluido el festival de Mazarrock en julio de ese 1983. El buen momento en el que estaba inmersa la banda no evitó que se produjesen cambios en su formación. Víctor dijo adiós por diferencias con Richard, el otro guitarra, entrando en su lugar Jaime Rivera. Además, también tuvo lugar una sustitución en la batería con la salida de Jerónimo y el regreso de un viejo conocido, Ramón Solá. Con esta nueva alineación, el grupo entró en los estudios Gema de Barcelona y registró su segundo álbum ‘Duración de lo eterno’ el año 1985, un disco también brillante pero que no tuvo la bestial repercusión inicial del anterior. Tampoco le dieron excesivo tiempo a que el lp cuajara. Además, el grupo nunca fue una balsa de aceite y seguramente sin el pegamento que supuso el potente éxito de ‘Animal de ciudad’ la dificultad de la convivencia se acentuó y terminaron por separarse tras una serie de conciertos e incluso una aparición en el mítico programa ‘Tocata’ de Tve. También hay que indicar que Evo contó con el importante hándicap de no estar afincado en Madrid, epicentro del Heavy patrio.


Algún tiempo después, ‘sólo’ veinticinco años, en 2009, Evo volvió a resurgir. Stimula decidió reunir a los antiguos miembros del grupo Juan Carlos Barja ‘Zippy’ y a Jerónimo Martínez batería en una fiesta y entonces, aprovechando que una compañía alemana había reeditado sus dos discos en un cd, resolvieron volver a subirse a los escenarios como Evo. Primeramente tocaron en Tenerife y en Gran Canaria -Stimula reside en el archipiélago-. Todo parecía marchar sobre ruedas, tanto es así que el cantante quiso ir más allá y trabajar temas nuevos, pero tanto ‘Zippy’ como Jerónimo tenían otros proyectos; el primero era el bajista de Mojinos Escocios y el segundo estaba con Lone Star, por lo que se desligaron del nuevo Evo y ya no tocaron con el resto del grupo en el festival Leyendas del Rock de 2010. Stimula había reclutado una nueva formación con Brane al bajo y Peter como batería, además de la continuidad de Nemo Amanovic a la guitarra. Ese line-up grabó el tercer lp de la banda ‘Puta pasta’, publicado en 2011. El disco contenía, además de nueve temas nuevos, la reedición de ‘Sangre y metal’ de su segundo trabajo. El resultado fue un álbum brillante, pleno de la fuerza y la potencia de los antiguos Evo, adaptándola a los nuevos tiempos. Sin embargo, la pobre situación del mercado discográfico y también de la escena rockera provocó que el renacido Evo se fuera apagando.


Fuera de Evo cabe destacar que Juan Carlos Baarja ‘Zippy’ es el bajista de Mojinos Escocios desde su formación hasta la actualidad. Con ellos ha editado 17 discos.
Por su parte Jerónimo Martínez es el batería de Lone Star, habiendo compaginado ambos grupos hasta su primera salida de Evo. Con el grupo de la estrella solitaria grabó el lp ‘Viejo Lobo’en 1982. Más tarde, en 1996, fue uno de los componentes de los reunidos Lone Star.

Metálico.


                                                         Evo: "Animal de ciudad".

                                                             Evo: "Perdedor".

                                             Evo: "Quien apretó el botón": Concierto Radio 3.





jueves, 30 de julio de 2020

WASP: “My tortured eyes”.


Seguimos con esas canciones que, por increíble que parezca, también son ideales para el verano. Si el otro día nos acordábamos de un grupo tan antisol, antiplaya, anticalor y antitodo lo que pueda oler minimamente a verano como Lacrimosa, hoy nos vamos a detener en otro tema que a priori no ofrece un sentimiento muy veraniego que digamos, pero que a algunos descerebrados nos conjuga a la perfección en esta época del año. Puede ser que una canción con un título tan –en fin– poco sugerente con el rollo del chiringuito, la playa, vaciones y demás, no resulte la ideal para ponértela mientras te tomas una cerveza mirando al mar; sin embargo, así está el patio. No sé, no hay mucha defensa diplomática ni políticamente correcta para esto, pero a fin de cuentas ¿quién define lo que encaja dentro del escurridizo terreno de las emociones humanas?, ¿hay alguien capacitado para sentar cátedra y definir con rotundidad estos menesteres? ¿Quién decide lo que produce miedo?, ¿alegría?, ¿gracia?... Habrá gente a la que Freddy Krueger le produzca pánico. Habrá gente a la que Arévalo y Bertín Osborne les haga reír. Puede que a algunas personas el hecho de verse abocadas a presenciar una gira conjunta atómica Arévalo/Bertín por las distintas ciudades y pueblos de nuestra querida piel de toro les produzca más terror que cualquier pesadilla en Elm Street. En fin.


Esta canción de WASP apareció en el disco “Kill Fuck Die” que sacó la banda de Blackie el año 1997. Eran tiempos en los que la música industrial estaba en pleno apogeo y el grupo de Lawless también intentó presntar música bajo este filtro. La verdad es que les salió un disco la mar de interesante, con los elementos clásicos de WASP y ese toque oscuro que los agresivos filtros industriales le aportaron al producto final. La provocación de la que siempre ha hecho gala el grupo seguía estando presente. Según el propio Blackie Lawless esta obra está basada en la película “Apocalypse Now” y todo el horror, sangre y vísceras varias que uno podría esperar de estos tipos estaba presente, pero con un tono más rudo, oscuro y por momento desagradable.


El disco suponía la vuelta del guitarrista Chris Holmes al seno de la banda y aquello volvió a soltar chispas como de costumbre. Por lo visto los roces entre Blackie y Chris surgieron casi desde el primer momento, cosa normal si cuentas en tus filas con un tipo tan salvaje como Holmes y un organizador nato como Lawless. La gira pasó por España y fue bastante criticada por los medios especializados debido a la corta duración de las actuaciones. Tonterías típicas de aquí. Recuerdo como si fuese ayer el concierto de Madrid, me voló la cabeza desde el primer momento con su inicio salvaje y el grupo a por todas en medio de toda una serie de malas caras entre ellos y seguro problemas variados. Es igual. Nada puede con un grupo que sale a por todas y convencido de su misión, ni siquiera determinados números del show en directo que iban desde lo inquietante hasta lo ridículo; imposible olvidar el momento en el que Blackie degolla a una especie de cerdo de peluche o cuando atraviesa un feto recién nacido con su cutre paquete-puñal. En otro momento habrá que recuperar esta gira de la que no olvidemos salió el dible directo “Double Live Assassins”.
“My tortured eyes” es un tema lento, susurrante y doloroso. La interpretación vocal de Blackie Lawless consigue meterte en la historia y te estremece por completo. Una de las joyas del disco. Imposible ofrecer una sola razón lógica para explicar el deseo de recuperarla cada verano, solo tienes que dirigirte hacia cualquier lugar en el que hayas quedado con cualquiera para pasar el rato, hacer sonar el tema en tus orejas y de repente todo cobra sentido.








martes, 21 de julio de 2020

Entrevista a Diva Satanica. Nervosa, Bloodhunter.


“Hay gente que piensa que el Metal Extremo se trata de dar cuatro gritos y ya está, pero no es así; hay una gran cantidad de gamas y colores.”

“Entrar en Nervosa es un reto, llevo mucho tiempo preparándome para poder vivir esto y me siento muy afortunada de que se me ponga delante esta posibilidad. No tengo miedo, se trata más de una cuestión de respeto y que me llena de ilusión.”

“Tengo claro que no puedo hacer lo mismo a nivel vocal que en Bloodhunter, no tendría ningún sentido hacer dos cosas iguales en dos proyectos tan diferentes. Nervosa no deja de ser una banda de Trash aunque tenga influencias de Death Metal.”

“La idea es la de encontrar un término medio en las voces, no soy Fernanda y no sería justo intentar copiar su registro. Nos parece adecuado que al hacerme cargo de las voces aparezcan por ahí mis señas de identidad.”

“El álbum de Bloodhunter está escrito por completo, la parte de composición y artística está completada. Lo que no hemos podido hacer debido a las actuales circunstancias es entrar al estudio.”

“Los grupos son casi como las relaciones de pareja y si eso no funciona el proyecto se resiente. Esa complicidad luego se nota en el escenario y hace sumar enteros al grupo.”

“La verdad es que no me veo dejándome llevar por un estilo de vida más desordenado; soy una persona bastante ordenada y si me organizo de una determinada manera suelo llevarlo todo a cabo según el plan previsto.”

“Con las redes sociales muchas veces están los que adoran algo y los que lo critican porque sí. No lo entiendo, si no te gusta algo no lo escuches y ya está. La gente que parece que va a hacer daño puede que con ello intente sacarse sus propias frustraciones.”

“Lamentablemente no tiene nada que ver el número de fans que parezca que tienes en las redes sociales con la realidad de gente que valora tu propuesta y decide invertir de su bolsillo para verte actuar en directo.”


Diva Satanica sigue estando de rabiosa actualidad. A ese nuevo disco de Bloodhunter esperando para grabarse en cuanto la pandemia nos dé un respiro se suma el bombazo de su reciente incorporación a Nervosa, todo ello sumado al resto de colaboraciones y participaciones en distintas iniciativas que ponen de manifiesto las abundantes inquietudes de las que hace gala esta mujer que nunca descansa. Hace unos días sacó un hueco en su apretada agenda para charlar con nosotros y ponernos al día de su frenética actualidad con esa simpatía y naturalidad que la caracteriza. Aquí os dejamos una interesante conversación en la que nos contó sus opiniones e inquietudes sobre los distintos temas que fueron surgiendo durante la conversación.

-Muchas gracias por tener de nuevo la gentileza de querer conversar con nosotros. Lo primero, ante esta situación de pandemia global en la que nos encontramos ¿qué tal estás tanto tú como tus seres queridos?

La verdad es que todos estamos bien, muchas gracias. He tenido mucha suerte, ya que ni yo ni ninguno de mis seres queridos se han contagiado por el virus, por lo que estoy muy contenta.

-Enhorabuena por tu puesto de vocalista en Nervosa. Bloodhunter fue su grupo invitado durante la gira española del pasado verano. ¿Fue esa la primera vez que entraste en contacto con su música y/o sus miembros u os conocíais con anterioridad?

Somos seguidores de la banda y las hemos visto varias veces en directo, pero no las conocíamos personalmente hasta estos pasados conciertos. Musicalmente tenemos mucha cercanía. Me hacía mucha ilusión telonear a un grupo de mujeres y más si tenemos en cuenta que nos gustan mucho.
Lo cierto es que no hubo muchos huecos muertos para poder conversar, en una gira de su nivel todo está muy medido. No obstante nos llamó mucho su humildad y cercanía para con nosotros, siempre antes de nuestro concierto se acercaban a saludar y a desearnos suerte, se quedaban a ver parte de nuestro show hasta que debían ir para calentar de cara al suyo y al final nos felicitaban por la actuación; percibías una naturalidad y una cercanía que no te esperabas a priori de un grupo tan consolidado y en otro nivel como el suyo.


-Supongo que ya te habrán preguntado esto mil veces en estos días, pero es el notición. ¿Cómo fue que te ofrecieron el puesto, hubo algún tipo de prueba o directamente se pusieron en contacto contigo? ¿Piensas que esos shows juntos tuvieron algo que ver?

Espero que esos conciertos tuvieran algo que ver, la mejor manera de ver cómo se comporta un grupo en directo es presenciando un concierto en vivo. También tienes la información extra de ver cómo funciona un grupo durante varios conciertos de una gira. Siempre hay momentos que pueden ser tiempos muertos, pero que el grupo pequeño tiene que emplear además en hacer un montón de cosas de logística como conducir hasta el lugar, llegar con una buena predisposición, montar tu equipo, ofrecerte para ayudar en lo que se pueda… supongo que todos estos detalles también los puede haber tenido en cuenta Prika a la hora de fijarse en mi.
Fernanda y Luana dejaron el grupo. Nervosa es la criatura de Prika y en ese momento se quedó ella sola en el barco. Para continuar su proyecto necesitaba nuevos músicos. Contactó conmigo y me comentó si me parecía adecuado que hiciera una prueba. Eso ya me pareció increíble y vuelve a decir mucho de su cercanía y humildad. Yo misma tenía mis propias quinielas de las posibles vocalistas brasileñas para el puesto y al final me escribió, hice mi prueba, tuvimos distintas reuniones para gestionar muchas cuestiones relativas a cómo sería mi propuesta a la voz y otras consideraciones. Tras unas cuantas videoconferencias y reuniones salió todo adelante.

-¿Cuál es el rol que os ha transmitido Prika que busca de vosotras en el grupo? ¿Participar en la composición o más de ejecutoras sobre un plan ya establecido?

Pienso que ser músico de sesión o contratado es mucho más sencillo. Te indican lo que tienes que hacer, te lo preparas y lo haces. He trabajado algunas veces así y me parece muy cómodo. Sin embargo Prika desde el principio nos pidió capacidad para poder componer, aportar al grupo en todos los sentidos, tanto musical como en el resto de aspectos relacionados con la banda. Además cada una de nosotras tenemos nuestra trayectoria, venimos de escenas distintas y eso va a hacer que salga un resultado final más rico. Todas las ideas que podamos aportar van a sumar al resultado final.

-A nivel musical Nervosa tiene unos rasgos definidos. Tú eres una vocalista que, pese a haber demostrado un profundo respeto e interés por otros estilos musicales, te mueves en un registro vocal bastante determinado. ¿Vas a intentar ajustarte al estándar musical del grupo? ¿Qué supone para ti este nuevo reto en lo que a la voz se refiere?

Por un lado tengo claro que no puedo hacer lo mismo a nivel vocal que en Bloodhunter, no tendría ningún sentido hacer dos cosas iguales en dos proyectos tan diferentes. Nervosa no deja de ser una banda de Trash aunque tenga influencias de Death Metal. No se trata de hacer lo mismo cuando la música tiene diferentes matices. Está claro que tendré que cantar las canciones antiguas y, aunque quiera darle un poco mi impronta, hay que tener en cuenta a los seguidores que tiene el grupo. La idea que buscamos es la de encontrar un término medio en las voces, no soy Fernanda y tampoco sería justo intentar copiar su registro. Nos parece adecuado que al hacerme cargo de las voces aparezcan por ahí mis señas de identidad. La idea es buscar ese término medio entre el registro de Diva Satanica y el Trash. Date cuenta de que estamos hablando de cosas muy distintas. Hay gente que piensa que el Metal Extremo se trata de dar cuatro gritos y ya está, pero no es así; hay una gran cantidad de gamas y colores. En el caso de Nervosa hay una gran distancia entre lo que sonaba entonces y lo que pueda sonar ahora.

-Esto que comentas es bastante interesante. Normalmente cuando un grupo conocido cambia al vocalista suele darse ese debate sobre buscar alguien que cante muy parecido o buscar en otras direcciones. Las dos cuestiones tienen su complejidad.

Fíjate en Kamelot, cuando cambiaron de vocalista buscaron un perfil similar y tuvieron suerte. Sin embargo por Nightwish pasaron varias vocalistas hasta encontrar a la sustituta adecuada para Tarja, que pudiera sacar adelante sus melodías y además aportar su propia personalidad. Suele ser algo muy difícil de conseguir.


-Estoy seguro de que lo vas a sacar con nota. Sigamos. Hay una considerable distancia geográfica entre las componentes, ¿de qué manera está prevista la organización para el tema logístico de reuniones, ensayos, grabaciones…?

Aunque parezca raro, tampoco es algo demasiado extraño. Te pones a pensar en otros grupos como Gojira o Aborted y resulta que tienen a sus músicos diseminados por todo el globo. Es algo que hoy en día te ves un poco forzado a hacer puesto que no siempre las personas idóneas para cada grupo están residiendo geográficamente cerca. Incluso con Bloodhunter nos ha pasado algo parecido con Marcelo, que vivía en Portugal. Es muy complicado, pero es un poco lo que hay hoy en día. Te acostumbras a ello. Se trata de acordar unas fechas y llevártelo todo ya trabajado de casa para aprovechar al máximo esos días juntos.
Con todos los medios que tenemos actualmente te puedes reunir y hasta grabar lo que te parezca oportuno si hablamos de  música. Con un ordenador y un interfaz te puedes grabar en tu casa y subirlo a cualquier plataforma, compartirlo, escucharlo en el momento. Te adaptas a lo que hay.

-Que en un grupo coincidan los músicos residiendo cerca es difícil. Christopher Johnson de Therion, cuando grabó la versión “Summer night city” de ABBA, comentaba que le parecía un milagro que hubiesen coincidido en el tiempo y espacio unos músicos con tanto talento capaces de hacer una música juntos y que viviesen cerca unos de otros.

Sin ninguna duda. Al final los grupos son casi como las relaciones de pareja y si eso no funciona luego el proyecto se resiente. Si en el grupo solo hay una relación cordial, pero no se da esa especie de confianza y complicidad parece como que al final todo es mucho más frío. Esa complicidad luego se nota en el escenario y hace sumar enteros al grupo.
Con la pandemia que nos está tocando vivir estamos aprendiendo a apreciar estos canales para estar en contacto aunque no nos podamos ver físicamente.

-Hay alguna novedad que nos puedas desvelar de los siguientes pasos a dar por Nervosa. El público seguro quiere escuchar algo de la nueva formación ¿Tenéis pensado publicar algo de música de adelanto?

Ahora entrar en un estudio es complicado. Nadie tiene del todo claro que esté sano a menos que te hayas hecho las pruebas médicas. Tienen que estar sanos todos los del grupo, se tienen que poder llevar a cabo las pertinentes medidas de seguridad. Todavía es complicado avanzar en este sentido. Nosotras tenemos nuestros planes y nuestras fechas al respecto del grupo, pero está todo en el aire por la actual situación. Piensa que en nuestro caso todas tenemos que viajar y eso ahora es algo complejo.
Lo que sí tenemos son algunas demos, temas grabados en casa. No es lo  mismo que grabar en un estudio profesional, pero te da una idea de cómo pueden sonar algunas canciones. Lo que pasa es que no tienen la calidad necesaria para ser publicadas. De todos modos, si se pudiera ir al estudio ya tendríamos temas trabajados.

-Ritchie Blackmore siempre dijo que le gustaba trabajar con músicos nuevos, que se emocionasen cada vez que visitaban una nueva ciudad. Ahora deberías  tener que estar entre aviones y carreteras. ¿De qué manera te sientes ante todo este nuevo concepto de viajes?

Lo veo fenomenal. Llevo estos años de mi vida trabajando para hacer esto realidad. Me encanta viajar, asistir a festivales y todo eso. De hecho me tengo dicho a mi misma que no quiero ir a determinados lugares hasta que no lo haga actuando en directo con mi banda. Es algo así como una promesa romántica y algo absurda, pero lo siento de esa manera. Está claro que no lo siente igual el músico que lleva media vida girando por el mundo que el que se embarca en una gira de estas características por vez primera. Es todo un proceso de descubrimiento. Cada país tiene sus peculiaridades a la hora de enfocar una actuación en directo, no es lo mismo tocar en Alemania que en Murcia; sin desmerecer a ninguno, por supuesto. Es todo un proceso de descubrimiento por el que estoy deseando pasar. No tiene nada que ver que te cuentan cómo es tal o cual público  a experimentarlo por ti misma.
También quiero ver hasta dónde puedo llegar para mantener el nivel necesario en los conciertos, el coste a nivel físico y mental para poder dar lo mejor de mí actuando día sí y día también durante una gira. De cualquier modo es un reto, llevo mucho tiempo preparándome para poder vivir esto y me siento muy afortunada de que se me ponga delante esta posibilidad. No tengo miedo, se trata más de una cuestión de respeto ante lo que me planteo como un reto y que me llena de ilusión.


-¿Consideras que esto supone un paso a nivel cualitativo en cuanto a tu propio proceso de madurez personal?

Creo que sí, sobre todo en ese nivel personal. La posibilidad de verte en esa situación que llevas tanto tiempo deseando puede conllevar el riesgo de hacerte perder el norte a nivel personal, sobre todo en este mundillo en el que a la gente le gusta irse de fiesta y todo eso. Tener la cabeza fría y decidir retirarte a descansar para poder dar el máximo al día siguiente en lugar de quedarte hasta tarde con la gente o forzando la voz puede ser difícil en determinados momentos. Supongo que se trata de ser coherente y sacar adelante tu compromiso con lo que tienes entre manos.

-Tocas el interesante tema de cómo puede cambiar la personalidad cuando avanzas en esto de la música. A veces el éxito modifica a la persona, a sus relaciones humanas y sociales; salvo en los casos en los que uno mismo tiene la personalidad bien asentada y los pies muy en el suelo. ¿Cómo te ves ante todo esto?

No soy muy mayor, pero me ha llevado mi tiempo ir conformando mi personalidad, mi manera de posicionarme y avanzar en el día a día; conocerme y aceptarme como soy, con mis virtudes y defectos. Creo que eso no va cambiar. La verdad es que no me veo dejándome llevar por un estilo de vida más desordenado; soy una persona bastante ordenada y si me organizo de una determinada manera suelo llevarlo todo a cabo según el plan previsto. Lo que sí me he planteado alguna que otra vez es la manera de relacionarme con la gente, fundamentalmente en el plano de las redes sociales. Me ha pasado que a veces hay gente que puede confundir la cercanía o la buena educación que puedas tener y lo malinterpretan. Eso te hace replegarte. Soy muy celosa de mi intimidad. Entiendo que no se trata de extremos, pero lo ideal es poder comunicarte con los fans sin llegar a situaciones que puedan resultar incómodas.

-Cierto. Cada uno muestra de su intimidad hasta donde le parece oportuno y entenderlo así es algo esencial en el respeto al otro. Supongo que habrá gente incapaz de distinguir al músico de la persona. Además las redes sociales permiten dar a conocer tu música, pero por otro lado sacan lo peor de determinada gente. Será difícil dar con el equilibrio.

Sin duda. Utilizo mucho las redes sociales, las uso para esa promoción de la que hablas. Lo malo es que muchas veces se convierten precisamente en un altavoz para esas personas que más calladas deberían estar. Y a veces, aunque intentes contestar educadamente, incluso se enfadan contigo. La verdad es que es un tema complejo.

-Debe de ser complicado convivir con la fama.

No me considero una persona famosa. Yo no vivo de esto. Tengo una vida completamente normal, voy a trabajar y de momento esto no es lo que me da de comer. Siempre me acuerdo de unas palabras que decía Leo Jiménez y es que una cosa es tener repercusión o fama y otra cosa es cómo repercute eso en tu vida personal. Si ese reconocimiento no se traduce en ninguna repercusión en el ámbito personal eso no se puede sostener.

-Aunque la mayoría de las veces los comentarios son favorables, también es muy español toparse con los que solo se alegran cuando te va mal. En Bloodhunter habéis tenido que lidiar con estas críticas injustificadas. ¿Has percibido algo de esto a raíz del anuncio de tu entrada en Nervosa? ¿Cómo llevas en general lidiar con esta situación?

Por un lado a Bloodhunter nos han dado mucha cera en ese aspecto, la mayoría de las veces sin conocernos de nada. Pienso que es algo típico de aquí, lo de las dos Españas: los que adoran algo y los que lo critican porque sí. No lo entiendo, si no te gusta algo no lo escuches y ya está. La gente que parece que va a hacer daño puede que con ello intente sacarse sus propias frustraciones. Si te digo la verdad no llegué a leer ningún comentario el día que se anunció mi entrada en Nervosa. No tengo ningún problema para aceptar las críticas, pero todo esto del hate mail no me interesa en absoluto. Mi obligación ahora es estar volcada y concentrada en mis nuevos retos para ver en qué cosas debo aprender, mejorar y esforzarme más. Siempre intentado trabajar y superarme. Sigo siendo la misma persona, con la diferencia de que ahora tendré que trabajar más puesto que tengo un proyecto distinto con unas exigencias diferentes.
Dicho esto tampoco pienso que todo este asunto haya afectado a Bloodhunter. Es cierto que ahora se han multiplicado las escuchas, nos ha entrado a conocer más gente y eso siempre es positivo.

                                                    Foto: Francisco Javier Herrera.

-Siempre hay que quedarse con lo positivo, extraer lo mejor de las distintas opiniones que te puedan llegar. Vamos a hablar ahora si te parece un poco de Bloodhunter. ¿Cómo definirías la pasada gira del grupo? ¿Con qué recuerdos te quedas?

La verdad es que te diría que con sentimientos encontrados. Hay que tener en cuenta que aquí sigue siendo muy difícil que un grupo de nuestro estilo sobresalga de forma que puedas llenar las salas en las que toques. Puede ser que toques en un festival como nos pasó a nosotros cuando actuamos en el pasado Rock The Coast en el mismo horario que un grupo tan reconocido como Wintersun y que aquello estuviera lleno para vernos a nosotros; pudiendo elegir la gente escogió vernos a nosotros. Eso es genial, porque permite mostrar al público lo que haces y también ves que se empieza a apoyar a los grupos nacionales.
Por otro lado cuando dimos nuestro último concierto en la sala We Rock de Madrid o en las actuaciones de Canarias o Sevilla, nos pareció increíble que con lo difícil que está todo hubiera más de cien personas para vernos. Yo misma voy –bueno, iba– a muchos conciertos y ves cómo está el patio en lo que a asistencia de público se refiere. Hay shows con mucho público y luego resulta que la mayoría son invitaciones. A nosotros nunca nos ha gustado tirar de esto, da la sensación de que al grupo que sea va a verle mucha gente, pero la realidad es que todas esas localidades no son entradas efectivas. Y aunque puede que enganches a alguien la realidad es que la persona que se compra la entrada es porque de verdad quiere ver al grupo en directo y de verdad desea estar ahí. Lamentablemente no tiene nada que ver el número de fans que parezca que tienes en las redes sociales con la realidad de gente que valora tu propuesta y decide invertir de su bolsillo para verte actuar en directo. Pero, bueno, supongo que esto es el día a día de las bandas underground que estamos empezando o llevamos cierto tiempo en esto.

-Hay cambios recientes en vuestra formación, la entrada en el grupo del batería Carlos Vivas ¿A qué se debe la marcha de Marcelo y por qué pensasteis en Carlos para el puesto?

La verdad es que ya no sé cuantos baterías llevamos, jaja. En el caso de Marcelo tenía a su vez otros proyectos, también es profesor de batería y supongo que llega un momento en el que no puedes seguir con todo si quieres entregarte al cien por cien, por lo que a veces tienes que elegir. Fue muy honesto con nosotros, nos comentó que, aunque había disfrutado mucho a nuestro lado, sentía que tenía que parar para poder dedicarse a sus otras cosas.
Lo de encontrar a un buen batería nos parece casi de lo más complicado para un grupo. Encontrar a alguien que pueda disponer del instrumento, tener los espacios para practicarlo, poder venir a ensayar, el compromiso, la disponibilidad, la capacidad de ser flexible para adaptarte a las formas de trabajo y encima vivir más o menos cerca como hemos comentado antes es casi como magia. Pensamos en alguien que al menos viviese en España y poder seguir trabajando. Entonces nos acordamos de Carlos, un gran músico que venía de trabajar con grupos como Phoenix Rising, Outreach y un  montón de proyectos más en los que ya ha estado involucrado. Nos ha parecido alguien joven, muy interesado, con ganas de trabajar y esas cosas eran las que buscábamos. Hay también gente muy buena, pero que luego le da prioridad a otras cosas y no puede comprometerse al cien por cien. El compromiso en el grupo nos parece esencial.

-Acabáis de anunciar la re edición de “Bloodhunter” con el añadido de seis temas en directo de Madrid de Marzo del pasado año. ¿Qué motivos os han llevado a volver a publicar el disco seis años después?

El primer disco lleva un par de años agotado, cada vez que íbamos a tocar a algún sitio nos preguntaban por él y no se lo podíamos ofrecer a la gente. Es una pena que cuando empiezan a ir funcionando las cosas no dispongas de ejemplares de uno de tus discos. Entonces pensamos en la posibilidad de lanzar otra tirada, aunque no veíamos el interés que podía tener volver a sacar lo mismo cinco o seis años después. Nos lo planteamos como una reedición con añadidos. Decidimos cambiar el art work, del que se ha encargado Gustavo Sazes, y hemos incluido como añadido algunas canciones del pasado directo de Madrid. No hemos querido añadir todo el concierto porque quizás se convertía en algo de demasiado minutaje. Igual no todo el mundo está interesado en escuchar el concierto entero y sobre todo se puede perder el motivo principal que era la reedición del primer disco.
Lo de lanzarlo antes en digital se debe a la actual situación mundial en la que nos encontramos. El día 3 de Julio debíamos haber actuado en el Resurrection Fest y de este modo podemos tener un detalle con nuestros seguidores: el primer disco otra vez y además una parte del directo para que puedan disfrutar.


-No aparece publicada la versión de “I want out” con Leo. ¿No la considerasteis como otro añadido o reclamo para esta reedición?

Lo cierto es que cuando hemos hecho versiones nunca las hemos incluido en los discos. Cuando sacamos “The End Of Faith” tampoco metimos la versión que hicimos de “Bury me an angel” para el recopilatorio “Hardcore Hits Cancer” y lo teníamos también grabado. Se trata de planteamientos distintos.
En el caso de “I want out” queríamos que tuviese su propia repercusión y espacio porque se lo merecía; también gracias a la gran colaboración con Leo Jiménez, al que admiramos mucho. Puedes encontrar todas nuestras versiones en plataformas como Spotify, pero no las hemos incluido en nuestros discos.

-Seguimos hablando de versiones. Vuestra más reciente actualidad es la versión de Cradle Of Filth “Gilded cunt”. ¿Es una especie de presentación en sociedad de Carlos?

Primero habíamos pensado en una presentación tradicional de Carlos con una foto de grupo, pero no pudo ser por la pandemia. Se nos ocurrió hacer algo juntos desde casa, grabar algo de música y así también se estrenaba Carlos con nosotros. Todos somos muy fans de Cradle Of Filth y siempre que hemos escuchado esta canción se te mete en la cabeza de inmediato, enseguida invita a moverte. En lo que a mí respecta está la dificultad de cantarla. Pienso que Dani Filth es uno de los vocalistas más infravalorados, domina todos los registros dentro del Metal Extremo, tiene unas letras que son pura poesía y además con una pronunciación exquisita. A la hora de cantarlo es muy difícil. Nos parecía la elección idónea para seguir mostrando nuestra evolución y crecimiento.

                                                       Bloodhunter: "Gilded cunt".

-¿En qué estado se encuentra el nuevo disco de Bloodhunter?

El álbum está escrito por completo, la parte de composición y artística digamos que está completada. Lo que no hemos podido hacer debido a las actuales circunstancias es entrar al estudio. Y no sabemos en qué momento podremos hacerlo, en cuanto se pueda nos meteremos a grabarlo. Está todo, la demos, el productor, el proceso del art work también está iniciado, ideas de vídeo clips… todo, pero hasta que no podamos ponernos manos a la obra habrá que esperar.

-¿Nos puedes adelantar algo del concepto y de la línea musical que puede llevar el nuevo disco? ¿Sigue en la onda de “The End Of Faith” o buscáis algún tipo de evolución en cuanto a sonido?

Como te decía antes siempre tenemos el deseo de dar una vuelta de tuerca más a nuestro sonido. Con la entrada de Guillermo como segundo guitarra también sumamos, es profesor de guitarra y nos está facilitando con todos esos aspectos técnicos que tal vez en otros momentos no hemos tenido tan en consideración. La posibilidad de poder incluir en alguna estrofa algún pasaje de Bulería o cosas así, por citar un ejemplo, cobra un nuevo sentido. Hemos investigado mucho en el aspecto de introducir matices nuevos. La línea sigue siendo la de seguir creciendo. No nos cerramos a ningún estilo musical y estoy segura de que todo el que escuche nuestra nueva obra y se pare a analizar un poquito las estructuras verá cosas que le van a llamar la atención.

-¿Y al respecto de las letras del nuevo disco? ¿Están también terminadas o seguís dándole vueltas?

Sí. En este aspecto siempre procuro dejarlo un poco abierto el resultado final para que cada uno le dé su propio sentido. Aunque es verdad que hay alguna letra con un contenido como más explícito y claro. Me gusta mucho la filosofía y el ocultismo. Me he centrado en escribir sobre algún mito en concreto, pero eso no quiero desvelarlo todavía porque creo que le va a resultar muy chulo a la gente que nos escuche. Cuando lo presentemos y la gente lo escuche verá los distintos momentos y etapas. Lo cierto es que gran parte del disco sigue una línea más clara, aunque siguen apareciendo temas a nivel de letras que dejan una interpretación más libre.

-¿En qué te sueles inspirar para escribir? ¿Te atrae alguna temática determinada?

En ocasiones  nos hemos visto inspirado por películas, de ahí hemos sacado a veces ideas muy interesantes para letras o incluso para el concepto de algún vídeo clip. Una de las pelis que más nos ha marcado ha sido “La Semilla Del Diablo”, de hecho usábamos su intro para iniciar los conciertos de la gira de “The End Of Faith”. En este último año ha habido referencias de todo un poco, la trilogía de “Suspiria” por ejemplo me ha llamado la atención; no es tanto la estética del propio film sino el mensaje que te deja, que te hace pensar y darle vueltas a las cosas. El cine más antiguo, años 70, 80 e incluso cine Clásico también nos ha servido de inspiración.
También nos pasa con la lectura. Ahora lo tengo abandonado, pero empecé a doctorarme hace unos siete años. Tuve que cambiar de universidad y empezar todo de nuevo. Ese cambio y nueva manera de enfocar la vida me ha influido mucho a la hora de escribir. Todas las cosas en las que estaba trabajando en relación al género o a la identidad de la mujer también me han dado mucho para pensar. Al final eres una persona con muchas circunstancias y todo redunda sobre uno mismo y te hace ir avanzando. Al final  acaba saliendo de un modo u otro y se puede ver reflejado en las letras de las canciones.


-¿Cómo percibes que puede quedar la situación en nuestro país después de la pandemia? ¿Y en el terreno del negocio musical del Hard Rock?

Cuando empezó todo esto la idea que nos ofrecieron era la de estar un par de semanas o un mes confinados y ya está. Mira que trabajo en el ámbito sanitario, pero muy al principio también pensé que se trataba de algo así como un mes de paréntesis y luego volver a la vida normal. Cuando ves que va pasando el tiempo y las cosas se complican todo el asunto cambia de perspectiva. En todos los ámbitos se van programando cuestiones que días después se deben de aplazar. Hay mucha incertidumbre en estos momentos.
Al inicio pensé que era el momento de las bandas pequeñas, tocar en salas para cincuenta o cien personas, siendo los grupos grandes los que deberían replantearse su funcionamiento. Lo que ocurre es que ahora mismo pienso que incluso esto es inviable. Por desgracia no creo que se vayan a poder llevar a cabo muchos conciertos. No acabo de ver lo de un show con cuarenta personas sentadas y ya está. Creo que ahora puede ser más realista y productivo trabajar desde casa a nivel audiovisual, buscando nuevas posibilidades que ofrezca el mundo virtual. Los grupos deben buscarse nuevas formas de sobrevivir porque hoy por hoy no es viable tocar en directo.

-Es verdad que ahora hay mucha incertidumbre. Hace poco os habéis adherido a una iniciativa de actuaciones por streaming llamada Vuvucela. ¿Qué nos puedes contar sobre esto?

Esta iniciativa acaba de salir hace nada y comienza a primeros de Julio con un concierto de Celtian. Hay que replantearse una nueva forma de vivir la música. No parece que este año ni puede que el que viene se pueda volver a la normalidad total. El streaming no es la misma sensación que un concierto de los que estamos acostumbrados, pero me parece una iniciativa muy interesante. Al menos eso te puede permitir tener una sensación de actualidad para los grupos. Ahora es la única manera que tenemos de acercarnos a lo más actual para las bandas.
Hay que ser realistas, este año va a ser un año muy duro para los grupos. No parece que se vayan a poder realizar actuaciones en directo. Veremos a ver cómo se plantea el próximo año en este sentido.

-Hasta hace poco también compaginabas tus labores vocales con Outreach, pero te desvinculaste. ¿A qué se debió esto?

Se debió a un  problema de tiempo y disponibilidad. El pasado año fue muy bueno para mí en muchos sentidos, pero a veces te falta tiempo para dedicárselo a todo como se merece. Cuando sacas un disco tienes que presentarlo en directo y lo que me pasaba es que había muchos fines de semana que no podía tocar con Outreach porque mi prioridad desde el primer momento era Bloodhunter. Teníamos hablado desde un primer momento que tanto Bloodhunter como cualquier otra colaboración importante como las de Mago de Oz o Kamelot que me surgiesen no iban a interferir. Eso lo entendieron y respetaron desde el primer momento. No me sentía bien y me parecía injusto que por mí no pudiesen hacer alguna de las actuaciones para presentar el disco. Ellos fueron muy comprensivos e incluso me dijeron de cambiar fechas, pero hay que aprovechar el momento en el que sale un disco para promocionarlo y sentía que la situación era injusta para dicha promoción. Me costó mucho decidirme, no creas. Fue un proyecto en el que empecé por hacer algo diferente, por aprender cosas de otros géneros musicales. Y a nivel personal les quiero muchísimo y lo pasé muy bien con ellos. Siempre sabes que al final, aunque te sigas viendo, es una pérdida. Lo que pasa es que no me daba la vida para más y no quería ser un freno para ellos.

-Ahora me gustaría hablar un poco de tus últimas colaboraciones musicales. Grabaste en “Legado De Una Tragedia” una de las canciones que más me han impresionado últimamente: “Baphomet”. ¿Qué nos puedes contar de esta colaboración?

A Joaquín no le conocía personalmente, pero su grupo Iguana Tango me gusta desde la adolescencia. Y cuando me esteré de que además iba a hacer la primera parte de su Ópera Rock ya me pareció perfecto. Juntar a grandes músicos, contar una historia y que te transporte a otro universo diferente. Yo pensaba que nunca podría tener sitio allí puesto que no había ninguna voz en gutural en los distintos volúmenes que ha ido sacando. Hasta que una tarde, leyendo por las redes sociales, vi que me etiquetaban en una conversación dentro de “Legado De Una Tragedia”. Una persona pedía que saliese yo cantando en el siguiente volumen. El propio Joaquín contestó diciendo que lo estaba pensando y que me contactaría, jaja. Y a los pocos días me llamó y lo acordamos; no me tenía que convencer porque estaba encantada de poder formar parte. Si el hecho de participar ya me hacía ilusión, imagínate ser la primera en meter mi tipo de registro en la obra. No es sencillo a priori meter guturales porque sí. Lo bueno es que tenía la inquietud ya que el propio personaje le sugería buscar algo distinto en la voz.
Estoy encantada de haber podido colaborar con él. Joaquín Padilla es un gran artista y una persona increíble, de calidad suprema. También pensamos en cantar con Sara Benito, vocalista de Hiranya, y salió una colaboración a dos voces muy buena. La mezcla me parece que quedó muy chula. Joaquín entiende cada canción como una obra en sí misma detrás de la que hay toda una historia y una forma concreta de interpretarla. Aprendí mucho con él.

                                                        Diva Satanica y Joaquín Padilla.

-Participaste en el disco de Leo “La Era De La Individualidad” con la canción “Ballena negra”. ¿Qué nos puedes contar de esta colaboración?

Bloodhunter y Leo tenemos muy buena relación desde tiempo antes de “I want out”. Coincidió en el tiempo también con la colaboración de “Legado de Una Tragedia” y lo de Mago de Oz. La verdad es que este último año ha sido muy intenso para mí. Piensa que llevo siguiendo a Leo Jiménez desde su etapa en Saratoga; de hecho fue para ver a Saratoga la primera vez que casi me escapé a otra ciudad siendo todavía menor de edad y lo hice para poder asistir a su concierto. La trayectoria musical de Leo me gusta mucho y era como un sueño poder colaborar con él. Participar en su disco fue como algo natural después de haber colaborado poco antes. El tema “Ballena negra” versa sobre el desastre del Prestige y sobre una persona que vivía en una playa de Galicia y que se murió de pena al ver todo ese desastre ecológico.

-Has registrado tu voz en el último de Mago de Oz: “Ira Dei”. ¿De qué manera surgió la posibilidad de colaborar con Mago?

Una de las mejores virtudes de Txus es que es muy abierto de mente y siempre está a la expectativa, con la sensación de que puede haber algo nuevo que probar y que se le esté escapando. Empezamos a hablar hace años, creo recordar que empezamos al día siguiente de mi asistencia al Festival Atalaya de Pozal de Gallinas. Llegué a casa de madrugada y por la mañana tenía un mensaje de la redacción de Mariskalrock comentándome que Txus había pedido mi contacto porque quería ofrecerme algo. No me lo podía creer, contesté que sí a todo. Al día siguiente me llamó y me dijo que me había conocido tanto a mí como a Bloodhunter a raíz de mi participación en el programa La Voz, había visto todo el revuelo que se había montado. Me dijo que estaba madurando la idea de hacer una trilogía para Mago de Oz bajo una historia de un ser que había venido a la Tierra, usando muchos paralelismos con la figura de Jesús. Iba a trabajar la dicotomía entre el Bien y el Mal, confrontaciones entre Dios y el Diablo y que necesitaba diferentes registros vocales. Me lancé de cabeza. No me pensé la posibilidad de poder aportar a un grupo conocidísimo como lo es Mago.

-También has actuado con ellos en varios shows en vivo en los que te has dado a conocer al gran público que mueve el grupo. ¿Cómo han resultado estas actuaciones?

La primera fecha fue en el Ifema. Pasado apenas un año empezó todo esto de la pandemia y no podía dar crédito a cómo era posible que hubiese vivido estas dos experiencias tan distintas en tan corto espacio de tiempo. Con ellos he actuado ante cuatro o cinco mil personas y, aunque con Bloodhunter he tocado en varios festivales, la sensación de todo ese volumen de público que se desplaza exclusivamente para ver a Mago es muy diferente. Todo el mundo se sabe las canciones y en cuanto sales, aunque no te conozcan, enseguida te aplauden y te prestan toda su atención. Con ellos también he aprendido cómo moverte en el escenario con otras diez personas más, como cantar con otras voces a la vez, o como variar registros; creo que con ellos ha sido la primera vez que en directo he tenido que cantar melódico, gutural y fry scream; todo a la vez.

-Hay una fecha anunciada en México con tu presencia. ¿Qué nos puedes decir sobre esto?

No te puedo decir mucho más. Incluso hasta ellos mismos están como todos sin tener nada claro. Hay que ir día a día y ver cómo van viniendo las normas. En principio ahora mismo se puede viajar, pero no sabemos lo que pasará en Octubre. Lamentablemente tengo la triste sensación de que este año se va a poder hacer muy poco en materia de conciertos en directo. Incluso ahora mismo hay otros países que están empezando a pasar por una fase más compleja de la pandemia. Habrá que esperar.

-Pero es el caso de hacerse, ¿harías la gira?

No. En un principio el acuerdo es el de hacer solo la fecha de México DF. Cuando se anunció todo esto la gente empezó a preguntar si iba a realizar la gira de Sudamérica. Txus, que es muy generoso, me ofreció la posibilidad de hacerla. Lo cierto es que esos shows no versaban sobre su disco “Ira Dei”. La actuación de La Riviera sí que era una presentación íntegra de este nuevo cd. Hay que pensar que no soy miembro de Mago de Oz, por lo que actuar con ellos tiene más sentido si tocan “Ira Dei”.

                                                          Foto: Mikel Masa.

-Recientemente Bárbara Black ha publicado su nuevo disco. En un principio se anunció tu colaboración en el mismo, pero finalmente no fue así. ¿A qué se debió esto?

Igual cuando se empezó a anunciar el crowdfunding lo habíamos tratado en alguna conversación. A Bárbara la conocí hace un par de años, como artista me parece buenísima y como persona todavía incluso más. Hemos tenido la posibilidad de conocernos mejor, he actuado en directo con ella e incluso hemos realizado también alguna master class juntas. Lo que pasa es que como siempre se me juntó todo a la vez y me resultó imposible encontrar el hueco para grabar. Bárbara lo entendió y al final creo que la voz gutural corrió a cargo de Diego, vocalista de Rayz.

-Durante este tiempo de pandemia has colaborado en “Venceremos”, junto a un gran elenco de artistas del Hard de aquí, aunque el estilo de la canción no entra en la línea de Bloodhunter. ¿A qué se debió tu participación y qué opinas de tantos temas que están surgiendo en esta etapa de confinamiento?

Hablé con Ix Valieri, que fue una de las personas que empezó a darle forma a la idea. A Ix le conocí porque nos grabó el vídeo “All these souls shall serve forever” de Bloodhunter. Nos llevamos fenomenal, es muy creativo y divertido. De hecho nos ayudó a volver a hacer la máscara que aparece en dicho vídeo, se perdió y la tuvimos que volver a hacer para el show que dimos en Madrid.
Ix me contactó para hacer este tema benéfico para recaudar fondos de cara a una posible vacuna. Me pareció bien la idea y colaboré. Ya estaba todo hecho, solo había que cantar una estrofa desde mi casa. Participan un elenco de músicos que tira para atrás, lo mejor de lo mejor.

-Acabas de anunciar que vas a colaborar en Sorrow Music (Agencia de Servicios y Desarrollo Musical para bandas). ¿En qué consiste este proyecto y tu colaboración?

Es una agencia de servicios musicales para bandas. Comprende cualquier tipo de servicio que pueda necesitar un grupo a la hora de empezar o si ya llevas un tiempo y te surgen dudas sobre la manera de enfocar cualquier cuestión relacionada con el entramado musical. Cosas a priori tan útiles como saber la manera de subir un disco a las diferentes plataformas musicales, cómo desarrollar una página web, cómo manejar las redes sociales o el modo de promocionarte en los distintos programas especializados. Parecen cosas obvias pero no todo el mundo está familiarizado con estas cuestiones.
En la agencia coincidimos Mireia Fontarrosa, vocalista de Knights Of Blood, y nuestro mánager Jesús Cámara. Todos estamos dentro del ámbito de Duque Producciones y muchas veces hemos hablado de la necesidad de abordar estos temas. Por ahora no hemos parado, ya hemos anunciado a un par de grupos y seguimos trabajando a pesar de la pandemia. Pienso que la respuesta está siendo buena. Ahora más que nunca hay que reinventarse y parece que en este ámbito hay una cierta demanda.


-Has participado en otros eventos como en la presentación del Calendario Educativo “Tiempo De Mujeres, Mujeres En El Tiempo: Mujeres En La Música 2020”. ¿Crees que se ha avanzado y sigue necesario reivindicar el papel de la mujer en la Música tanto en otras épocas como en la actualidad?

Esto surgió a través de un sindicato de educación en el que trabajaba una persona relacionada con José Izquierdo de Ángelus Apátrida. Hablando de su presentación Jose sugirió enfocarlo también desde el ámbito del Metal Extremo y se acordaron de mí para colaborar. Me lo ofrecieron y me pareció una iniciativa muy chula. Primero que se pueda realizar un calendario ya es meritorio y que además se pueda presentar en los colegios de cara a los chavales y a sus familias me parece muy educativo. Poner de relieve el papel de la mujer en un evento con conciertos, exposiciones sobre la manera de poder dirigir una orquesta o conducir una escuela de música es algo muy positivo. Es una manera de poner de relieve la posibilidad de poder hacerlo por parte de cualquier persona que se lo proponga, sea hombre o mujer.
Hoy en día hay muchos ejemplos de mujeres al frente de proyectos musicales, pero es muy necesario que se dé oportunidad a que distintos géneros convivan, a que se den posibilidades a la gente que está acabando sus estudios básicos. Además en el evento tenías desde a niños de tres años hasta nuestros mayores, todos prestando mucha atención a lo que allí se presentaba.

-Ahora mismo la rabiosa actualidad pasa por Nervosa e imagino que tendrás que dedicarle bastante de tu tiempo hasta que empiece a rodar la nueva formación ¿cómo tienes pensado hacer y compaginar tu estancia en ambos proyectos?

Quiero pensar que lo voy a poder llevar a cabo. Antes de nada de lo de Nervosa lo comenté con Bloodhunter y a todos les pareció una oportunidad que no se podía desaprovechar. Es cierto que con Nervosa voy a necesitar mucho tiempo, sobre todo cuando estás de gira. También es verdad que Bloodhunter siempre nos hemos caracterizado por no dar conciertos porque sí, sino seleccionar muy bien las actuaciones a realizar. A veces es importante priorizar determinados conciertos a los que sabes que va a asistir mucha gente y la exposición va a ser mayor. Pienso que desde esa perspectiva lo vamos a poder encajar.
Por otro lado esta oportunidad que me ha llegado nos va a obligar a dar prioridad a otros tiempos, pero vamos a intentar por todos los medios cuadrar los calendarios según vayan viniendo.

                                                              Foto: Antonio Sicre.

-Vivir de la música suele ser el sueño de cualquier artista que se quiere dedicar a esto profesionalmente, ¿lo ves ahora más cercano o ya lo puedes hacer?

Si no estuviéramos viviendo esta situación te diría que sí. Lo que pasa es que como con la pandemia nos va a cambiar todo el paradigma de realidad que teníamos hasta ahora, no te puedo asegurar nada. Hasta ahora Nervosa era un grupo que vivía de la música, habían tenido un impacto lo suficientemente fuerte como para poder volcarse en ello. Tienen mucho público, apoyo de una compañía internacional grande, giras durante gran tiempo del año… hasta ahora era de esos grupos que pueden vivir de ellos mismos; ahora todo es una incógnita.
También te digo que cuando he entrado en Nervosa lo he hecho hasta las últimas consecuencias, teniendo claro que la disponibilidad tiene que ser la adecuada a este nivel. Igual llega el momento en el que no me queden vacaciones ni excedencias en el trabajo y tenga un tour de dos meses con el grupo; ahí habrá que elegir, pero no tengo miedo a tomar decisiones cuando sea necesario.
Tengo claro que si ahora no cojo este tren cuando tenga cincuenta años no lo voy a hacer. El motor principal ha sido aprovechar la oportunidad cuando ha llegado, porque puede que no se volviese a repetir.

-Estoy de acuerdo contigo. Si el tren pasa por tu puerta debes cogerlo. También hay gente muy sabia que dice que de lo único que se arrepiente en la vida es de lo que no ha hecho.

Esa es una de las máximas de mi vida. Prefiero equivocarme mil veces, pero no quiero para nada quedarme con la duda de lo que habría pasado si hubiera seguido la oportunidad que fuese en lugar de haberla dejado pasar. He tomado muchas veces decisiones en la vida que puede que no hayan sido las más adecuadas, pero no soportaría quedarme con duda de algo por no haberlo hecho al final.

-Vamos, que te veo muy decidida a lo que sea. Lo peor en la vida es la indecisión.

Exacto. Hay que ser decidida; siendo coherente y con respeto ante la vida, pero sin miedo.

-Ahora te quiero preguntar por estos meses metidos en nuestras casas. Cuéntanos cómo pasaste tú lo de estar confinada. ¿Cómo ha organizado Rocío su día a día?

Al principio creía que iban a ser un par de semanas y ya está. Cuando vimos que la cosa iba para largo mi primera sensación fue la de ponerme a hacer algo con mi tiempo. Tengo mucha suerte porque vivo en el campo al aire libre y he podido salir a pasear cuando nos han dejado, también he tenido que seguir yendo a trabajar y por todo esto no he perdido la sensación de rutina. Por otro lado me gusta mucho ir a conciertos y no es posible; me gusta el cine y no se puede, me quería tomar un café y en esos momentos tampoco… al final, si te paras a pensar en todo lo que no se podía hacer, te venías un poco abajo. Decidí aprovechar mi tiempo para hacer todas esas cosas que dejas pendiente en tu día a día. Las primeras semanas hacía todos los retos que me ponían en las redes. Mi gimnasio empezó a ofrecer sesiones en directo tres veces por semana y yo los hacía cinco veces. En fin, he aprovechado mi tiempo para ver películas, series, terminar de escribir letras; todas esas cosas que dejas aparcadas o pendientes en tu rutina diaria y en las que ahora te podías volcar, todo eso que antes tenía en cola. Incluso me he llegado a sobrecargar, cosa que me pasa casi siempre puesto que casi nunca sé decir basta, jaja. También te digo que tampoco me arrepiento, porque de lo contrario, si no hubiera aprovechado el tiempo, me habría sentido mal.

-Muchas gracias por tu tiempo, Rocío. Ha sido un absoluto placer charlar contigo y escuchar tus opiniones e impresiones. Si hay alguna última cosa que le quieras decir a los lectores de HUSH-Púrpura Chess.

Daros las gracias por darme la posibilidad de contactar con vosotros. Me gusta mucho la propuesta de vuestra página, tanto en el estilo como en el contenido. Mucho ánimo para todos, que podamos llevar esto de la mejor manera posible y si es con música, pues mucho mejor; sea en la plataforma que sea. Como decían en la película “Casi Famosos”: cuando todo te falla te vas a tu estantería, te pones tu disco favorito y ahí te pierdes hasta que te vuelves a encontrar.