Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 19 de enero de 2017

Júpiter: “Radio Rock n’ Roll”. Reedición 2016.


La compañía Leyenda Records acaba de reeditar el disco del grupo madrileño Júpiter titulado “Radio Rock n’ Roll”. Este álbum salió a la venta en el año 1988 constituyendo la segunda y, lamentablemente, última obra del grupo. Afortunadamente se vuelve a recuperar en estos días, casi veinte años después, gracias al trabajo y tesón de esta compañía de discos interesada en las grabaciones, discos y proyectos de los grupos de Rock españoles de esos años. Una labor digna de elogio y de reconocimiento en estos años de tantos avatares y dificultades dentro del Rock duro hispano.


Este grupo se formó a mediados de los años ochenta, esa querida y añorada época en la que el Hard Rock y el Heavy tenían un amplio seguimiento entre la juventud española –no así entre los medios de comunicación, con los que hemos ido de mal en peor hasta nuestros días–. La banda se montó a partir del interesante grupo Goliath, que publicó en el año 1985 su único y recomendable disco homónimo. Las cosas no resultaron y tanto el teclista José Barta como el tristemente fallecido guitarrista Javier Ponce reclutaron al cantante Narciso Tenorio, al bajista José Rubio y al batería Juan Jesús García. El resultado final fue un nuevo grupo con el nombre de Júpiter. En 1987 publicaron su primer disco con la compañía de discos Twins, titulado “Júpiter”, bajo una propuesta musical cercana al Hard Rock melódico pero con garra que tanto se llevaba en aquellos años de la mano de grupos como Bon Jovi, Journey, Asia, Europe o los Whitesnake del álbum “1987” entre otros; grandes años y gran música.


Auspiciados por el también fallecido locutor de radio y productor Mariano García, un personaje tan popular como controvertido en aquellos años dentro del panorama del Hard Rock hispano, dieron el salto de gigante y ficharon por la multinacional Polygram para la publicación de su segundo disco. Conviene ponerse en la perspectiva de la época: antes se vendían discos y conseguir que un grupo de Rock duro pasase a entrar en nómina de toda una multinacional era algo que estaba al alcance de un escaso y selecto puñado de afortunados. No podemos olvidarnos del paso que estuvo a punto de dar Barón Rojo con la oferta de la multinacional EMI que desestimó Zafiro, su compañía de entonces, y que, en palabras del propio SherpaJosé Luis Campuzano, bajista original del grupo–, supuso un serio revés para las aspiraciones internacionales del grupo.

                                                       Júpiter con John Eden.

El grupo se marchó Reino Unido para grabar lo que sería su segundo disco, concretamente a los estudios Brook House de la localidad de Drinkstone –obviemos coñas fáciles–, cerca de Londres. Bajo los controles del productor John Eden, que había grabado para artistas como Graham Bonnet, Nazareth, Grand Prix o Status Quo; vamos, primera división. El resultado de esas sesiones fue el estupendo disco “Radio Rock n’ Roll”, uno de los discos de Hard Rock grabados en este país que más aprecio tengo y de los que más me gustan. Un trabajo redondo lleno de grandes composiciones y con un sonido que poco tenía que ver con la mayoría de productos nacionales que se publicaban en aquellos años.
Júpiter parecía tenerlo todo para triunfar, pero no pudo ser. Pese a haber grabado un producto de categoría y calidad, tanto en composición como en interpretación y sonido, no consiguieron dar ese salto cualitativo y el grupo acabó disolviéndose. Como el propio Narciso nos contó en su día, la compañía que les llevó a grabar a Reino Unido en esos años en los que era muy difícil y costoso registrar un producto musical con un acabado sonoro de categoría no supo después promocionar de manera adecuada ese producto en el que invirtió. Tampoco debió ayudar presentar un estilo musical que nunca ha sido mayoritario en España dentro del Rock. Aquí, y sobre todo en esos años, triunfaba el mal llamado Rock Urbano y la canción protesta frente a las injusticias sociales de un país que prácticamente se estaba estrenando en esto de la democracia. Poco podían hacer los textos desenfadados y festivos, las melodías cuidadas y todo ese background AOR frente al Heavy Metal que representaba a una juventud que buscaba su identidad a golpe de guitarra eléctrica. Júpiter quedó condenado al ostracismo y como grupo de culto para todos aquellos que se han interesado posteriormente por la música de la banda.


La sorpresa nos llega al enterarnos de que la compañía Leyenda Records ha decidido reeditar este segundo disco. Para ello han recuperado y trabajado sobre las cintas originales, consiguiendo recuperar una de las canciones que se registró durante las sesiones de grabación en los Brook House Studios pero que nunca llegó a publicarse por problemas técnicos. El tema en cuestión es la balada “Vuelve”, una delicia para todos los que habíamos oído hablar antes de ella pero no podíamos escucharla. Gracias a la restauración realizada por José M. Navia y Ángel Muñoz podemos disfrutar de nuevo de estas canciones con un adecuado lavado de cara. Se ha respetado el orden de las grabaciones de John Eden y que se cambió para la edición final del disco original en 1988 por problemas de ajuste al no poder incluir el tema “Vuelve” antes mencionado. El oyente puede disfrutar de canciones directas y que se meten en tus entrañas desde el primer momento como “Voy a por ti”, “Insocial”, “Amante del Rock” o la propia “Radio rock n’ Roll”; grandes composiciones en las que la potencia y la melodía se encuentran perfectamente compenetradas. El grupo raya a gran nivel y Narciso demuestra con su voz en cada surco que es uno de los mejores cantantes que hay en España, en los créditos del disco aparece el gracioso agradecimiento a la cerveza inglesa que le obligaba a beber John Eden para que su voz resbalase y alcanzase los matices que buscaba el propio productor. También encontramos temas con una base de Rock cincuentas clásico como “Rock n’ Roll” o el trallazo absoluto de “Chica de fuego” con esos coros y guitarra solista que te quitan el hipo.

                                                           Júpiter: "Chica de fuego".

Además del tema lento inédito, el cd cuenta con el añadido de la maqueta de cuatro temas que el grupo grabó en los estudios Kirios de Madrid para presentarle a John Eden. Por lo visto el productor quiso escuchar antes al grupo y ver si su propuesta musical le resultaba lo suficientemente interesante para producirlos. Como curiosidad podemos comentar que los cuatro cortes llevan un tempo algo más lento, lo que le otorga otra perspectiva a las composiciones, especialmente al tema “Radio Rock n’ Roll”.

                                                  Narciso Tenorio y Javier Ponce.

Se nota que esta reedición está realizada con mucho cuidado y respeto a l grupo. Es de agradecer el acabado del libreto interior en el que cuentan con las opiniones de Carlos León y Guillermo Pascual, batería y bajista respectivos del grupo por aquel entonces. Ya lo único que falta es que decidan de una vez por todas reunirse y tocar, aunque sea para un único concierto. En estos años hemos asistido a la reunión de varios grupos de aquellos años y un festival como el Leyendas Del Rock sería un marco perfecto para un evento de estas características. Sería el mejor homenaje que le podrían hacer a su guitarrista y fundador Javier Ponce Garres, fallecido en Mayo de 2003. Recordamos su memoria mientras escuchamos el tema del disco que hemos dejado para el final del artículo: “Pagarás mi amor”, una genialidad de canción en crescendo que cabalga sobre una melodía y una instrumentación llena de intensidad y pasión. Una de las mejores piezas que he escuchado por aquí a lo largo de todos estos años.

                                                             Javier Ponce. DEP.



                                                        Júpiter: "Pagarás mi amor".



martes, 10 de enero de 2017

“Michael Schenker Fest Tokyo”. Schenker publica nuevo disco en directo desde Japón.


El rubio guitarrista alemán acaba de anunciar la publicación de un nuevo cd y dvd en directo para el próximo mes de Marzo. La obra lleva como título “Michael Schenker Fest Tokyo” y recoge la actuación que se realizó el pasado veinticuatro de Agosto de 2016 en el imponente marco del Tokyo International Forum de la capital nipona ante cinco mil afortunados fans. Acaban de colgar en la red un teaser adelanto de este nuevo trabajo.

                                                "Michael Schenker Fest Tokyo". Trailer oficial.

Este concierto resulta especial por varios motivos, no representa un show al uso de la gira de presentación del último disco de Michael con Doogie White como vocalista –que, por cierto, no sabemos si seguirá con Schenker puesto que no figura en la gira anunciada para este año y además se encuentra inmerso en una interesantísima gira en solitario tocando material de su disco solista, Rainbow, Cornestone, Malmsteen, Tank, La Paz y otros tantos proyectos a los que ha ido donando su gran voz– y acompañado por la antigua base rítmica de Scorpions. Se trata de un concierto especial que cuenta con la participación de Ted McKenna a la batería, Chris Glen al bajo –de esa primera etapa dorada de MSG, incluso el segundo participó en el inmortal “One Night At Budokan” que Michael Schenker Group publicó en 1982–, Steve Mann a la guitarra/teclados de la también imprescindible aunque menos aclamada época de la McAuley Schenker Group– y la presencia de los tres cantantes clásicos del grupo de Schenker: Gary Barden, Graham Bonnet y Robin McAuley. Toma ya.

        Steve Mann, Chris Glen, Gary Barden, Michael Schenker, Graham Bonnet, Robin McAuley y Ted McKenna.

Michael Schenker es uno de esos músicos míticos que ha creado escuela y sentado las bases para todos los guitarristas de Hard Rock, eso es algo que no se discute. En este 2017 se cumplen veinticinco años de la publicación del mítico doble en directo “One Night At Budokan”, uno de esos pocos discos que se deberían enseñar en las escuelas y piedra de toque definitiva de lo que puede llegar a representar la esencia de la música y la calidad interpretativa de Michael; temas como “Sleeping dogs lie” y su final de órdago, “But I want more”, “Lost horizonts” o cualquier otro corte que escojamos nos transmiten inmediatamente ese sentimiento mágico que esconde entre sus surcos.

                                    MSG: "But I want more". Del directo "One Nigth At Budokan".

El propio Schenker hace referencia a este disco para promocionar su nuevo lanzamiento conmemorativo registrado en tierras niponas. La presencia de todos estos antiguos miembros de su grupo para la grabación  hace de este directo una delicatesen especialmente apetitosa. Y si echamos un ojo al repertorio ya se nos hace la boca agua del todo:

   -Into the arena.
   -Attack of the mad axeman  (Gary Barden).
   -Victim of illusion (Gary Barden).
   -Cry for the nations (Gary Barden).
   -Let sleeping dogs lie (Gary Barden).
   -Armed and ready (Gary Barden).
   -Coast to coast.
   -Assault attack (Graham Bonnet).
   -Desert song (Graham Bonnet).
   -Dancer (Graham Bonnet).
   -Captain nemo.
   -This is my heart (Robin McAuley).
   -Save yourself (Robin McAuley).
   -Love is not a game (Robin McAuley).
   -Shoot shoot (Robin McAuley).
   .Rock bottom (Robin McAuley).
   -Doctor doctor (Gary Barden, Graham Bonnet y Robin McAuley).


Vamos, una barbaridad de set list. Todo en sí es altamente recomendable, pero reconozco que me hace especial ilusión escuchar los cortes con Robin McAuley a la voz. Aquellos tres discos de estudio que publicó Schenker cuando buscó a un aliado para soportar el peso de liderar la banda –llegando a cambiar el nombre de Michael Schenker Group a McAuley Schenker Group en una muestra del deseo de compartir protagonismo con el propio Robin– me parecen auténticas obras de arte. “Perfect Timing”, “Save Yourself” y “MSG” demostraron la habilidad y el talento que tuvieron para introducir pequeños toques melódicos en su propuesta musical sin desvirtuar en absoluto el estilo personal de MSG. Desafortunadamente el éxito no llamó a su puerta y Schenker decidió dar carpetazo al grupo para reunirse con U.F.O. y comenzar lo que se podrían considerar una serie de años de bandazos e irregularidades en la carrera musical del rubio alemán; ya se sabe, los genios se rigen por otra suerte de lógica incomprensible a ojos del resto de los mortales. 

                                                   Schenker - McAuley. Años noventa.

                                                  Schenker - McAuley. 2016.

De cualquier modo, todo aquel que sienta el deseo vital de presenciar en vivo el espectáculo que contiene este nuevo directo del querido Axeman puede ir preparando unos días de vacaciones por Alemania, asistir al Bang Your Head Festival del próximo Julio y presenciar otro show especial con la misma formación que grabó en Tokyo. Para los bolsillos menos afortunados existe la opción de asistir el próximo Mayo al concierto que ofrecerán Schenker-McKeena-Mann-Glen en Madrid acompañados por Robin McAuley en la voz; eso no me lo pierdo por nada del mundo. La posibilidad de un repertorio que incluya más piezas de la McAuley Schenker Group me subyuga sobremanera y ya me encuentro contando los días para la celebración de dicho evento. Nos vamos a quedar con otra de las grandes canciones fruto del binomio Schenker/McAuley y que lleva por título “Anytime”, el vivo ejemplo de la comunión entre el Hard Rock de categoría especial de Schenker y el AOR de primera que tanto se llevaba en esos años.

                                                      MSG: "Anytime". Vídeo oficial.


martes, 3 de enero de 2017

Madonna. Mujer del año 2016.



Madonna ha sido reconocida como la mujer del año 2016 por la prestigiosa publicación Billboard. A finales del año que apenas acaba de desaparecer, Madonna recogió el galardón en la gala anual de este evento que se celebró a mediados de Diciembre. Hasta aquí todo correcto: EEUU, una gala, unos premios, mesas engalanadas llenas de comida y bebida, vestidos caros y ceñidos; la habitual muestra de poder y prestigio a la que estamos acostumbrados.
Madonna nunca ha sido cobarde, siempre ha disfrutado caminando al lado de la provocación y la ambigüedad –las anécdotas atómicas que se pueden contar sobre la Blonde Ambition darían para gastar mucha tinta y desgastar teclas; habrá que volver a hablar de ella en otro momento, seguro–, todo ello aderezado por una música muy interesante a la que hasta la propia industria ha acabado reconociendo su toque personal. Esto dice mucho y bueno de una artista que se mueve en el fanganoso mundillo Pop de usar y tirar, ese que engulle y eleva hasta sus altares a cualquier individuo prefabricado que se preste a ello para regurgitarlo y sumirlo en el barro en cuanto deje de servir a sus propósitos.


El caso es que Madonna asistió a recoger el premio y pronunció un discurso tan impactante y superficialmente profundo que merece la máxima difusión posible. Apenas necesitó un puñado de segundos para descolocar a todo el personal asistente y hacerles cambiar sus expresiones faciales en cuanto agarró el micrófono. Supongo que la gente esperaría el típico speech autocomplaciente, lleno de tópicos, palmaditas en la espalda y agradecimientos. En lugar de ello nuestra querida Ciccone colocó el premio encima del piano que tenía detrás suyo y compartió con todos nosotros una serie de reflexiones vitales en voz alta con las que volvía a demostrar la integridad que tanta gente le ha negado durante todos estos años. Lo hemos traducido y transcrito al castellano debajo, por si no os lleváis bien con el idioma de Shakespeare. A continuación, Madonna en estado puro:

                                               Madonna: Gala Billboard. Mujer del año.

“Dejaré esto aquí. Lo siento, es mejor así. Siempre me siento más a gusto con algo duro entre mis piernas.

Gracias por reconocer mi capacidad para continuar mi carrera durante treinta y cuatro años ante la descarada misoginia, el sexismo, la constante intimidación e implacable abuso con los que he tenido que convivir. Cuando comencé no existía internet, entonces la gente tenía que decírmelo en la cara. Hubo muchas personas a las que tuve que callarles la boca. La vida era más sencilla entonces.
Cuando me mudé a Nueva York era una adolescente. Era 1979 y Nueva York era un lugar aterrador. En el primer año fui asaltada a punta de pistola, violada en una terraza con un cuchillo en mi garganta y tenía mi apartamento tan destruido y robado en tantas ocasiones que simplemente dejé de cerrar la puerta con llave. En los años siguientes perdí a casi todos los amigos que tenía por el SIDA, las drogas o disparos. Como pueden imaginar, todos estos acontecimientos inesperados no solo ayudaron a convertirme en la atrevida mujer que está delante de ustedes en estos momentos; también me recordaron que soy vulnerable. En la vida no hay verdadera seguridad, salvo creer en uno mismo y una comprensión de que no soy la dueña de mis talentos. No soy dueña de nada. Todo lo que tengo es un regalo de Dios. Incluso todas esas cosas de mierda que me pasaron y que siguen pasándome, son también regalos. Están ahí para enseñarme lecciones y hacerme más fuerte.

Estoy recibiendo un premio por ser la mujer del año, entonces me pregunto: ¿Qué puedo decir acerca de ser una mujer en la industria de la música? ¿Qué puedo decir acerca de ser mujer? Cuando empecé a escribir canciones no pensaba específicamente en el género. No pensaba en feminismo, solo quería ser una artista. Por supuesto, estaba inspirada por Debbie Harry, Chrissie Hynde y Aretha Franklin… pero mi auténtica musa fue David Bowie. El encarnó el espíritu masculino y femenino, eso encajaba muy  bien conmigo. El me hizo pensar que no había reglas, Pero estaba equivocada, no había reglas… si eras un chico. Si eres una chica, tienes que jugar el juego. ¿Cuál es ese juego? Te permiten ser bonita, guapa y sexy, pero no actúes de manera demasiado inteligente. No tengas opinión. O por lo menos, no tengas una opinión que se salga de la línea marcada por el status quo establecido. Te permiten ser convertida en objeto por los hombres y vestirte como una puta, pero no eres dueña de tu putez. Y no; repito, no puedes compartir tus propias fantasías sexuales con el mundo. Debes ser lo que los hombres quieren que seas. Y lo más importante, debes ser alguien con quien las mujeres se sientan cómodas cuando estás cerca de otros hombres. Finalmente no puedes envejecer, porque envejecer es un pecado; serás criticada, denigrada y definitivamente dejarás de sonar en la radio y publicitado tu trabajo en los medios de comunicación.

En cuanto me hice famosa aparecieron fotos mías desnuda en revistas como Playboy o Penthouse. Fotos tomadas en la escuela de arte, donde posé por aquel entonces para conseguir dinero. No eran muy sensuales, de hecho las veo bastante aburridas, pero se esperaba que me sintiera avergonzada cuando se publicasen. No lo estuve y eso desconcertó a la gente. Eventualmente me dejaron en paz porque me casé con Sean Penn, no solo por el hecho de que él le rompería el culo a cualquiera de ellos, sino porque pasaba a estar fuera del mercado. Así que por un tiempo no fui una amenaza. Años después, divorciada y soltera –lo siento Sean–, grabé el álbum “Erotica” y publiqué mi libro “Sex”. Recuerdo que fui titular de todos los periódicos y revistas de la época. Todo lo que leía sobre mí era condenatorio, me llamaron puta y bruja; un titular me comparó con Satanás. Mientras, me preguntaba… espera un momento. ¿No está Prince dando vueltas por ahí con medias de red, tacones altos, lápiz de labios y el culo al aire? Y así era. Pero él era un hombre. Esa fue la primera vez que entendí que las mujeres no tenemos la misma libertad que los hombres. Recuerdo sentirme paralizada. Me llevó un tiempo recomponerme y continuar con mi vida creativa; continuar con mi vida. Encontré consuelo en la poesía de Maya Angelou, en los escritos de James Baldwin y en la música de Nina Simone. Recuerdo que deseaba tener un par femenino a quien admirar para que me apoyase. Camille Paglia, la famosa escritora feminista, dijo que retrasé al colectivo femenino por haberme cosificado sexualmente a mí misma. Entonces pensé: vaya, si eres feminista no puedes tener sexualidad; tienes que negarla. Finalmente decidí: a la mierda todo, soy otro tipo de feminista; soy una feminista mala.

La gente dice que todo lo que hago es controvertido, aunque creo que lo más controvertido que he hecho ha sido quedarme. Lo que me gustaría decirle a todas las mujeres aquí hoy es esto: Las mujeres han sido oprimidas durante tanto tiempo que creen lo que los hombres tienen para decidir por ellas, piensan que tienen que respaldar a un hombre para realizar bien el trabajo. Hay hombres realmente buenos y que valen la pena, pero no porque sean hombres, sino porque son dignos. Como mujeres tenemos que empezar a apreciar nuestro propio valor, el valor de cada una. Busquen mujeres fuertes, estrechen lazos fraternos, para aprender, para inspirarse, para colaborar, para apoyar… para iluminarse. Como dije antes, no se trata tanto de recibir este premio como de tener la oportunidad de estar delante de ustedes y realmente darles las gracias como mujer, como artista, como ser humano. No solo a las personas que me han amado y apoyado a lo largo de todo este camino, la mayoría de ustedes no tiene ni idea de todo lo que significa para mí su apoyo. Pero también a los que dudan y a los negativos, a todos los que me ofrecieron el infierno y me dijeron que no podía, que no debía, que no tenía permitido… su insistencia me hizo más fuerte. Me hizo seguir avanzando y convertirme en la luchadora que soy hoy. Me hizo la mujer que soy hoy. Gracias”. 


Os dejo con el merecido tributo que Madonna le dedicó al tristemente fallecido Prince, acompañada por el mismísimo Stevie Wonder otro tipo único que ha enseñado a cantar a la mayoría de esos grandes vocalistas que tenemos en las estanterías de nuestras casas.

                                            Madonna & Stevie Wonder: Tributo Prince. Billboard Music Gala.