Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

domingo, 12 de noviembre de 2017

Entrevista a Bárbara Black. Bárbara y Nitro nos presentan “Ad Libitum”, su nuevo disco.


“Pienso que hemos conseguido que esté presente todo el amplio espectro musical que tenía en mi cabeza, influencias de Rock Sureño, de Góspel, Country, músicas más duras como y cosas así.”


“En lenguaje musical el término “Ad Libitum” se usa cuando llega un momento en la partitura en que el músico tiene libertad plena de interpretación. Me parecía una manera muy panorámica de mostrarle a la gente que he gozado de una libertad compositiva absoluta y ese es mi sello.”

“Siempre voy a ser fiel a mis ideas, no voy a componer nunca algo con lo que no me sienta identificada. Creo que hemos conseguido nuestro propio sello de personalidad musical, los propios medios parece que también lo han visto así; no es una cuestión de cabezonería, se trata más bien de sinceridad creativa.”

“No tengo opción, estoy enamorada de la música y no puedo evitarlo. Lo tengo muy claro, no puedo elegir entre ser músico o dedicarme a otra cosa. Mucha gente a veces me dice que me dedique a otra cosa si es tan duro este mundo. Les digo que no tengo otra opción. Soy eso, lo necesito.”

“Los músicos estamos desapareciendo poco a poco, somos como fantasmas. El músico independiente no va a recuperar lo que ha invertido para grabar, publicar o promocionar  un disco. Es una llamada a la gente para que apoye al artista si le gusta lo que hace y cree en él.”

“El uso de Facebook y otras redes sociales es algo que se nos está escapando de las manos, Creo que es una pérdida total de la intimidad y la gente no se acaba de dar cuenta de los riesgos que todo esto puede conllevar.” “El whatsapp y otras redes sociales están potenciando conductas sexistas en nuestros jóvenes, se están normalizando una serie de conductas que son peligrosas. Como sociedad debemos cuidar a nuestra juventud de esta sobre exposición.”

“Huir de guitarra eléctrica a tope, bajo, batería y ya está. Queríamos que la acústica y eléctrica sonaran a la par, algo más orgánico y sin distorsiones agresivas; esto es una de las marcas de nuestro sonido. También  cuidamos mucho las voces, hay cuatro personas haciendo voces y armonías diferentes.”


Siempre es un placer contar con las opiniones de Bárbara y Nitro. Acaban de publicar su estupendo nuevo disco titulado “Ad libitum” y han tenido la deferencia de contarnos algunas cosas sobre el mismo así como sus visiones y pensamientos acerca de diferentes cuestiones de la actualidad musical. Aquí os dejamos el resultado de esta interesante charla con este par de músicos presentando un disco de innegable calidad, Rock que bebe de distintas fuentes y que constituye un gratificante soplo de aire fresco dentro de nuestro panorama musical.




-Enhorabuena por vuestro nuevo disco “Ad Libitum”. Muy buenas canciones y un sonido muy cuidado.  Grabado en Anti Studio, con Anti Horrillo de técnico de sonido y con Nitro en la producción. ¿Estáis satisfechos con el resultado final?

Bárbara: Estamos muy contentos en general. Como músicos siempre hay cosas que se podrían haber mejorado. El proceso de grabación es como meterte en una burbuja y a veces puedes perder algo la perspectiva. Estoy muy contenta. Pienso que hemos conseguido que esté presente todo el amplio espectro musical que tenía en mi cabeza, influencias de Rock Sureño, de Góspel, Country, músicas más duras como Alter Bridge y cosas así. Curiosamente en las reseñas que hemos leído nos están relacionando con artistas americanos como Black Stone Cherry.

Nitro: Nuestras influencias van por ahí, cosas de Black Crowes, Bonamassa o los mencionados antes. Pretendíamos que el sonido del disco en cuanto a producción avanzase por ese camino. No hemos buscado el estilo de producción tan agresivo de grupos alemanes o finlandeses que no te permiten abordar otros matices o las composiciones más orgánicas. La realidad es que estamos muy satisfechos con el resultado. En mi caso estuve unas dos semanas sin volver a escucharlo una vez hechas las mezclas finales, conviene oxigenarse un poco. Cuando lo volví a escuchar la verdad es que me encantó el sonido.

-¿Sois de los músicos que lleváis bien el tema de trabajar en el estudio o disfrutáis más el directo?

Nitro: Yo me posiciono al cincuenta por ciento. Me encanta tanto el estudio como el directo, incluso los ensayos. El tema del estudio es que hay que llevarlo muy trabajado y medido. Por poner un ejemplo, en el tema “Girl has no name” buscábamos un final explosivo, pero si metes muchas cosas a la vez se forma una bola de sonido. Había guitarras, armónica, coros… tenías que sacrificar cosas si querías lograr el sonido y la esencia adecuados. Es ahí donde percibes claramente en qué consiste el proceso de producción. Opino que esto lo deberían vivir todos los músicos. Personalmente me encanta, de hecho estuve implicado al cien por cien durante todo el mes que estuvimos grabando en el estudio. Además de mi implicación como productor en el disco de Bárbara Black es que me gusta ir viendo cómo se va creando tu bebé poco a poco.

Bárbara: Yo tengo una relación amor/odio con el estudio. Como compositora me encanta, es como empezar a construir lo que tengo en mi cabeza, como un arquitecto. Como cantante es muy duro, es una especie de filtro que te exige buscar la mejor toma y todos los matices de tu instrumento. Grabar es agotador para la voz, hay que hacer muchas tomas independientemente de tu estado de salud o cansancio. Hay cantantes que graban por la mañana o por la noche y luego hay otros que nos tenemos que amoldar a lo que disponemos, jaja. Para mí grabar por la noche sería ideal, es cuando tengo la voz perfecta.

-¿Por qué este título y portada?

Bárbara: En lenguaje musical este término se usa cuando llega un momento en la partitura en que el músico tiene libertad plena de interpretación, sobre todo en cuanto a tempo. Quise usar este término para mostrar el momento de plena libertad compositiva que atravieso. Componer bajo mi propio nombre me da la libertad para enseñar a la gente todas mis influencias musicales, que son muchas. He tenido muy presente a gente como Michael Jackson o Ariana Grande, voces negras de Soul o de Jazz. Haber trabajado el repertorio de Vintage Jazz Cabaret también me ha proporcionado influencias y por supuesto mi esencia más rockera. Me parecía una manera muy panorámica de mostrarle a la gente que he gozado de una libertad compositiva absoluta y ese es mi sello. Para la portada le dimos muchas vueltas.

Nitro: En lo referente a la portada trabajamos con cuatro diseñadores y ninguno acababa de reflejar la idea que Bárbara tenía en mente. Debo decir que en el grupo, a nivel compositivo y de concepto, casi todo sale de Bárbara. Acabamos tomando una de las fotos de la sesión para el disco y la tratamos hasta que logramos acercarnos a ese concepto Country y tejano que buscábamos para la portada.  Para el coche de la foto nos ayudó Nacho Valdi, que también nos dejó coche para el vídeo de “Southern Soul”. Él es coleccionista de este tipo de vehículos y además tiene un taller donde trabaja con ellos. Surgió buena sintonía entre nosotros. Fuimos a su taller para hacer una sesión de fotos para el disco.

Bárbara: Nacho nos enseñó una serie de coches que pensaba que podían funcionar con nuestra idea. Me enseñó a conducir el coche que usamos en el vídeo clip, salimos por Alcalá de Henares para practicar un poco. Es un enamorado de la Ruta 66 americana y nos contaba historias que a mí me inspiraron para algunas de las letras del disco. Nos gustó tanto que quedamos en volver para hacer la sesión de fotos de “Ad Libitum”. Su taller tenía ese toque romántico y vintage que me encanta. También tenía claro los colores que quería que apareciesen en el disco, muchas veces concibo desde un primer momento la parte artística del proyecto musical y lo tengo claro en mi mente. En este caso nos costó mucho, los artistas con los que trabajamos no acababan de ver el espíritu que buscaba o no fui capaz de transmitirlo con palabras. Finalmente usamos los conocimientos de photoshop que el bajista Miky Deadnight y yo teníamos para sacar adelante la portada a partir de una de las fotos promocionales. Tenía muy claro que la rosa debía estar presente en el disco, de hecho aparece como símbolo por todo el cd.

-Vuelve a ser música muy variada, Country, Blues, Góspel, Jazz… y Hard Rock, como en el Ep de anticipo. Hay mucho aire sureño y clásico ¿Es el proceso natural tras el Ep?

Nitro: No estaba premeditado. Lo que empezamos a componer tanto nosotros como con Javi Peláez empezó a salir por sí solo. También colaboraron grandes músicos como Ix Valieri o Daniel Garoz, que permitían trabajar las canciones abordadas desde diferentes matices o estilos.

Bárbara: Sabíamos que queríamos introducir todo el espectro de música sureña que me gusta, pero no fue en absoluto premeditado. Lo que sí es cierto es que me reservaba la libertad de encauzar todo el proceso creativo en la dirección musical que tenía en mente. Buscaba un sonido orgánico, con matices de pianos, armónicas. Por ejemplo “The hill” nació como un tema con sonido a lo Iron Maiden, tuvo unas siete versiones hasta que se dio con la adecuada.

- Habéis recuperado tres cortes del Ep “Spiritual Rock” ¿Teníais esto claro?

Nitro: Sí, tenía que haber un hilo conductor. Esos tres temas, además de que les tenemos mucho cariño, iban en la onda de lo que estábamos componiendo. “Black snakes” lleva un riff más duro, más cañero y pensamos que no acababa de encajar en el disco; sin embargo en acústico lleva un aire sureño y no descartamos recuperarla para el directo. En el disco hay dos o tres riffs realmente duros, aunque el resto lleva un toque más acústico. Es cierto que hay guitarras eléctricas, pero pueden aparecer en un segundo plano. También metemos dobro, que es lo que le ha dado un punto Country que queríamos, hay armónica. Usamos un montón de sonidos distintos.

Bárbara: “Black snakes” fue algo así como una cosa terapeútica, quedó muy bien para el Ep. Curiosamente en acústico lleva un aire sureño, incluso la hemos interpretado en este formado añadiéndole una parte de Flamenco fusión.


-Hablemos de las canciones. El tema “Ghost” tiene un estribillo que engancha.

Bárbara: A nivel de letra es un mensaje dirigido a las compañías discográficas y al público en general. Los músicos estamos desapareciendo poco a poco, somos como fantasmas. El músico independiente no va a recuperar lo que ha invertido para grabar, publicar o promocionar  un disco. El hecho de no tener un respaldo discográfico supone un handicap enorme para el artista. Internet te permite una conexión general, pero como persona individual. Para conectar con medios a nivel internacional es necesario el respaldo de una multinacional, que tiene los medios adecuados para lanzar una campaña de empaque suficiente que pueda llegar a distintos lugares. Es una llamada a la gente para que apoye al artista si le gusta lo que hace y cree en él, en caso contrario acabaremos desapareciendo. Musicalmente me parece una canción muy interesante.

Nitro: Comienza con el dobro, crea poco a poco una atmósfera hasta que explota en el estribillo. Cuenta con la colaboración en la voz de Diego Cardeña, cantante de Eon, que fue totalmente improvisada. Quedamos un día para comer. Le dije a Anti que me faltaba algo que rompiese en el estribillo del tema y el propio Anti me sugirió meterle una voz fuerte y gutural. Casualmente le comenté que había quedado para comer ese día con Diego, se lo propuse, fuimos al estudio y lo hicimos. Fue totalmente improvisado y quedó muy bien. Al principio le metimos muchos coros en el estribillo, nos recordaba algo a Blind Guardian. Así que decidimos quitar coros y meter una voz bruta.

-El segundo tema es “Nice to meet me”. Suena potente y con un cierto gusto al Rock Sureño. ¿Cómo surgió la idea para la composición de este tema?

Nitro: Musicalmente nació de Ix Valieri. Poco a poco fuimos modelando el tema, le añadimos la armónica que le da un toque Country. En los estribillos buscamos algo que rompiese y se nos ocurrió un arreglo que consistía en un parón para luego meter toda la chicha. Me gustan los estribillos apoteósicos y notaba que ahí le faltaba algo para acabar de explotar. Me vino la idea del arreglo dejando en solo la voz de Bárbara como con un megáfono y una guitarra suave de fondo hasta que entra con todo en el estribillo.

                                                                                   Bárbara Black: "Nice To Meet Me".

Bárbara: Me impresionó mucho ese arreglo de Nitro. Cuando lo escuché realmente me pareció que el tema ganaba muchos enteros. En el estribillo quita todos los instrumentos para dejar solo la voz y la pandereta, acto seguido entran todos los instrumentos de golpe y se crea un efecto espectacular. Estos arreglos aportan muchísimo al resultado final. En lo que respecta a la letra es una crítica a todas las redes sociales. Es algo que se nos está escapando de las manos, excesos de narcisismos y egos que no llevan a nada. Muros de facebook llenos de fotos de uno mismo con los asuntos más triviales, como lo que has comido y cosas así. Creo que es una pérdida total de la intimidad y la gente no se acaba de dar cuenta de los riesgos que todo esto puede conllevar. La letra está hecha desde una crítica en tono humorístico, denomino a esta gente como los encantados de conocerse a sí mismos, aunque en el fondo hay un mensaje de denuncia ante esta situación.

-En realidad estás exponiendo tu intimidad. En España tienen mucho éxito programa tipo “Gran hermano”, en los que comercias con tu intimidad.

Bárbara: Totalmente. Esto tiene unos riesgos. Entiendo que en un momento dado te apetezca hacerte un selfie, el problema viene en el momento que la gente siente que necesita subir su cara en las redes veinte veces al día de forma pública

-Y en personas adultas todavía. En chavales jóvenes, que todavía están formando su personalidad, es complicado hacerles ver que antes de hacer según qué cosas deben haber asimilado las consecuencias.

Bárbara: Es algo muy peligroso para los jóvenes ahora mismo. El whatsapp y otras redes sociales están potenciando conductas sexistas y machistas en nuestros jóvenes, desgraciadamente se están normalizando una serie de conductas que son peligrosas. Como sociedad debemos cuidar a nuestra juventud de esta sobre exposición. Estas generaciones no pueden ver los riesgos, pero somos loa adultos los que debemos ser cuidadosos y educarlos para formarlos como personas y que sean capaces de tomar sus decisiones desde el conocimiento. Todo esto me asusta. Lo abordo en la canción desde una perspectiva de humor, pero me preocupa.

-Una de las canciones que más me ha impactado es “Bessie’s song”, con sus dos partes y ese aire Country/Gospel. Supongo que está inspirada en Bessie Smith. ¿En qué te inspiraste para dar forma a un tema así?

Bárbara: Es una canción que compuse completamente en mi casa. La idea de la melodía nació hace un montón de años a partir de una sesión de grabación que hice con un profesor de música que tenía, llevaba un aire Aretha Franklin medio Tecno y se quedó así todo este tiempo. En casa volví a revisarla y me di cuenta de que quedaba tan bonito a piano y voz que no quise cambiarla. Paralelamente, a raíz de colaborar en la radio de Mariskal, realicé un programa especial con Mariano Muniesa sobre Janis Joplin. Me fijé en que a Janis le había influenciado mucho Bessie Smith y empecé a investigar sobre ella. Una cantante negra a la que le tocó vivir la época del racismo en América. Tuvo un accidente de coche y le amputaron un brazo. Llega a varios hospitales, todos de blancos, en los que no la atienden y finalmente se muere para cuando llega a un hospital para gente negra. Que se pierda una artista de ese calibre por esta situación me parece de una injusticia terrible. No hubo ni siquiera dinero para ponerle una lápida, de hecho fue la propia Janis Joplin la que le compró una lápida junto con otra cantante años después. Esto es un mundo de locos. Me impactó tanto la historia que con esta canción quise poner mi granito de arena como homenaje y agradecimiento a su vida, a su figura y también a la propia figura de Janis Joplin. Por eso comienza con el sonido de unas cadenas, simulando la esclavitud de aquella época. La parte final de la canción es una coda que simula a Bessie como un ángel que se despide desde el cielo con un solo brazo. Desde el primer momento tuve muy clara la composición de esta canción, no quería más elementos que piano, percusión corporal y voz. Raíz absoluta y  Góspel puro.

Nitro: Aunque Bárbara lo tenía claro nos costó unas cuantas vueltas hasta lograr trasladar esa idea a la música. Los pianos los realizó Ismael Filthó, después de trasladarle nuestra idea tras empaparnos mucho de esos elementos Góspel. Aunque a nivel de producción no resultó especialmente compleja, ha quedado como una de las más interesantes.

                                                                                      Bárbara Black: "Bessie's song".

-Me imagino lo impresionante de cantar este tema con el coro en su versión final.

Bárbara: Grabar con el coro All4GospelChoir fue impresionante. Ya cuando grabamos “Shiva” en su día fue muy especial. Volver a poder contar con todas esas cantantes, trabajando a partir de mis líneas vocales hasta llegar al resultado final fue algo muy emocionante para mí. Es un coro que se mueve muchísimo, están grabando un disco, han colaborado en Tele 5 con Ruth Lorenzo, dos de ellos están con Blas de “Tu Cara Me Suena”. Su directora se llama Ruth y como músico es completísima. Trabaja fenomenal, lo controla todo y es una gran cantante.

Nitro: Cuando grabamos “Shiva” el estudio de Anti era algo más pequeño y se tuvo que registrar por partes. Para “Bessie’s song” el estudio era ya más amplio y podías ver a todos juntos cantando a la vez, dando palmas y respirando un ambiente plenamente de Góspel. Muy emotivo. Este coro son gente maravillosa, muy predispuesta a colaborar y siempre resulta un placer trabajar con ellos. Ya participaron cuando presentamos en directo el anterior Ep y resultó genial. Aconsejamos a todo el mundo que tenga la oportunidad que los vea en directo, resulta impresionante.

-¿Ha costado llevar a la realidad la idea musical que teníais en la cabeza?

Nitro: Cada tema tiene sus propios matices y había que darle una esencia diferente. Cuatro temas del disco no se grabaron en el mismo lugar. “Shiva”, “Alabama Rose” y “Southern soul” se grabaron en un momento anterior y solo hubo que retocar algo las mezclas para darle esa homogeneidad con el resto del cd. Por otro lado “Stardust” fue grabada con Alex Cappa en Metal Factory Studios, las pistas se llevaron al estudio de Anti para hacer las mezclas y ese tema puede que lleve algún matiz de sonido distinto. Aunque en general, tanto Anti como Bárbara y yo, pensamos que hemos sido de sacarle a cada tema el sonido que buscábamos.

Bárbara: En general ha habido de todo. Con “Bessie’s song” sí hemos podido.

-El disco suena como un todo compacto.

Nitro: Creo que sí. Por ejemplo “Island of youth” tiene muchas partes, hay una que lleva un aire a lo Michael Jackson. Mezclar el Country con esto era un reto y pienso que hemos logrado compactar todos los diferentes matices.

-“Island of youth” tiene un toque Funky.

Nitro: En esa canción toca Peri al bajo. Le conozco desde hace tiempo y sé que puede tocar Funky fenomenal. Para esta canción buscábamos un bajo contundente. El riff es fuerte pero queríamos un bajo que rellenase todos los huecos.

Bárbara: Me sorprende que muchas veces, cuando trabajas los temas en el local, piensas que determinada canción es la que pega como single. Luego, cuando te pones a trabajar con ellas en el estudio algunas se quedan algo atrás y otras en las que no habías pensado en un primer momento resulta que empiezan a crecer más y más. Esto le ha podido pasar a “Nice to meet me” o “A girl has no name”, han sido dos temas que me han sorprendido. Al principio apostábamos más por “Stardust” como posible single.

Nitro: en un primer momento no apostaba por “Nice to meet me” como single. Tenía esos toques Country y nos parecía una buena canción, pero no como single. Lo que ocurre es que cuando nos pusimos a analizar las canciones nos dimos cuenta de que poseía todos esos elementos de nuestra música que queríamos poner de relieve para el oyente. Además tiene ese ritmo pegadizo y vacilón que nos encanta. También escuchamos los consejos de gente externa a la hora de escoger el single, llega un momento en que estás algo saturado de escuchar, trabajar y mezclar tantas veces las canciones. Alguien desde de fuera tiene un poco más de perspectiva y te puede ayudar a escoger.

-El disco respira mucho un aire Country. ¿Teníais claro que debía aparecer claramente esta referencia?

Bárbara: Era algo prioritario para nosotros. El Country tenía que estar. Me encantan las bandas con las armónicas, los violines del Folk que trabajan artistas como Jason Aldea o Hank Williams y también artistas de Country Rock. Aunque debo decir que la mayor referencia ha sido Blues Saraceno. Cuando Nitro, Javi y yo escuchamos la banda sonora del video juego de “Dark Country” nos enamoramos de ese sonido, la fusión del Rock con ese Country oscuro la tomamos como núcleo o referencia a partir de la cual construir nuestro sonido.


-El tema “Non human person” está dedicada a una asociación en defensa de animales. ¿Qué nos puedes contar de esto?

Bárbara: La historia surge porque mi madre es una persona que está muy implicada en temas activistas de distintos tipos. Hace unos meses conoció a la asociación RAINFER que es una protectora que rehabilita y recupera a primates maltratados en zoos, circos o en cualquier otro ámbito. En su página cuentan la historia de cada uno de estos animales para que los apadrines si te llega y te parece oportuno, ayudándolos a sufragar los gastos de sus medicinas, alimentación y cuidados que necesiten. Mi madre se sintió muy implicada con uno de estos animales. Ella ha sufrido en su momento ataques epilépticos y le llamó mucho la historia de este mono llamado Gombe. Los cuidadores no sabían por qué este animal con una mano acariciaba a su pareja y con la otra le pegaba. Gombe, como no entendía por qué pegaba a su pareja, se intentaba arrancar su propia mano. Gracias a la gente que le apadrinó se pudo estudiar y descubrir que su comportamiento se debía a que sufría ataques epilépticos en dicha mano. Le han podido diagnosticar y tratar, de tal modo que ahora tiene controlada esta situación. Me llamó tanto la atención esta historia que escribí sobre ella; de hecho he acabado apadrinando a Lulú, otro chimpancé. Hace un tiempo una juez argentina inventó el término de “persona no humana” para proteger los derechos de un gorila al que se le estaba maltratando. Gracias a esta juez se la pudo proteger y empezar a usar el término para a otros animales. En un momento dado se me cruzaron las dos historias y escribí la canción. Más tarde me puse en contacto con la propia organización, aclarando que no buscaba ningún tipo de publicidad para mi propia persona y que solo buscaba ayudar con lo que se pudiera recaudar del tema. Hace poco les hemos propuesto realizar un concierto solidario para ayudar a esta organización. Ellos tienen problemas económicos para afrontar los gastos de la calefacción de las instalaciones para estos animales y nos parece un bonito gesto poder colaborar ahora que vienen los meses más fríos del año. Justo ahora estamos gestionando el lugar adecuado para llevar a cabo el evento.

-Me parece interesante el deseo de concienciar a la gente de estas situaciones de dificultad desde la música y el arte.

Bárbara: Y si te lees la historia de Gombe te estremeces.

Nitro: De hecho cada uno de los animales tiene su propia historia y de verdad que es algo duro y estremecedor. A algunos les hacían fumar y cuando llegaban a la asociación les tenían que intentar quitar esos vicios. Muy complicado e injusto. Les visitamos durante un par de semanas y te das cuenta del cariño con el que tratan a estos animales. Compruebas que el dinero que les das lo están usando de la manera adecuada.


-Una historia realmente interesante. También nos gustaría hablar de “The hill”, cuenta sobre un accidente. ¿Qué nos puedes contar de esta canción?

Bárbara: Hace dos años tuve un fuerte accidente de coche regresando del aeropuerto. Fue cerca de una colina que se llama el Cristo de Rivas. Hay una ermita por la zona. Era media tarde y me choqué contra un poste, el coche quedó siniestro. Gracias a Dios no me pasó nada muy grave. Esta experiencia la transformé en una canción. Todo lo que me rodea, las cosas que me pasan, todo me puede servir de inspiración. Veo la vida con una especie de filtro de romanticismo que muchas veces la mayoría de la gente no percibe. Usé la historia como base transformando cosas como mi coche modelo Hyundai Atos por un Cádillac y otros muchos detalles, jaja. En el lenguaje me gustan mucho poetas como Poe o Becquer, ese toque de Romanticismo decadente, y la letra de esta canción va por ahí. Uso muchas metáforas y personificaciones. Transformo literariamente el hecho de base que me sirve de inspiración.

Nitro: Intentamos canalizar todo por la música. Una anécdota curiosa ocurrió mientras grabábamos esta canción. En un momento dado tuvimos que parar al comprobar que Bárbara se estaba partiendo de risa recordando la historia y el cambio del Atos por el Cádillac.

-El disco se cierra con “Love muders”. ¿Qué nos puedes contar de este tema?

Bárbara: Es una canción distinta, con otra energía. Es más oscura. La letra es una metáfora en la que una mujer le dice a su pareja que la está maltratando, que el amor le llega a hacer daño. Durante toda la canción piensas que le está hablando a un hombre, aunque en realidad es un mensaje directo hacia la música como protagonista. Es como si le hablase a la música diciéndole que la quiere tanto, da tanto por ella y ella le devuelve tan poco a cambio. Es tan duro estar enamorado de ti, música; es duro tener un flechazo de amor ciego hacia la música. Yo no tengo opción, estoy enamorada de ella y no puedo evitarlo. Lo tengo muy claro, no puedo elegir entre ser músico o dedicarme a otra cosa. Mucha gente a veces me dice que me dedique a otra cosa si es tan duro este mundo. Les digo que no tengo otra opción. Soy eso, lo necesito.

Nitro: es un sentimiento que nace de nosotros. Es adictivo, lo necesito. Cuando no tocas estás todo el rato pensando en el que momento en el que te vas a poder sentar tras la batería y tocarla. Por otro lado hay momentos en los que tienes que tocar durante muchos días seguidos y muchas horas, para prepararte específicamente algo. Cuando tienes que estar varios meses tocando durante ocho horas al día para preparar algo determinado es necesario parar, pero la adicción está siempre latente.

Bárbara: A veces es duro. Cuando inviertes todos tus esfuerzos, energías, tiempo o dinero y no obtienes nada a cambio; no hablamos del público, sino del propio negocio en sí. Hay veces que pienso: “ojala no estuviese tan enamorada de ti, música”. Tengo el corazón lleno de moratones, musicalmente hablando. Lo que pasa es que no puedo dejarlo.

Nitro: Musicalmente es una canción algo diferente al resto del disco. Empieza muy fuerte y acaba más flojo. No hay solo y lleva una cierta influencia a lo Alter Bridge. Así como en temas tipo “Ghost” vamos de menos a más, en este buscamos justo lo contrario. Pienso que hemos encontrado ese punto para que a mitad del tema la intensidad baje creando una sensación atmosférica ideal para finalizar el disco.

                                                          Bárbara.                                                                                   Nitro.

-¿Y cómo surgió la posibilidad de colaborar con Ix Valieri?

Nitro: Nos conocemos desde la etapa de Infernoise y siempre tuvimos buena sintonía. Íbamos un poco ajustados de tiempos con las composiciones y no nos acababan de salir cosas que faltaban, así que  se nos ocurrió hablar con Ix. Le comenté a Bárbara que tiene mente sureña e influencias que compaginaban perfectamente con lo que estábamos buscando a nivel musical. Se lo propusimos y le gustó la idea. De hecho había cosas que salían en el local y que veíamos más para otro proyecto que no fuese Bárbara Black, jaja; muy buena sintonía. También ha asesorado muy bien a Bárbara a nivel vocal, comentándola que conviene dosificar la voz y no darlo todo ya en la primera estrofa, ir subiendo poco a poco, buscar el momento adecuado para subir.

-Además de contar con la colaboración de Ix, en el disco han grabado más músicos.  ¿Qué nos puedes contar de estas colaboraciones?

Nitro: También han colaborado con nosotros en la grabación otros músicos de los que hemos hablado antes como Ismael, Peri, David Bluesmen que es el armónica, Alex Escorza que graba un solo de guitarra en “Island of youth”o Luisma Hernández que grabó bajos en algunos temas como “Stardust” entre otros. Grabar resultó un poco locura puesto que hubo que acoplarse a las agendas de los invitados. Fue algo caótico en ese sentido, aunque luego vemos los resultados y estamos muy satisfechos.

Bárbara: teníamos claro que en la fase de composición estábamos unos músicos, en la fase de grabación no había una banda base sino que buscábamos lo que necesitaba cada tema y en la fase de directo contamos con otro equipo detrás. Aquí también se refleja todo ese sentido de libertad de “Ad Libitum”. Bajo el nombre de Bárbara Black hay un núcleo formado por Javi, Nitro y yo, junto con la importante presencia de Ix, y para el estudio hemos ido buscando al músico ideal para cada canción.

-Bárbara Black es tu nombre artístico, aunque también habéis querido dejar claro que bajo este nombre hay un grupo.

Bárbara: Esto me permite mucha independencia como artista. Es una banda, es cierto, pero no deja de ser mi nombre y eso me permite tomar determinadas decisiones. Cuando formas parte de un grupo hay veces que determinadas decisiones no se pueden tomar, en tu propia banda puedes tirar del carro tu misma en un momento dado si surgen dudas. Yo tengo claro mi objetivo, que es la música, y tiro para adelante. Tengo la certeza de que ahora mismo en Bárbara Black tiran adelante conmigo Nitro y Javi Peláez. Luego se han ido sumando gente como Luis Romero o Elena. Y todo el que se vaya sumando y sienta el deseo de luchar por esto al cien por cien nos parecerá perfecto, pero tenemos claro que esto nació del núcleo que te he comentado antes y hemos comprobado que podemos sacar adelante un proyecto tan interesante como este “Ad Libitum”.


-También habéis contado con el coro de tus alumnos para el tema “Stardust”. ¿Cómo se os ocurrió esto?

Bárbara: Una de las canciones de Blues Saraceno que nos había influido tenía este concepto de coro de niños con toque tétrico y quise probar esa idea. “Stardust” me pareció el tema ideal para esto. La canción habla de un niño, cogiendo un poco el concepto del “Principito”. Tomamos como referencia la constelación de Ofiuco, que es la décimo tercera constelación y está como olvidada. Se representa con una serpiente y usé ese símil hablando de un niño abandonado con la forma de una serpiente que nos puede ver desde otro planeta a lo lejos. Decidimos introducir una parte central con mis alumnos. La experiencia fue brutal, colaboraron con nosotros un coro de quince niñas –lo del sexo salió al azar, no fue algo premeditado- que se comportaron de un modo super profesional. Sus edades estaban entre seis y once años. Todos los ensayos fueron perfectos, muy centrados y profesionales, los padres acudieron con ellas al estudio puntualísimas. Ellas se encontraban muy orgullosas y metidas en su papel como experiencia profesional. De hecho siempre me preguntaban cuando me veían por la calle por la fecha de salida del disco en el que habían participado.

-¿Cómo ha sido la campaña de crowdfunding con Verkami? ¿Qué tal la experiencia?

Nitro: La respuesta ha sido buenísima, la gente ha colaborado superando nuestras expectativas. Los mecenas han respondido de un modo fenomenal, sin ellos no podríamos haber hecho este disco.

Bárbara: Sobre todo hay que ser consciente de que se trata de gente que ha creído en tu potencial artístico, que nos ha dado ese voto de confianza. Lo he sentido como un hecho con mucha responsabilidad. Soy una persona muy exigente conmigo misma y el hecho de tener a toda esta gente detrás, sin la que no podríamos haber sacado a la luz “Ad Libitum”, me ha dado todavía más fuerzas para dar el máximo de nosotros mismos.

Nitro: También ha sido un proceso divertido. Hemos ido realizando unos vídeo blogs para que la gente que ha participado pudiese ver poco a poco el proceso de grabación. Grabamos tomas del estudio, cómo se grababan las baterías, cómo se microfoneaban los instrumentos, la grabación del coro Góspel y, en definitiva, hemos intentado mostrar desde dentro todo el proceso de creación del disco. Queremos mostrar profundamente nuestro agradecimiento a toda esta gente que ha confiado en nosotros de esta manera.


¿Cómo está siendo el recibimiento y acogida de “Ad Libitum”?

Bárbara: Hasta ahora muy buena. Venimos recibiendo un par de reseñas diarias por parte de medios de prensa y todas muy favorables. Nuestros amigos músicos también nos han mostrado opiniones positivas hacia el disco. Lo que más me ha sorprendido es que en apenas dos semanas desde que el disco se lanzó a la venta ya hemos recibido contactos de medios de Reino Unido. Me ha llegado mucho que gente de la redacción de la revista Fireworks nos hayan dicho que están interesados en realizar una reseña del disco, una entrevista y que quieren que les mandemos algunas copias para moverlas en sus círculos de management. Este hecho nos ha llenado de satisfacción, la sensación de que hemos hecho nuestro trabajo bien. Nos intentamos publicitar en las redes sociales lo mejor que podemos –hoy en día no hay otro modo– y esto nos hace pensar que por fin nuestro mensaje ha calado fuera de nuestro país, alguien nos ha escuchado y le ha dado su valor. No quiero decir que en España no se haya dado, lo que pasa es que aquí es más complicado; musical y culturalmente nuestro estilo no es lo que más lleva por aquí. Es cierto que teníamos intención de mover el disco fuera, pero nos ha sorprendido que este hecho haya llegado tan pronto y de esta manera. Desde Fireworks estamos trabajando ahora en esto, quieren ponernos en contacto con otras publicaciones, incluso la propia revista se publica también en Canadá y en EEUU. Queremos tener los pies en el suelo, pero es algo muy positivo.

Nitro: Estamos muy satisfechos con que el hecho de que desde el extranjero haya alguna publicación que quiera contar con tu disco en su revista. Las críticas en general están siendo buenas y estamos muy contentos.

Bárbara: En los titulares se suele comentar que no hay ni un ápice de referencia a ese tipo de Rock que tiene mucho auge en España y con el que –con todos mis respetos a esa música, por supuesto– no me siento nada identificada. Nuestras influencias van completamente por otro lado y me alegro de que en los medios recojan esa idea, buscándonos paralelismos con otro tipo de bandas de fuera que personalmente me llegan mucho más.

-Es cierto que hay un determinado tipo de Rock que ha tenido y tiene mucho auge en España –muchas veces mal llamado Rock Urbano, que en realidad lo representaron grupos como Asfalto, Topo o Leño  con bandas como Extremoduro o Barricada y también es verdad que parece que tienes que seguir ese camino para poder hacer algo en la música Rock por aquí.

Bárbara: Hay otros grupos de Rock que han salido adelante y se sale de esa línea, gente como Sober. Escuchamos mucha música y no descartamos ninguna, pero a la hora de crear nos sentimos llamados a caminar en esta dirección. Además siempre voy a ser fiel a mis ideas, no voy a componer nunca algo con lo que no me sienta identificada. Creo que hemos conseguido nuestro propio sello de personalidad musical, los propios medios parece que también lo han visto así, y, aunque haya poco público en nuestro país para este tipo de música, voy a seguir fiel a mis principios; no es una cuestión de cabezonería, se trata más bien de sinceridad creativa.

-Desde aquí os animamos a seguir con vuestra propuesta musical. Esto no es lo que se estila en nuestro país, el disco tiene una calidad incuestionable y me parece que ayudáis a agrandar el abanico de posibilidades musicales. El Rock Sureño tiene mucha calidad y mucho que ofrecer, desde grupos clásicos como Blackfoot, Lynyrd Skynyrd o 38 Special hasta esa otra segunda generación que ha bebido de ellos.

Bárbara: La Creedence, Lynyrd Skynyrd o Janis son los padres y no podemos perder nunca esa referencia.


-También me gustaría que hablásemos un poco de las actuaciones en directo. Os vi el otro día, en el escenario estabais siete músicos y el sonido fue impoluto. Me sorprendió mucho y para bien el sonido tan bueno que sacasteis. No es nada fácil ecualizar a siete personas a la vez tocando música.

Nitro: Muchas gracias. La verdad es que le damos muchas vueltas al sonido del grupo en directo. Nos curramos mucho los ensayos aunque es un poco caótico a veces, somos siete personas con sus diferentes agendas. Hay que trabajar cada tema mucho para que todo suene en su sitio y no se convierta en un barullo general.

Bárbara: Otra de las cosas que tenía claro era que me quería alejar un poco de ese sonido Heavy tan bruto, estridente y que muchas veces se come las voces. Huir de guitarra eléctrica a tope, bajo, batería y ya está. Quería que la guitarra acústica sonara a la par con la eléctrica, algo más orgánico y sin distorsiones agresivas; pienso que esto es una de las marcas de nuestro sonido. Otro aspecto que cuidamos mucho es el de las voces, hay cuatro personas haciendo voces y con armonías diferentes. Está todo muy empastado, lo hemos trabajado muchísimo en el local, corrigiendo y revisando una y otra vez.

Nitro: También hay elementos de percusión que suele llevar la corista o la propia Bárbara. Pienso que es una apuesta muy completa y muy interesante.

-Intercaláis versiones en vuestros shows, de muchos estilos. ¿En qué os basáis para seleccionar los temas a versionear?

Bárbara: Para el directo intercalamos versiones de temas que nos parece que empastan en el sonido que buscamos. Mezclamos cosas de Creedence, Dolly Parton o Johny Cash con nuestros propios temas. Somos conscientes de que el disco acaba de salir y la gente apenas conoce las nuevas canciones. Es más productivo presentar un concierto en el que combines tus temas propios no tan conocidos con otros que enseguida puede cantar la gente. Buscamos el equilibrio para que el concierto sea algo dinámico y lleve un poco de todo.

Nitro: Llevamos preparadas una serie de versiones, pero también nuestros temas. Creo que resulta algo más fácil enganchar a la gente con esos temas clásicos y que se vayan fijando en nuestras propias canciones. La realidad es que la gente quiere conocer lo que suena y poderlo cantar. De este modo vamos intercalando distintas cosas. Hemos apostado por este formato asumiendo con toda naturalidad que ahora mismo no somos un grupo conocido y que tenemos que ir forjando nuestro camino poco a poco. Por eso todavía no hemos llevado a cabo una presentación del disco propiamente dicha. El grupo tiene que rodarse, hacer actuaciones e ir permitiendo que nuestra música vaya calando. Queremos tener esa actitud de músico que se sube a un escenario a tocar y a entretener, pero siempre con los pies en el suelo.

Bárbara: No hay prisa por la presentación. Poco a poco vamos moldeando la dinámica de la banda en el escenario. Prefiero que la química vaya surgiendo poco a poco, concierto a concierto. Es la mejor manera. Cuando llegue el momento llevaremos a cabo una presentación con todos los elementos que nos gustan.

-No veo el problema en que un grupo con sus propios temas incorpore versiones en su repertorio.

Nitro: De hecho hoy en día ves que músicos consagrados ganan más en una banda de versiones que en su propio grupo.

-Esto daría para otra entrevista completa. Creo que, tristemente, va en nuestra propia herencia cultural: no vamos a conciertos, no compramos música, nos lo tiene que dar todo hecho. Y de las nuevas generaciones ni hablamos, ni siquiera se cuestionan que haya que pagar por la música que consumes.

Nitro: Curiosamente esto no se ve tanto en otras músicas. Con Vintage Jazz Cabaret nos hemos movido por el circuito del Jazz y las cosas son de otra forma. En cuanto se  trata de la banda de Jazz te tratan de otra manera. El respeto tiene que ser el mismo toques Jazz o toques Rock. Somos los mismos toquemos Jazz o Rock. No tienes que ser un músico más respetado por tocar un estilo u otro. Incluso el mismo presupuesto al tocar Jazz se ha aceptado sin problemas y como grupo de Rock no te ponen más que pegas.


-¿Seguís con la intención de realizar actuaciones acústicas?

Nitro. De hecho tengo preparado el cajón por aquí, jaja. Queremos seguir intercalando eléctricos y acústicos, es una manera de ofrecer cosas diferentes. En el acústico siempre puedes añadir distintos matices. Hay que abrir la mente, somos músicos.

Bárbara: Además hay salas que solo te permiten formatos acústicos, así como otras solo trabajan el formato eléctrico. Podemos hacer las dos cosas.

-No quiero finalizar la entrevista sin preguntaron por vuestra propuesta de Jazz. ¿Cómo está ahora la actualidad de Vintage Jazz Cabaret?

Nitro: la verdad es que ahora mismo estamos volcados al cien por cien con “Ad Libitum” y su promoción, por lo que Vintage está aparcado por ahora. Sin embargo es algo que nos encanta y estamos encantados cuando nos surge la oportunidad de tocar. Es otro rollo, tiene una sutileza distinta al Rock duro o al Metal. De hecho también hay influencias de la música Jazz que nos empapamos para preparar el repertorio de Vintage y todo eso se refleja en “Ad Libitum”.

Bárbara: Los ambientes en los que tocas son también muy distintos, todo muy elegante y distinguido. Este verano y el pasado nos han salido bastantes fechas, hemos hecho bodas. Tener que trabajar y estudiar a voces como Ella Fitzgerald o Billie Holiday, su virtuosismo vocal, improvisación y sutileza, me ha supuesto un aprendizaje y un placer. Poder cantar sus canciones me aporta mucho. Hay un tema en particular, se llama “Black coffee”, que me enamora cada vez que la canto. De esa atmósfera he cogido cosas que me llevado a mi propio terreno.

Nitro: La música es música. Es el mismo lenguaje. Se mezcla todo, se hace un cóctel y sale “Ad libitum”, jaja.

-Muchas gracias por vuestro tiempo y disponibilidad para con nosotros. Si hay alguna última cosa que os apetezca comentar.

Nitro: Muchas gracias por la entrevista. Además queremos volver a dar las gracias a todos los mecenas que han apostado y creído en nuestro proyecto.

Bárbara: También agradecer la entrevista y animar a los lectores de Púrpura Chess a que se escuchen nuestro disco, está disponible en las distintas plataformas digitales. Y, si de verdad creen en él, que nos apoyen. Hay muchas maneras de ayudar al grupo, desde asistir a algún concierto hasta adquirir alguna camiseta o el propio disco en formato físico. Poder pasar juntos un rato agradable en las actuaciones, disfrutando de la música y de la energía que se crea.