Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 26 de mayo de 2016

Last In Line en directo. La nueva formación del grupo tributo de Dio que ha montado Vivian Campbell.


Nuestro entrañable amigo Vivian Campbell lo ha vuelto a hacer... una vez más. Se encuentra de gira con su grupo de tributo "sí pero no" de Dio. El día de ayer, venticinco de Mayo de dos mil dieciséis, actuó en el emblemático garito Whisky a Go Go de Hollywood, California.
A Vivian le acompañan el batería Vinnie Appice, el cantante Andrew Freeman, el teclista Erik Norlander y el bajista Phil Soussan, para sustituir a Jimmy Bain; sí, el mismo que era llorado e imprescindible hace apenas cinco meses. Cosas del directo, supongo.


Lo cierto es que este grupo empezó a funcionar en Abril de este año. Puede ser que a Campbell ya se le hubiera pasado el sentido sentimiento que nos hizo ver a todos cuando tristemente falleció Jimmy. De cualquier modo no puedo por menos que acordarme del cuestionamiento ético que le suponía a nuestro sentido guitarrista la frustrante muerte de Jimmy Bain. El propio Vivian comentó que no podía salir en directo con Last In Line si faltaba Bain, supongo que poco después valoró los pros y los contras de esta situación. Hace unos meses comentó que solo haría un par de actuaciones contratadas con antelación. Vaya, vaya. parece que se han ampliado misteriosamente las fechas acordadas. No me sorprende viniendo de un tipo como Campbell, la verdad. Ahora solo espero la nueva y enésima explicación cutre para justificar lo injustificable. Le deseo lo mejor en la salud, con sinceridad y sin duda alguna, pero solo espero mierda de lo que salga de su boca. Tanto va el cántaro a la fuente que se rompe y se llena de putrefacción.


Long Live Rock n Roll y long live Ronnie James Dio.


lunes, 16 de mayo de 2016

Michael Schenker le declara la guerra a su hermano Rudolph Schenker.


Hace unos escasos días Michael Schenker, uno de los mejores y más personales genios de la guitarra de todos los tiempos, se descolgaba con unas incendiarias declaraciones sobre los Scorpions y más concretamente sobre su hermano Rudolf Schenker. En una entrevista concedida a los periodistas Jimmy Kay y Alan Dixon del programa canadiense The Metal Voice se despachaba a gusto con respecto al papel que tanto el grupo alemán como su propio hermano han representado dentro de la trayectoria musical del rubio guitarrista. Parece ser que el motivo de la discordia es el libreto informativo que aparece en la última reedición con motivo del cincuenta aniversario del afamado disco “Lovedrive” de Scorpions. Según comenta Michael, la información histórica que aparece en dicho libreto no se ajusta a la realidad de lo que ocurrió en el seno del grupo durante la grabación del álbum que puso la primera piedra del camino que llevó a los alemanes a triunfar en el mercado americano y, por extensión, en el resto del mundo.

                                             Scorpions: "Lovedrive". Reedición 50 aniversario.

En unas desagradables e innecesarias declaraciones Michael comenta que no cree posible volver a colaborar con su hermano puesto que se encuentra muy dolido por todo lo que aparece en dicho libreto. Dice que la historia de la grabación del disco está completamente equivocada y le deja en mal lugar. Explica que no le otorgaron créditos por algunas de sus aportaciones compositivas al disco y que le suplicaron que se uniera con ellos. Comenta también que Scorpions se dedicaron a copiar a UFO y concluye zanjando que la principal diferencia entre ellos dos es que él sabe tocar y su hermano no. Tela.

                                                      Michael, Barbara y Rudolf Schenker.

Lo primero que me gustaría aclarar es que para mí Michael Schenker es tan importante como la vida… igual que Scorpions. Para abordar este dislate es necesario que nos pongamos en situación. Hablamos de los años 1978 y 1979. Conviene recordar que en esa época Uli Jon Roth, guitarra solista de Scorpions, había dejado al grupo por diferencias musicales y estos habían contratado al semi desconocido Matthias Jabs para cubrir su puesto y buscar una distinta orientación musical, más actual y en consonancia con los grupos de Hard Rock que empezaban a triunfar en EEUU. Por aquel entonces Michael Schenker también había dejado a UFO y se encontraba en el impás de decidir su siguiente paso musical.

                                                              Matthias Jabs.

Scorpions habían comenzado a trabajar en el nuevo disco, el primero sin Uli Jon Roth, contando con la guitarra de Matthias Jabs. Durante la grabación se planteó la posibilidad de que Michael Schenker colaborase con el grupo, puesto que Michael estaba sin banda tras dejar a los británicos del ovni. El hermano pequeño de Rudolf metió su electrizante guitarra en algunos temas como “Loving you Sunday morning”, “Another piece of meat”, “Coast to coast” o “Holiday” entre otros. Finalmente Scorpions acabaron prescindiendo de Matthias para que Michael se subiese a bordo, comenzando con ellos la gira. Al cabo de unos conciertos Michael abandonó el barco sopresivamente, por lo que Scorpions volvieron a llamar a Matthias para seguir la gira programada. Por lo visto los viejos demonios que han acompañado a Michael Schenker durante toda su vida salieron a relucir durante esos primeros shows y no pudo continuar tocando con el grupo. Matthias realizó unas cuantas actuaciones con la banda hasta que Michael solucionó sus problemas y pudo volver a estar en condiciones de actuar, por lo que Scorpions volvieron a prescindir de Jabs para ofrecerle el puesto de guitarra solista nuevamente a Michael. Por aquel entonces Matthias no era más que un desconocido guitarrista al que le había tocado la lotería con la llamada de los Scorpions, de este modo no tuvo más remedio que aceptar lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, Michael volvió a tener problemas dentro del grupo y les dejó definitivamente; Scorpions se vieron obligados a llamar nuevamente a Matthias, esta vez de manera definitiva. Estos meses suponen una de las etapas más interesantes y desconocidas de la historia del grupo germano. Hay muchas opiniones circulando por ahí, incluso de los propios implicados, pero me temo que la autentica realidad de lo acontecido en ese escaso medio año todavía no ha salido a la luz en su totalidad. Está claro que Rudolf quería a su hermano Michael en el grupo. Las dos veces que llamaron a Matthias y le invitaron a abandonar por la puerta falsa dice poco bueno de la ética de trabajo del grupo por aquel entonces, aunque tampoco conviene olvidar que Matthias Jabs no dejaba de ser un músico contratado al que sus jefes decidieron dar de baja y volver a contratar, por lo que desde el punto de vista laboral el asunto fue correcto; ojo, desde el plano personal la apreciación varía.

                                                        Scorpions con Michael Schenker.

Los caminos de los hermanos Schenker casi nunca han permanecido unidos pero siempre han caminado paralelos, con muchos momentos de confluencia. A nadie se le escapa que Michael Schenker es el genio de la familia, uno de esos músicos irrepetibles y tocados con el dedo divino, uno de entre un millón. Michael ha inspirado a miles de músicos y ha iluminado las ilusiones y los caminos de millones de personas con su música; eso es un hecho. Rudolf Schenker ha sido más bien la representación de la perseverancia, de la fe ciega en uno mismo y en sus propias posibilidades. Es la misma persona que esperó a Klaus Meine cuando tuvo los severos problemas de voz que, según los propios médicos especialistas, seguramente le impedirían seguir cantando. Cualquier otro músico hubiese fichado a algún cantante de moda –incluso el propio Meine puso su cargo a disposición de Rudolf-, pero el mayor de los Schenker no solo rechazó la renuncia de Klaus, sino que le animó más que nadie a buscar otras opiniones y tratamientos para conseguir recuperarse. Un duro recorrido de dos años, cuando todavía no eran las estrellas que hoy en día son, que acabó convertido en “Blackout”, un pedazo de disco que le abrió definitivamente los mercados y las mieles del merecido triunfo que llevaban tantos años buscando.

                                                            Klaus Meine y Rudolf Schenker.

Esto de los libretos de las reediciones cincuenta aniversario viene coleando desde finales del pasado año. Ya en esos momentos Michael Schenker hizo referencia a la inexactitud, según él mismo, de los datos y referencias que allí se contaban. Así lo hizo saber en algunas entrevistas, aunque en ningún momento cargó contra su hermano con la virulencia con la que lo acaba de hacer. Sería interesante saber qué ha cambiado dentro de la cabeza de Michael para que haya variado su discurso de esta manera tan destructiva ante unos hechos que ya conocía desde hace unos meses.

                                                      Los hermanos Schenker.

Parece ser que el principal problema viene porque Rudolf Schenker no quiso reconocer en los créditos el inicio del tema “Holiday” como composición de Michael. Tampoco aparece en las fotos del interior del disco como miembro del grupo. Se queja Michael de que lleva componiendo para Scorpions desde el primer disco “Lonesome Crow”, aparecido en mil novecientos setenta y dos cuando todavía formaba parte de la banda, sin aparecer acreditado como tal puesto que todas las composiciones quedaron registradas bajo el nombre del propio grupo. La propia historia que aparece en las líneas del libreto de “Lovedrive” presenta a un Michael casi suplicando entrar de nuevo en la banda tras abandonar UFO, según sus palabras. El menor de los Schenker explica en la entrevista que eso está distorsionado, que fue su propio hermano Rudolf el que le suplicó, llorándole por teléfono incluso, que volviese a Scorpions. Comenta que lo hizo casi por deferencia hacia su hermano y sin pensárselo mucho. Pese a realizar varias actuaciones en directo con el grupo no se sentía nada cómodo, vió que no podía hacerlo y dejó a la banda para ser honesto consigo mismo; no especifica nuestro querido Michael cuáles eran los problemas que le impedían sacar adelante su colaboración con Scorpions aunque mucho me temo que tenía bastante más que ver con sus propios demonios personales que con cuestiones musicales o de funcionamiento dentro de la banda.
Por todas estas cuestiones nos revela Michael que ya nunca más podrá volver a confiar en su hermano o en los Scorpions. Remata sentenciando que Scorpions copiaban a UFO -en los años en los que el rubio guitarrista militaba en sus filas, claro- y que su hermano y él se diferencian en que uno puede tocar y el otro no, Rudolf  es el que se preocupa más del espectáculo mientras que él es el músico. El tema está de esta manera. No parece que la próxima cena de Navidad vaya a ser tranquila en la casa de los Schenker, desde luego.

                                                  Michael Schenker.

Jamás saldrá de mi boca ni de mi pluma una sola afirmación que cuestione la valía artística, creativa, musical o interpretativa de Michael Schenker. Mi vida es mucho mejor si la acompaño con sus canciones y sus irrepetibles solos, eso es obvio. El problema viene a la hora de definir a Rudolf Schenker. Está claro que no es un guitarrista brillante a nivel técnico, basta con coger cualquier directo y escuchar el solo tras el segundo estribillo del famoso “Still loving you” para comprobar sus carencias en ese aspecto; nadie lo discute… ni siquiera él mismo. Pero de ahí a negarle sus cualidades como músico me parece una sobrada de dimensiones bíblicas. Scorpions tienen publicados dieciocho discos de estudio y varios directos con canciones inéditas incluidas en algunos de ellos, y el motor rítmico de casi la totalidad de esas canciones es el señor Rudolf Schenker; cierto es que muchos arreglos en los solos no los ha compuesto él, pero practicamente la totalidad de los clásicos que suenan a lo largo y ancho del mundo han salido de las cuerdas de su guitarra y de su cabeza por lo que se merece un mínimo de respeto. Nadie está hablando del Rudolf ejecutor de solos sino del Rudolf compositor y aquí pierde casi cualquiera que se ponga frente a él. Le pese a quién le pese.

                                                                 Rudolf Schenker.

Y luego viene la estupidez de la copia de Scorpions a UFO. Vamos a ver, UFO es un grandísimo grupo y Scorpions también pero cada uno tiene sus propias virtudes. Está claro que ambos grupos han sabido entender perfectamente el papel de la melodía dentro del Rock, eso es innegable, pero ambos tienen suficientes matices distintos como para saber identificar el estilo de cada uno de los dos. El asunto fue que UFO triunfaron antes pero menos y Scorpions tardaron más pero alcanzaron una fama mayor. Esto del éxito y la calidad no suele estar repartido equitativamente. UFO atesoran muchísima calidad aunque su éxito fue muy localizado y actualmente se tienen que contentar actuando en salas de pequeño y mediano aforo… igual que Michael Schenker; una injusticia, esta gente debería estar cada día de la semana llenando pabellones en el mundo entero. Me parece muy injusta la acusación de Michael hacia Scorpions. Si hay un grupo que ha luchado contra todos los inconvenientes del mundo y se ha ganado todo a pulso, con perseveración y constancia, sin que nadie les haya regalado nunca nada, esos son los Scorpions. Recordemos que vienen de las alemania de principios de los setenta, cuando era impensable que un grupo nacional lograse triunfar en el todopoderoso mercado inglés y norteamericano, de hecho el propio Michael Schenker les dejó tirados en cuanto le salió lo de UFO –grupo inglés, no olvidemos-, sin que nadie le recriminase nada y entendiendo la posibilidad que le surgía al rubio genio alemán. Scorpions han permanecido con fe inquebrantable sorteando todos los varapalos del destino, han soportado injusticias, risas y burlas de los que hoy les lamen el culo, traiciones y jugarretas surgidas incluso desde dentro del propio seno de la banda o distintos cambios de modas y tendencias a lo largo de todos estos años. Frente a todo eso ellos han seguido haciendo lo que mejor saben hacer: grandes canciones. Hoy en día se encuentran inmersos en una nueva gira mundial llenando pabellones con público que paga por verlos actuar y a los que les sigue ofreciendo un show de primera categoría. La historia al final parece que va a ser justa con ellos.


Tampoco es justo Michael Schenker con un hermano que jamás ha dicho una palabra negativa u ofensiva sobre su hermano pequeño. Rudolf y Scorpions han estado allí cada vez que el pequeño Michael tropezaba una y otra vez con sus demonios personales. Estoy seguro de que la vida de Michael no ha debido ser sencilla, supongo que debe ser complicado asimilar que eres un genio y saber lidiar con toda esa gente que te adula constantemente y se sube a tu chepa por el interés. Recordemos que Michael ha tenido bastantes relaciones difíciles con otros músicos con los que ha trabajdo en el pasado, con sus ex mujeres –una de las cuales le dejó completamente en la bancarrota de la manera más rastrera posible hace solo unos pocos años- o con la prensa musical que ha buscado más la noticia sensacionalista que la informativa propiamente dicha; comentaba en su día Sherpa, ex bajista de Barón Rojo, que coincidieron con Michael Schenker en Londres en los primeros ochenta y que siempre le pareció un tipo que no acababa de encajar y que se encontraba un poco tirado y perdido dentro del elitista ambiente musical británico. Todas estas experiencias seguro que han forjado ese carácter tan difícil del que hace gala siempre que tiene la menor oportunidad.


En el otro lado el Mad Axeman siempre ha tenido la complicidad de su hermano Rudolf cada vez que pintaban bastos en su vida. Conviene recordar que MSG, el grupo en solitario que Michael formó tras dejar a Scorpions durante el affair Lovedrive, funcionó como telonero durante casi todas sus actuaciones hasta finales de los noventa. En todos esos años eran incluidos en los shows de los propios Scorpions como invitados especiales, incluso Klaus Meine y Rudolf Schenker realizaron un cameo en la canción “Doctor Doctor” del directo de la MSG titulado “Rock Will Never Die”. También fueron los invitados de la primera gira europea en la que Michael presentaba a Robin McAuley, cantante de la enésima encarnación de su grupo en solitario. La estupenda asociación que formó con McAuley se vino al garete pocos años después y un hastiado Michael publicó su primer disco acústico en solitario. Para la presentación en directo volvió a tirar de su hermano Rudolf. Scorpions invitaron al primer tramo de su gira a Michael Schenker, que salía en mitad del show de los alemanes para interpretar un pequeño set acústico en el que sonaba algún tema de Scorpions y algo del disco en solitario de Michael. Me pregunto por qué en ese momento no decidió salir de gira él solo como Michael Schenker en solitario en lugar de acudir bajo el cobijo de su hermano “del que ya no podrá confiar nunca más”; en fin.


Tampoco podemos olvidar todos los conciertos de reunión que ofrecieron los alemanes y que contaron con Michael Schenker como invitado en muchos de ellos. En el show de Wacken, que se presentó como una noche para el recuerdo, Michael también actuó con su propio grupo antes de subirse a la esperada reunión del grupo madre alemán. Todas estas actuaciones beneficiaron por igual a Michael Schenker y a Scorpions, por lo que resulta absurdo y hasta desagradecido no tenerlo en consideración, supongo que a Michael se le debe haber olvidado. Estas actuaciones de reunión especiales se hicieron desde el año dos mil cinco hasta el infame show del dos de junio de dos mil doce en Nancy, para el que estaban anunciados los antiguos ex miembros Michael Schenker, Uli Jon Roth, Herman Rarebell o Rudi Lenners. Al final solo salió Uli Roth para interpretar un tema, Herman y Lenners solo actuaron en el mini show que ofreció Uli Roth con su propio grupo al acabar el festival, sin figurar en el cartel y mientras el público abandonaba el recinto; por su parte James Kottak tocó el set de Scorpions realizando varios fallos de ejecución y con un colocón impresionante. Lo que daría por saber qué pasó en los camerinos para que al final nadie saliese a actuar con Scorpions.
Tampoco puedo olvidar el concierto que ofrecieron a finales de Julio de dos mil siete en el prestigioso Hammersmith londinense. La reunión estaba anunciada con la presencia de Michael Schenker y Uli Jon Roth aunque primero actuaría la MSG de Michael. El concierto del grupo del Mad Axeman duro menos de media hora ante la atónita mirada de los músicos de Michael que comprobaron como el rubio guitarrista era incapaz de sonar en el tono de cada tema. Michael Schenker salió a escena completamente fuera de sí, preso una vez más de sus propios demonios ofreció un espectáculo bochornoso que todavía me apena cada vez que lo recuerdo. No tuve que leerlo en ningún sitio porque asistí como parte del público a esa triste actuación en la que Michael no era capaz de seguir ningún tema, sonando a destiempo y desafinado. Estaba previsto que Michael saliera después con Scorpions para tocar un puñado de temas pero, por supuesto, les volvió a dejar tirados; una vez más.


Y ahora lleva en su grupo a dos ex miembros de Scorpions: Herman Rarebell a la batería y Francis Buchholz al bajo. Sí, el mismo Francis Buchholz que fue expulsado de Scorpions por conspirar con las finanzas del grupo a espaldas de sus propios compañeros. Lo curioso del asunto es que ya han pasado más de veinte años desde que esto ocurrió y todavía el bueno de Buchholz no ha querido o no ha podido explicar lo que pasó. Demasiado tiempo para callar una injusticia si realmente lo ha sido… lo que lleva precisamente a pensar lo contrario. Pues ahora nos encontramos con que Michael Schenker lleva varios años presentando un repertorio de directo en el que abundan las canciones de Scorpions. En un músico que tiene en su haber tantas y tan buenas composiciones propias resulta chocante comprobar que recurra a temas de ese grupo en el que no podrá confiar nunca más. El amigo Michael se descuelga tocando en directo temas como “Lovedrive”, Coast to coast”, “Holiday”, “Another piece of meat”, “Rock you like a hurricane” o “Blackout”. ¿Acaso también compuso Michael Schenker “Blackout”?, ¿también le robaron los créditos de “Rock you like a hurricane”? O igual las toca porque están en su grupo Rarebell y Buchholz, músicos entrañables pero bastante limitados en materia técnica. Me encantaría conocer las motivaciones que han llevado a Michael a contratar a estos dos músicos en su grupo. Puede que la sombra del escorpión sea demasiado alargada.

                                    MSG: W.Findlay, H.Rarebell, M.Schenker, D.White y F.Buchholz.

Al César lo que es del César. Realmente lamento estas declaraciones tan descalificantes de uno de los grandes genios de la música. Voy a intentar relajarme de todo esto mientras escucho una de esas últimas composiciones de Scorpions en la que vuelven a reivindicar sus auténticas prioridades. Ahora queda saber cómo encajará todo esto Rudolf Schenker.

                                                           Scorpions: "Rock n Roll band".


lunes, 9 de mayo de 2016

Chickenfoot: "Divine termination", nuevo tema.


Chickenfoot, el super grupo formado por Sammy Hagar, Joe Satriani, Michael Anthony y Chad Smith, han interpretado en directo su nueva canción titulada "Divine termination". Este hecho se produjo durante el concierto que ofrecieron el pasado sábado siete de Mayo en el escenario del Hotel y Casino Harrah, en el Lago Tahoe. Conviene recordar que es el primer tema nuevo que ofrece este grupo desde la publicación su segundo disco, titulado irónicamente "Chickenfoot III", en el año 2011.


Este proyecto se formó en 2008 a partir de una noche loca de Tequilas en la Cantina Cabo Wabo -local musical nocturno creado por Sammy Hagar en la exotica localidad de Cabo San Lucas, en la costa de la Baja California, a principios de los noventa-. Sammy Hagar, Michael Anthony y Chad Smith se subieron al escenario del local para improvisar unos temas en directo y acabaron decidiendo montar un grupo. Llamaron a Joe Satriani y todo empezó a rodar. Lo que comenzó como un inocente divertimento dió lugar a dos discos de estudio, dos directos y un par de giras mundiales. El primer disco del grupo, titulado "Chickenfoot", llegó a alcanzar el disco de Oro de ventas en EEUU, aunque el planteamiento tenía algo de trampa: se publicó como disco doble incluyendo un extra con vídeo clips y tomas de la grabación del cd; las unidades vendidas se consideran dobles si la edición contiene dos cds o dvds, por lo que las ventas del disco se multiplicaron por dos. No obstante las ventas fueron buenas en general, sobre todo si consideramos el declive que ha observado la industria discográfica durante todos estos años de la era de descargas ilegales por internet.


La música de Chickenfoot es muy buena, no cabe duda de ello si tenemos en cuenta los musicos que se encuentran detrás del nombre. Sin embargo, no deja de ser material que rezuma el sabor de Van Halen por los cuatro costados -canciones como "Oh yeah", "Alright alright" o "Big foot" hablan por sí solas-; la sombra del genio de Eddie Van Halen es alargada. Por otro lado, también conviene señalar que este aire general a Van Halen no resta interés ni enjundia a la música que nos ha ofrecido este cuarteto.


Siempre plantearon este proyecto como algo puntual y, tras la gira de presentación del segundo disco de estudio en 2011, apagaron el grupo... hasta hace unos meses. No se habían vuelto a juntar desde finales de 2014, que se subieron a tocar durante el bis del concierto de cumpleaños de Sammy Hagar en Las Vegas. A finales del pasado año Hagar anunció que se le había ocurrido una melodía que venía perfecta para el grupo y que se la pasaría a Satriani. Fue el propio guitarrista americano el que se lamentó en 2011 por el hecho de que el resto de los componentes del grupo no sacasen tiempo para grabar otro disco más del cuarteto. Comentó el genial guitarrista que siempre le pareció triste que un grupo con el recorrido musical de Chickenfoot no tuviese más música grabada debido a las carreras en solitario y los problemas de agendas de sus componentes.


Pues bien, estos problemas parecen haberse aparcado porque hace poco se anunciaron un par de conciertos para el pasado fin de semana en lo que suponía la reunión completa del grupo. Se ha comentado que estos shows suponían la primera vez en seis años que la formación se subía a un escenario junta para interpretar musica; bueno, una puntualización, se trata de la formación original compuesta por Hagar/Satriani/Smith/Anthony, puesto que en 2012 se marcaron una gira mundial bastante completita acompañados a la batería por Kenny Aronoff ante la imposibilidad de que Smith pudiera girar con ellos debido a los problemas de agenda de su grupo Red Hot Chili Peppers.
Solo esperamos que la reunión no se quede en este par de conciertos y que nos regalen un verano con un nuevo disco suyo y una ronda de galas en directo. Para abrir boca tenemos este "Divine termination" con ese inicio tan deliciosamente Satriani. Y si deciden lanzarse a la carretera también deseamos que olviden esa ridícula obcecación de no tocar material de Van Halen; el mundo necesita "Dreams", por supuesto.

                                  Chickenfoot: "Divine termination". Harrah's Lake Tahoe. 7.5.16.


                                  Chickenfoot: "Learning to fall". Del disco "Get Your Buzz On Live".



miércoles, 4 de mayo de 2016

Festival Platos Rotos. IES Puerta Bonita. Novena Edición.


El próximo viernes 6 de Mayo se celebra la novena edición del Festival Platos Rotos. Entre sus múltiples actividades contarán con las actuaciones musicales de los grupos Watch Out, Priscilla Band y The Beat Vitamines, que se llevarán a cabo en el Teatro Capilla del IES Puerta Bonita, ubicado en el madrileño barrio de Carabanchel. Este evento está organizado por los estudiantes de ciclos superiores de Producción, Sonido, Iluminación y Realización de dicho centro educativo. Desde aquí nos alegramos sobremanera y animamos a este grupo de alumnos y docentes que, con grandes dosis de esfuerzo e ilusión, siguen planteando este interesantísimo proyecto multidisciplinar, ubicado dentro del marco de la programación del conocido Festimad 2M.


Más de doscientos alumnos, diez profesores y diferentes instituciones públicas y privadas colaboran para acercar a tus oídos lo mejor de la música Funk en un entorno privilegiado: una antigua capilla ubicada entre amplios jardines, donde se realizan además actividades exteriores. Un ambiente lúdico y festivo a lo largo de toda la jornada, convertido en una especial plataforma para el aprendizaje de los alumnos, que ha obtenido en los Premios Nacionales de Innovación Educativa, la primera Mención de Honor.

                                                IES Puerta Bonita. Teatro Capilla.

La orientación musical del festival tiene una clara vocación hacia la música Funk, aunque los tres grupos participantes también nos ofrecen con sus ritmos sabores y matices Jazz, Soul o Disco. Además de las actuaciones de estos tres grupos, en los jardines exteriores se realizan diferentes actividades participativas para todo tipo de público: conciertos de Big Band, DJs, batucadas o exhibiciones de baile; también podemos encontrar talleres de tinte de camisetas o de realización de bisutería, “face in hole”, burbujas gigantes o exposiciones. Así mismo se ofrecen menús especiales, a precios muy económicos, para recargar energía y con venta de merchandising para que te lleves un recuerdo de la jornada.


En la cafetería del Centro también puedes encontrar una exposición de carteles inspirados en los grupos musicales que nos acompañan este año, realizados por los alumnos de Diseño y Producción Editorial. En definitiva, todo un interesante abanico de manifestaciones artísticas para disfrutar durante ese día y para apoyar todo el trabajo y esfuerzo desplegado por los integrantes de la comunidad educativa de este IES.


El IES Puerta Bonita se encuentra ubicado en la Calle Padre Amigó 5, dentro de la antigua finca de "Vista Alegre”. Cuenta con una zona de aparcamiento vigilado, libre para alumnos y visitantes, con una capacidad de más de 100 plazas. También existen varios modos de llegar hasta el IES Puerta Bonita en transporte público. Las estaciones de metro más cercanas son las de Oporto y Pan Bendito, mientras que las líneas de autobuses corresponden a los números 34, 47, 108 y 118.