Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

sábado, 15 de febrero de 2014

ENTREVISTA A LUIS GARCÍA (SOBREDOSIS, KING KONG, ÑU, RAMONCÍN, SUPER FUNKY EXPRESS...)

"Creo que casi es más difícil sacar un disco ahora. En los tiempos de Sobredosis no era demasiado difícil que una compañía te contratase, siempre que tuvieses un producto interesante que ofrecer.  Hoy día eso es casi imposible".

"Pienso que el problema de Ramoncín fue que él mismo acabó con su carrera musical. Lo que realmente me gusta de él es cuando hace música. Es una persona excelente y lo he pasado muy bien tocando en su banda".


Con motivo de las pasadas actuaciones de  Deep Purple Music Experience tuvimos la suerte de entrevistar a Luis García, el batería que está detrás de este proyecto. Integrante de grupos como Sobredosis, King Kong, los Ñu de Jose Carlos Molina, Ramoncín, La Orquesta Mondragón  o Super Funky Express entre otros. Aquí os dejamos con las experiencias e inquietudes de un músico muy importante dentro del Rock español desde los años ochenta.


-¿En  qué momento decidiste que te querías dedicar a la música?

Cuando tenía unos catorce  años, en unos ejercicios espirituales de los curas. Iba a un colegio de curas en San Viator. Recuerdo que hicimos una semana de convivencias en un monasterio y nos pidieron que lleváramos algún instrumento musical. No sabía tocar nada y, una vez allí, me llamaron mucho la atención los bongós. Empecé a tocarlos hasta que alcancé cierta habilidad. Esos fueron mis primeros escarceos con la música. Luego llegó la batería y lo demás es historia.
Mi primer grupo fue acústico, en el colegio. En la banda tocaba los bongós. Los chicos empezaron a comprarse guitarra eléctrica, bajo y yo me lancé a la batería. Como por aquel entonces me resultaba imposible adquirir una batería, aprovechaba una que había en la iglesia.

- ¿Qué recuerdos guardas de tu etapa en Sobredosis? ¿Fue tu primer grupo “serio”?

Hice una prueba para Trilogía, el grupo de Fernando Valdés, pero no salió adelante. Mi primer grupo serio fue con unos amigos del barrio, que se convirtió en Sobredosis. Por aquel entonces, te hablo de los años setenta, tenía una novia del barrio del Tercio que me habló de unos amigos suyos que tocaban y buscaban a un batería, así conocí a Manuel Manrique.
Después de hacer la mili me volví a juntar con Manuel y otra gente del barrio, naciendo de ahí Sobredosis, que al principio se llamaba Dosis.


-¿Era difícil grabar un disco en aquella época?

Creo que casi es más difícil sacar un disco ahora. Para nosotros no fue demasiado difícil que en aquel momento una compañía te contratase, te pagase los gastos de grabación de un disco y te lo publicase, siempre que tuvieses un producto interesante que ofrecer.  Hoy día eso es casi imposible.
Nosotros aparecimos en medio de la onda British europea. Aquí en España los grupos importantes de Rock eran Barón, Obús, Panzer y nosotros. Teníamos un amigo que era productor de Los Pecos y estaba un poco metido en el mundillo. Nos habló de alguien que conocía y que buscaba bandas de rock para sacar un disco, que sería “Unidos Por El Rock”.  La idea era conseguir a cuatro bandas y que cada una grabara dos canciones. Luego, al grupo que más pegara, se le financiaría la grabación de un disco. Nosotros aceptamos y resulta que nos escogieron para grabar el álbum.

-¿Cómo fue tu primera experiencia en un estudio de grabación?

Pues grabando estas dos canciones para “Unidos Por El Rock”. Lo hicimos en los estudios Musigrama, realizando una toma de cada tema o como mucho dos. Grabamos con Andrés a la voz, que era nuestro primer cantante, ya que por entonces no estaba Santi. Los temas eran “Chico” y “Alíate”.

-De ahí al primer disco.

Lo cierto es que el grupo gustó bastante. Javier Gálvez, tristemente fallecido, trabajó con nosotros y se nos propuso grabar un disco. Por entonces el cantante ya era Santi, y José de Benito pasó a la guitarra. Javier Gálvez nos consiguió un contrato con Chapa. Parece ser que Fortu, cantante de Obús, quería producir un disco a una banda y nos lo propusieron. Para el disco ya teníamos un repertorio trabajado además de nuestros dos himnos, “Chico” y “Alíate”.


¿Cómo eran las actuaciones en directo de Sobredosis?

Javier nos consiguió muchas actuaciones, tocamos muchísimo. Colaborábamos con la Junta Municipal de Carabanchel, nos dejaban sus locales para ensayar y a cambio tocábamos en las fiestas de los barrios para hacer algo de dinero. La verdad es que el grupo estaba muy rodado por aquel entonces.
Tocábamos nuestras canciones y hacíamos la versión del tema de UFO “Doctor Doctor”. También hacíamos antes una versión de los Rolling Stones que cantaba yo mismo. De hecho también cantaba “Doctor Doctor”, pero cuando entró Santi me dije que era mejor que hubiera un único cantante.

- Grabasteis dos discos ¿Por qué lo dejaste?

Había una cuestión de liderazgo entre Manolo y yo, a nivel de composición de temas y de propio funcionamiento interno. Surgieron algunos problemas con un par de miembros del grupo. El cantante, Santi, pasó un mal bache a nivel vocal y entró Luis, cantante de Farenheit. También hubo problemas porque José de Benito debía hacer el servicio militar.  Intenté que entrara otro guitarra pero Manolo no lo acabó de ver bien y al final decidí marcharme del grupo yo mismo, quedando solo Manolo y Luis. Metieron otros sustitutos, pero no acabó de funcionar ni encontraron compañía de discos. Salvador y yo nos fuimos a King Kong. Lo cierto es que no veía claro que la compañía quisiese grabar otro disco de Sobredosis, las producciones de Fortu fueron un desastre y todo el mundo estaba un poco mosca al respecto. Te puedo decir que las maquetas que habíamos hecho nosotros sonaban mejor que los discos.

- Sobredosis se ha vuelto a juntar ¿No se ha planteado la posibilidad de que participaras?

Claro, juntarse fue idea de José de Benito. Quería montar una banda para tocar en directo y siempre es más fácil salir con un nombre que sea conocido que con algo nuevo. Nos reunimos para hablarlo, pero a mí en ese momento no me apetecía montar el grupo. Me parece que el mensaje del grupo hoy día está algo pasado, no me parece ético salir hoy con el mismo mensaje y la idea antigua. Si sales a tocar debes hacerlo al menos mejor que hace veinte años. Me intentaron convencer, pero no lo vi claro.
Luego ellos hicieron algo con Manolo Arias que pienso que no deberían haber hecho, porque eso no era Sobredosis. Hay que tener claro que sin Manuel Manrique eso no es Sobredosis. En todo caso deberían haber aparecido como un grupo tributo, no me parece adecuado que se llamen Sobredosis. Ojo, que todos son amigos míos, estoy comentando mi opinión siempre desde el punto de vista musical.


-Supongo que conoces el Festival Leyendas ¿Estarías dispuesto a alguna reunión puntual?

Si estuviéramos los miembros originales no me importaría hacer dos o tres conciertos este verano o cualquier otro, pero teniendo total control sobre los ensayos y la calidad final del producto, que fuéramos al 100% de calidad.

- Después continuaste con King Kong. Creo que al principio os hacíais llamar Farenheit ¿Cómo surgió el grupo?

Fue una consecuencia de la salida de Sobredosis. A día de hoy te puedo decir que es de los pocos discos en los que he tocado que no escucho. Me gusta de vez en cuando volver a escuchar algún disco en el que haya participado, pero este no. El disco fue un desastre de grabación y producción. Se encargaron los hermanos Peyronnel, de UFO, y la verdad es que el resultado final no me gusta.


- Me gustaría que nos contases algo de Tango. Banda formada con José Ángel Asensio. ¿Cómo os pusisteis en contacto?

Fue cuando estaba con Ramoncín. Me llamó José Asensio, guitarra de Zero, para grabar unos temas que iban en onda Zeppelin o Bad Company. El disco me gustó pero no pasó nada, así que seguí con Ramoncín y con Ñu.


- También has tocado con José Carlos Molina en Ñu. ¿Cómo se produjo tu participación en Ñu? ¿Conocías a José Carlos de antes?

José Carlos y yo nos conocemos desde hace un montón de años. A mí me gustan mucho los primeros álbumes de Ñu, de los setenta, cuando me compraba sus discos. “Cuentos De Ayer Y De Hoy” me parece un gran disco.  Me encontré a Molina en un concierto de Robert Plant en el Pabellón del Real Madrid, y me dijo que quería reformar su banda de entonces y si me interesaba unirme. Le presenté a Carlos Kakutani y José Carlos nos comentó que en un par de semanas grabábamos un disco en directo. Lo montamos y ensayamos en la habitación de su casa.

-Participaste en la grabación del “Imperio de Paletos” y en “La Danza De Las Mil Tierras” ¿Cómo era grabar con Molina?

José Carlos compone sus propias canciones. Nos pasaba las demos grabadas con baterías programadas, teclados, guitarras, etc. Nosotros colaboramos a nivel de arreglos, y había bastante trabajo a ese nivel en las demos. Recuerdo que grabar el directo en un solo día siempre es algo complicado, no hay margen de error. Problemas técnicos de acoples, sonido de los bajos, hubo que regrabar casi todo menos la batería.
Realmente, a nivel musical, lo que me gusta de Ñu son sus primeros años. Cuando grabé con ellos eran más una banda de Heavy mientras que al principio eran una banda de Rock Progresivo. No me malinterpretes, la música está bien, pero hubiera estado fenomenal con los músicos del principio, con ese toque progresivo.

-¿Hay alguna anécdota curiosa que recuerdes de tu etapa en Ñu?

Muchas salidas cachondas. Recuerdo que en el directo decía aquello de que “estamos hartos de que nos den por culo, y no físicamente, que todavía es digno”. José Carlos mola un montón, ¡jamás tendría una mala palabra para él!


-También has participado en varios discos de Ramoncín, desde su directo “Al Límite”. ¿Qué te pareció la experiencia de tocar en su banda?

 Ese directo fue el disco más representativo de Ramoncín. Grabar ese directo fue otra historia en cuanto a calidades y niveles técnicos y la posibilidad de codearse con gente que había grabado con músicos de primera talla mundial. Íbamos a los mejores hoteles, con las mejores calidades, tocábamos en estadios llenos…, eso era algo impensable dentro de la escena del Heavy español. Tocar con él fue una gran experiencia, nos llevábamos fenomenal y era ante todo una persona muy profesional.

-Hoy en día su imagen está un poco tocada por su trabajo televisivo.

Pienso que el problema de Ramón fue que él mismo acabó con su carrera musical. Se apartó conscientemente de la música cuando estaba en su momento más álgido, aparecieron los capos de la televisión con sus ofertas para colaborar en ese mundo y él las aceptó, olvidando la música.
Hay que tener en cuenta que montar una gira como las que hacía Ramón, a ese nivel tan grande y complejo, con tantos días en la carretera, puede ser muy cansado y duro, ya sabes, meses en la carretera con todos los riesgos e incertidumbres que puede conllevar. Supongo que le tentó la posibilidad de obtener los mismos beneficios económicos  sin tener que salir de gira.
Lo que realmente me gusta de Ramón es cuando hace música. De todas formas es una persona excelente y lo he pasado muy bien tocando con él.


-Llegamos a Luis García & Friends. ¿Qué nos puedes contar de esto?

Pues eso es un proyecto con Stevie Zee a la guitarra, que se tradujo en un disco de versiones de la banda Average White Band, más otras canciones originales dentro de una onda Soul, que me encanta. No me gusta cerrarme a un solo estilo musical, siempre hay que estar atento a otros estilos que te puedan aportar matices y completar tu perspectiva y crecimiento como músico.

-“Average White Tribute Band” y “Super Funky Express” son discos en los que abarcas distintos estilos ¿Cuales son tus inquietudes musicales a la hora de tocar?

El primer disco es un tributo a Average White Band junto con temas originales en una onda más Soul, con solos de batería. Era más un Ep que un disco. El otro disco, “Super Funky Express”, puede ser uno de los mejores discos en los que haya trabajado, con colaboraciones de artistas de talla internacional, gente que había tocado con estrellas del calibre de Aretha Franklin, Marvin Gaye, Eric Clapton o Tom Petty. Con la producción de Molly Duncan, un productor de talla internacional con el que pudimos comprobar que eso es otro nivel. La capacidad de extraer lo mejor de cada uno y la calidad final del trabajo te hace darte cuenta de las diferencias a la hora de elaborar música.

-¿Cómo surgió la posibilidad de grabar un disco a este nivel y con estos colaboradores?

 Teniendo un mecenas. En este caso, un amigo mío que estaba dispuesto a hacer esa inversión. Me permitió elegir las condiciones para llevar a cabo el proyecto y lo hicimos. Entiendo que el problema de llevar a cabo proyectos de este tipo, que no es “lo que se lleva”, es el de poder recuperar la inversión y que el asunto sea rentable. Ahora estoy intentando engañar a otro para hacer el segundo disco de Super Funky Express, jaja.
Lo cierto es que el disco está pensado para el mercado internacional, pero me sentí tan quemado y desengañado con tantas personas, que paré el proyecto. Me llamaron para tocar en distintos lugares, muchas fiestas privadas, pero me desentendí del grupo, estaba cansado y no quise saber nada del tema. Hace poco he tocado en un par de conciertos con la banda y me lo he pasado muy bien y he disfrutado mucho pero, ahora mismo, no tengo las fuerzas necesarias para lanzarme al 100% a por ello.


-¿Cuáles son tus intereses musicales aparte del Rock?

Toda esta música de Purple, Zeppelin… la vamos a llamar Rhythm & Blues, que es de donde vienen, todas las influencias rítmicas, la música negra que rezuman estas bandas está presente. De hecho, del R&B viene todo este rollo. Personalmente, menos a lo latino y lo hortera, estoy abierto a casi cualquier estilo musical. He disfrutado mucho tocando Funky, pero ahora me apetece hacer algo un poco más duro. Me encantaría hacer un disco con los músicos de Purple Experience pero con temas originales.


-Algo más que nos quieras comentar.

Purple Experience es mi prioridad total y absoluta. Si que quiero hacer un show puntual tributo a Keith Moon, con varios baterías de los mejores de España. Sería un único concierto en Madrid, que haré si encuentro el tiempo y las condiciones adecuadas. Aparte me realiza mucho llevar a cabo mis clases de música y batería.




9 comentarios:

  1. Actualmente está con Gurruchaga y la Orquesta Mondragón.

    Javier.

    ResponderEliminar
  2. Ramoncín se tiene muy ganada la animadversión que le tiene el público en genarel. Y mira que me gustan mucho la mayoría de sus discos...

    Ginés.

    ResponderEliminar
  3. En efecto, Ramoncín echó a perder toda su credibilidad en el momento en el que empezó a participar de contertulio en programas televisivos de dudosa enjundia. Entró en un juego que supongo que le lucró pero que, a la larga, ha perjudicado seriamente su reputación pública.

    Luis.

    ResponderEliminar
  4. La gente se ha obsesionado mucho con la carrera extra usical de Ramón. Recientemente actuó en Madrid, en la sala Shoko y la acogida fue muy buena, además de ofrecer una bonita actuación.

    Ana.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mí siempre me ha gustado mucho ramoncín, y sus intervenciones en programas de opinión también. me parece injusto el tratamiento por parte de mucha gente.

    Lucía. Salamanca.

    ResponderEliminar
  6. Lástima que no se implicara en la reunión de Sobredosis. El disco de Super Funky Express suena bastante bien. Parece que quiere volver a hacer algo en directo con esto.

    Lo de los tributos está bien, y los monta muy currados, pero es una pena que muchos músicos de Rock hoy en día tengan que recurrir a esto de los tributos para tocar en directo.

    Jose.

    ResponderEliminar
  7. Música y crisis: "Mamá, quiero ser artista", libro del escritor y periodista musical Amado Storni. Solicita tu ejemplar en el correo poesia68@hotmail.com o en la dirección http://editorialcirculorojo.com/mama-quiero-ser-artista/ Su precio es de 18 euros (si el envío es postal, gastos de envío incluidos), o de 15 euros (si la entrega es en mano, solamente para Madrid). Lo recibirás firmado y dedicado a quien tú quieras. Regálate conocimiento. Regálate cultura.

    ResponderEliminar
  8. Qué entrevista más interesantísima. No conocía a este músico pero si que tengo muchos discos en los que ha participado. Es genial muchas gracias

    ResponderEliminar
  9. Qué entrevista más interesantísima. No conocía a este músico pero si que tengo muchos discos en los que ha participado. Es genial muchas gracias

    ResponderEliminar