Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 19 de marzo de 2015

REVOLUTION SAINTS: “You're not alone”.



Vuelve a reaparecer el excelente guitarrista Doug Aldrich después de causar baja en los Whitesnake de David Coverdale. Aporta su guitarra al nuevo supergrupo Revolution Saints, que acaba de publicar su primer disco bajo el mismo nombre de la banda.


Este grupo, además de Doug Aldrich, cuenta con el bajo y las voces de Jack Blades y con la batería y voces de Deen Castronovo, colabora también en todo el disco el teclista y productor italiano Alessandro Del Vecchio; además cuenta con los cameos puntuales de Arnel Pineda y Neal Schon, cantante y guitarrista respectivos del famoso grupo americano Journey – sí, los del archiconocido “Don’t stop believin” de la serie de Tv americana para efebos universitarios y sus inquietas hormonas llamada Glee -. Todo el combo se encuentra gestionado bajo la tutela del actualmente todopoderoso Serafino Perugino, presidente de Frontiers Records y actual capo del negocio discográfico rockero. Serafino se ha convertido en un digno sucesor del estilo y la esencia de todo un John Kalodner, principal artífice de reuniones y supergrupos en los ochenta y noventa como Asia, Aerosmith o Whitesnake entre otros, y del que, sin duda, es necesario dedicar cuanto antes un artículo en nuestro pequeño universo paralelo púrpura.

                                      Serafino Perugino.                           John David Kalodner.

                                             Revolution Saints con Alessandro Del Vecchio.

El disco atesora una de las mejores colecciones de canciones de Hard Rock melódico que he escuchado últimamente. De la mano de Deen Castronovo, actual batería de Journey, nos presentan unas composiciones inspiradísimas y ejecutadas con una maestría y elegancia que tira de espaldas; obviamente el sello Journey está presente a lo largo de todos los temas del álbum, incluso Doug Aldrich toca su guitarra imbuido del estilo de Neal Schon, algo que pocos músicos pueden hacer sin caer en el ridículo; y es que en Journey es bueno hasta el que barre el local de ensayo. Si bien el disco constituye una de las mayores sorpresas de estos últimos meses, puesto que atesora una calidad y un estilazo que desborda desde el momento en el que suena el primer acorde, nos vamos a detener en una de sus canciones. Una de sus cartas de presentación se llama “You’re not alone”, un tema pegadizo, elegante e impactante; no puedes remediar que te enganche inmediatamente desde su primera escucha con ese piano melancólico que te sumerge de lleno en el riff principal de la canción.

                                                                Journey.

                                                              Deen Castronovo.

Pero lo mejor de “You’re not alone” es el estribillo, ese estribillo brillante que me tiene obsesionado y que no consigo sacar de mi cabeza. Puede competir directamente con cualquiera de los temas bandera de los Journey de Steve Perry sin sonrojarse. Desbordante. Lo más cachondo del asunto es que el tema está cantado por el batería, a dúo con Arnel Pineda. El propio Deen Castronovo, además de batería de primera categoría y contumaz, es un cantante como la copa de un pino, no en vano Castronovo era el encargado de realizar los agudos en las canciones de Journey; qué mal repartido está el mundo y sus talentos, unos incapaces de afinar un instrumento de cuerda y otros sobrados para dar lecciones realizando ritmos o en cuanto abren la boca. El contrapunto entre las voces de Arnel y Deen otorga el toque de gracia a una canción que en otros tiempos reinaría en las emisoras de radio de medio mundo… Y ni siquiera la han elegido como primer single, lo que da idea del material que engloba el cd.

                                                               Steve Perry.

                                                              Arnel Pineda.

                                                             Deen Castronovo.

No contentos con presentar al mundo una canción tan bonita y exuberante, Revolution Saints decidieron incluir en el disco ni más ni menos que tres versiones de la misma…con dos cojones.
La versión que preside el disco está interpretada a dúo por el propio Castronovo y el actual cantante de Journey, el filipino Arnel Pineda – otro que canta que te tiras al suelo -. Además, aparecen como temas extras de la edición de lujo del álbum otras dos versiones de la misma canción, una interpretada íntegramente por Arnel Pineda, y otra cantada en su totalidad por Deen Castronovo.

                               "You're not alone" Edición estandar. Dúo Deen Castronovo - Arnel Pineda.

                                           "You're not alone". Versión de Deen Castronovo.

Ya me he topado con gente que opina que son muchas versiones del mismo tema en un disco y que no es adecuado desde un punto de vista comercial, que no tiene sentido reiterar el tema, que no se notan diferencias y bla, bla, bla. Tonterías. Bajo mi punto de vista no han entendido absolutamente nada, no solo no son muchas versiones sino que resultan completamente imprescindibles las tres. Resulta necesario y vital escuchar esta melodía de la mano de la delicada voz de Arnel y de su tono tan increíblemente semejante al de Steve Perry, incluso hubiera estado muy bien haber invitado al propio Perry a interpretar esta canción bajo su particular toque a la voz. Y la versión de Deen Castronovo es completamente imprescindible, hay que ver cómo es capaz de cantar este señor, cómo entona y modula con esa sensación de hacer sencillo lo imposible para el resto de los mortales.

Por lo que a mí respecta podrían haber publicado un disco completo con diez versiones distintas de esta canción, incluyendo demos, otros solos, otras líneas de coros o invitando a otros cantantes a interpretar esta joya. Estamos más que probablemente ante uno de los discos del año.





6 comentarios:

  1. Revolution saints es un discazo, y el tema del artículo es buenísimo. Es verdad que tiene un rollo a lo Journey que tira de espaldas. Lástima que estos grupos duren medio telediario, Deen Castronovo está actualmente en Journey, Jack Blades en Night Ranger, y supongo que Doug Aldrich se venderá al grupo de mejor postor.

    ResponderEliminar
  2. Todo lo que venga de la factoría Journey es sinónimo de calidad y Castronovo es un excelente batería y mejor cantante, no mucha gente sabía que era él quien hacía muchos de los agudos de Journey cuando se fue Perry.

    El disco es muy, muy bueno, pero no solo You're not alone o el single, el arranque de las cinco primeras canciones te deja sentado en el sitio. Y Doug Aldrich soberbio. De lo mejorcito de la saga Purple.

    Antonio.

    ResponderEliminar
  3. Cierto, uno de los mejores discos de lo que llevamos de año. A la altura de unos Journey. Lo curioso es que las composiciones son en su mayoría de Alessandro del Vecchio.

    ResponderEliminar
  4. Vaya pedazo de disco! No lo había escuchado pero es una maravilla. Como se ha comentado antes, es una pena que esto no sea un grupo y no vaya a durar. Seguro que en estos momentos ya están disueltos.

    Hoy en día la gente no forma grupos, hacen proyectos (ni siquiera les llaman grupos) y se acaban desde el mismo instante en el que graban algo. Imagino que todos tenemos un poco la culpa. Si no damos cancha a las bandas para que se vayan fraguando tendremos en unos años infinidad de proyectos y ningún grupo que haga giras. Luque.

    ResponderEliminar
  5. Muy interesantes vuestros comentarios, como de costumbre. Es cierto que la mayoría de "super-grupos" que se montan son solo proyectos que duran un álbum y gracias, incluso muchos de ellos probablemente ni siquiera se lleguen a juntar una sola tarde en un local para tocar juntos...pero así está el asunto actualmente.

    Es complicadísimo que un grupo se junte, ensaye, grabe, actue en directo y prospere. Se necesita tiempo, horas de ensayo y carretera para cohesionarse y crear música sólida y personal. Desgraciadamente no hay solvencia económica para llegar a ese punto y la mayoría de bandas se rompen o, directamente, ni se plantean juntarse, graban canciones pasándose pistas por la red y se las dan a algún ingeniero de sonido para que las ensamble. Es una lástima.

    Ya no salen grandes grupos que recojan el testigo de los actuales AC/DC, Aerosmith, Deep Purple, Van Halen, UFO, Zeppelin y demás. Las bandas no pueden rodarse y crecer. Y parte de la culpa es nuestra: no compramos entradas para conciertos ni apoyamos a estas bandas...y de comprar discos ni hablo; hay gente que, directamente, no solo ni se lo plantea, sino que piensa que el "deber" del músico es regalarnos su música gratis. En fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, se juntan grandes músicos solo para grabar, ni siquiera se llegarán a juntar en el mismo estudio a la vez. La idea de grupo que se buscan, conocen, pasan horas y horas de local para ofrecer un sonido conjuntado y buenos temas ya es solo un bonito recuerdo del pasado. ¿Cómo van a salir nuevas bandas si ni siquiera se juntan más de dos o tres meses en un mismo local para tocar?

      Y sí, gran parte de la culpa es del público que no compramos su música, no pagamos por verles en directo y además nos dedicamos a criticarles. Así nos va. En cuanto todos estos "super grupos" con componentes que pasan en su mayoría de los setenta años desaparezcan no sé que conciertos vamos a poder ir a ver ni que música vamos a poder escuchar...¡ah!, sí, las enésimas reediciones del catálogo de Led Zeppelin (que encima cada vez suenan peor producidas).

      Salud y buen Rock n'Roll mientras dure. The Rocker.

      Eliminar