Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

miércoles, 9 de septiembre de 2015

BERNIE TORME. “Blackheart”. Nuevo disco Octubre 2015.




El nuevo disco del guitarrista y cantante Bernie Torme se publica a primeros de Octubre, un nuevo disco de estudio grabado escasamente un año después de su predecesor, el brillante doble “Flowers & Dirt”. El disco presenta las señas básicas de la identidad musical de Bernie Torme, es un disco duro, directo y áspero, con la rabia rockera clásica del guitarrista, el toque Punk e irreverente que tan bien sabe imprimir el irlandés y, por encima de todo, ese regusto a Blues crudo y con pelotas que rezuma por todos los poros su guitarra.


El disco es de los que te pone firme desde el inicio trepidante con esa melodía marca de la casa que supone el tema “Golden pig”, una canción Rock de ritmo rápido ideal para el inicio. El cd continua con otro tema de similar cadencia, “1985 (Keeper of the flame)”, en el que manda la guitarra incendiaria de Bernie; conviene comentar que Torme es uno de los pocos guitarristas que tocan y suenan de una manera totalmente personal y reconocible, en cuanto escuchas su guitarra lo identificas rápidamente, lo que es muy de agradecer. Los solos y punteos están presentes de manera clara a lo largo de todo el disco como, por ejemplo, en la canción “Dirt”, todo un temazo con un solo moruno al final del tema que avanza in crescendo conformando un corte redondo. También nos encontramos con temas de corte más clásico como “On fire” o “Better days” en las que Torme nos presenta unas melodías brillantes y que te dejan ese sabor a discos clásicos suyos como “Electric Gypsies” o incluso a otros más actuales como “Wild Irish”.

                                  Torme probando un solo de guitarra para su último disco. Sonido no oficial.

Acompañan a Torme el bajista habitual Chris Heilman y el batería Ian Harris. Entre los tres consiguen un sonido potente, básico y ágil, Rock en su estado más puro. No hay muchos trios que consigan sonar con esa fuerza y llenando cada canción como lo hacen estos tres, aconsejo al que todavía no los haya visto sobre un escenario que vaya a comprobar esto en cuanto tengan ocasión de verles en directo. Como curiosidad aparece acreditado en los coros el antiguo bajista de Torme de sus primeros años en solitario, Phil Spalding. Phil ya colaboró en el anterior disco “Flowers & Dirt” y aquí añade coros en algunos temas


El disco nos ofrece dos composiciones más pausadas, “Flow” y “Miles to Babylon”, en las que Bernie se explaya a su gusto dentro de esos terrenos pantanosos que nos traen reminiscencias a Hendrix o a Jeff Beck entre otros y en los que tan bien se mueve el guitarrista. Estas canciones transmiten ese aire oscuro y siniestro, lleno de matices y detalles, que te van introduciendo poco a poco dentro de ellos. En esta onda nos encontramos también con la canción “Into the sun”, con una melodía que se te mete en la cabeza y no sale. Como dato curioso podemos comentar que el orden de presentación de las canciones está cuidadosamente escogido, sugiriendo ese fantástico y olvidado concepto de las caras A y B. “Flow”, uno de los lentos, parece que nos lleva al final de la primera cara, mientras que “Miles to Babylon” aparece hacia el final del álbum; en fin, recuerdos nostálgicos de los tiempos del vinilo y el cassette.


Hacia el final del disco nos encontramos con el tema “Steam roller blues”, toda una delicia Blues Rock con su slide y armónica conduciendo una canción de aires profundos al ritmo a la contra de la batería; conviene remarcar lo variada que resulta la música de este nuevo cd, Torme ha conseguido un abanico de canciones variadas pero que conservan ese toque propio del estilo del guitarrista. El disco finaliza con el tema “Party’s over” y su entrañable melodía, perfecta para cerrar este muy buen disco de Bernie Torme. Ahora solo toca esperar para que venga a presentarlo al territorio español.



5 comentarios:

  1. Con muchas ganas de escuchar lo nuevo de este guitarrista. Es cierto que es uno de los pocos que reconoces en cuanto toca la primera nota.

    ResponderEliminar
  2. La mejor etapa de Gillan en solitario es la que le tenía a él de guitarra, canciones memorables como No easy way, Unchain your brain, If you believe, No laughing in heaven...y muchas más.

    Estvu a punto de venir hace un par de años invitado al concierto de Sacramento, pero al final no pudo ser. Ojala venga presentándose en solitario. Uno de los guitarristas más injustamente olvidados, grande.

    Ángel.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo, la mejor época de Gillan en solitario (si exceptuamos Naked thunder) fue la que tuvo a Bernie Torme en sus filas a la guitarra. El sonido brusco y heavy tan caacterístico de Torme es una de las señas de identidad de discos como Mr Universe, Future shock o el grandioso Glory road, tal vez lo mejor que haya salido de toda la saga de Deep Purple de siempre.

    Luque.

    ResponderEliminar
  4. Naked thuner es un disco como la copa de un pino, uno de los mejores de Gillan de toda su carrera. Volviendo a la época dorada de la Gillan Band con Bernie Torme, el tandem que formaban Torme - McCoy - Gillan fue uno de los más creativos y gracias a ellos se compusiron algunas de las mejores canciones de su discografía en solitario. Es una lástima que esos temas se hayan quedado en el olvido, porque el propio Ian Gillan parece casi que reniega de ellos.

    Eduardo.

    ResponderEliminar
  5. La discografía de Bernie Torme es muy sólida, tanto con Gillan como con su propio grupo, lo que ocurre es que no es nada conocido ni nunca ha tenido una compañía fuerte de discos detrás que apostase por él; estas cosas eran muy importantes en los años setenta y ochenta. Me alegro de que siga activo y sacando discos nuevos de estudio, algo que ya no se atreven a hacer muchos otros "artistas consagrados" que prefieren no arriesgar y seguir haciendo giras en las que tocan los mismos clásicos de siempre; además, resulta que nos quejamos pero es el propio público el que le pide al músico que toque sus temas más conocidos y el Smoke on the Water una y otra vez en lugar de dar una oportunidad a las nuevas composiciones. Pedro. CL.

    ResponderEliminar