Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

martes, 15 de diciembre de 2015

Los discos de Navidad. I.




En esta época del año tan especial la música también tenía que estar presente, no podía ser de otro modo. Estas fechas de Diciembre, posible y desgraciadamente las más desvirtuadas de todo nuestro calendario, constituyen el hábitat natural en el que se desenvuelven nuestros queridos/odiados villancicos. Más allá del espíritu o del sentir religioso que representan, una gran cantidad de artistas de todos los tiempos se han lanzado a adaptar estas canciones típicas de la Navidad. El abanico de músicos que han publicado un disco navideño en algún momento de su carrera artística es afortunadamente tan amplio que acabaríamos antes si nos limitásemos a enumerar a los que no lo han publicado todavía; exceptuando España, claro. En nuestro país, salvo honrosas excepciones, este género queda relegado a las músicas tradicionales: Coplas, Sevillanas, Zarzuelas o la tediosa Canción Ligera entre otras. Volvamos al resto del mundo.


Parece ser que si en algo se han puesto de acuerdo la gran mayoría de géneros musicales es en la interpretación de los clásicos navideños. No importa que te guste el Pop, el Soul, el Funk, el R&B, el Jazz, el Rap, la Clásica, el Rock, el Blues o la Bossa Nova, seguro que muchos de sus artistas han grabado, o están pensando hacerlo, su disco de homenaje a las reconocibles tonadillas navideñas. El seguidor musical ecléctico puede estar de enhorabuena, ya puede justificar ante sus incrédulas amistades el motivo para poseer en su colección particular discos de Elvis, Sting, Michael Bolton, Lemmy, Run DMC e incluso de Star Wars.


De cualquier modo no puedo evitar sumergirme durante estas fechas en una espiral sónica que me lleva a escuchar discos navideños durante casi todo el Adviento. Suelo agobiar a todo el que se encuentra a mi alrededor con los dichosos discos de versiones de villancicos por parte de variados artistas, desde los más consagrados hasta auténticos desconocidos, lo que resulta ciertamente gratificante. En el siguiente artículo, como así nos solicitó algún lector anteriormente, se van a enumerar una serie de discos ideales para degustar al máximo estos días navideños, tan especiales como confusos. La lista siempre estará incompleta, sobre todo al intentar abordar un tema tan extenso, variado y complejo como este. Los criterios tienen alguna base objetiva pero son totalmente subjetivos, aspecto que hace que este asunto sea tan placentero.


   - Lynyrd Skynyrd: “Christmas Time Again”. 2000.


El grupo de los malogrados Ronnie Van Zant, Steve Gaines, Cassie Gaines, Allen Collins, Leon Wilkeson, Billy Powell, Hughie Thomasson y Bob Burns nos ofreció en el año 2000 su particular colección de clásicos navideños. Aunque el vocalista Johnny Van Zant, hermano de Ronnie, y Gary Rossington figuran en la primera línea de la banda, el motor de Lynyrd Skynyrd en los últimos años es Rickey Medlocke. El guitarrista fundador de Blackfoot, que estuvo presente en los primeros Skynyrd como batería, y la incendiaria llama que tiene en su guitarra y en su voz es quién sigue marcando la diferencia en este gran grupo. La historia de este grupo es apasionante y habrá que volver para revisarla en otro artículo.
Su disco navideño es todo un clásico de Hard Rock Sureño, un disco de contagioso Blues Rock que desgrana algunos de los temas navideños más característicos. Comienzan con “Santa’s messin’ with the kid”, toda una declaración de principios. No faltan canciones como “Santa Claus is coming to town”, “Rudolph the red noser reindeer” o la potente “Run run Rudolph”, que bordan particularmente. También aportan composiciones propias como “Mama’s song”, “Classical Christmas” o “Christmas time again” en las que consiguen impregnar ese aire de Navidad a sus melodías clásicas. Imprescindible.


   - Glenn Hughes: “A Soulful Christmas”. 2006.


Nuestro vocalista preferido se convirtió al Cristianismo a finales de los años noventa y abandonó su vida de excesos con las drogas y el alcohol. Aunque mucho me temo que su visión religiosa tenga bastante de autoayuda y de ese rollo del famoseo hollywoodiense encaminado a lo celebrativo y visual, no cabe duda de que su conversión le sentó fenomenal. Actualmente se encuentra en una forma física y mental envidiable, además de contar con un pletórico chorro de voz.
Amante de las bellas melodías, era inevitable que grabara un disco de estas características. El disco está tratado en un plano Soul relajado, algo mainstream al estilo de los discos de estas características de las grandes estrellas de Pop de los años noventa y primeros dos mil. El ambiente relajado de la producción nos permite disfrutar de un disco lleno de matices y que resalta en primer plano la magnífica voz de Hughes. Desde el inicio con “Winter wonderland” se percibe esa sensación de salón con chimenea humeante, luz tenue y una buena copa de vino para degustar en la compañía adecuada mientras la sensual voz de Glenn ofrece una nueva lección de interpretación llena de sentimiento y energía. El cd está repleto de buenos momentos aunque, en mi humilde opinión, brillan con luz propia las interpretaciones de “Silent night” o de “Ave María”, en la que Hughes desnuda literalmente su alma mientras canta.

                                                     Glenn Hughes: "Ave María".


   - Brian Setzer: “Boogie Woogie Christmas”. 2002.


El guitarra y cantante de Stray Cats, con una interesantísima carrera en solitario desde los años noventa, ha publicado varios discos de temática navideña. Con su particular y electrizante propuesta musical basada en el concepto de Big Band, acompañamiento de metales y vientos, coristas y la base rítmica de la batería, guitarra y contrabajo, Setzer lleva años llenándonos de felicidad con sus discos. Acaba de publicar hace un par de meses su último álbum navideño, titulado inequivocamente “Rockin’ Rudolph”. Con este disco el bueno de Brian acumula tres cds navideños, un doble audio en directo y un dvd espectacular llamado “Christmas Extravaganza” en el que podemos observar en todo su esplendor el concepto de Big Band demostrando que a Santa Claus debe gustarle el Rock and Roll. Eso seguro.
Aunque todo empezó con la maravillosa adaptación que hizo del clásico “Getting in the mood”, hemos querido escoger su primer disco de navidad. Con solo escuchar la primera canción “Jingle bells” queda claro el concepto musical que nos ofrece Setzer: una mezcla explosiva entre la esencia del Rock cincuentas y las melodías clásicas navideñas. Especial interés ofrecen también canciones como ese “Blue Christmas” totalmente cincuentas, la vibrante “Santa Claus is back in town” o el tema “The Nutcraker suite”, donde la banda al completo se luce en este instrumental homenaje al cascanueces.

                                                    Brian Setzer: "Jingle bells". Live.



   - Ella Fitzgerald: “Ella Wishes You A Swinging Christmas”. 1960.


La dama del Jazz y del Blues, con su maravillosa voz, también tuvo tiempo de dejar grabado para la posteridad su disco navideño. Un estupendo álbum grabado con orquesta, bajo la batuta de Frank DeVol, en el que desgrana unos cuantos clásicos para gusto y regocijo de sus seguidores. Su poderoso tono vocal reina en todo el disco, en canciones como “Sleigh ride” nos muestra ese cristalina voz con la que era capaz de poner un escenario pata arriba. Otra característica de esta mujer era su habilidad para improvisar, algo innato que resulta bastante difícil de impostar y que desgraciadamente se encuentra en desuso hoy en día. Esta mujer era capaz de transmitir todo tipo de emociones con su voz, olvidaos de esos críticos avinagrados que no son capaces de reconocerlo cegados por su propia ineptitud. El delicado cierre con “White Christmas” te deja un sabor de boca único.


   - Blackmore’s Night: “Winter Carols”. 2006. 
  

El iracundo guitarrista, ahora más de moda que nunca con su anunciado regreso puntual al Rock para el año 2016, ha cultivado como nadie este género desde que abrazó su actual aventura renacentista bajo el nombre de Blackmore’s Night. De la mano de su mujer nos ha entregado catorce discos llenos de melodías acústicas para paladares de variada enjundia. El resultado es bastante desigual, nos encontramos con algunas canciones realmente bellas e inspiradas, mezcladas con otras que van desde lo fútil hasta lo ridículo. Aunque el poder de convocatorio de The Man In Black es poderoso, por lo que no resultó extraño encontrarnos con seguidores de Blackmore’s Night que no habían escuchado música acústica en su vida pero que repente parecían entendidos en el asunto mientras se encontraban embutidos en sus jubones y justillos. Lo más curioso del asunto es que en el fondo un gran número de sus composiciones están basadas en villancicos tradicionales, por lo que no resultó raro que se descolgara con un disco de estas características.
El disco en sí mismo tiene momentos muy interesantes, como el tema “Winter” dirigido por la guitarra de Blackmore, “We three kings” o la nueva versión de “Wish you were here” una de las mejores canciones de su primer disco “Shadow Of the Moon” y que también era la adaptación de un tema tradicional. Por otro lado tenemos melodías como “I saw three ships”, “Hark the Herald” o “Christmas Eve” en las que el nivel de empalagamiento supera los niveles saludables. Es el sino de Blackmore’s Night, alternar cosas interesantes con morralla que, en caso de ser interpretada por cualquier otro artista que no fuese Blackmore, indigestaría hasta a nuestros amigos eruditos de atuendo renacentista.

                                        Baviera: Localización de la portada de "Winter Carols".


   - Pretty Maids: “In Santa’s Claws”. 1990.


Un cachondísimo mini Lp el que grabaron los Pretty Maids con motivos navideños. En realidad se trataba de un single con dos canciones más el añadido de tres temas registrados en directo en el Roskilde Festival de 1990. Como curiosidad podemos comentar que Ian Gillan, puede que el único vocalista que jamás grabe un disco navideño, colabora en los coros del segundo tema. El actual cantante de Deep Purple es presentado en los créditos del disco como “un bebido Ian Gillan a los coros y gritos”; vaya tela. De todos es sabido el corrosivo sentido del humor que se gasta nuestra Garganta de Plata y aquí tenemos un ejemplo más. Gillan, un señor sin prejuicios.


   - Jethro Tull: “The Jethro Tull Christmas Album”. 2003.


Esto ya son palabras mayores. Ian Anderson se decidió a grabar un cd con clásicos de esta especial época del año y lo que nos ofreció a finales del 2003 solo se puede catalogar como arte en mayúsculas. La capacidad de Ian y su grupo para coger cualquier canción y llevársela a su terreno sin faltar al original pero aportándole su toque único y particular queda perfectamente reflejado en esta colección de temas. Cuando escuchas “First snow on Brooklyn” realmente te parece estar paseando por sus aceras nevadas, el delicioso “Ring out solstice bells”, “A Christmas song” o “Fire at midnight” entre otros ponen el listón muy alto. Anderson utiliza versiones de clásicos, arregla composiciones propias y presenta nuevas ideas en un compendio que va más allá del típico álbum navideño. El propio Ian comenta en los créditos del disco que, pese a no considerarse católico, se crió en el seno de una familia religiosa y que se quería acercar al sentimiento antropológico que desprende esta época más que al sentimiento religioso propiamente dicho.  Como colofón no puede faltar su personal tributo a “Bourée”. El disco ideal para pinchar mientras preparas el Belén o el árbol de Navidad.
Unos años después sacaron una versión extendida del disco con el añadido de la grabación de un concierto navideño en directo. Totalmente recomendable.

                                                                   Ian Anderson.


   - Trans Siberian Orchestra: “Christmas Eve And Other Stories”. 1996. “Night Castle”. 2009.


Este curioso y peculiar proyecto de música Rock con acompañamiento de orquesta salió de la mente de Jon Oliva y Al Pitrelli, guitarristas de Savatage, como un proyecto paralelo a su propio grupo. Contactó con Paul O’Neill y Robert Kinkel para dar forma a esta especie de orquesta navideña que intercala cánticos tradicionales con arreglos clásicos y composiciones propias. Llevan la friolera de seis discos en los que nos ofrecen esa particular mezcla de elementos navideños, clásicos y rockeros. Acumulan varios discos de platino en las ventas de sus redondos, en particular el primer cd titulado “Christmas Eve and Other Stories” acumula un triple platino y los demás se mueven entre un platino o dos; cifras nada desdeñables para estos tiempos en los que nadie paga ya por la música.
Hemos escogido el primer disco y el doble “Night Casttle” como podíamos haber puesto el acento en otros, porque el nivel es elevado y similar. En canciones como “Christmas Eve/Sarajevo 12/24” podemos comprobar perfectamente esa fusión entre orquesta y Hard Rock que nos ofrece este proyecto. El disco “Night Castle” cuenta con un elenco de invitados de lujo entre los que se encuentran Jeff Scott Soto, Jay Pierce, Rob Evan, Alexa Goddard o Kelly Keeling a las voces y guitarristas como Chris Cafferty o Alex Skolnick entre otros.


   - Beach Boys: “Christmas Album”. 1964.


El disco navideño de Beach Boys era algo que no podía faltar, esas melodías típicas navideñas con base Bluesy y posibilidad de mezclar varias voces era territorio que tarde o temprano tenía que pisar el grupo de Brian Wilson. Lo curioso del asunto es que parece ser que grabaron el disco más bien como una estrategia comercial, en aquellos años Beach Boys pretendía representar el sueño de vida del americano medio y, en ese ámbito, un disco navideño era algo que les acercaba un poquito más a la sociedad americana media. Años después el grupo se sumiría por completo en el torbellino de excesos que poco tendría que ver con esa imagen angelical que Murry Wilson pretendía vender de ellos.
El álbum en sí contiene grandes adaptaciones de temas clásicos, quedando como principal piedra de toque el conocido “Little St Nick”, una de las favoritas de Brian Wilson como se ha podido comprobar a lo largo de los años. El disco se ha re editado un millón de veces, como casi todo lo que ha tocado la mano de Brian Wilson, lo que no tiene porqué ser necesariamente malo; los Beach Boys pueden ser de los pocos grupos en los que cualquiera de las miles de tomas que grababa el mayor de los hermanos Wilson puede ser relevante, el talento de Brian siempre ha sido tan descomunal que nos interesan los retoques y diferentes arreglos que salían de su cabeza para cada una de las distintas tomas de sus canciones.


   - Brian Wilson: “What I Really Want For Christmas”. 2005.


En su afán de finalizar todo aquello que dejó inconcluso con los Beach Boys a finales de los sesenta por sus múltiples problemas psicológicos y con las drogas, Brian se decidió a publicar su propio disco navideño. Intenta no repetir lo realizado con los Beach Boys aunque no puede evitar recuperar su querido “Little St Nick” para darle una nueva vuelta de tuerca. Consigue en el sonido final de toda la grabación un aire fresco y con matices Soul, ideal para toda la familia. Tal vez algunas de sus versiones suenan algo más desnudas de instrumentación que en otras ocasiones, lo que no es problema para disfrutar de cosas como “God rest ye merry gentlemen”, “The firt Noel” o “Joy to the world”. Alterna versiones de clásicos con composiciones propias que no bajan en absoluto el nivel, como “The man with all the toys” o “What I really wnat for Christmas”.



 - Joe Perry: “Merry Christmas”. 2014.


El infalible guitarrista de Aerosmith se descolgó el pasado año, imagino que harto de las continuas estupideces que acumula en los últimos tiempos su compañero Steven Tyler, con un magnífico mini Lp navideño. Ya había grabado algún tema suelto en años anteriores, pero lo que presenta aquí son un puñado de temas que representan el espíritu más rockero de nuestro querido Santa Claus. El infalible “Run Run Rudolph” aparece aquí con un gusto Hard Rock básico que nos demuestra una vez más que, por muchas tonterías y coqueteos innecesarios de Aerosmith con las supuestas modas actuales, el guitarrista del mechón blanco lleva el ADN del buen Hard Rock marcado a fuego en su interior. Otro buen Rock and Roll adaptado es “Santa Claus is back in town”. Además cuenta con el instrumental “White Christmas” y el mágico “Silent night” que conforman un mini Lp bien hecho y que te deja con ganas de más. Como curiosidad el disco cuenta con la colaboración del actor Johnny Depp a la guitarra, uno de los tipos más auténticos del inofensivo y aburrido Hollywood actual.

                                                            Johnny Depp y Joe Perry.


   - Tracy G: “A Frosty G Christmas”. 2009.


En gran pero olvidado guitarrista de la etapa más oscura de Dio no esconde su pasión por esta época del año. Ha sacado ya varias publicaciones dedicadas a estas especiales canciones. Hemos escogido “A Frosty G Christmas” como habíamos podido escoger alguno de los otros tres, tal vez porque este es el más elaborado. El disco es toda una de arte, lleno de matices a rebosar. Ofrece unas versiones que tocan palos y estilos variados, nos podemos encontrar desde versiones pesadas con guitarras gordas y potentes hasta delicadas acústicas, temas con predominancia de teclados y versiones que se acercan poderosamente a músicas tan dispares como el Blues o el Flamenco. Condenado al ostracismo por el público que le etiquetó debido al cambio de dirección musical que ofreció Dio en los noventa, Tracy G es un guitarrista y compositor inspirado con muchas cosas que ofrecer. Aunque él mismo se ha acercado a los sonidos más extremos en sus últimos trabajos, tiene auténticas joyas como ese “Latin Heart” acústico y rebosante de pasión.
El disco navideño se abre con una siniestra instrumental, como no podía ser de otro modo, dando paso a “Joy to the world”, una de las joyas con la interesante y sorprendente mezcla que intercala del “Kashmir” de Led Zeppelin. Hay inspirados instrumentales como “White X-mas”, siempre su toque Blues en canciones como “Away in a manger”, caña intensa en “We wish you a merry X-mas” o la sorprendente “Silent night”, música acústica de cajón en “Merry lil X-mas” o ese acercamiento al Flamenco que le sale tan natural en “Chuck Brown’s tune”. El disco acaba con coña incluida por parte del propio Santa Claus, que se pasa a colaborar en el cd. Imprescindible su posesión personal.


   -Elvis Presley: “Elvis Sings The Wonderful World Of Christmas”. 1971.


No podía faltar el Rey revisitando los clásicos navideños. Con su habitual estilo y clase desgrana una serie de canciones adaptándolas a su voz única y convirtiéndolas en ese mismo instante en temas hechos a su medida. En “Merry Christmas baby”, primer single del disco, Elvis nos muestra una vez más su aterciopelada voz; de hecho Rod Stewart usó este tema para titular su propio disco navideño. En las últimas remesas del disco apareció el tema “Blue Christmas”, una de las canciones navideñas abanderadas del propio Elvis y que han versioneado infinidad de artistas posteriormente.
Estas canciones y otras más se recopilaron para uno de los miles de lanzamientos póstumos del artista que, junto con Jimi Hendrix, más discos ha publicado después de muerto, se trata de  “If Everyday Was Like Christmas”. Este cd, publicado en 1994, recopila estas y otras grabaciones del artista constituyendo el disco perfecto para todo el que quiera bucear en la producción navideña del Rey.


   - Tony Carey: “Christmas Hymns”. 2009.


 Un disco preciosista y minimalista. El que fuera teclista de la etapa más interesante y creativa de Rainbow lleva publicados una infinidad de discos en solitario. Según sus propias palabras este disco navideño era un álbum inevitable, puesto que casi todo músico ha grabado alguno. En su disco desglosa unas cuantas canciones típicas con el principal acompañamiento del órgano. Es un homenaje a sus días de niñez, en los que iba cada domingo a misa con sus progenitores y disfrutaba de esas canciones interpretadas en el órgano del templo. El propio Tony comenta que intentó reflejar el espíritu más puro del recuerdo de esos temas y Dios sabe que lo ha conseguido. El disco te trasporta esa sensación de quietud y tranquilidad del templo en momento de oración, incluso la propia portada resulta acertadísima y te sumerge en esa nostálgica sensación de recuerdos y reposo. Parece ser que fue la mujer del batería Bobby Rondinelli la que indirectamente acabó de convencer a Tony para embarcarse en este proyecto cuando le telefoneó al hospital dónde Tony estaba convaleciente y rezó una oración con él por teléfono. Una delicia.
  

   - James Brown: “A Soulful Christmas”. 1968.


El padrino del Soul tampoco podía faltar a esta cita. James Brown publicó un par de discos navideños y unas cuantas recopilaciones. Como todo lo que tocó James Brown lo convirtió a su personal estilo, aquí nos encontramos con temas tan explícitos como “Santa Claus go straight to the ghetto” o “Santa Claus give me a brand new start”. Es de agradecer que aquí encontremos fundamentalmente composiciones propias con ese gustazo Funky suyo tan personal. En el disco también se encuentra la canción “Soulful Christmas” que, curiosamente, es el título que le dio Glenn Hughes a su disco navideño; es que Hughes seguro que se tiene bien trillados, además de los discos de Steve Wonder, algunos de James Brown entre otros, seguro. Otro puntazo, que solo podría hacer Brown, es incluir en un disco navideño su propio tema “Say it loud: I’m back and proud”, está claro que Santa tenía que pedirle permiso a James Brown y no al revés. Hasta la portada del disco es deliciosamente ridícula, con nuestro hombre torpemente disfrazado de Santa Claus.


   - Michael Bolton: “This Is The Time. The Christmas Album”. 1996.


Otro disco de suave y cuidada producción  ideado para ser consumido por las grandes masas, no por ello exento de calidad. Cualquier cosa que cante Michael Bolton va a ser sinónimo de buen trabajo. “Santa Claus is coming to town” se presenta con una adaptación vibrante y con esos desarrollos de coros Godspell que te dejan con la boca abierta. Cuenta con la colaboración de Plácido Domingo en el aria “Ave María”...y es el último disco en el Michael aparece con el pelo largo.

                                             Michael Bolton & Plácido Domingo: "Ave María". Live.

   - Twisted Sister: “A Twisted Christmas”. 2006.


Poco más que comentar del disco Heavy-Navideño por excelencia. Ya hemos comentado este cd en otras entradas anteriores de esta publicación, por lo que no voy a repetir lo obvio. Solo comentar que muchos lo han intentado pero solo Twisted Sister consiguieron capturar “eso”. Indispensable para todo seguidor rockero.

                                                        Twisted Sister: "Silver bells".     


 - “Christmas In The Stars”. 1980.


Si hasta los personajes de la saga “Star Wars” tienen su propio disco de Navidad!! Las metalizadas voces de R2-D2 y C-3PO registradas para la posteridad mientras comemos pavo y turrones. Como curiosidad podemos decir que semejante artilugio contiene la primera grabación de Jon Bon Jovi, bajo su nombre real John Bongiovi, cantando el tema “R2 D2 We wish you a merry Christmas”. Tela.


   - Whitney Houston: “One Wish: The Holiday Album”. 2003.


Nuestra querida vocalista, tristemente fallecida el pasado 2012. Hija de músicos, pronto descubrió que había sido bendecida con un torrente de voz espectacular. En cuanto a éxito y popularidad tocó el cielo y bajó a los infiernos en varios momentos de su trayectoria artística. Tuvo la desgracia de enamorarse de uno de los individuos más inútiles del universo artístico de todos los tiempos, el inigualable Bobby Brown. Nuestro querido pedazo de escoria, poseedor de un talento sub cero, se encargó de arruinarle la vida. Este angelito recibió varias denuncias de malos tratos por parte de Whitney que, tras negar ante los medios públicos en repetidas ocasiones esos tratos vejatorios, en 2003 presentó formalmente una denuncia tras presentarse en comisaría con cortes y moratones. La vida personal de la cantante y actriz tuvo que ser bastante difícil, se sumergió en la cocaína, los calmantes y el alcohol hasta que apareció ahogada en su bañera a los 48 años de edad.


Sin embargo su imperecedera voz nos acompañará hasta el fin de nuestros días gracias a discos tan imprescindibles y pasionales como este “One wish”. La mezcla de las melodías rebosantes de Soul del tema “Deck the halls/Silent night” junto a una base Funk y unos toques Godspell en los coros quitan la respiración.

                                            Whitney Houston: "Deck the halls/Silent night".


   - Rod Stewart: “Merry Christmas Baby”. 2012.


El bueno de Rod tampoco podía faltar. El salvaje vocalista de los Faces en los setenta, famoso por su música y por su lado más sexual y rockero, se reconvirtió en artista solista en los ochenta y crooner en estos últimos años. Nos ha ofrecido grandes obras y discos infumables pero es innegable que sigue ahí, con su clase y maneras únicas; solo él puede calzarse el ridículo sombrerito que luce en uno de sus últimos vídeos como si nada. Su disco navideño ahonda en esa faceta de cantante de música popular americana acompañado de orquesta. Otro cd completamente mainstream pero con calidad y con esa voz rasgada tan personal suya, no en vano el disco alcanzó las ventas de platino. Deliciosas las interpretaciones de temas como “Winter wonderland” o “Silent night”. Como curiosidad contiene una versión del clásico “What are you doing new year’s eve” cantado a dúo virtualmente con la pista de voz de Ella Fitzgerald.


   - “Merry Axemas”. Vol 1 & 2. 1997-1998.


Disco creado bajo el concepto de Steve Vai y con la supervisión de John Kadolner. Pese a que Vai no se postula como seguidor de ninguna religión en concreto se siente atraído por todo el componente antropológico y cultural que conllevan, lo que le lleva a realizar un nostálgico recorrido por algunas de las melodías más representativas de las distintas expresiones religiosas. La nómina es espectacular: Kenny Wayne Shepperd, Eric Johnson, Jeff Beck, Brian Setzer, Joe Satriani, Steve Morse, Steve Vai, Joe Perry, Alex Lifeson, Richie Sambora o Hotei en el primer volumen, mientras que en el segundo momento contamos con músicos como Steve Lukather, Neal Schon, Steve Stevens, Stu Hamm, Trevor Rabin, Zakk Wylde, John Sykes, Robin Trower, Al Di Meola o Ted Nugent.
El nivel de ambos volumenes es altísimo, el tema “The Christmas song” de Steve Lukather o Neal Schon y su versión de “O come Emmanuel” muestran el virtuosismo de ambos músicos. Por su parte John Sykes convierte “God rest ye merry gentlemen” en un tema que podría aparecer perfectamente en cualquiera de sus discos en solitario y tanto Zakk Wylde como Al DiMeola nos ofrecen unas vibrantes interpretaciones acústicas de sus respectivas versiones. Este segundo volumen se cierra con Ted Nugent rockeando duro con “Deck the halls”.
En el primer volumen encontramos una elaborada interpretación de “The first Noel” por parte de Eric Johnson, también tenemos una sentida visión del tema “Blue Chirstmas” de la mano de Joe Perry. Richie Sambora nos ofrece una versión del clásico “O’ holy night” muy bien ambientada y con unos aires grandilocuentes. Joe Satriani juega a ser Jeff Beck en “Silent night/Holy night jam”. Y a la cabeza de todos, alejado en su mundo tan personal como desconocido, Jeff Beck nos regala un “Amazing grace” dibujado con un puñado de notas imposibles para el resto de los mortales pero que salen naturales de sus dedos.

                                                     Jeff Beck: "Amazing grace".


   - “We Wish You A Metal Christmas And a Headbanging New Year”. 2008.


Si el elenco de participantes del anterior disco es espectacular, este no tiene nada que envidiarle. Tributo navideño orquestado y dirigido por Ronnie James Dio apenas algo más de un año antes de su prematura y sentida muerte. Desde el comienzo a piñón con Jeff Scott Soto a las voces dando llamando a nuestra puerta en “We wish you a merry Xmas” nos encontramos un disco de Hard Rock y Metal dedicado a la Navidad. La participación del guitarrista Billy Gibbons, que no se prodiga en absoluto en estos proyectos, nos  dice mucho de lo especial de este cd; por cierto, interpreta con clase el tema “Run Rudolph run” cantado de manera imposible por Lemmy. Alice Cooper también asoma con su circo tenebroso en la canción “Santa Claus is coming to town”, así como el dúo formado por Ripper Owens y Steve Morse suben las pulsaciones en “Santa Claus is back in town”. Por su parte Stephen Pearcy convierte con su tono tan macarra y característico el tema “Grandma got ran over by a reindeer” en cualquier tema del grupo angelino Ratt, mientras que Joe Lynn Turner borda su interpretación de “Rockin’ around the Christmas tree”, demostrando su talento y elegancia. Por otro lado escuchamos a Chuck Billy destrozar por completo el clásico “Silent night” con una versión zafia y sin ningún brillo. El año siguiente a su publicación se incluyeron unos cuantos temas más entre los que destaca “O Christmas tree” interpretado por la alemana Doro Pesch a la voz y con la relampagueante guitarra de Michael Schenker en una de las pocas colaboraciones que habrá hecho por gusto y sin que le estafen. Nuestro querido Ronnie Dio también aporta una versión, junto con Tony Iommi nos entrega un “God rest ye merry gentlemen” soberbio, completamente convertido en melodía Black Sabbath pero sin perder un ápice de estilo y señorío. Esta fue una de las últimas grabaciones que nos ofreció el pequeño gran vocalista. En fin, no puedo evitar la tristeza y la nostalgia de su recuerdo. Brindaremos una vez más por él al calor de la hoguera de nuestro árbol de Navidad.

                                                Dio,Iommi: "God rest ye merry gentlemen".




 

8 comentarios:

  1. Vaya repaso te has marcado con el tema navideño. Solo conocía los obvios, por lo que habrá que pegarse unas cuantas escuchas nuevas. Grande el recuerdo a Ronnie James Dio. RD.

    ResponderEliminar
  2. Excelente selección navideña. Los discos Merry Axemas compilados por Steve Vai los escucho todas las navidades, son un par de discazos.

    Totalmente de acuerdo con el tema Whitney Houston, no soy my del pop comercial pero esa mujer tenía algo especial y podía cantar soul, blues...lo que la echaran. El Bobby Brown este no es más que un petardo sin talento que alcanzó el número uno por cuestiones de industria musical (como el infame rapero MC Hammer que también gozó de sus cinco segundos de fama y hoy no recuerda nadie.

    Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bobby Brown es un pedazo de escoria. Lo de los malos tratos está documentado. Lástima que Wgitney corriese indirectamente la misma suerte que tanta mujer persa de la asquerosa violencia de género.

      FG.

      Eliminar
    2. Una pérdida la voz de Whitney Houston. El Soul y la música en general perdió una de sus mayores exponentes.

      Eliminar
  3. No era consciente de la cantidad de discos navideños que tenían los músicos heavys, jaja. Nunca me llamaron la atención este tipo de proyectos, creo que buscan más la notoriedad el propio artista. De todos modos el de Twisted Sister es un puntazo, ver a Dee Snider disfrazado de Papa noel no tien precio jaja.

    Antonio.

    ResponderEliminar
  4. Excelente selección. El de Jethro Tull es una auténtica joya y el directo que publicaron después es el añadido perfecto. Ahora a esperar el de villancicos de Gillan jajaja.

    Luque.

    ResponderEliminar
  5. El disco de Jethro Tull es una delicia, como todo lo que toca Ian Anderson. Un genio.

    Y el de los Lynyrd Skynyrd también es uno de los mejores discos de espíritu navideño publicado por un grupo de Rock clásico. Completo y con la esencia sureña.

    Paco.

    ResponderEliminar
  6. El tal Bobby Brown no es más que un pedazo de escoria que tiene como principal mérito en su haber el de haber arruinado la vida a base de palizas a Whitney Houston. No puedo entender cómo semejante mujer se pudo quedar tan colgada de un inútil como este, que no hacía más que darle palizas. Grande Whitney, siempre en nuestros corazones.


    Por Arturo

    ResponderEliminar