Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

lunes, 30 de abril de 2018

Manic Eden: “Can you feel it”.


Esta canción es la que abre el único y estupendo disco, bajo el mismo nombre que el del grupo, publicado allá por el año mil novecientos noventa y cuatro; casi veinticinco años, nada. El tema te engancha desde el primer instante y hace que tu cabeza vuele entre los acordes Blues Rock de ese del bueno. Una canción de Hard Rock clásico publicada en pleno auge del Grunge, condena segura al ostracismo comercial pese a su calidad intrínseca. Sonido crudo y guitarras desnudas ejecutadas con calidad y solvencia por un Adrian Vandenberg en estado de gracia.

                                                                 Adrian Vandenberg.

El resto del grupo estaba formado, además de Vandenberg, por Rudy Sarzo al bajo y Tommy Aldridge en la batería; vamos: Whitesnake sin David Coverdale. De las voces se encargó Ron Young, aportando unas melodías, tonos y unas maneras que les venían que ni pintadas a la música; en un principio el puesto de vocalista lo ostentó James Christian, pero parede que algunas tensiones internas hicieron que estas labores acabasen en las cuerdas vocales de Young. Curiosamente este grupo se montó a raiz de la puesta en hibernación, renuncia o cómo quiera cada uno llamarlo de los Whitesnake de la mano del propio Coverdale para dar forma a su proyecto junto a Jimmy Page que dio como resultado el excepcional álbum “Coverdale & Page” y que sacó los colores una vez más al intrépido Robert Plant. Recuerdo de manera muy divertida todas las atómicas e imposibles declaraciones de un Plant sobrepasado por su propia impotencia a la hora de cantar, auténticas perlas que solo podían entenderse desde la perspectiva de los celos o la envidia. Como muestra un botón: se quejaba nuestro locuaz vocalista de que el disco de Coverdale & Page copiaba el sonido Zeppelin... y decía esto poco después de sacar él mismo su disco “Fate Of Nations” –uno de sus mejores trabajos, por cierto– que respira Zeppelin por sus cuatro costados. Así que Jimmy Page no podía sacar música con estilo Zeppelin, pero él sí; en fin, las tonterías que ha dicho públicamente Robert Plant a estos respectos darían para un jugoso libro.


Pero volvamos a Manic Eden. Esto fue un proyecto de grupo que se montó tras el cerrojazo a Whitesnake. Publicaron un disco buenísimo que desgraciadamente no tuvo continuación. Lo que se ha comentado muchas veces de este tipo de proyectos: no son grupos reales y, a menos que vendan, se quedan en eso. No hay vocación de luchar por la continuidad, no hay actuaciones en directo y la cosa finaliza nada más empezar. Pero esto es marginal.


El disco rezuma clase, calidad y buen hacer por todos sus poros; de tipos tan eficaces como estos no se puede esperar producto malo. Hay una edición estandar con diez canciones y otra que al principio salió para el mercado japonés con un tema más. La canción que nos ocupa abre el álbum y puedo decir que es una de los mejores de disco que he escuchado nunca, perfecta para inciar un concierto, un cd y cualquier otra cosa. La corta historia de este grupo y su único disco tiene una importante colección de curiosidades, por lo que habrá que retomar esta historia en otro momento. Por ahora deleitémonos con “Can you feel it” y preparémonos para disfrutar de Hard Rock de primera categoría.  


                                                          Manic Eden: "Can you feel it".


3 comentarios:

  1. Muy cierto, este disco lo sacaron despúes del final agrio de Whitesnake, que Coverdale decía que quería volver a las raíces y todo el rollo. Para disco de volver a las raíces este de Manic Eden, menudo trallazo de Hard. Pena que no durase. Estos grupos/proyectos nacen muertos la mayoría de ellos. Luque

    ResponderEliminar
  2. El tema está de PM, no lo había escuchado antes ni el disco tampoco. Sabía de él, pero no lo había escuchado, es que hay tantas cosas que se van quedando en el tintero por falta de tiempo o desconocimiento. Coincido en que tiene clase, como todo lo que toca Adrian Vandenberg. Pedro ML

    ResponderEliminar
  3. El tema es bueno, pero me quedo con lo que está haciendo actualmente con Moonkings (sobre todo el primero). Aunque lo que de verdad sería la hostia sería volver a Whitesnake, el Restless heart fue el único que al final compuso y tocó y me parece uno de los mejores de Coverdale de toda su carrera.



    Un saludo de Javi

    ResponderEliminar