Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

miércoles, 22 de octubre de 2014

QUEEN: “Crazy little thing called love”... con Paul Rodgers.




No hay duda de que estamos ante una de las mejores canciones que se han escrito en toda la historia de la música. Pese a que hoy en día lo que queda de Queen está comandado por dos miembros que están empeñados en arrastrarse por el fango de las maneras más bochornosas posibles, no cabe duda de que el grupo del tristemente malogrado Freddy Mercury nos ha legado en el pasado una ristra de temas imperecederos y que aparecen grabados a fuego en el ideario artístico del ser humano.


El otro día asistí religiosamente como cada otoño de los últimos cuatro años a una de las representaciones del musical Queen Symphonic Rhapsody, un homenaje a la música de Queen llevado a cabo por una orquesta de más de treinta músicos, una banda de Rock y cuatro vocalisas que abarcan un interesante abanico de registros vocales, desde el Rock y el Pop hasta la Ópera, pasando por el Godspel; para no perdérselo. La performance tiene momentos realmente emocionantes, es un homenaje hecho con cuidado y eso se nota. No pude evitar escuchar en mi cabeza durante todo el día el ritmillo de la canción “Crazy little thing called love”, tal vez una de las mejores de toda la discografía de Queen, sino la mejor; pero no escuchaba el original, de mi cabeza se resistía a salir la versión que cantó el gran Paul Rodgers y que apareció en el directo “Return of the Champions”, editada en el año 2005 bajo el estúpido logo de Queen + Paul Rodgers. Aquello es oro de muchos kilates.

                                           Queen + Paul Rodgers: "Crazy little thing called love"

                                             Queen: "Crazy little thing called love". Vídeo oficial

Parece ser que esta joya la compuso Freddy Mercury en cinco minutos mientras se daba un baño relajante en la ducha del Hotel Bayerischer Hof de Munich en un descanso de las sesiones de grabación del disco “The Game”. Ni el inmenso talento de un genio como Freddy Mercury se daba cuenta mientras componía el tema de que estaba fabricando una canción perfecta y especialmente diseñada para una voz como la de Paul Rodgers. No hay discusión sobre la voz y el talento de Mercury, esta claro que es un ser superior. Muchos cantantes han interpretado y versioneado temas suyos, sobre todo después de su muerte, pero ninguno ha superado su impronta y frescura... menos en este caso con Paul Rodgers. Especialmente irritante resulta la versión de esta misma canción que hizo en el homenaje tras la muerte de Mercury en el estadio de Wembley un Robert Plant, cantante de Led Zeppelin, rozando el ridículo.

                    Queen con Robert Plant: "Crazy little thing called love. Wembley Stadium. Homenaje F. Mercury

Que la canción es algo fuera de lo normal se nota desde que empieza, incluso fue el primer tema del grupo que llegó al número uno de las listas en EEUU. La versión original destila una especial esencia Rockabilly, parece que Freddy la hizo como una especie de homenaje a Elvis Presley. Eso está bien, hay que rendirle culto al Rey. Demuestra Mercury ese necesario bagaje musical que se echa tanto en falta en los músicos actuales. El asunto apareció cuando, bastantes años después de la muerte de Freddy, dos de los miembros originales del grupo anunciaron su intención de reclutar a Paul Rodgers para interpretar los clásicos de Queen en una gira mundial con el excepcional cantante de Free y Bad Company. Personalmente, antes de escuchar ninguna canción de Queen en la garganta de Paul, siempre pensé que la voz de Paul Rodgers le iría como anillo al dedo a determinados temas de la banda británica, los cortes de Rock más clásicos del estilo de “I want it all” o “Tie your mother down”.


El comienzo de esta relación se produjo cuando Brian May participó en 2004 en el concierto del 50 homenaje de la guitarra Fender Stratocaster, allí coincidió con Paul Rodgers interpretando ambos el tema de Free “All right now”. Se encendió la mecha y Brian May, harto de actuar en solitario sin el éxito de su grupo de toda la vida, acordó realizar una gira interpretando clásicos de Queen con Paul Rodgers como invitado a la voz; en los conciertos también se tocaron algunos temas (pocos) de la carrera musical de Rodgers. Tuve la fortuna de asistir a uno de los conciertos que el combo ofreció en Madrid en un abarrotado Palacio de Deportes, donde Rodgers ofreció una lección magistral de clase a la hora de cantar lo que le pusieran por delante. Impagable los momentos en los que los miles de fans allí congregados se extrañaban mientras sonaba la maravillosa canción “Wishing well” de Free, incapaces de reconocer dicho tema dentro del catálogo de los singles famosos del grupo de Mercury; incluso algunos pensaban que era un tema de Queen “de los antiguos”. En fin. Un determinado sector de este snobismo cutre patrio se sintió ultrajado porque ese cantante, que no sabían ni quien era, se encontraba usurpando el trono de Freddy; otros se perpetraron bajo razonamientos a cuales más estúpidos para justificar la presencia de Rodgers cantando esos temas, que si eso era como una Jam sesion, que si no eran Queen sino varios músicos homenajeando a Mercury... Eso era música de primera división para gente que no fuese idiota. Respeto mucho a la gente que no disfrute la voz de Paul Rodgers, aunque no lo pueda entender y compartir ni en mil vidas; me duele por los que no saben ni quién es este tipo pero se permiten la insensatez de criticar porque sí.


Pero el momento llegó cuando comenzaron a sonar los primeros acordes del tema “Crazy little thing called love”. En cuanto abrió la boca Paul Rodgers parece ser que solo unos cuantos fuimos capaces de entender lo que allí estaba sucediendo. Rodgers atacó la canción en una clave totalmente Rock, alejada del maravilloso toque Swing que le daba Mercury; el propio Freddy interpretó cientos de veces este tema pero siempre en ese esquema más cincuentas, más refinado. Paul Rodgers encaró la primera parte de la canción jugando con matices Soul hasta que llegó a la parte final del tema rompiendo su voz en los estribillos con otra lectura completamente distinta a la de Freddy. Incluso la guitarra de Brian May suena con una fuerza inusitada, acompañando semejante manifestación de poderío musical. Parece que esto pasó desapercibido. Mucho purista estreñido incapaz de escuchar sin prejuicios, con sus oidos y su recto taponados por su propia estupidez. Poca gente reconoció la magnífica labor que llevó a cabo Paul Rodgers al frente de unas canciones que no eran suyas. Conozco a personas que se quedaron en sus casas convencidas, o autoconvenciéndose, de que hacían lo correcto y de que era casi blasfemo intentar sustituir a Mercury. Tres años después Rodgers se cansaría de todo este tinglado y dejó amistosamente a May y Taylor. Unos años después encontrarían a un nuevo cantante...pero eso ya es otra historia. Quedémonos con esta magnífica voz y disfrutémosla mientras dure.





                                      Queen + Paul Rodgers: "Reaching out - Tie your mother down". Live



19 comentarios:

  1. Bueno, bueno, bueno. Con la iglesia hemos topado. No soy un gran seguidor de Queen aunque valoro la creatividad y voz de Freddy Mercury. Diré solo que no me pega a priori la voz de Paul Rodgers con la de Queen (aunque los ejemplos que has puesto dan pie a la duda).
    Es gracioso porque también conozco a gente que no fue a ver a Queen con PR, y todos presentaban diversos argumentos. Algunos me parecieron válidos y otros mcuho menos, ejem.

    Lo que está claro es que Paul Rodgers es uno de los cantantes de toda la vida a reivindicar.

    Ramón.

    ResponderEliminar
  2. También conozco a gente que todavía está cabreada por lo de Queen con Paul Rodgers. Hay que tener en cuenta que Queen es un grupo muy famoso y conocido, con muchos fans que vieron como un sacrilegio sustituir a Mercury, fuera quién fuese el elegido. Para mi gusto el disco que sacaron Queen con Paul Rodgers, Cosmos rocks, sonaba a temas de Bad Company con grupo de acompañamiento. No estoy criticando a Queen, solo que ese disco me sonó a eso. Rubén

    ResponderEliminar
  3. Pues amí me gusta mucho Queen y me parece un auténtico sacrilegio que May y taylor se anden arrstrando por todos los escenarios manchando el nombre y la historia del grupo de esta manera. Ojo, no critico a Paul Rodgers, que me encanta, pero en Queen no pegaba ni con cola...y lo del personajillo este que ganó un concurso de ¿cantantes? en la tele estadounidense, de eso mejor ni hablar. ¡Ay Freddy, si levantaras la cabeza!

    Alejandro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me van mucho Queen pero los conozco. Pensaba como tú, que no pegaba y eso, pero si escuchas la canción del Crazy...de arriba te das cuenta de que realmente suena mejor con Paul Rodgers que con Freddy Mercury. Y todos mis respetos para Mercury, que me parece un genio (DEP).

      Susana.

      Eliminar
  4. Lo de Brian May y Roger Taylor es de vergüenza. Ni Queeen + Paul Rodgers, ni Queen Extravaganza, ni Queen y Adam Lambert ni ná de ná. El único que me emrece un respeto es John Deacon, que se desentendió de todos estos movimientos sin escrúpulos para ganar cuatro cuartos.

    ResponderEliminar
  5. Queen es lo más grande que hay. No concozco muy bien a ese tal Rodgers y la verdad me da igual que cante como los ángeles. Es una aberración que alguien intente sustituir a Freddy Mercury, es insustituible.

    ResponderEliminar
  6. Ni Paul Rodgers, ni Adam Lambert, ni por supuesto Robert Plant y su pose de abuelo que intenta ir de sexy. Queen no se debería tocar. Aunque los principales culpables son Brian May y Roger Taylor, desde luego. Cada día que pasa valoro más a John Deacon.

    ResponderEliminar
  7. Paul Rodgers tiene una gran voz, eso seguro, y algunos temas de Queen puede hacerlos. El problema viene al sustituir a alguien con el carisma y personalidad de Freddy Mercury, por ahí van mis tiros. Es lo mismo que cuando se iuntenta resucitar a Thin Lizzy sin Phil Lynnot o a Rory Gallagher...sin Rory Gallagher! Es que hay tantos ejemplos que te hace pensar en si algunos músicos tienen dignidad y respeto hacia su compañeros fallecidos.

    Lucas.

    ResponderEliminar
  8. Queen sin Fredy es una vergüenza. Por favor que no lo veamos más. Y con el guey ese Adam Lambert es una chingada...Bico!!!

    ResponderEliminar
  9. Totalmente de acuerdo, y lo del Lambert ese ya es la puntilla

    ResponderEliminar
  10. A mi particularmente no me entusiasma Rodgers, pero hay que reconocerle que sólo para tener valor de ponerse a cantar canciones de Mercury hay que echarle muchos huevos.
    Por lo demás no me pareció mal el primer grupo con Paul, porque era mucho más que digno, pero le después ya es de juzgado de guardia, como el excremento de ñu que está perpetrando Axl con el nombre de los Guns (no os perdais el video de Sweet child que circula por la red con el poco profesional de DJ Ashba haciendo el riff de Slash con la guitarra desafinada como un gato castrado, de tirar tomates, bueno os lo cuelgo para que flipeis).
    http://www.youtube.com/watch?v=6lyiaLSoXuI

    Saludos Paulino.
    Alberto de Burgos.

    ResponderEliminar
  11. Brutal de todas todas. Una interpretación sublime para un tema muy particular en su concepto dentro de la discografía de Queen y que va mucho más acorde a la manera de cantar de Rodgers, le pese a quien le pese.

    ResponderEliminar
  12. Paul Rodgers es un estrupendo vocalista, pero no pega con la música de Queen y, pese a que no lo hace mal en este tema, siempre será mejor con Freddy Mercury. Ese toque swing era matador, la versión de Rodgers se queda en un hard rock convencional que no aporta nada.
    Jaime.

    PD: Queen forever.

    ResponderEliminar
  13. Pues Queen será todo lo que quiera, y Mercury también, pero en este tema la voz de Paul Rodgers queda mejor que en el original. Es curioso el nivel de fanatismo que levanta el amigo Freddy, que se merece todos mis respetos como músicos por otro lado. Está por encima de lo musical.

    Dani de Madrid.

    ResponderEliminar
  14. Queen no deberían haberse vuelto a juntar de ninguna manera tras la muerte de su vocalista. Fede

    ResponderEliminar
  15. Mercury era un genio, eso seguro, pero ciertamente la versión de este tema le viene como anillo al dedo a la voz de Rodgers. Las cosas como son, por mucho que parezca que le escuece a los fans irredentos de los Queen clásicos.
    Ahora bien, estoy de acuerdo en que las nuevas reuniones de Brian May y Roger Taylor con otros vocalistas está de más.

    Gabi.

    ResponderEliminar
  16. Hay que ver cómo se rasgan las vestiduras algunos fans de Queen. Muchas gracias por los comentarios, la discusión está muy entretenida.

    Comparto algunas de las opiniones de los "detractores" de cualquiera que no sea Freddy Mercury. Es cierto que lo de las reuniones bajo la marca Queen se les han ido de las manos a May & Co, sin ir más lejos nos encontramos sustituyendo a alguien como Mercury a un chaval que ganó un OT en América, vivir para ver.

    Ahora bien, el asunto que se montaron con Paul Rodgers me gustó mucho, escogieron a alguien que no sonaba a Freddy para nada, con un bagaje musical que tiraba de espaldas (de hecho más que los propios Queen), y montaron un repertorio con momentos realmente mágicos. Imposible rectificar mi opinión, "Crazy little thing called love" suena mágica con Paul Rodgers y, desde luego, el que se quedó en su casa en lugar de acercarse al Palacio de la Comunidad de Madrid... se perdió una noche especial (seguro que muchos de ellos se arrepiente en la intimidad). Determinados trenes hay que tomarlos en cuanto pasan por tu casa, porque solo pasan una vez en la vida; para este tipo de grupos tan esporádicos es mejor ir a un mal concierto que dejar de asistir a uno que nos genere dudas y que acabe siendo un conciertazo que probablemente no se vuelva a repetir.

    Paulino.

    ResponderEliminar
  17. PAUL RODGERS EL MEJOR CANTANTE DE BLUES ROCK DE LOS TIEMPOS

    ResponderEliminar