Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 2 de octubre de 2014

ENTREVISTA A NARCISO TENORIO. (Babel, Júpiter, Academia Bohemian Bocanegra Rhapsody)





“Es muy gratificante ver que alumnos tuyos llegan lejos y consiguen sus objetivos en el mundo de la música, ver como un alumno mío consigue un éxito lo siento como si lo consiguiera yo. Me satisface personalmente tanto como si actúo en directo o saco un disco.”

Canciones como “Gates Of Babylon” (Rainbow) cambiaron mi forma de pensar y creo que la de mucha gente, ese punto grandilocuente del teclado lo vi como una evolución del órgano de Jon Lord; además Dio es otra de mis influencias como cantante.”

“Suspenso en amor” Fue una especie de bombazo. Entró como disco rojo en Los 40 Principales, cosa que no es nada fácil. Siempre me pareció un buen tema, que podía gustar a un montón de gente distinta.”

“Puede que alguien nos criticase por no abordar la temática social en las letras. Está bien que artistas o cantautores hagan canción protesta. Lo que pasa es que tanta reivindicación y contar siempre lo mismo me aburría. Por eso en mis textos contaba cosas alegres y ocurrentes, buscaba arrancar una sonrisa”

“El día de los inocentes colgué en la red la noticia de que volvían Júpiter y se generó bastante expectación, mucha gente se enfadó conmigo porque resultó ser mentira.” “Cuando la gente me dice que volvamos yo me pregunto si realmente hay demanda para ver a Júpiter, aunque sea un único concierto. Debe haber una propuesta seria, para hacer cualquier chapuza no me interesa. ”




Hoy tenemos con nosotros a Narciso Tenorio, cantante de Babel y Júpiter entre otros grupos. Os ofrecemos esta entrevista en la que repasamos su carrera musical y sus proyectos más actuales, entre los que se encuentran sus trabajos en el mundo del teatro y la dirección de su Academia de Formación Artística Integral Bohemian Bocanegra Rhapsody, en la que se aborda la formación artística desde distintos ángulos y perspectivas. Desde su satisfacción por el trabajo que desarrolla a diario en la academia y nuestro deseo de verle de nuevo cantando encima de un escenario – y si es con una reunión de Júpiter, mejor -, os dejamos con Narciso.



- Narciso ¿cuándo te empezaste a interesar por la música?

Creo que con doce o trece años, mis padres me regalaron una guitarra española baratilla y entonces empecé a acompañarme  la voz haciendo un poco el “ganso”.  A partir de ahí comencé a ir tocando cosillas de la época como los Beatles, Rolling… intentando sacar los acordes cantando encima.

- ¿Qué tipo de música escuchabas por aquel entonces? ¿Qué grupos te gustaban o te han marcado en estos primeros momentos?

Recuerdo que tenía en casa discos de mi padre de la casa Belter, que regalaban con la bebida o algo así (mis padres tenían un bar). Había discos con canciones de Beatles, Rolling o Tom Jones, de este último más tarde descubrí que me influenció mucho a la hora de cantar. Luego empecé a tocar en un grupo que hacía versiones de los Beatles, era el guitarrista y ni me había planteado cantar como solista.

-Entonces empezaste tocando la guitarra.

Efectivamente. De repente el cantante del grupo se fue, yo le hacía los coros, y decidimos que me pusiera a cantar. Más adelante estuve en un grupo que hacía una onda Rock Sinfónico, tipo Pink Floyd o Alan Parson Project. Entonces descubrí a los Purple, canciones como “Smoke On The Water” o “Child In Time”, y me di cuenta de que me gustaba. Comencé a cantar imitando los agudos de Gillan. Luego estuve en el grupo Cenagal con Javier Mira, Pepe Luis Aragón y Jose Ramakán, por aquel entonces  escuché a Judas Priest con Halford, el disco “Tristes Alas Del Destino”, que también me encantó y que ha sido a la larga uno de los cantantes que más me han influido en mi forma de cantar.
Más adelante cambié un poco el concepto y me encontré con Rainbow. Recuerdo que los amiguetes nos íbamos a Andorra, de marcha y a comprar discos porque aquí no estaban editados.  Mientras buscaba en una de las tiendas vi a Rainbow con Ritchie Blackmore, cogí los discos “Long Live RnR” y “Rising” y me quedé completamente sorprendido, unía todo el concepto de Rock con los teclados y sintetizadores, vamos, lo que a mí me gustaba y llamaba la atención. Canciones como “Gates Of Babylon” cambiaron mi forma de pensar y creo que la de mucha gente, porque Purple tenían su sonido con el Hammond y demás, pero ese punto grandilocuente del teclado lo vi como una evolución del órgano de Jon Lord; además la figura de Ronnie James Dio también supuso una evolución musical para mí. Todo esto me marcó pues Dio es otra de mis influencias como cantante.
Más tarde mi última evolución, por decirlo de alguna forma, vino al descubrir a Journey - ya estaba con Júpiter -. Coverdale, con sus dos estilos en Whitesnake también fueron importantes. Y finalmente me llamaron la atención grupos como Bon Jovi o Europe. Steve Perry (Journey) y su forma de cantar me influyó, con una clase y feeling increíbles, me impresionaron sus armonías y melodías. Como cantante mi voz puede ser diferente, pero su manera de componer esas líneas melódicas me impresionó. Siempre he compuesto las melodías en los grupos en los que he estado, por lo que era muy importante para mí esa faceta creativa y Steve Perry ha sido otra de mis influencias en ese sentido.


- ¿Qué tipo de música o grupos escuchas en la actualidad? ¿Cuáles serían tus influencias o referentes musicales?

Digamos que sigo ligado al mundo del Rock gracias a mis alumnos de canto. Tras la experiencia de Júpiter me desligué un poco de la música Rock, principalmente porque estaba muy desanimado con todo lo referente al negocio musical, aunque seguí en grupos como Ley Seca y Moby Dick. De lo último que he escuchado que me ha gustado te puedo citar a Rhapsody y a Lucca Turilli, grupos como Nightwish u otros que han juntado lo lírico con el Rock.

-¿Estás interesado en la música clásica? ¿Compositores preferidos? ¿La Ópera?

Tras dejar Júpiter me dediqué a estudiar canto y mis profesores eran todos de lírico. Un profesor me recomendó cantar Ópera porque creía en mis posibilidades y lo cierto es que probé y el asunto funcionó, incluso he dirigido a nivel actoral y de montaje en Óperas como “La Traviata”  o “El Barbero de Sevilla”. Lo cierto es que me satisface mucho. He dirigido también cosas de Zarzuela, musicales, como actor, cantando y actuando en musicales infantiles…Quien me iba a decir antes que haría estas cosas que a día de hoy me llenan tanto. Siempre he dicho que soy muy curioso, si algo me interesa lo pruebo, si me gusta sigo con ello y si no lo abandono. En mi vida he ido indagando y desarrollando mis capacidades artísticas. Pienso que un cantante, además de cantar, debe ser intérprete. No puedes estar cantando igual una canción de amor, de rabia, de protesta, con el mismo tono y gesto. Es un déficit que he visto en el mundo del Rock, parece que todo se tiene que cantar igual.

-Es cierto que, desgraciadamente, en el mundo del Rock, sobre todo los cantantes, tienen una puesta en escena muy estereotipada.

Exacto, y si te sales de ahí, parece que no vale. Yo lucho contra los tópicos, nunca me han gustado. ¿Por qué te tiene que gustar solo un tipo de música? no lo entiendo.


-Estoy completamente de acuerdo contigo. Esto creo que se notaba muy claramente en los años ochenta.

Ahora afortunadamente esto ha cambiado, creo que se debe en parte a que hay más cultura musical y más acceso a la información con los adelantos de internet y demás. En aquel momento parecía que si eras “heavy” no te podía gustar el Jazz o la Música clásica, no eras aceptado, por decirlo de algún modo. Esto, en parte, nos pasó con Júpiter.

- Considero que tienes una gran voz. ¿Has tomado clases de canto o tienes algún tipo de estudio sobre el tema? ¿Tienes algún tipo de técnica para conservar la voz?

Las clases de canto las tomé más adelante. Cuando grabé con Babel no había estudiado nada. Solo escuchaba a otros cantantes para fijarme en sus trucos y técnicas. Como le digo a mis alumnos, primero hay que escuchar a otros buenos cantantes, fundirlo todo en un cóctel y bebérselo para sacar de ahí tu propia voz y estilo. De hecho todo el mundo se ha influenciado y ha mamado de artistas anteriores. Si escuchas a Glenn Hughes puedes observar que ha tomado referencias de gente de Blues negro entre otras. Lo interesante es que saques tu propia personalidad en base a todas esas influencias.
En estos primeros momentos mi formación fue autodidacta, con muchas horas de ensayo, fijándome en grupos y haciendo versiones de Blues, Sinfónico, Purple o Zeppelín. Luego, tras grabar el primer disco de Babel, ya me planteé dar clases de canto, mejorar mi dicción. Lo que pasa es que por entonces no había clases de canto moderno, tenía que reconvertir todo este canto lírico para ver como lo utilizaba en el Rock. Y cuando Júpiter se separó ya me puse como tal a dar clases hasta llegar a la academia de arte  global que ahora dirijo.


- ¿Estás interesado en otros instrumentos musicales o te centras en la voz?

En cuanto empecé a cantar dejé la guitarra. Incluso con Babel llegué a tocar algo la guitarra, pero ya me centré definitivamente en la voz. No tenía el tiempo necesario para practicar con la guitarra. Con el piano me pasó igual, tengo hasta tercer curso pero dejé de estudiarlo y de eso sí que me arrepiento, pero con el grupo no tenía el tiempo necesario, siempre estaba ensayando, actuando y todo lo demás, así que  tuve que dejarlo. Lo cierto es que me hubiera gustado terminar esos estudios.

- ¿Recuerdas el nombre del primer grupo musical del que formaste parte?  ¿Cuándo realizaste tu primera actuación en directo? Dinos lo que te venga a la memoria de esa primera experiencia.

Mi primera actuación  se produjo en Valencia, en la universidad laboral de Cheste y debía tener doce o trece años. Era en un paraninfo de unas ocho mil personas y actuábamos los estudiantes, debía ser una muestra de alumnos o algo así. Recuerdo que subí al escenario para tocar la guitarra y cantar villancicos. Esa fue mi primera prueba de fuego, imagínate frente a ocho mil personas sentadas.
Grupos a nivel profesional, en lo que a mí respecta, los han sido todos aquellos en los que he estado. Incluso estos de versiones de los Beatles para mí eran serios y me volqué al 100%, de hecho llegamos a ganar un certamen de música de los Beatles que se celebró en Gran Vía. Luego con Cenagal estábamos Ramakan, Pepe Luis y Javier Mira. Para mí todos fueron en serio, en cualquier grupo que entraba iba a por todas, aunque fue con Júpiter donde vi que podíamos lograrlo.



BABEL.

- ¿Cómo se produjo tu entrada en Babel?

No recuerdo bien como se produjo. Conocía a alguien del grupo, ellos necesitaban a un cantante y allí que me fui. El grupo tenía a un saxofonista que se llamaba Pepe y que a veces metía alguna voz, pero era todo muy instrumental.

-Teníais teclados y flauta. Propuesta interesante. ¿Estaba decidida la dirección musical del grupo cuando entraste? ¿Te parecía adecuada esa línea musical?

Era un grupo atípico, nunca me gustaron las etiquetas. Había flauta, saxo, teclado y piano Hammond, como el que Jon Lord usaba. Tocaban Rock duro con matices e influencias, y a mí me interesó esa propuesta. Luego llegó un momento en que quise cambiar.

-Participasteis en el recopilatorio “Unidos Por El Rock”, con el tema “Con El Poder De Mi Látigo”. ¿Fue vuestra primera grabación en estudio editada? ¿De dónde surgió la posibilidad de participar en el disco?

Fue mi primera grabación en un estudio, en este disco estaban también Sobredosis y Broka entre otros. El caso es que estábamos en el estudio y vino un productor a proponérnoslo. La experiencia fue nueva e interesante, te sentías “alguien importante”, no es como hoy día que cualquiera que tenga un mínimo equipo en casa se puede grabar. Antes era impensable, meterte en un estudio a grabar costaba un dineral, los grupos no podían pagárselo.


-Poco después la banda grabó un Ep, “Esclavo Del Silencio” con Elipse Records.  ¿Cómo fue el proceso de grabación?

La historia fue la siguiente. Grabamos “Unidos Por El Rock” y, poco después, el mismo productor con el que lo hicimos nos propuso grabar un LP. Nos metimos en los estudios Musicgrama y a mitad de la grabación este hombre desapareció sin dejar rastro, nos dejó en cuadro y con la factura por pagar. Nosotros le dijimos al estudio que no podíamos hacer frente al coste económico y que, o lo dejábamos incompleto e inservible, o lo terminábamos e intentábamos moverlo por las compañías. Lo terminamos y acabamos encontrando a una compañía independiente llamada Elipse - que acabó publicando nuestro segundo disco -, pero esta compañía no quería ese disco, sino que grabáramos uno nuevo. Con lo cual hay un disco completo de Babel grabado y que aún no ha visto la luz. Alfonso, de Leyenda Records, habló con nosotros no hace mucho para intentar sacarlo; por lo visto la compañía reutilizó las cintas originales y solo queda un master en casete, que es con el que están trabajando para ver si se puede editar. De este disco se cogieron tres canciones para el Ep “Esclavo Del Silencio”  y otro tema nuevo.


-¿Los temas estaban ya compuestos cuando llegaste a la banda o colaboraste en la composición?

Ellos tenían unas ideas o bases y cuando entré en el grupo añadí las melodías y entre todos elaboramos los temas. En todos los grupos que he estado me he hecho cargo de las melodías, casi al 95% a más. Siempre me ha gustado trabajar mi idea, aunque luego tengas en cuenta otras aportaciones, pero entiendo que un cantante siempre va a sacar más partido y va a sentirse más cómodo cantando aquello que ha compuesto. El único momento en que no he cantado mis cosas fue con Goliath, porque el disco ya estaba grabado.

-¿Qué nos puedes contar de las actuaciones en directo del grupo? ¿Qué tipo de repertorio tocabais?

Teníamos bastantes actuaciones. Nuestra música era enérgica y variada y la respuesta de la gente era buena. Tocamos en San Sebastián de Los Reyes, Vicálvaro, Leganés… No hacíamos versiones, eran  sobre todo temas nuestros.

-¿Por qué dejaste el grupo?

De todo te vas cansando, ya había escuchado grupos como Judas o Rainbow y quería algo más duro y evolucionado. El saxo y la flauta estaban bien como complemento musical pero no como una constante en todos los temas,  lo cierto es que buscaba algo más roquero. El caso es que todos lo veíamos así, surgieron esas diferencias musicales y pareció que el grupo se había disuelto, aunque lo cierto fue que luego ellos retomaron la historia, cogieron a una chica cantando y siguieron adelante.


TOP SECRET.

-¡Qué nos puedes contar del grupo Top Secret? ¿Cómo se produjo tu colaboración?

Tras dejar Babel formé este grupo porque quería tocar y crear música. Empecé a buscar  gente. Estaba con Ramakan y Javier Avilés, formamos este grupo para ver qué pasaba. Pero lo cierto es que después llegó el ofrecimiento de Goliath y, tras pensarlo mucho, decidí irme con ellos pues era un proyecto ya montado y no tenía que estar luchando para consolidar algo. Conocía a gente de la banda, ellos tenían unos compromisos firmados y me lancé a por todas.

-¿Llegasteis a actuar en directo?

En realidad no llegamos a tocar en directo. Fue en tema más de currarse ideas en el local, buscar músicos y demás. El problema es que no hubo continuidad de los músicos para que el grupo se asentara.

-¿Grabasteis material? Demos, maquetas…

La música que hacíamos era lo más parecido a Júpiter que he hecho. En ese momento en mi mente ya estaba esa inquietud de música con teclados, muy melódica o AOR. Pero no grabamos maquetas



GOLIATH.

-¿Conocías de antes a Javier Ponce, José Barta o a algún otro miembro? ¿Cómo entraste en Goliath?

Conocía a Javi desde los trece años, éramos del mismo barrio; de hecho, el perro que tuve me lo pasó el. Cada uno siguió su propio camino en la música y en ese momento que estaba con Top Secret, se acordó de mí para Goliath. Por entonces ellos querían variar un poco el estilo musical que había en el disco que tenían grabado. Tenían problemas con el cantante, no sé de qué tipo, y me ofrecieron el puesto. Empezamos a montar temas y nos dimos cuenta de que lo que estábamos creando no tenía mucho que ver con Goliath, a su vez Ángel Arias y el batería lo fueron dejando, por lo que vimos que no tenía mucho sentido seguir con el mismo nombre.

-¿Actuasteis en directo con Goliath? ¿Qué recuerdas de esas actuaciones?

Fuimos teloneros de Barón Rojo. Javier y Ángel eran los “pipas” de Barón Rojo, iban de gira con ellos y, de paso, actuaban. Cantábamos los temas del primer disco de Goliath, no hacíamos ninguna versión.

-Hay circulando por ahí un video del tema “Suspenso en Amor” por Goliath ¿Ya la tocabais antes de Júpiter?

Hubo un programa de televisión llamado Dinamo en el que grabamos como si fuera una especie de fiesta de cumpleaños, como un rollo americano o algo así. Allí tocamos “Suspenso en Amor” bajo el nombre de Goliath, fue en plena transición de Goliath a Júpiter. Nos llamaron de esa televisión y grabamos no solo esa canción, hicimos todo el disco de Goliath. El programa era de coches o motos antiguas y funcionaba a base de sketchs, por ejemplo en el tema “Drácula” nos disfrazaron de vampiros. El caso es que contrataron al grupo y, como el cantante ya no estaba, salí yo. Nos explicaban cómo eran los modelos de motos y demás mientras sonaba la música de Goliath de fondo. El final era tipo vídeo clip, en una especie de fiesta americana interpretando “Suspenso en Amor”.

                                                          Goliath: Suspenso en Amor". Dinamo.

-¿Existe material de Goliath grabado por ti, demos o cosas similares?

Se grabó una demo de “Suspenso en Amor” para poder hacer el programa.



JÚPITER.

-¿Cómo se produjo el cambio a Júpiter? ¿Evolucionó de Goliath?

No fue un cambio de un día para otro. Fue una transición y en medio de ella nos llamaron de la tele. Era una oportunidad que no se podía rechazar, así que fuimos y lo grabamos, aunque ya teníamos en mente el paso a Júpiter. La música que estábamos creando juntos iba más allá del propio concepto de Goliath, por lo que fue un paso lógico y gradual montar en nuevo proyecto de Júpiter. No es que te sientas a decidir qué tipo de música vas a tocar, sino que haces lo que te sale en ese momento. Lo que nos salía a Javi, Barta o a mí cuando íbamos al local con nuestras ideas era eso, no era algo premeditado. Nos influíamos o retroalimentábamos los unos a los otros. El hecho de estar ensayando cinco horas diarias hace que todo se vaya ensamblando o fusionando. Se fue creando un entendimiento bestial.

-Debe ser difícil juntar en un grupo a gente que tenga esa conexión musical.

Por supuesto, y eso no significa que necesariamente te lleves bien en lo personal (aunque en nuestro caso además éramos amigos), se trata de que los músicos entendamos unos a otros lo que estamos haciendo, entonces se produce esa fusión o conexión. Tuvimos la suerte en Júpiter de que todos aportábamos y recibíamos ideas. Aunque terminé muy quemado por no haber llegado hasta donde se podría haberlo hecho, de la música me siento orgulloso. Además hoy día hay mucha gente a nivel de facebook que descubre o conoce al grupo y me comentan que les gusta, me animan a volver a juntarnos. Parece que hoy día escucho más de Júpiter que en muchos años anteriores.

-¿Qué influencia tuvo Mariano García en la formación de la banda?

Sé que hoy en día Mariano García (DEP) está muy denostado por todo lo que ha ocurrió en los últimos años, y tampoco seré yo el que entre a defenderlo a capa y espada. Lo que te puedo decir es que a nosotros nos ayudó mucho. Cuando empezamos con Júpiter grabamos una maqueta de cuatro temas en casa de Carlos De Castro - al que también quiero agradecer su ayuda, incluso en ese momento creo recordar que aún no teníamos bajista y él grabó el bajo, luego se incorporó Pepe -. Esa maqueta se la presentamos a varios locutores, a Mariano García le gustó y nos empezó a mover; gracias a él nos cogió una compañía, fue a Twins y nos grabaron, luego fue a Polygram y también nos grabaron. Hasta ahí fenomenal. Él también ejerció de productor artístico, guiaba un poco y daba su opinión sobre la música que hacíamos, nos ayudó como manager. Esto no funcionó cuando hubo gente que, para atacarle a él, fue contra nosotros. En el fondo esto es tirar piedras contra el tejado del Rock duro nacional, porque si nosotros hubiéramos abierto mercado, podrían haber entrado veinte grupos más. Se puede decir que actualmente así nos va el pelo, muchos músicos de mi época no han triunfado, bandas de Rock que tocaban en recintos de ocho o diez mil personas y mira hoy día. Dime que grupo de Rock español mete diez mil personas en un concierto en estos tiempos.
El tema era que Mariano llevaba a un grupo, otros locutores llevaban a otros, los mánagers llevaban a otros grupos distintos y, entre todos, a pisarse en vez de caminar en la misma dirección para abrir mercados.


- Vuestro primer disco se llama también “Júpiter”. Os contrató Twins. ¿Estaba grabado ya el álbum o lo hicisteis tras tener el contrato?

Nos contrató para grabar el álbum.

-¿Qué te pareció la grabación del álbum? ¿Cómo resultó todo el proceso, qué recuerdos tienes?

Lo hicimos en los estudios Sonoland. La grabación fue algo accidentada, se hizo en poco tiempo, unos pocos días. La voz la metí toda en una noche, doblándome los coros y todo eso. Encima el técnico de sonido que nos iba a grabar tuvo una bronca con sus jefes y se despidió. Vino otro ingeniero que, aunque puso todo su empeño, nunca podía conocer la mesa de sonido tan bien como el anterior. Parte de los problemas de sonido del disco vienen por este hecho. Otro problema era la premura del tiempo, creo recordar que se grabó en menos de una semana.
Todo estaba compuesto cuando entramos al estudio. Siempre hemos sido una banda de mucho trabajo en el local de ensayo. Los temas los llevábamos muy bien preparados del local, nos lo habíamos trabajado mucho en los ensayos y eso nos permitió, aún con estos contratiempos, sacar adelante la grabación.


-Me parece que los coros están trabajados. ¿Te parecen importantes tanto para Júpiter como para el Rock en general?

Creo que son importantísimos. A todos mis alumnos siempre les digo lo mismo, se necesitan instrumentistas que canten. Si te fijas en grupos como Def Leppard o Bon Jovi, el guitarrista canta bastante, el batería te hace coros, puede cantar; esto supone ganancia en el directo. No estoy hablando de los coros típicos de piratas, sino coros con armonías y todo eso. En el primer disco los grabé yo todos, pero los trabajamos todos para los directos. Y en el segundo disco metieron voces los demás miembros de la banda.

- El disco tiene grandes canciones, con mucho gusto, “Suspenso en Amor” me parece un muy buen single. ¿Qué te parece la canción?

Fue una especie de bombazo. Entró como disco rojo en Los 40 Principales, cosa que no es nada fácil. Siempre me pareció un buen tema, que podía gustar a un montón de gente distinta. Mariano lo presentó para disco rojo y salió - es difícil porque te tienen que elegir -, esto suponía que te ponían en antena cada cierto tiempo. Por aquel entonces todavía ponían Rock en la radio. Por mucho que hayamos criticado a Los 40 lo cierto es que allí sonaron Barón, Obús u otros grupos rockeros españoles y extranjeros.

                                                  Júpiter: "Suspenso en amor". Disco "Júpiter".

-“Dama de Hielo” tiene una bonita melodía, “Planeta encantado” es un tema fuerte con crescendo. ¿Hay alguna canción en particular que te traiga recuerdos especiales?

Tienen  una estructura extraña. “Dama de Hielo” tiene un rollo rockero pero con algo más. “Planeta encantado” fue una base musical que trajo el bajista, yo metí las melodías; el tema era como una alucinación, me gustaba sorprender también con las letras - que eran principalmente mías, aunque luego firmábamos todos por aquello de igualar y crear sentimiento de grupo -. Me choca que me hables del “Planeta encantado”, de hecho, en un programa de radio al que fuimos, nos pusieron ese tema para atacarnos, en plan que si era un tema blando, que si no era Rock… en ese plan.

-No lo entiendo, es una gran canción.

Que si tenía mucho teclado y todo eso. El locutor buscó el tema que más se podía salir del concepto Rock duro y machote para intentar atacarnos. Fíjate.

- Actuasteis en radio y tv. ¿Piensas que Twins hizo una adecuada promoción del disco? ¿Hubieras cambiado algo?

Lo curioso es que nos movió más la compañía Twins, aun siendo independiente, que luego los de Polygram. Con Twins fuimos al programa de Jesús Hermida, cuya temporada iba a durar tres meses; actuamos en su primer programa y le gustamos tanto que nos emplazó nuevamente en dicho programa al finalizar esa temporada. Es curioso que un grupo de Heavy le gustara a Jesús Hermida. Recuerdo que el programa se hacía por la mañana y con voz en directo, lo que resultaba duro cantando con todos esos agudos de los temas de Júpiter. Twins nos movió con menos medios pero con más interés. Hicimos televisiones en Murcia o Castilla La Mancha, se preocuparon por publicitar al disco y a la banda.


- Tocasteis por España. ¿Hubo actuaciones del grupo antes de editar el primer disco? ¿Qué recuerdos tienes de esos conciertos de presentación del disco?

No recuerdo con exactitud, lo cierto es que en Madrid se presentaron los discos en la Sala Canciller, también tocamos por Galicia… afortunadamente íbamos a caché, no como ahora que parece que hay que pagar por tocar.

- ¿Empezasteis de invitados de otros grupos en las actuaciones o tocabais de cabeza de cartel?

Generalmente siempre era nuestro espectáculo, éramos los cabezas de cartel. De hecho, con el segundo disco incluso Sangre Azul fueron nuestros invitados en una fiesta de la Sala Canciller.

-¿Cómo era un concierto en directo de Júpiter? ¿Qué repertorio interpretabais? ¿Hacíais versiones de otros temas vuestros y otros grupos?

Tocábamos fundamentalmente los temas de Júpiter. Hacíamos alguna versión como  “Jump” de Van Halen, “Rock and Roll” de Led Zepelin o “Runaway” de Bon Jovi. Todo nuestro repertorio más alguna canción que nos gustara.


-¿Crees que era el momento en España para vuestra propuesta musical?

No lo sé. Hoy día recibo correos de gente de Colombia, México, Alicante o Gijón, mucha gente de aquella época que me dicen que les gustaba el grupo. Supongo que la genta a la que le gustaba nuestra música no era tan ruidosa como aquellos a los que les gustaba el Rock urbano de gente como Barricada o Leño. Esto es lo que no entiendo, Barricada está bien y Leño es un grupo del que he mamado música; no se trata de renegar de esos grupos, pero debe haber cabida para toda la música, ellos que hagan lo suyo y yo lo mío. No hay que excluir a nadie o decir que por llevar una determinada imagen o tipo de música ya uno sea más o menos rockero. Y es más, pienso que estas críticas se debían sobre todo a determinados medios que parece que cargaban las tintas contra nosotros, nos decían que éramos un montaje; imagínate, cinco chavales con ganas de tocar…En fin.

-Parte del público rockero no entendió vuestra propuesta musical ¿Por qué piensas que pudo ser?

La mala gestión ha hecho que estemos donde estamos. Antes había muchos seguidores de este tipo de música y grupos que ahora se han perdido. Otros tipos de música han crecido o se han mantenido, mientras que el nuestro se ha ido muriendo. Unos por otros siempre la casa sin barrer, peleas intestinas entre la gente. Recuerdo que en la época de Babel ensayábamos en frente del local de Radio Futura y, curiosamente, ellos nunca hablaron mal de Babel; entre los grupos de Pop nunca se tiraban los trastos a la cabeza. Nunca entendí que en el Rock no fuéramos todos a una, se supone que sumando siempre se va a llegar más lejos.


-Vuestro segundo disco fue “Radio Rock n Roll” y se publicó al año siguiente, en 1988.  ¿Fue decisión vuestra grabar y editar al año de haber publicado “Júpiter”?

Una vez conseguimos el contrato con Polygram  nos mandaron a grabar a Londres. Lo cierto es que siempre fuimos un grupo de trabajo duro en el local, los temas ya estaban muy preparados y ensayados cuando fuimos a grabar al estudio de Polygram.

-Esto es un club de Deep Purple ¿ves alguna influencia en vuestra música de bandas como Purple, Rainbow, Whitesnake…?

Si has escuchado a Júpiter, incluso a Babel,  observarás que en los teclados hay una influencia de Deep Purple o Rainbow. Para nosotros los teclados siempre han sido muy importantes en la música. Además, en lo que a mí respecta, los poderosos agudos de Gillan han sido una de las bases de mi aprendizaje; en otro momento fue un recurso que usé mucho. Luego aprendí el grito de Halford y también lo incorporé a mis interpretaciones. Glenn Hughes es otro grandísimo vocalista en el que fijarse y aprender.
De Deep Purple siempre he tocado canciones como “Child in Time”, que la interpreté en el pasado; ahora no se si sería capaz de hacerlo. Por supuesto que Purple ha tenido mucho que ver en nuestro sonido, aunque luego ha habido una necesaria evolución.


-¿Cómo era el proceso compositivo en  Júpiter? ¿Usabais apoyos externos para componer o arreglar los temas? ¿Usasteis ideas anteriores?

Siempre compusimos nuestras propias canciones, a base de mucho trabajo en el local de ensayo y mucha determinación en lo que nos salía, en la propia química al tocar juntos. Cada uno llevaba sus ideas y se trabajaban. Luego para el tema de los créditos los poníamos como banda por aquello de cohesionar el grupo. Aunque en algún momento pienso que hubiera sido mejor que se hubiera especificado más la autoría de los temas. Pero bueno, eso es lo que nos pareció bien en ese momento.

-Vuestro fichaje con Polygram fue todo un pelotazo, gran presupuesto y grabación en Londres. ¿Cómo se gestó este contrato?

Mariano pensó que podía presentarnos a otra compañía más potente. Twins hizo su promoción y estuvo bien pero nosotros queríamos subir escalones, más publicidad y apuesta por el grupo. Nosotros sabíamos de música, que era lo que nos interesaba, y Mariano sabía más de compañías de disco y promociones. El caso es que lo movió y consiguió el contrato con Polygram.

-El sonido del disco me parece mejor y más compacto que en el primero. ¿Cómo fue la grabación y producción del mismo?

Nos fuimos a grabar a Inglaterra con John Eden, el productor de Status Quo. Para que nos cogiera tuvimos que grabarle una maqueta específica y tras oírla aceptó trabajar con nosotros. Imagínate el subidón cuando nos contesta diciendo que le gusta la música y nos lleva a grabar a una mansión fabulosa con un gran equipo…


-¿Recuerdas qué temas iban en esa maqueta para John Eden?

Lamentablemente no lo recuerdo. De hecho, por aquel entonces no me preocupaba de guardar nada, ni fotos ni nada, no me preocupaba - cosa de la que me arrepiento mucho-. Gracias a internet estoy recuperando muchas de estas cosas.

-¿Hay alguna anécdota que recuerdes del proceso de grabación?

Tuvimos tres semanas para grabar, dos semanas para grabarlo todo y una semana para las mezclas. El productor estaba agobiado porque le parecía poco tiempo, estaba acostumbrado a grabar un disco en seis meses, así que disponer solo de una semana para las mezclas le resultaba complicado.

-Destaca sobremanera tu voz, que está espléndida. Recuerdo que, en su día, dijiste que tu voz sonaba así por la cerveza. ¿Es cierto?

John tenía una manera peculiar de trabajar y grabar. Una vez, mientras estaba grabando una pista de voz, observó que no le gustaba el tono o lo que fuera de lo que estaba cantando, notaba que le faltaba algo. Paró la grabación, me llevó al pub, me emborrachó, canté y después eché la pota. En Reino Unido las pintas de cerveza que se toman no son cualquier cosa. Lo curioso es que si allí querías tomar una cerveza fría tenía que ser una Lager, el resto te las servían calientes; me decía a mí mismo que donde iba con una cerveza caliente, que yo quería beberme aquello fresco, por eso siempre tomábamos Lager.


¿Estás contento con el resultado final? ¿Te gusta el sonido del disco y la producción?

Es curioso porque John grababa todo a la vez, no lo hicimos como aquí, que primero metías bajo y batería, luego guitarra, teclado y voz; él grabó a la vez bajo, batería, guitarra y me hizo cantar una línea melódica todo a la vez. Buscaba que el sonido tuviera una fuerza como de directo, por lo visto así era como grababa con Status Quo. Es cierto que siempre ocurre que cuando acabas de grabar un disco nunca estás del todo satisfecho con el resultado, piensas que podías haber hecho esto o aquello de otro modo… pasa el tiempo y lo cierto es que te gusta lo que escuchas. Podría haber sonado mejor si a John Eden le hubieran dado más tiempo, pero lo cierto es que creo que suena bien. Era la primera vez que se grababa en digital, incluso para el propio John; recuerdo que se grabó en analógico y luego se registró parte del proceso en digital. De todos modos John era muy bueno en su trabajo, la forma de tratar el sonido, los teclados, eliminando lo que consideraba que sobraba para alcanzar la nitidez en el sonido final.

-Grabasteis un Rock and Roll, muy dinámico y vacilón. ¿De quién fue la idea de incluir un tema así en el disco?

Estaba todo trabajado desde el local de ensayo, como en el primer disco. El único tema que surgió en el estudio fue el tema “Solo Quiero Rock n Roll”. No teníamos previsto meterlo y no sé cómo empezamos allí a tocarlo, prácticamente lo compusimos en ese momento sobre la marcha. Empezamos a improvisar, me puse a cantar encima, pero casi como calentamiento y por diversión, y el productor dijo que eso iba dentro del disco. Es un Rock n Roll y punto, no teníamos previsto incluirlo en el disco, lo tocábamos en el local pero sin ninguna intención de que acabara en el álbum.
Además se grabó otro tema, una balada que se llamaba “Vuelve a mí”, que iba a ir como cara b del single, pero al final creo que no se editó; me parece que a Mariano no le convencía la canción, discutió con el productor con respecto al tratamiento del tema. En el disco al final fueron nueve temas, podían haber sido diez con esta balada pero no se vio claro y no se incluyó.


-Interesante dato ¿De quién fue la decisión de no incluirla en el disco?

La decisión final fue de la compañía o de Mariano, lo cierto es que no sé exactamente por qué no acabó en el disco. Yo la hubiese metido, no era una balada del estilo de “Siempre junto a mí” pero creo que hubiera estado bien.

-Las composiciones son buenísimas. “Radio Rock n Roll” es un gran inicio, con potencia. Fue el que escogiste para interpretar en el homenaje a José Adán. ¿Algún motivo en particular?

Sí que lo hice, me gusta mucho el tema. Me comentaron los organizadores del homenaje que a José le gustaba mucho este tema, su mujer Isabel se lo dijo y no hubo más que hablar;  lo canté con todo el cariño del mundo para ellos. Ambos junto con José Mora de la Cabaña del Tío Rock de Radio Vallekas venían a grabar entrevistas y acústicos a mi escuela en la sala de ensayo grande que tenemos para Rockbox. “Radio Rock n Roll” era bastante representativo, fue el primer single. Este tipo de decisiones las tomaba principalmente la compañía, pero no nos pareció mal escogerla como tema de presentación.

-La cara b me parece fantástica. “Chica de Fuego” a piñón con los coros, “Voy a por ti” con su cadencia marcada. Estas canciones no se hacían en los grupos españoles. ¿Qué nos puedes contar de estos temas?

La verdad es que no me acuerdo exactamente del orden de las canciones. “Chica de Fuego” también hubiera sido un buen single. En la canción “Voy a por ti” intenté contar una historia divertida y sorprendente. En general estoy muy satisfecho de las canciones que compusimos para este disco.

                                           Júpiter: "Voy a por tí". Disco "Radio Rock n Roll".

-Te quiero preguntar por la joya del disco, “Pagarás mi Amor”. Gran canción, melodía, letra… ¿Qué recuerdos tienes de esta canción? Potencial Hit Single.

La melodía y la letra son mías. Buscaba sorprender con la letra, como en otras canciones. Un amiguete mío descubrió hace poco este tema por You tube y le encantó, le sorprendió. Al representante de Polygram en Reino Unido le encantaba la canción, nos solía decir que era un temazo. La base musical era del bajista Pepe, era una especie de medio tiempo, creo que no llegó a salir como single aunque hubiera sido una buena elección. Hay un interesante contraste en la mezcla de voces, entre la zona media-grave y la zona alta de agudos. A mis alumnos les digo que no estén siempre arriba pues se pierde la impronta y no sorprendes, si estás en una zona media y de pronto sueltas el agudo el impacto es mayor. Gente como Coverdale, que tiene un tono grave como un barítono – incluso pienso que es un baritenor -, le da un cuerpo a la voz fenomenal, aunque luego los agudos los mete chillados. Destaca más en un registro medio grave. Steve Perry sin embargo tiene una voz más aguda, más de ligero.

                                        Júpiter: "Pagarás mi Amor". Disco "Radio Rock n Roll". 

-“Insocial” trata el tema de la marginación social. No es un tema recurrente en vuestras letras. ¿Por qué hacer un tema así?

Es enteramente mía, melodía y letra. La canción tiene veintitantos años y trata de los prejuicios ante nuestra imagen de pelo largo, chupa de cuero, pantalones ajustados y demás; te trataban como a un insocial. Ahora esto está más superado, en parte porque han visto cosas peores, ja ja. En serio, me gustaba reivindicar que quería ir a mi bola, cantar con mi guitarra y demás

-Vuestra temática era más festiva y “facilona”. ¿Qué nos puedes contar de las letras de Júpiter?

Sí, intentaba que fueran historias divertidas y reales, no necesariamente autobiográficas. Por ejemplo en el tema “Entre Sábanas” pues si me puede haber pasado lo de liarme con una chica y que te pillen, pero nada de salir saltando por la ventana ni cosas así, eso es más una visión cinematográfica. De hecho, ahora que estoy un poco más metido en el mundo del cine me comentaron que temas como este o “Chica de Fuego” podían servir como base para algún cortometraje. Son situaciones que nos han podido pasar a cualquiera.

-¿Piensas que son importantes para el tema o algo accesorio?

Siempre es importante contar algo,  una historia. Yo buscaba que fueran ocurrentes y que tuvieran algo de chispa, aunque también me interesan los aspectos reivindicativos no me quería quedar solo ahí; “Insocial”, “Perros de Presa” o “Dama de Hielo” tocan esta temática, pero me ha gustado reivindicar de otra manera, sin usar el rollo de siempre. No me sirve los que se les llena la boca con tanto protestar y luego no hacen nada, si tú te quejas es para hacer algo por solucionarlo.


-Es muy español quejarse en el bar, criticar y no buscar soluciones.

Quejarse y quedarse ahí. Si te quejas, tiras para adelante hasta donde sea necesario. Por eso este movimiento de indignados del 15 M me parece cojonudo, porque no solo se queja sino que están dando la cara.

-Hubo gente que os pudo criticar por las letras ¿Piensas que son justas u os juzgaron con demasiada severidad?

Puede que alguien nos criticase por no abordar esta temática social en las letras. Pero vuelvo a la reflexión anterior, tiene que haber de todo, está bien que estos artistas o los cantautores hagan canción protesta, lo que ocurre es que a mí tanta reivindicación y contar siempre lo mismo me aburría. Por eso en mis textos buscaba cosas alegres, divertidas y ocurrentes, buscaba arrancar una sonrisa; por ejemplo, en la canción “Córtate” busco eso, el guiño de la sonrisa, algo ocurrente. Para tanta seriedad ya tenemos suficiente con lo que pasa a diario. Uno va al cine no solo a ver desgracias, también busca divertirse y, en ese momento, yo quería divertirme. Grupos como Van Halen con David Lee Roth contaban historias alegres y desenfadadas y puede ser que reivindicaran más que otros grupos. Me disgustaba que a los grupos de fuera no se les criticara por eso y a nosotros sí. Además, nosotros también teníamos canciones que reivindicaban el Rock, como “Esta es tu Noche” o “Amante del Rock”, lo que pasa es que siempre abordábamos los temas contando historias imaginativas.

-Puede ser que debido a que las bandas de fuera cantaban en inglés…

Pues nadie se enteraba de lo que decían. Además el inglés es un idioma muy musical, sin ir más lejos para componer utilizaba el “spanglish” y me decían que mis composiciones sonaban a grupos de fuera. Nunca hacía la música en función de la letra, hacíamos la música, la melodía y luego escribía los textos. Nunca sacrifiqué una melodía por la letra. El problema del castellano es que a veces es difícil cuadrar los textos, en inglés contraen las palabras y ya está, esto en el español no se puede hacer. He tenido discusiones con el grupo porque  a veces para encajar la letra me sugerían que variase la melodía, y eso nunca me pareció correcto, era como chabacanizarla y no estaba de acuerdo.
Para mí lo más importante siempre era la música y la melodía, eso no quiere decir que no me preocupara la letra, pero había que buscar el texto adecuado para no variar la línea melódica y que perdiera calidad. Por ejemplo Sabina es todo lo contrario, sacrifica la melodía por la letra, y está bien, pero ese no es mi estilo ni mi idea.


-¿Nunca os planteasteis cantar en inglés?

Si se contempló para este disco, se intentó y de hecho se empezaron a traducir las letras. La compañía en Londres nos intentó colocar un tema suyo en inglés que, naturalmente,  rechazamos porque no era nuestro. El plan era sacar el disco para el mercado castellano y si tenía la aceptación suficiente sacarlo internacionalmente en inglés. Opino que era muy importante tener el respaldo en tu propio país, si no te apoyaban los medios y el público no estaba convencido el asunto era más complicado. Polygram quería, igual que le pasó a una banda como Scorpions, que el grupo tuviera una base fuerte de seguidores en su país para poderlo lanzar fuera.

-¿Cómo fueron los conciertos de presentación del disco? ¿Qué repertorio hacíais?

Buenos, aunque hubo menos promoción, cuando fuimos a tocar a las salas al público le gustó y respondió; pero no hubo un salto cualitativo, con el segundo disco esperábamos un grado mayor de aceptación y esto no se produjo. No apareció ese aumento de demanda, parecíamos frenados. Además los medios parece que no nos veían con buenos ojos, sobre todo un medio o dos de los más potentes de esa época fueron a degüello contra nosotros. Todo esto nos decepcionó mucho, también Mariano se fue desvinculando poco a poco, cansado de esta actitud, supongo.

-¿Te pareció adecuada la promoción?

No me parece que fuera la adecuada, no nos llevaron a ninguna televisión - cosa que si hizo Twins -. Ellos llevaban a más grupos, como Bon Jovi y otros. Para meter a un grupo en la radio tiene que ofrecerlo la propia compañía, la gente de laCadena Ser no podía pinchar a dos grupos de la misma compañía que hicieran una música similar así que, o cogían a Bon Jovi o a nosotros. Estaba claro, las mismas presiones por parte de Polygram Internacional para meter a  Bon Jovi eran obvias.
También retrasaron la salida del disco porque coincidía con la salida del disco de Luis Pastor, un cantante que llevaban; ya me dirás qué coño teníamos que ver nosotros con la música de este artista.
En realidad no apostó bien por nosotros, no supo movernos adecuadamente. Nos decían que “solo” habíamos vendido doce o trece mil discos (hoy día esto es un exitazo). Antes había solo dos canales, si salías en televisión todo el mundo te veía y la publicidad era mucho mayor que hoy día. Con esta compañía no hicimos televisiones. Polygram se gastó con nosotros una pasta para grabar, llegarnos a Londres a una mansión con un productor de primerísimo nivel, billetes de avión a periodistas de aquí para una escucha exclusiva en Londres del disco. Y luego dejaron el producto muerto, retrasaron unos cinco meses su salida, no lo movieron ni apoyaron. La verdad es que nos quemamos mucho, debido a la falta de promoción a nivel de televisiones y a los que nos atacaron para perjudicar a Mariano García o porque eran mánagers de otros grupos.


-¿Obtuvo el disco y la gira la repercusión que esperabais?

Vendimos entre doce y trece mil copias, que hoy día sería un bombazo, pero a la compañía no le pareció suficiente. Hay que tener en cuenta lo explicado anteriormente con la ausencia de promoción y retraso en la edición del álbum. Nos quedamos la compañía y nosotros muy fríos. Supongo que si nos hubieran dicho de grabar otro lo hubiéramos hecho.

-¿Seguisteis componiendo temas para el que sería tercer disco de la banda? ¿Llegasteis a grabar temas? ¿Quedan demos, maquetas…?

Nosotros seguíamos trabajando en el local y teníamos ideas que supongo se quedarían por ahí en algún lugar, pero no grabamos ninguna demo ni nada por el estilo. Nos desanimamos ante las presiones, ataques y la falta de interés. Lo cierto es que fue un palo tener en nuestras manos grabar con Polygram Internacional (no la filial española), que el representante que vino de Inglaterra estuviera alucinado con nosotros, y que al final no saliera nada de aquello.

-Pienso que teníais la música para llegar pero algo falló. ¿Qué pasó para no alcanzar el estatus o éxito a nivel del Rock español?

En vez de alegrarse porque un grupo consiga un contrato y grabe fuera, no lo entiendo. Cuando Barón Rojo salió y triunfó me alegré mucho, además abría la puerta para otros posibles grupos.
Es cierto que tuvimos muy mala suerte, a poco que este tipo de Polygram Internacional hubiera gestionado un poco el tema podría haber salido. Pasó que este representante, que había sido road manager de Bon Jovi en la gira inglesa y que tanto nos ayudó a quitarnos el complejo de “españolitos”, a los pocos meses de hablar con nosotros se suicidó por cuestiones sentimentales, menudo palo. Él era el que nos iba a introducir si el tema en España no salía y, al fallar ese contacto que te podía haber ayudado a dar el salto directamente a Inglaterra,  nos desanimamos aún más.


-¿Por qué se separó el grupo? Había cansancio, falta de expectativas, cambio de orientación musical (Grunge)…?

Las ventas del álbum no acabaron de convencer a la compañía, nos enfriamos todos un poco. Esto es como en una pareja que deja de verse y lo deja completamente. Mariano también se fue desvinculando por las tensiones que le acarreaba y el hecho de no ver los resultados que esperaba. Primero está todo lo que tuvimos que mover la primera maqueta, grabamos con una independiente, luego conseguimos contrato con una multinacional, grabamos en Londres… tenerlo todo tan en la mano y que de pronto se te deshaga como un azucarillo fue un golpe muy duro para nosotros, bajón total. Tampoco percibíamos una respuesta o un cariño por parte de la gente, cuando nosotros siempre hemos sido un grupo de currantes en el local con ganas de tocar música y hacer pasar un buen rato a la gente con nuestra propuesta. Nos vimos muy desanimados con todo lo que pasó, algún componente del grupo lo fue dejando para dedicarse a otras cosas. Al final tan solo Javi y yo queríamos seguir con el grupo.

-¿Se llegaron a deteriorar las relaciones humanas entre los componentes? ¿Hubo intentos de seguir con otros miembros?

Yo no tuve ningún problema, pero es cierto que tuvimos prescindir de José Barta porque no podía venir a los ensayos, estaba haciendo otras cosas, y además tenía un problema con el bajista. De hecho en la foto promocional del segundo disco ya estaba Guillermo Pascual, el otro teclista, aunque el disco lo grabara Barta. Esto fue un error que cometimos, pero como queríamos lanzar la promoción del disco se tomó esa decisión, más bien por presión de la discográfica y de Mariano. Llegó un momento en que, como no funcionaban las cosas, surgieron algunos roces entre el bajista y Barta, hasta el punto de que era uno u otro; Barta además colaboraba con otros grupos como Ñu y faltaba a los ensayos, así que tomamos una decisión. Quitando esta tensión puntual la relación en la banda siempre fue buena. Del primer al segundo disco cambiamos de batería porque el original se fue a vivir a Ávila y logísticamente era muy complicado que siguiese en el grupo, se agobió con todo lo que nos estaba sucediendo.


-¿Qué pasos hubieras dado tu como banda en esos momentos? ¿Hay algo que hubieras cambiado?

Las decisiones que tomamos fueron las que había que tomar en esos momentos. Si las cosas hubiesen sido de otra manera pues todo hubiera sido mucho mejor. Lo ideal hubiera sido que Barta hubiera seguido en el grupo pero, claro, si no podía estar al cien por cien era necesario tomar una decisión. Lo ideal hubiera sido que Polygram hubiera apostado como debiera, pero no pasó. Lo ideal es que hubiese habido más apoyo por parte de los medios y que no se pusieran en contra porque Mariano nos estaba llevando, pero no pasó.

-Danos tu opinión sobre los dos discos de Júpiter.

El primero eran temas con mucha cohesión, buenos temas. Con una mejor grabación hubiera mejorado. El segundo supuso una evolución. Nos adelantamos en el tiempo, ahora hay gente que no tiene los mismos prejuicios que antaño e igual nuestra propuesta hubiera calado mejor. Actualmente hay menos fanatismo y un gusto más ecléctico, tienen cabida distintos estilos. Recuerdo que hace tiempo, en un concierto de Scorpions, alguien los criticaba diciendo que eran unos “moñas” por llevar pantalones de licra. Antes había prejuicios hasta en la imagen.

-Después desapareciste de la vida musical pública. ¿Qué hiciste cuando se acabó Júpiter?

Después de dejar Júpiter estaba completamente quemado, me pasé dos o tres años sin escuchar nada de Rock. Estuve dando clases de  canto en la academia musical de Jaume Pla.



MOBBY DICK.

-¿Qué nos puedes contar del proyecto MobBy Dick?

Bernardo Ballester (batería de Santa) y el propio Jaume Pla me llamaron para cantar con ellos en MobBy Dick, recuerdo que Berni me vio en un concierto de Europe en el Palacio de los Deportes y se acercó a proponérmelo.

-¿Teníais temas vuestros? ¿Grabasteis alguna demo…?

Empezamos a tocar en el local, a ensayar canciones y sobre todo versiones. Pero no fructificó porque yo quería hacer principalmente temas nuestros y ellos buscaban hacer más versiones. En ese momento además estaba empezando a estudiar cosas de Ópera y de actor, por lo que empecé a tener curiosidad por otros ámbitos artísticos.

-¿No consideraste la opción de lanzarte en solitario? ¿Estabas cansado del negocio musical?

La verdad es que no me lo ofrecieron y, como terminé tan quemado,  no vi salidas en la música. Igual estaba demasiado obcecado pero en ese momento es como lo sentía y, desde luego, para hacer algo necesito estar motivado e implicado al cien por cien. Me tomé este tiempo de dos o tres años y luego lo intenté con MobBy Dick. Aunque lo cierto es que estaba metido con las clases de canto y otros proyectos que resulta que me llenaban más. No me apetecía estar tocando por ahí casi sin sacar ni para los gastos, sentía que todo iba para abajo y que ya había pasado antes por esa etapa, no tenía ganas de volver a eso.



BOHEMIAN BOCANEGRA RHAPSODY. ACADEMIA ARTÍSTICA INTEGRAL.

-Has dado clases de canto durante estos años. ¿Cómo surgió la idea y posibilidad de hacerlo? ¿Lo habías hecho antes?

Jaume Pla me planteó la posibilidad de dar clases. Ya había recibido clases antes sobre técnica vocal y demás, por lo que me animé y me lancé a por ello. Lo cierto es que dar clases es algo que me motiva mucho.  Es muy gratificante ver que alumnos tuyos llegan lejos y consiguen sus objetivos en el mundo de la música, ver como un alumno mío consigue un éxito lo siento como si lo consiguiera yo. Me satisface personalmente tanto como si actúo en directo o saco un disco. Aplico todos los conocimientos que tengo, desde estudios musicales clásicos hasta modernos. Todo lo relacionado con la motivación, el miedo escénico en el escenario…la voz es el instrumento más delicado y psicológico que hay, y debe ser usado correctamente.

- Actualmente diriges el Centro de Formación Artística Integral Bohemian Bocanegra Rhapsody Music. ¿En qué momento decidiste dar el paso de crear tu propia escuela?  ¿Por qué lo hiciste?

La escuela en la que impartía clases era solo de cantantes y músicos. Como hemos hablado antes opino que la formación debe ser integral. Un cantante no tiene solo que cantar, debe interpretar, saber moverse en el escenario. Nosotros trabajamos también la puesta en escena, usando espejos y otras técnicas. Podemos trabajar con un grupo musical, uno de teatro, de doblaje; en fin, abordamos la formación artística integral.


-Las bandas de Rock, sobre todo los cantantes, tienen una puesta en escena poco creativa y llena de clichés.

Falta novedad, no se trata solo de mover la cabeza y la guitarra imaginaria, hace falta hacerlo con gracia y originalidad. Cuando observas a David Lee Roth en directo te sorprende, pero es que ha estudiado capoeira, artes marciales y baile. Si contemplas a Kiss, que actuaron recientemente en el Pabellón, ves  sus números escénicos y te das cuenta de que está todo muy trabajado, no se trata solo de salir y mover el pelo; es un espectáculo integral, cantas, bailas, te mueves, interpretas. No se puede cantar igual una canción romántica que una de enfado o reivindicativa. Todo esto hay que trabajarlo.

-La faceta de interpretación artística ¿Te interesa solo enfocada al músico o al actor en general?

Me interesa todo. De hecho estoy trabajando en montajes teatrales y tengo varios alumnos que están actuando en musicales en Gran Vía, otros además están grabando discos de Rock duro.


-Es un complejo para el desarrollo total del artista, con locales de ensayo, estudio de grabación, etc. ¿Qué nos puedes contar de tu escuela?

Nosotros trabajamos voz, cuerpo e interpretación. Así empecé a concebir  este proyecto personal. Desgraciadamente no somos ricos, por lo que, a base del esfuerzo y la inversión personal y familiar, decidí embarcarme en este proyecto. Buscaba una escuela de arte musical integral, con clases de canto, instrumentos como batería, bajo, teclado, guitarra, doblaje, baile, teatro musical, escénico y montaje.


-¿Hay algún músico, dentro de la órbita del Rock, que haya tomado clases contigo o colabore en tu academia?

Tenemos de guitarrista a Enrique García de Darkmoor,  de batería a Carlos Expósito de Stravaganzza, entre otros. Todos profesores de primerísimo nivel. Intentamos ofrecer la máxima calidad, que la gente que colabore esté totalmente metida en el asunto y además siga en activo dentro del mundo del espectáculo. Tengo muchos alumnos y alumnas rockeros, algunos de ellos en grupos de primer nivel nacional, pero prefiero que lo digan ellos.


-¿Qué faceta te realiza más, las clases, actuar, interpretar música…?

Que pregunta más difícil, es que realmente me gusta todo. Cuando estoy interpretando un papel en una representación y me sale bien me llena, cuando canto algo y me gusta cómo sale me llena también, en mi faceta de profesor me satisface cuando creo que he conseguido que el alumno progrese, cuando he dirigido una ópera la satisfacción también ha sido enorme.

-Falleció hace unos años vuestro guitarrista de Goliath y Júpiter,  Javier Ponce. Parece que se había alejado de la música. ¿Mantenías el contacto con él?

Habíamos perdido el contacto y me dolió mucho no haberme enterado, lo supe un par de años después de que ocurriera. Fue un palo, era un gran guitarrista y muy original. Se encontraba fuera del negocio musical, era policía municipal y pidió una excedencia para dedicarse a la música, supongo que dejó la música de nuevo para mantener a su familia. Otra cosa que me ha dolido es que la prensa musical no se hiciera especial eco de la noticia, ni se le homenajeara de  ningún modo. Nadie ha venido a comentarnos la posibilidad de hacerle un homenaje.


-¿Te parecería adecuado hacérselo? ¿Sería una buena oportunidad para reunir a Júpiter de nuevo?

Nadie nos lo ha planteado nunca. Por los motivos correctos no tendría ningún problema para llevarlo adelante, quizás con otras motivaciones no lo haría pero por esto sí me parecería adecuado. Con otros músicos se ha hecho, pienso ahora en la tristemente malograda Azucena. Lo cierto es que pienso que su figura ha tenido una cierta presencia en el Rock duro español, con Goliath o Júpiter, y creo que el homenaje estaría más que justificado, pero ningún organizador  de conciertos nos lo ha propuesto.
También es verdad que el propio Javi no quiso hacer pública su situación, el propio Ángel Arias me lo comentó, y eso hay que respetarlo.


-José Barta está en Bélgica. ¿Os habéis planteado alguno de los miembros volver a juntar al grupo? ¿Habéis mantenido alguna conversación al respecto en todos estos años?

José está fuera de España, Guillermo está en Estados Unidos, Juanje está en Málaga, el bajista está en Ávila. No tenemos un contacto directo aunque Juanje, cuando viene por Madrid, pasa a visitarme. Con Barta he retomado el contacto por facebook. Otra cosa es que hubiera una propuesta seria sobre la mesa, para hacer cualquier chapuza no me interesa. Cuando la gente me dice que volvamos yo me pregunto si realmente hay necesidad o demanda de que vuelva Júpiter, aunque sea para un único concierto.

-¿Qué tendría que ocurrir para que Júpiter se juntara de nuevo? ¿Cómo lo harías si de ti dependiese?

Primero comprobar que hay un deseo o demanda de ver a Júpiter en directo. Si hubiera un proyecto serio o en un homenaje a Javier, pero siempre bien hecho, con seriedad y criterio.


-El festival Leyendas Del Rock se caracteriza por juntar a grupos de Rock de los ochenta.

La verdad es que a mí nadie me ha llamado de Leyendas para ofrecerme un concierto, en caso de que esta oferta se produjese habría que sopesarlo. Un programador me ofreció por facebook la idea de montar un festival con nosotros, Sangre Azul, Niágara y otros grupos de esa onda, pero nada seguro. Una cosa es una idea y otra es una propuesta seria y firme. Nunca puedes decir “de este agua no beberé” pero lo cierto es que no tengo mucho ánimo para hacerlo, sobre todo porque no veo que sea el momento ni la situación propicia para que si se hace sea algo importante. No me apetece hacer un homenaje para cuarenta o cincuenta personas en un garito, sin seriedad y con prisas; si es un planteamiento serio y que generara una cierta expectativa ya habría que pensarlo. El hecho de que la organización del Leyendas Del Rock  no nos haya llamado quiere decir que no deben tener mucho interés en ver a Júpiter actuando.

-Pienso que Júpiter, sin tener la popularidad o el calado de Sangre Azul, es un grupo al que mucha gente no ha visto en directo y que hoy día se sigue descubriendo. Supongo que debe haber gente ahí fuera que disfrutaría un concierto de reunión.

El día de los inocentes colgué en la red la noticia de que volvían Júpiter y lo cierto es que se generó bastante expectación, mucha gente se enfadó conmigo porque resultó ser mentira. Hay una página web sobre el Rock de esos años, Nuestro Rock 80, que tiene un foro en el que se le da cancha a toda esta corriente musical; incluso se han comentado cosas de Júpiter y eso está bien, puede generar un cierto interés.


-¿Y una noche en solitario con la música de Narci o una fiesta de la Academia? No me malinterpretes, estaría fenomenal que repasaras tu carrera musical con Júpiter o Babel.

Me halaga que pienses eso. La verdad es que no me lo he planteado nunca y me da mucha pereza, la academia me ocupa mucho tiempo. Para hacer esto necesitaría estar muy motivado y disponer del tiempo adecuado para prepararlo en condiciones. Incluso me gustaría invitar a alumnos míos a cantar algunos temas, pero necesitaría prepararlo muy bien. Tengo muy claro que no me gustaría arrastrarme sobre un escenario. Lo cierto es que vía facebook hay mucha gente en Sudamérica que me demanda algo en directo, lo que no deja de sorprenderme.
Lo de la escuela es algo que no quiero mezclar con mi carrera musical. Con la academia se han hecho muestras y representaciones en directo en centros culturales, pero sobre las facetas que trabajamos. Para hacer algo con Júpiter no veo procedente que la escuela como institución hiciera ninguna fiesta, sin embargo me encantaría invitar puntualmente a algún alumno a cantar algún tema conmigo, lo otro sería un culto a la personalidad que no me interesa nada.

-La academia tiene su página web. ¿La usas para promocionar actuaciones?

Sí, pero la usamos para la cuestión didáctica de la academia, no para anunciar bolos. Las actuaciones se anuncian casi mejor por facebook, de hecho gracias al facebook he recuperado el contacto con gente que hacía veinte años que no veía, por ejemplo con algunos miembros de Júpiter.


- Muy brevemente me gustaría que me dieras tu opinión rápida sobre estos vocalistas:

Dio: Dios.
Ian Gillan: Muy personal y carismático.
Glenn Hughes: Una bestia, muy buen cantante y con un gran feeling.
Paul Rodgres: Mucha personalidad y feeling.
Steve Perry: Buen gusto.
James Brown: La fuerza y la garra.
David Coverdale: el gusto y la sensualidad.
Little Richard: Divertido, es lo primero que me viene a la cabeza.

-Muchas gracias por tu tiempo, colaboración y predisposición con la entrevista. Ha sido un verdadero placer.

Gracias a vosotros por vuestro interés.





15 comentarios:

  1. Recuerdos entrañables de los ochenta. upiter siempre me pareció un grupo interesante, con una onda americana que no se llevaba en España. Eran los tiempos de las tribus urbanas y estaba prohibido que te gustara tal o cual música si se salía de los parámetros establecidos. Tal vez Júpiter hubieran tenido más suerte en esta época, sobre todo su segundo disco sonaba muy bien para la época y para los que nos gustaban grupos como Van Halen, Ratt, Motley Crue, Poison etc el disco Radio Rock n´Roll supuso un soplo de aire fresco entre tanto mal llamado Rock urbano (Barricada, Reincidentes...).

    Luis.

    ResponderEliminar
  2. Júpiter, Sangre Azul, Niágara, Shalom...Esos grupos representaron un estilo dentro del rock en España en los ochenta y primeros noventa. Sangre Azul fueron los que más repercusión lograron pero a mí siempre me gustaron Júpiter. Creo que mucha gente de la época les criticó porque se les tildó de demasiado "blandos" para la idea de Heavy que había entonces, aunque pienso que sus dos discos tienen muy buenas canciones. Y el segundo tiene un sonido que no era lo habitual de esos años, se nota que hubo "pasta" para la grabación.
    Es una banda para el Leyendas ya. Ramón de Madrid.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego que si Júpiter se volviesen a juntar, iria a verlos en directo. Por edad no pude disfrutarlos en su momento y sus discos están bastante bien. Se podía montar una espcie de festival con grupos en esta onda más AOR como Sangre Azul y Niágara (otra banda que siempre me gudtó mucho). Sería todo un puntazo.
    Aunque, como comenta Narci en la entrevista, no sé el tirón que podría tener esto. Para tocar en una sala con una entrada aceptable si saldría.

    Julián.

    ResponderEliminar
  4. Un cartel con Sangre Azul, Júpiter, Niágara y Shalom te digo yo que vende muchas entradas, pero muuchas. Otra cosa es que los grupos estuvieran de acuerdo y hubiera un promotor que se liara la manta a la cabeza.

    Fran.

    ResponderEliminar
  5. Uff! Qué recuerdos el recopilatorio de Unidos por el rock. Lo tengo desde hace un montón de años y me gustaba mucho. Babel, muy buena banda; Belcebú también.
    Si hay por ahí un disco de Babel sin publicar ya pueden darse prisa, no creo que vendan millones, jeje, pero seguro que habrá por ahí unos cuantos seguidores que lo disfrutarán.

    Lucas.

    ResponderEliminar
  6. Aunque nunca estuvo entre los grupos de primera fila punteros españoles, los Júpiter eran mucho más potentes de lo que parecían en un principio. Lo que pasa es que su música estilo Bon Jovi o Europe de esos años no cuajó entre el seguidor de Heavy español de entonces. También es cierto que ellos no continuaron, habría que ver que hubiera pasado si hubiesen sacado algún disco más. Muchas veces cuesta bastante estabilizar un grupo, más allá del primer o segundo disco.
    Radio Rock n roll me parece un disco muy bueno, y con un gran sonido.

    ResponderEliminar
  7. Puede ser de los pocos, pocos grupos de los ochenta que aun no hayan aparecido en el Leyendas Festival. Es verda que fueron un grupo algo controvertido en su día, pero seguro que habría gente que disfrutaría de su presencia en dicho festival.

    Lidia.

    ResponderEliminar
  8. Pagarás mi amor es una gran canción. El segundo disco de Júpiter me parece más elaborado y con más enjundia que el primero. Una banda que mereció mejor suerte.

    Javier.

    ResponderEliminar
  9. No creo que una reunión de Júpiter diera para llenar un recinto amplio (tipo La Riviera o similares), pero pienso que congregaría a suficiente gente para llenar una sala de pequeño-mediano aforo con unas condiciones dignas. Supongo que el grupo no tocaría mucho en directo en su época y ahora habría bastante gente que nunca los vió o que los descubrió después que seguro asistiría a un concierto de reunión.

    Por otro lado es muy triste que nadie haya homenajeado al Javier Ponce. Sería un digo recuerdo.

    Juan Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente toda creación que puede volver a leerse, verse y o escucharse es un legado para los que estaban en ese momento y pueden después descubrir la obra de otros.
      Las circunstancias y el devenir de los hechos hace que quizás no se llegue a reconocer el trabajo y el talento de personas como Javier Ponce. Recuerdo a mi hermano su capacidad para crear, para según ecuchaba un tema era capaz de llevarlo a la guitarra o a un teclado.
      Si se uniese Jupiter para hacerle un homenaje allí estaría.
      Ángel Ponce

      Eliminar
    2. Afortunadamente toda creación que puede volver a leerse, verse y o escucharse es un legado para los que estaban en ese momento y pueden después descubrir la obra de otros.
      Las circunstancias y el devenir de los hechos hace que quizás no se llegue a reconocer el trabajo y el talento de personas como Javier Ponce. Recuerdo a mi hermano su capacidad para crear, para según ecuchaba un tema era capaz de llevarlo a la guitarra o a un teclado.
      Si se uniese Jupiter para hacerle un homenaje allí estaría.
      Ángel Ponce

      Eliminar
  10. Narci ERES EL MEJOR <3 Tu chica de fuego se muere por ti grrr

    ResponderEliminar
  11. Yo por ver a jupiter niagra shalom y por supuesto sangre azul pago lo que sea

    ResponderEliminar
  12. Muy buena la entrevista, muy completa como siempre. también me apunto a ese festival del que se habla por aquí. Además creo que se venderían unas cuantas entradas, aunque solo fueran de fans cuarentones nostálgicos de los ochenta. En EEUU se hacen auténticas giras revival de grupos que tuvieron su punto álgido en los ochenta y llenan pabellones.

    Sergio.

    ResponderEliminar
  13. QUE RECUERDOS MADRE MIA.CON 20 AÑITOS LOS ESCUCHABA, SONABAN ONDA AMERICANA AOR MELODICO.ALCAUDO, SHALOM, FURIA ANIMAL.ME TRANSPORTA AL PASADO!

    ResponderEliminar