Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

viernes, 13 de febrero de 2015

RAFA BLAS - CAMILO SESTO - IAN GILLAN - TED NEELEY: “Getsemaní”.




Rafa Blas acaba de publicar nuevo disco, titulado “Sin mirar atrás”. El que fuera cantante del grupo Nocturnia y ganador de uno de los cutre-concursos de cantantes que tanto proliferan por nuestra triste televisión, publica su segundo cd bajo el auspicio de la compañía Maldito Records.


El disco no tiene desperdicio, al igual que en su álbum de debut llamado “Mi Voz”, presenta un alto nivel musical, compositivo y de ejecución. Más allá de todo el ruido montado alrededor del primer cd, grabado como premio con la poderosa multinacional Universal Music, nos encontramos a unos músicos que presentan una propuesta muy interesante. Se apuesta por canciones propias y versiones, muy acertadas en mi opinión, de clásicos de los setenta y ochenta grabados en la memoria del colectivo hispano; una música potente con melodías que permiten perfectamente que el disco suene en las radios nacionales sin tener que vender su alma al diablo de los 40 principales y similares hierbas.


Pese a lo interesante del disco en su totalidad, nos vamos a detener en una canción en particular. Rafa ha tenido la genial idea de grabar una versión del clásico tema “Getsemaní”, del musical “Jesucristo Superstar”. La obra original se compuso en la cabeza de Andrew Lloyd Webber, otro genio que seguro merecerá que hablemos de él en otra entrada. Lloyd Webber, junto con el letrista Tim Rice, compuso un álbum conceptual sobre la figura de Jesucristo que resultó ser uno de los mayores éxitos de la historia de la Música. La canción “Gethsemane” constituye uno de los temas centrales, de corte épico y dramático, en el que se narra la oración de Jesús en el huerto del Monte de los Olivos justo antes de ser traicionado por Judas. La obra original contó con la voz principal de Ian Gillan interpretando a Jesús de Nazareth. Supuso un éxito casi inmediato, realizándose una película y numerosas adaptaciones a lo largo y ancho del mundo; seguro que ahora mismo en algún lugar se encuentran un grupo de músicos ensayando o interpretando esta Ópera Rock.

                                                             Versión original.

Desgraciadamente la interpretación de Gillan en la versión original no le hace justicia a la grandeza de la canción. Que Ian Gillan es un cantante excepcional y fuera de lo común no se discute, es así; sin embargo grabó unas líneas vocales sin ninguna emoción, se limitó a cantar las letras que le pasó Tim Rice. Desgraciadamente no se enteró de nada, de hecho el propio Ian ha comentado en entrevistas posteriores que solo se dio cuenta de la trascendencia de lo que estaba grabando cuando cantó el tema “The Crucifixion”, última canción del disco. Tuvo que ser Ted Neeley, protagonista de la versión cinematográfica, el que le diera ese enfoque tan característico y desgarrado que ha pasado a la historia. No obstante el disco original tuvo un gran éxito y repercusión, por eso les ofrecieron realizar la adaptación al cine. Como curiosidad podemos comentar que los productores le ofrecieron el papel de Jesús a Gillan, pero este lo rechazó amablemente porque le pagaban menos de lo que ganaba con Deep Purple; fue en ese momento cuando entró en escena Neeley para encarnar el papel de protagonista en la película. Estamos hablando de 1971, poco antes de la publicación del famoso directo “Made in Japan”. Si nos paramos a pensar durante unos segundos lo que podría haber pasado si Ian Gillan se hubiera convertido en una estrella de cine – que era su idea original, Gillan siempre dijo que quiso ser actor y que empezó a cantar para hacerse famoso y poder llegar al mundo del cine – la historia se podría haber contado de otro modo. De cualquier manera es una lástima que Gillan no se hubiera empleado a fondo, considerando que tiene mejor voz que Neeley, nos podría haber dejado una versión para el recuerdo. No quiero ser malinterpretado, la grabación de Ian es técnicamente perfecta, nada que objetar. El asunto es que Neeley, además de registrar un pedazo de interpretación, le puso alma.
  
                                   Ian Gillan.                                                               Ted Neeley.

                                                            Ian Gillan. "Gethsemane".

                                                   Ted Neeley: "Gethsemane". Film original.

Mientras, en nuestra querida España de finales del franquismo, a Camilo Sesto se le ocurrió la idea de adaptar esta obra. Ni corto ni perezoso se puso a la tarea traduciendo las letras y realizando los arreglos necesarios, tanto a nivel musical como escénico, para presentar su versión por los escenarios españoles. Hay que señalar que los productores musicales de la época – en un alarde de visión musical similar a la que tienen los de hoy en día – no creyeron en la viabilidad y solvencia económica del proyecto, por lo que el propio Camilo tuvo que cubrir con los gastos de producción. El ímpetu de Camilo Sesto tiró de la idea y el resto es historia. Uno de los musicales pioneros y más exitosos en España.

                 Versión española. Camilo Sesto.                                              Film original. Ted Neeley.

En esta versión Camilo demostró su abrumadora capacidad vocal. En aquellos años se encontraba en la cima de su popularidad y facturó una interpretación sin fisuras, llena de dramatismo e intensidad. Supo captar el hondo y desgarrador sentido de la canción y se dejó literalmente al alma interpretándola, jugando con distintos rangos en la tonalidad según requería cada pasaje del tema, susurrando con una suavidad aterciopelada, subiendo en intensidad cuando el crescendo de la melodía lo pedía… y gritando, por supuesto. Consigue usar su grito con una de las mejores modulaciones que he escuchado jamás, todo en su sitio, sonando de manera nítida, potente y cristalina, y desgarrando la voz al finalizar. Todo un abanico de matices que consiguen asombrar al oyente. Está claro que Camilo Sesto malgastó parte de su vida artística, este hombre debería haber sustituido a Ian Gillan en Deep Purple cuando este último se marchó en 1973 y dejarse de historias. Pero esto es marginal.


                                                        Camilo Sesto: "Getsemaní".

Camilo Sesto tuvo bastantes años de éxito, nuestro hombre llegó a llenar el prestigioso Madison Square Garden neoyorquino, aunque desde finales de los ochenta su carrera empezó a descender hasta su anunciada retirada de los escenarios el pasado año 2010; a finales del 2014 volvió a ofrecer unos conciertos en Sudamérica. A día de hoy Camilo sigue conservando toda su aureola intacta, sigue manteniendo a miles de fans merecidamente, aunque ha sido víctima de la asquerosa prensa rosa que ha lanzado toda su inquina una y otra vez contra él para conseguir rastreramente esas cotas de audiencia por las que suelen estar acostumbrados a vender a sus madres sin despeinarse si es preciso. Nuestro particular creador de Melina tiene en la actualidad 68 años; obviamente ha perdido voz, como todos, y el que se atreva que tire la primera piedra. Sin embargo nuestros entrañables buitres carroñeros de la prensa rosa no han tenido reparos en ir a por él siempre que han tenido la oportunidad. Recuerdo especialmente su aparición en uno de esos detestables programas - ¡que siguen emitiéndose en horario infantil! -, la conocida periodista que le entrevistó se comportó de manera especialmente deleznable. No daré su nombre porque no quiero que me vengan a agobiar a mí, ya que esta gente vive de este tipo de demandas, pero es una habitual de estos programas y tertulias que viven de remover las basuras de los personajillos intrascendentes que ellos mismos fabrican. El caso es que invitaron a Camilo - el hombre me imagino que suele acceder a asistir a estas emboscadas porque no le vendrá mal el dinero - y nuestra encantadora juntaletras actuó como una ruin rata almizclera. No contenta con comportarse con una chabacana impertinencia, en un momento determinado de la ¿entrevista? empezó a tatarear la conocidísima canción “Vivir así es morir de amor”, pidiendo a Camilo que interpretase allí a capella la estrofa alta del estribillo. No solo demostró una absoluta falta de respeto hacia el artista – que recordemos que iba a hablar, no a cantar – sino que hizo gala de una falta de elegancia que se le presupone a cualquier persona que entrevista a un artista en público. Igual habría que haberle explicado a esta inútil que un cantante necesita calentar antes de interpretar, que nadie nunca se encuentra al cien por cien en todos los momentos del día, que un señor de más de sesenta años no puede cantar igual que cuarenta años antes… pero a esta petarda lo único que le importaba era intentar ridiculizar al artista para subir puntos de share. Afortunadamente Camilo Sesto salió airoso de esta situación devolviéndola una sonrisa que probablemente disgustó a nuestra intrépida reportera. En fin, déle Dios mal galardón.


Y en estas que nos encontramos con la versión que acaba de publicar Rafa Blas. La instrumentación está muy cuidada y, desde luego, se nota que se han trillado la versión de Camilo Sesto. Rafa canta muy bien y con mucho criterio, no consigue alcanzar las cotas interpretativas de Camilo, ni su gama de matices, pero lleva a cabo una gran versión. Aunque el asunto llega cuando le toca subir en el estribillo… ¡qué barbaridad!, el amigo se pone a tirar y nos regala unos agudos espeluznantes, de los que te dejan sentado en el sitio. Desde el mismo momento en el que lo escuché por primera vez sentí el irrefrenable deseo de echar para atrás mi reproductor para volver a escuchar esos cuarenta segundos de nuevo, y no pude evitar repetir esta operación varias veces. Impresionante. Ardo en deseos de verle defender esta voz y esta canción en directo, pasa a ser una de mis prioridades musicales.

                                                          Rafa Blas: "Getsemaní".




18 comentarios:

  1. Getsemaní es un clásico, la versión de Camilo Sesto es muy buena, nada que ver con el resto de su discografía. Pero la de Rafa Blas es increíble, ¡como canta el colega!

    Ginés.

    ResponderEliminar
  2. Rafa Blas tiene una voz impresionante. Puede con la canción de Gillan y con la que le echen.

    ResponderEliminar
  3. Lo de Nocturnia suena fuerte. Su anterior disco en solitario no estaba nada mal, y este último no lo he escuchado aún, pero la versión de Jesucristo Superstar no suena nada mal. Todavía no lo he visto en directo, así que cuando venga por aquí habrá que dejarse caer. Rafa.

    ResponderEliminar
  4. Jesucristo Superstar es una de mis BSO favoritas de toda la vida. La versión de Ted Neeley es la que más me ha llegado de las que he escuchado, supongo que verla en la peli también ayudaría. De Camilo no soy mucho, pero reconozco su gran voz y es verdad que en Getsemani el tío lo bordó.

    También me duele lo de Gillan, como fan irredento de Deep Purple debo reconocer que su interpretación es la menos intensa de todas.

    Y de Rafa Blas no había escuchado nada (excepto alguna cosa de cuando el anti/programa de La Voz), pero su versión de Getsemaní pasa a ser mi favorita. Suena que atruena (Obus dixit).

    ResponderEliminar
  5. Me ha sorprendido el nivelaco del chaval pero algo me dice que el directo será otra cosa. Ojalá no.
    En cuanto al gran Camilo, qué decir? Que es una pena que tamaño vocalista no haya militado en las filas del rock. Habría sacado mucho más provecho a sus cualidades.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena la voz de Rafa Blas. Y el disco me parece mejor que el primero. Hay que verle en directo, a ver si mantiene el nivel.

    Camilo Sesto fue una de las grandes voces en los setenta, pero hoy en día es poco menos que una caricatura de sí mismo.

    Luque.

    ResponderEliminar
  7. Hace unos días tocó aquí en la Fnac y demostró que es un grandísimo vocalista. A ver si presenta conciertos en eléctrico para promocionar su nuevo disco. Opino como Luque, muy buen cd.

    Juan Carlos.

    ResponderEliminar
  8. Lo mejor que puede hacer Rafa es separarse completamente de todo el rollo del programa cazatalentos de Tv. El disco es bueno, pero juega con la ambigüedad de hacia qué tipo de público se dirige. No sabemos si busca al público Heavy o las radios estatales con sus Bisbales y Bustamantes varios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que Rafa Blas juegue a dos bandas, hace su música y punto. Cómprala o no, y ya está. Cualquiera de todos esos músicos "auténticos y honestos" seguro que aceptaría sin dudar un contrato con una compañía de discos potente para editar y promocionar el disco. Menos hipocresía, por favor. Juancar.

      Eliminar
  9. Camilo Sesto es uno de los grandes, haga Rock o no, pero çel solito se ha buscado su situación actual. "Mola mazo"...¡por favor!

    ResponderEliminar
  10. Camilo Sesto tiene una gran voz, bueno tenía, pero en la actualidad parece como perdido. Por lo visto tuvo problemas de salud y económicos. Se sabe poco de su vida privada.

    Lucas.

    ResponderEliminar
  11. Es cierto que se sabe poco de su vida privada. Todos los artistas deberían poder disfrutar de su vida privada (a menos que la vendan a las revistas y televisiones ellos mismos), lo que pasa en España es que estamos acostumbrados a que por ser del mundo del espectáculo no puedas tener derecho a vida privada. Andres.

    ResponderEliminar
  12. Es que el propio Camilo Sesto ha vendido su vida privada a las revistas cuando le parecido oportuno. Opino que cuando pasas esa barrera ya no hay marcha atrás. No puede ser que hoy me interese hablar de mi vida privada y al día siguiente me ofenda si lo hacen. Hay que tener coherencia.

    Raúl.

    ResponderEliminar
  13. Camilo Sesto conserva una amplia legión de seguidores, se comprobó cuando agotó en unas semanas los dos conciertos de despedida que dió en Madrid hace unos años, esto es un hecho y es innegable, por mucho que le escueza a sus detractores.

    Por otro lado es muy celoso de su vida privada, no quita que haya vendido algunas exclusivas (todos los famosos lo han hecho, hasta Antonio Banderas), pero la prensa siempre a ido al cuello con él. Hay que reconocer que es una persona con muchos misterios e incertidumbres en su vida personal, lo que hace que haya más morbo aún si cabe. Sara.

    ResponderEliminar
  14. No estoy especialmente puesto en la vida y milagros de Camilo Sesto, pero en los últimos veinte años la mayoría de las informaciones que han trascendido a la opinión pública han sido desconcertantes. Todo ese morbo en un país como el nuestro se "sobrepublicita".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hombre anda muy desorientado últimamente, parece que se le ha ido del todo. Aunque es cierto que conserva un nutrido grupo de fans, mujeres maduras irredentas en su mayoría.

      En su día fue una de las grandes voces de España. Eso desde luego.

      Eliminar
  15. Camilo Sesto es un cantante excepcional, pero también es una persona muy peculiar. Han trascendido muy pocos datos de su vida privada a la luz, y existen muchas historias y mitos al respecto. Infinidad de datos, algunos de ellos, escabrosos.

    Está claro que un señor que en los años setenta era rico y famoso podía hacer practicamente lo que quisiera, y parece ser que Camilo disfrutó de todo eso. No vamos a entrar en historias pero hay deternminados detalles que, como mínimo, chocan un poquito. Desde luego que Camilo nunca fue el típico marido padre de familia, eso es obvio. Hay quién dice que se casó para ofrecer una imagen pública que se acercara a los tópicos bienpensantes de la intransigente España de los setenta y ochenta.

    Por otro lado obtuvo la custodia de su único hijo por parte de su madre biológica. Incluso un día me encontré casualmente con un camarero de un bar del barrio de Ópera que me contó unas cuantas hsitorias que él mismo presenció sobre las andanzas de Camilo en el barrio de Hortaleza en los setenta que, por supuesto, no voy a hacer públicas. Supongo que todas estas peripecias han ayudado a aumentar ese aura de misterio e intriga que vuela alrededor de la figura de Camilo Sesto. Prefiero quedarme con la imagen del magnífico cantante y compositor (no hay que olvidar que casi todos sus éxitos los compuso él mismo) en lugar de especular con toda la basura que sacan los medios.

    Aunque una cosa está clara. este hombre tiene un pedazo de entrevista. Eso seguro.

    Paulino.

    ResponderEliminar
  16. Camilo Sesto fue un gran cantante, pero hoy no es más que una triste y pobre sombra de lo que fue. Si le has tenido algún respeto a lo largo de su carrera da pena y tristeza verle en sus apariciones públicas, como si se hubiera tomado un ácido en mal estado.

    Para voz de esa época, me quedo con Nino Bravo. No hay color.

    Luque.

    ResponderEliminar