Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 19 de enero de 2017

Júpiter: “Radio Rock n’ Roll”. Reedición 2016.


La compañía Leyenda Records acaba de reeditar el disco del grupo madrileño Júpiter titulado “Radio Rock n’ Roll”. Este álbum salió a la venta en el año 1988 constituyendo la segunda y, lamentablemente, última obra del grupo. Afortunadamente se vuelve a recuperar en estos días, casi veinte años después, gracias al trabajo y tesón de esta compañía de discos interesada en las grabaciones, discos y proyectos de los grupos de Rock españoles de esos años. Una labor digna de elogio y de reconocimiento en estos años de tantos avatares y dificultades dentro del Rock duro hispano.


Este grupo se formó a mediados de los años ochenta, esa querida y añorada época en la que el Hard Rock y el Heavy tenían un amplio seguimiento entre la juventud española –no así entre los medios de comunicación, con los que hemos ido de mal en peor hasta nuestros días–. La banda se montó a partir del interesante grupo Goliath, que publicó en el año 1985 su único y recomendable disco homónimo. Las cosas no resultaron y tanto el teclista José Barta como el tristemente fallecido guitarrista Javier Ponce reclutaron al cantante Narciso Tenorio, al bajista José Rubio y al batería Juan Jesús García. El resultado final fue un nuevo grupo con el nombre de Júpiter. En 1987 publicaron su primer disco con la compañía de discos Twins, titulado “Júpiter”, bajo una propuesta musical cercana al Hard Rock melódico pero con garra que tanto se llevaba en aquellos años de la mano de grupos como Bon Jovi, Journey, Asia, Europe o los Whitesnake del álbum “1987” entre otros; grandes años y gran música.


Auspiciados por el también fallecido locutor de radio y productor Mariano García, un personaje tan popular como controvertido en aquellos años dentro del panorama del Hard Rock hispano, dieron el salto de gigante y ficharon por la multinacional Polygram para la publicación de su segundo disco. Conviene ponerse en la perspectiva de la época: antes se vendían discos y conseguir que un grupo de Rock duro pasase a entrar en nómina de toda una multinacional era algo que estaba al alcance de un escaso y selecto puñado de afortunados. No podemos olvidarnos del paso que estuvo a punto de dar Barón Rojo con la oferta de la multinacional EMI que desestimó Zafiro, su compañía de entonces, y que, en palabras del propio SherpaJosé Luis Campuzano, bajista original del grupo–, supuso un serio revés para las aspiraciones internacionales del grupo.

                                                       Júpiter con John Eden.

El grupo se marchó Reino Unido para grabar lo que sería su segundo disco, concretamente a los estudios Brook House de la localidad de Drinkstone –obviemos coñas fáciles–, cerca de Londres. Bajo los controles del productor John Eden, que había grabado para artistas como Graham Bonnet, Nazareth, Grand Prix o Status Quo; vamos, primera división. El resultado de esas sesiones fue el estupendo disco “Radio Rock n’ Roll”, uno de los discos de Hard Rock grabados en este país que más aprecio tengo y de los que más me gustan. Un trabajo redondo lleno de grandes composiciones y con un sonido que poco tenía que ver con la mayoría de productos nacionales que se publicaban en aquellos años.
Júpiter parecía tenerlo todo para triunfar, pero no pudo ser. Pese a haber grabado un producto de categoría y calidad, tanto en composición como en interpretación y sonido, no consiguieron dar ese salto cualitativo y el grupo acabó disolviéndose. Como el propio Narciso nos contó en su día, la compañía que les llevó a grabar a Reino Unido en esos años en los que era muy difícil y costoso registrar un producto musical con un acabado sonoro de categoría no supo después promocionar de manera adecuada ese producto en el que invirtió. Tampoco debió ayudar presentar un estilo musical que nunca ha sido mayoritario en España dentro del Rock. Aquí, y sobre todo en esos años, triunfaba el mal llamado Rock Urbano y la canción protesta frente a las injusticias sociales de un país que prácticamente se estaba estrenando en esto de la democracia. Poco podían hacer los textos desenfadados y festivos, las melodías cuidadas y todo ese background AOR frente al Heavy Metal que representaba a una juventud que buscaba su identidad a golpe de guitarra eléctrica. Júpiter quedó condenado al ostracismo y como grupo de culto para todos aquellos que se han interesado posteriormente por la música de la banda.


La sorpresa nos llega al enterarnos de que la compañía Leyenda Records ha decidido reeditar este segundo disco. Para ello han recuperado y trabajado sobre las cintas originales, consiguiendo recuperar una de las canciones que se registró durante las sesiones de grabación en los Brook House Studios pero que nunca llegó a publicarse por problemas técnicos. El tema en cuestión es la balada “Vuelve”, una delicia para todos los que habíamos oído hablar antes de ella pero no podíamos escucharla. Gracias a la restauración realizada por José M. Navia y Ángel Muñoz podemos disfrutar de nuevo de estas canciones con un adecuado lavado de cara. Se ha respetado el orden de las grabaciones de John Eden y que se cambió para la edición final del disco original en 1988 por problemas de ajuste al no poder incluir el tema “Vuelve” antes mencionado. El oyente puede disfrutar de canciones directas y que se meten en tus entrañas desde el primer momento como “Voy a por ti”, “Insocial”, “Amante del Rock” o la propia “Radio rock n’ Roll”; grandes composiciones en las que la potencia y la melodía se encuentran perfectamente compenetradas. El grupo raya a gran nivel y Narciso demuestra con su voz en cada surco que es uno de los mejores cantantes que hay en España, en los créditos del disco aparece el gracioso agradecimiento a la cerveza inglesa que le obligaba a beber John Eden para que su voz resbalase y alcanzase los matices que buscaba el propio productor. También encontramos temas con una base de Rock cincuentas clásico como “Rock n’ Roll” o el trallazo absoluto de “Chica de fuego” con esos coros y guitarra solista que te quitan el hipo.

                                                           Júpiter: "Chica de fuego".

Además del tema lento inédito, el cd cuenta con el añadido de la maqueta de cuatro temas que el grupo grabó en los estudios Kirios de Madrid para presentarle a John Eden. Por lo visto el productor quiso escuchar antes al grupo y ver si su propuesta musical le resultaba lo suficientemente interesante para producirlos. Como curiosidad podemos comentar que los cuatro cortes llevan un tempo algo más lento, lo que le otorga otra perspectiva a las composiciones, especialmente al tema “Radio Rock n’ Roll”.

                                                  Narciso Tenorio y Javier Ponce.

Se nota que esta reedición está realizada con mucho cuidado y respeto a l grupo. Es de agradecer el acabado del libreto interior en el que cuentan con las opiniones de Carlos León y Guillermo Pascual, batería y bajista respectivos del grupo por aquel entonces. Ya lo único que falta es que decidan de una vez por todas reunirse y tocar, aunque sea para un único concierto. En estos años hemos asistido a la reunión de varios grupos de aquellos años y un festival como el Leyendas Del Rock sería un marco perfecto para un evento de estas características. Sería el mejor homenaje que le podrían hacer a su guitarrista y fundador Javier Ponce Garres, fallecido en Mayo de 2003. Recordamos su memoria mientras escuchamos el tema del disco que hemos dejado para el final del artículo: “Pagarás mi amor”, una genialidad de canción en crescendo que cabalga sobre una melodía y una instrumentación llena de intensidad y pasión. Una de las mejores piezas que he escuchado por aquí a lo largo de todos estos años.

                                                             Javier Ponce. DEP.



                                                        Júpiter: "Pagarás mi amor".



27 comentarios:

  1. ¡Madre mía qué recuerdos! Ese disco lo grabaron con la polygram y por aquel entonces parecía que se lo iban a comer todo. Mariano García les dió mucha cancha y el disco estaba bastante bien. Lo que no cuadró fue el estilo y las letras que no pegaban nada con el rollo reivindicativo de Barricada, Barón, etc.

    Desde luego que merecieron mejor suerte. A ver si se juntan, no creo que lo petasen, pero unos cuantos nos lo pasaríamos muy bien viéndolos en directo. Javi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Javi. No creo que miles de fans enfundados en chupas de cuero y elásticos negros corriesen cual hordas del Metal a comprar las entradas al minuto de ponerse a la venta, pero estoy convencido de que un número aceptable de público se acercaría a verlos a cualquier sala normal con un mínimo de promoción realizada de manera correcta. Esperaremos esperanzados. Un saludo.

      Eliminar
    2. Pero es que ¿cuántos grupos de Hard en España pueden preciarse de meter más de quinientas personas en un concierto? salvo unos pocos que todos conocemos, los demás se encuentran en una situación difícil en cuanto a actuaciones en vivo.

      Aún así también pienso que una reunión (o como se quiera llamar) contaría con un cierto interés de la gente afín a nuestro rollo. Javi.

      Eliminar
  2. Buen disco, muy en la onda de la música de grupos como Sangre Azul o Niagara.Merecieron mejor suerte,no hay duda. Un reencuentro en el Leyendas sería lo suyo, es el enclave perfecto para ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es que muy en la onda de Sangre Azul. Lo cierto es que ni recordaba a Júpiter hasta que he escuchado su "Chica de fuego" y lo primero que me ha venido a la cabeza han sido ellos, con sus matices claro.
      Que gratos recuerdos...
      Eva.

      Eliminar
    2. Compartían ese toque AOR con gente como Sangre Azul a Niágara, aunque lo que siempre me llamó más la atención de ellos fue -además de la calidad de sus composiciones- la habilidad para mezclar teclados y guitarra potente con su propio sello. Júpiter apostó por una música Hard con gran presencia de teclados logrando una música final con mucho cuerpo sin endulzar en exceso. Definitivamente fueron buenos tiempos.

      Un saludo Eva.

      Eliminar
  3. Sacaron dos discos bastante buenos, sobre todo este último. Sufrieron la indiferencia de gran parte del público pese a tener buena música, el tipo de música y las letras no se llevaban por estos lares en esos tiempos. Seguramente hoy en día hubiesen tenido más suerte. Si se reúnen para tocar y puedo, voy fijo.

    Un abrazo a todos. Ginés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso que estás en lo cierto Ginés. Por aquí y en aquellos años sobre todo no pegaba la propuesta musical de Júpiter ni con cola. El Heavy español de aquellos años parecía unidireccional. No hemos tenido la tradición histórica musical de otros lugares y eso se nota mucho.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Muy bueno el disco. Injusto trato en su día por parte de alguna prensa. Por favor al Leyendas. LJ

    ResponderEliminar
  5. Sangre Azul, Júpiter, Niagara, Shalom... había buenas bandas en España para hacer Rock melódico (mal llamado comercial). Eran buenos tiempos. Jorge

    ResponderEliminar
  6. RRnR debió ser el disco que confirmase a Júpiter. Una lástima que no cuajasen porque tenían música y calidad para haber llegado más lejos. Y Pagarás mi amor es uno de los mejores temas de esos años. Merecieron mejor suerte.

    Y lo de juntarse para hacer un concierto y homenaje a Javier Ponce me parece una idea estupenda, con o sin Leyendas Festival de por medio. Cualquier sala de pequeño/mediano aforo sería perfecta para que todo el que sintió algo por Javier, el grupo o esa época del Heavy español presentase sus resoetos

    ResponderEliminar
  7. En su día no me dijeron mucho, pero ahora los he redescubierto y vaya.Había mucha calidad en los grupos de aquellos años,más que ahora. Muy bueno el disco de Júpiter.

    ResponderEliminar
  8. También me apunto a ese concierto.

    ResponderEliminar
  9. ¿Qué me decís de este festival?:
    Shalom
    Niágara
    Marshall Monroe/Danger
    Júpiter
    Banzai
    Sangre Azul
    Para todos los amantes del AOR/Hard Rock español.

    Antonio Fdez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No suena nada mal. Poder ver en directo a Sangre Azul sería un puntazo.

      Eliminar
  10. "Pagarás mi amor", qué recuerdos de pupitre de instituto, jejeje.
    Es un buen disco, mejor que el primero, aunque dentro de este estilo siempre me gustó más Shalom y sobre todo Sangre Azul. Las letras, esas letras... vale que no fueran reivindicativas, pero eran demasiado chorras para ni gusto. En general, porque hay alguna por ahí que sí merece más la pena.
    Y otro debate curioso que podría surgir de aquí. Yo no catalogaría a ninguno de estos grupos como AOR. Lo que yo siempre he entendido por AOR es otra cosa.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no creo que sea AOR al estilo Styx o Journey, pero tienen ese toque melódico y comercial que no tienen por ejemplo Barón Rojo, Obús o Barricada. Supongo que por ahí van los tiros. Javi.

      Eliminar
    2. No es AOR porque en España no tenemos ni puta idea de lo que es eso, nos viene grande.

      Eliminar
    3. AOR: Adult Oriented Rock. Es un término que se acuó para grupos con predominancia de teclados, guitarras y voces con predominancia de la melodía. Se suelen meter en ese saco a grupos como REO Speedwagon, Toto, Asia o Journey.

      Hombre, Júpiter no suenan a Journey, pero si tienen elementos que se encuadran dentro de lo que se denomina AOR. otra cosa es la interpretación y gustos de cada uno. Sí estoy de acuerdo en cambio con que muchas veces se etiqueta como AOR a cualquier cosa que suene algo suave. Javi.

      Eliminar
    4. En nuestro país no se ha llevado el AOR melódico, pero bandas como Júpiter o Sangre Azul tienen muchos elementos de esta corriente en su música. Eso no quiere decir que sus discos sean 100% AOR, aunque tienen más de esto que de Heavy al estilo Judas o Maiden. Me parece bastante obvio. Cordial saludo y felicitaciones por el blog. Miguel A.

      Eliminar
    5. Muchas gracias Miguel A. por tus comentarios. Coincido contigo y con Javi. Grupos como Júpiter tienen elementos AOR aunque no puedan catalogarse completamente como tales; de hecho resulta difícil catalogar a los grupos de música, así como a cualquier otra manifestación artística... porque ¿dónde empiezan y dónde acaban las denominaciones AOR, Hard Rock, Heavy Metal o Grunge? El tema es bastante más complejo de lo que parece a simple vista. ¿Judas Priest es Heavy? entonces dónde metemos el tema "Turbo lover"; solo por citar un ejemplo sencillo.

      Aún así también se puede hablar de Sangre Azul y pensar en el tema "Dueño y señor". Dicha canción contiene algunos de los elementos más significativos del AOR melódico: bonitas melodías, estribillo pegadizo, uso de coros complementando la línea vocal o presencia de teclado adornando la labor de las guitarras. No acabo de ver la opinión de Velkar cuando no metería a ninguno de estos grupos dentro de la música AOR. De todos modos ahí reside parte de la gracia de este asunto, es curiosa la amalgama de sensaciones que la misma música puede causar a cada oyente.

      Eliminar
    6. El tema es complejo, no sabría muy bien cómo explicarlo. Yo creo que el AOR es algo más que simple preminenvia de los teclados. Acaso Asfalto sería AOR? Evidentemente no. Yo distingo con claridad lonwue es Hard Rock Melódico que es donde enclavo a los grupos que nos atañen. En ellos siempre existe un componente comercial, de melodías y estribillos "sencillos" y pegadizos. El AOR para mí no cumple esta premisa. Está por encima de lo comercial y lo "fácil". Es música ligeranente más compleja donde predomina la melodía pero sin ese componente comercialongo.

      Eliminar
    7. Tampoco pienso que el AOR sea música con mucho teclado y ya está, aunque sea un elemento consustancial a dicho estilo. Los teclados ayudan a dar forma a esa música con un componente melódico, coros , estribillos... que le dan un toque "comercial" al acabado final (por comercial no entiendo facilón ni nada por el estilo). No acabo de observar esa diferencia entre música compleja y comercial. Hold the Line de Toto es AOR y la melodía es lo más sencillo del mundo, eso sí, de categoría extrema.
      Y otra cosa esencial, para mi gusto, son los tipos de voces de los cantantes. Para ser claros: Lemmy no podría cantar jamás algo AOR (con todos mis respetos pese a que no me interese un pimiento como músico). Opino que la voz y los coros construyen la base primordial de la música AOR.

      Es mi opinión. Saludos.

      Jaime

      Eliminar
    8. Interesante esto de los límites del AOR. Personalmente no veo grandes diferencias entre muchos de los estilos musicales que usan la gente y los medios, y mucho menos entre el AOR y la música comercial. Si que llego a distinguir que Toto hace AOR y Judas Priest o Motorhead no. Pero eso de la complejidad, no sé. More than a feeling de Boston es un tema puntero melódico y no veo la complejidad por ningún lado (ojo, que eso no quiere decir que sea un mal tema por supuesto).

      Por cierto, reunión de Júpiter ya!!!

      Eliminar
    9. Toto hace mucho AOR, pero el Hold the Line en concreto yo jamás lo denominaría así.
      En fin, difícil llegar a acuerdos, jeje.

      Eliminar
    10. ¿Hold the line no es AOR? Comorlllll!!!! Velkar, te lo tienes que mirar jajajjj.

      Eliminar
  11. Júpiter al Leyendas yaaaa!!

    ResponderEliminar