Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

sábado, 11 de julio de 2015

ENTREVISTA A DOOGIE WHITE (Rainbow, MSG, Malmsteen, Cornestone, Tank, Jon Lord, La Paz…).




“Voices of Rainbow” lo hicimos en Japón. Para mí fue también una manera de celebrar a Ronnie Dio, ha sido una influencia tan grande en mi vida y siempre lo he sentido como un gran amigo. Hice “Temple of the King” como tributo a Ronnie, se podía escuchar un alfiler caer, se podían escuchar las lágrimas cayendo al suelo. Ronnie había muerto hacía sólo seis meses. Yo lo sentí y creo que la audiencia lo sintió así también.”.

“Mientras grabábamos con La Salle me enteré de que Bruce se iba de Iron Maiden y recibí una llamada preguntándome si estaría interesado en ir a una audición. Les envié una cinta pero el puesto fue para Blaze Bailey, un tío excelente. Esto me permitió hacer unas demos con Cozy Powell y Neil Murray”.

“Creo que Ritchie Blackmore es el mejor guitarrista de su generación y que está extremadamente infravalorado por la gran prensa internacional. Posiblemente sea como debe ser. Él es muy feliz siendo un músico increíble, un gran compositor y le gusta poder vivir su vida sentado en su jardín comiendo fruta”.

“Fui a cenar con Ritchie y me preguntó qué tipo de disco quería hacer. Le dije que quería hacer un álbum que fuese una mezcla entre “Burn” y “Rainbow Rising”. Las grandes canciones del disco son “Black Masquerade”, “Ariel”, “Wolf To The Moon”, “Hall Of The Mountain King”, “Hunting Humans” y entre ellas hay algunas que son más Pop. Ideas que Ritchie quería explorar”.

“La gente me pide que cante canciones en sus discos. Lo primero que hago siempre es escuchar las canciones y ver si puedo aportar algo. Muchas veces he hecho cosas para gente porque me gustaba el artista, otras veces es sólo un negocio. Aceptémoslo, soy como una prostituta musical”.



Os presentamos esta entrevista en profundidad que nos concedió en su momento el excelente vocalista Doogie White. La entrevista se realizó hace algún tiempo y, por motivos que no vienen al caso, ha permanecido sin publicarse hasta estos días. Nuestro entrañable forajido escocés nos cuenta unas cuantas historias de su impresionante bagaje musical – Doogie ha tocado y convivido con músicos de la talla de Ritchie Blackmore, Jon Lord, Yngwie Malmsteen o Michael Schenker entre otros –, además de algunas jugosas anécdotas. Nuestro más sincero agradecimiento a Luis Delgado, que tan amable como siempre se prestó a traducir esta entrevista. Os dejamos con Doogie White, uno de los tíos más auténticos que pululan por el mundo del Rock, seguro.


- ¿En qué momento descubriste que podías tocar e interpretar música y te interesó hacerlo?

Comencé a cantar en la iglesia Clason Memorial de Motherwell, mi pueblo natal. Iba a la iglesia desde muy pequeño, a la escuela dominical y cantábamos salmos. Cuando me hice mayor empecé a ir a clases de catequesis. Los sábados por la noche frecuentaba un club de jóvenes, el Kirk´s Youth Fellowship, con mi mejor amigo, Kenny Johnstone. Allí unos cuantos decidieron formar una banda, estaban el pequeño Kenny en la batería, Kenny el mayor en los teclados, Greg a la guitarra y me preguntaron si me gustaría ser el cantante. La banda no duró mucho, ensayamos cinco o seis veces, siempre alguien tenía que ir a ver a la novia… Todas las cosas que siempre suceden con ese tipo de bandas.
Pero ese fue el punto de inflexión para mí, pensé que me gustaba eso de cantar, supe que esto sería una carrera para mí. He trabajado de muchas cosas: construyendo autobuses, camiones, en los ferrocarriles, en varios sitios. Cantar siempre me ha llenado mucho a nivel artístico.

- ¿Qué tipo de música te ha marcado, ha tenido una importancia especial en tu desarrollo artístico?

Recuerdo cuando iba al club que antes te mencioné. Ahí fue donde mi amigo Kenny Johnstone comenzó a traer álbumes de Deep Purple, Genesis, Yes o Emerson Lake and Palmer, porque era pianista. Fue entonces cuando escuché por primera vez Deep Purple y ya nada fue igual para mí.

- ¿Tocas algún otro instrumento musical? ¿Tienes algún tipo de formación o estudios clásicos o eres más autodidacta?

Desde el principio he tocado la guitarra, pero siempre había tíos alrededor que la podían tocar mejor que yo, así que me dediqué a cantar; cosa que honestamente nunca me ha decepcionado. A veces resulta algo más difícil, porque no puedes cambiar tus “cuerdas”, no puedes cambiar las cuerdas vocales. Lo que tienes es lo que tienes, algunos días funciona y otros no.


-¿Qué nos puedes contar de tus primeras bandas? ¿Cuál fue el primer grupo del que formaste parte?

Después del primer grupo con Kenny Johnstone vino una banda llamada Tryxter, dónde tocaba el tema “Starstruck” de Rainbow  y creo recordar que algo de Whitesnake también. Recuerdo que cantaba llevando zuecos y decían que me parecía a Brian May. Luego empezamos a escribir nuestras propias canciones, alternándolas con los covers que hacíamos. Estuve con ellos aproximadamente unos nueve meses.

-¿Cómo entraste a formar parte de La Paz? ¿Podemos considerarla como tu primera banda “profesional”?

Recuerdo que Chic McSherry estaba formando una nueva banda, es un excelente guitarrista escocés; los dos juntos formamos La Paz. Me llevé a Alex Carmichael de Tryxter como bajista para este grupo.
Luego me involucré en La Salle. No sé qué pasó con esas grabaciones, no tengo idea de dónde pueden estar. Grabamos el material en Bélgica.

-Grabasteis dos discos, “Old Habits Die Hard” y “The Amy Tapes”. ¿Qué nos puedes contar de esos tiempos?

Nos metimos a grabar en el estudio, usando el dinero que ganábamos en los conciertos para financiar nuestros demos. Se nos acercaron algunas compañías discográficas, la más renombrada fue Atlantic Records, que de hecho envió a alguien a Edimburgo para vernos tocar.

                      La Paz: "The Amy Tapes".                                                         La Paz: "Old Habits Die Hard".

-He escuchado samplers de algunas canciones en la página web. Debo decir que me gustan bastante las melodías. ¿Quién se encargaba de la composición en el grupo?

Las canciones estaban compuestas por Chic y por mí. Recuerdo que escribimos en esos primeros tiempos más de veinte canciones los dos juntos.

-¿Actuasteis mucho en directo con la banda?

Tocamos bastante por Escocia, también en lugares emblemáticos como el Marquee, y en festivales de paz. También recuerdo actuar en varias bases militares americanas.

                                                                    La Paz.

-¿Por qué se acabó el grupo?

Estuvo bien pero, como con todo, existe un tiempo límite con las bandas. Así que en 1988 o 1989 dejé el grupo y marché a Londres.

-Os habéis vuelto a reunir últimamente, incluso tenéis conciertos anunciados y habéis publicado un disco, “Granite”. ¿Qué nos puedes contar del disco y de la reunión? ¿Quiere ser algo permanente o puntual, por diversión?

Hace unos cuatro años, Tom Russell, el legendario DJ escocés, me pidió que fuera a Escocia para hacer algunas canciones en acústico para una emisora de radio en la que estaba trabajando. Invité a Chic conmigo y tocamos delante de mil quinientas personas. A partir de ahí decidimos que haríamos un álbum juntos, por lo que grabamos ese disco de La Paz. La discográfica lo llamó Doogie White & La Paz. El título del álbum es “Granite” y está disponible a través de Metal Mind Productions, una discográfica de Polonia. Hicimos lo mejor del set que tocábamos en directo y tres canciones absolutamente nuevas que nadie había escuchado antes.


                       Doogie White & La Paz: "Granite".                D.White & La Paz: "The Dark And The Light".

-Vamos a hablar de tu estancia en la banda Midnight Blue. ¿Cómo se produjo tu ingreso en el grupo de Jem Davis?

No recuerdo bien si fue en 1988 o en 1989, me fui a Londres para unirme a Midnight Blue. En el grupo estaba Alex Dickson, que más tarde trabajaría con gente como Gun, Robbie Williams o The Spice Girls, un gran guitarrista que se alejó del metal por alguna razón; otro miembro era Jem Davis, que tocó con UFO y FM. Otra vez, era una buena banda, pero con un tiempo de vida limitado. Las discográficas vinieron a vernos, pero creo que llegamos seis meses tarde. Nuestra competencia eran The Almighty, Gun, Choir Boys y Thunder. Todas bandas de Rock británicas muy respetadas.

-Grabasteis el disco “Take The Money And Run”, que editasteis en Japón.

Lo cierto es que, aunque las compañías de discos se interesaron en nosotros, no logramos un contrato que nos diera margen para seguir creciendo.

-¿Cómo eran las actuaciones del grupo en directo? ¿Qué repertorio hacíais? ¿Actuasteis mucho en directo con Midnight Blue?

Bueno, lo curioso del asunto es que al público le gustaban nuestros temas, de hecho, cuando tocábamos con Chain la gente nos pedía canciones de Midnight Blue, pero no acabamos de despegar.

                                                 Midnight Blue: "Take The Money And Run".

-¿Por qué se acabó el grupo?

Midnight Blue simplemente no consiguió el contrato discográfico que necesitábamos, así que cuando Alex Dickson se unió a Gun, ese fue el final. Buscamos a otro tío, que todavía es un buen amigo mío, llamado Ashley Limer. Formamos una banda llamada Chain.

-Chain era otro proyecto interesante. Te asociaste nuevamente con Jem Davis. ¿Cómo se gestó y se formó el grupo? ¿Era un proyecto puntual o un grupo con vocación de futuro?

Fue la sucesión lógica tras desistir con Midnight Blue. Tras la marcha de Alex a Gun reclutamos a Ashley y le dimos forma a este nuevo proyecto, pienso que nos conseguimos juntarnos unos músicos con calidad pero nos faltó apoyo discográfico.

-Grabasteis el excelente “Eros Of Love And Destruction”. Un disco con excelentes canciones y con mucha “chicha”. ¿Qué nos puedes decir de este disco?

Escribimos un álbum y lo grabamos, por supuesto; una especie de demo. No teníamos presupuesto para usar, por ejemplo, una batería de verdad, por lo que grabamos con cajas de ritmo.

                                                   Chain: "Eros Of Love And Destruction".

-¿Llegasteis a actuar en directo con el grupo?

Chain realizó unas diez presentaciones en directo. Pero lo que ocurría era que la gente venía y quería escuchar los temas de Midnight Blue, mientras que nosotros no tocábamos ninguno de esos temas. Por este motivo, entre otros, aquello se desmoronó.

-Después grabaste un álbum con La Salle. ¿Qué ha pasado con esas grabaciones?

Sí, luego me involucré en La Salle. No tengo ni idea de lo que pasó con esas grabaciones, no sé donde puedan estar. Grabamos el material en Bélgica, pero no puedo decirte más.

-Antes de entrar en Rainbow, hiciste una prueba para sustituir a Bruce Dickinson en Iron Maiden. Gracias a Dios no te cogieron (y sí lo hizo Blackmore). ¿Qué nos puedes comentar de esa prueba? ¿Qué canciones interpretaste? ¿Tocaste con la banda en el local o algo por el estilo?

Mientras grabábamos en Bélgica con La Salle me enteré de que Bruce se iba de Maiden y recibí una llamada preguntándome si estaría interesado en ir a una audición. Les envié una cinta pero el puesto fue para Blaze Bailey, un tío excelente. Toda esta situación, sin embargo, me permitió hacer unas demos con Cozy Powell y Neil Murray.

-Esta colaboración con Neil y Cozy resulta muy interesante. ¿De qué banda o proyecto se trataba? ¿Estaba Mario Parga en el grupo?

Esa colaboración se produjo tras la audición de Iron Maiden. El hecho de no ser elegido me permitió hacer esas demos con Cozy Powell y Neil Murray. Nunca las he escuchado y no tengo ni idea de dónde están. Neil es aún amigo mío, pero Cozy ha muerto y no sé dónde están las demos, lo cierto es que ni siquiera recuerdo quién las grabó o dónde se grabaron.

                                                       Ritchie Blackmore & Doogie White.

-Sabes que somos un club de fans de Deep Purple y, como te imagines, la figura de R. Blackmore tiene un peso específico muy profundo dentro del club. ¿Desde cuándo conoces a Ritchie o su música, tanto en Rainbow, Purple o con sus anteriores colaboraciones?

Como ya te comenté al principio de la entrevista fue mi amigo Kenny Johnstone quien me introdujo en la música de Deep Purple, y el primer álbum que escuché fue el “Come Taste The Band”, me encantó el trabajo vocal de Coverdale y Hughes; mi hermano es cantante también, entre los dos los escuchábamos y los disfrutábamos. El siguiente disco que trajo Kenny fue “Burn”. Nos dijo: “Si os gustó el anterior, aquí está Burn”. Eran también Coverdale y Hughes, pero el trabajo de la guitarra era diferente. Cuando lo escuché pensé: “Ese tío toca con sabor”. Entonces nos trajo el “Made In Japan”, este tenía también un cantante diferente, Ian Gillan. Fue todo en un mes más o menos, ya que sólo nos reuníamos los sábados por la noche. Es increíble la cantidad de música que puedes consumir cuando eres tan joven. Yo era, y aún lo soy, un gran fan de David Bowie pero, cuando escuché esas combinaciones Coverdale-Hughes y Blackmore-Gillan, me atraparon. Y por supuesto mi amigo Kenny Johnstone, como era batería, era un gran fanático de Paicey.

- ¿Qué significa para ti Ritchie Blackmore como músico? ¿Qué papel crees que tiene dentro del Rock?

Creo que es el mejor guitarrista de su generación y que está extremadamente infravalorado por la gran prensa internacional. Posiblemente sea como debe ser, pues supongo que tendría muchos problemas lidiando con el tipo de celebridades en que la prensa convierte a estos músicos. Él es muy feliz siendo un músico increíble, un gran compositor y le gusta poder vivir su vida sentado en su jardín comiendo fruta.
 
- ¿Cómo acabaste formando parte de Rainbow? ¿En qué momento ingresaste dentro del grupo? ¿Qué temas interpretaste en la prueba para la banda?

Estoy seguro de que sabes cómo conseguí entrar en Rainbow, pero te lo voy a contar. Cuando Joe Lynn Turner estaba en la banda, en Deep Purple, yo le pasé una cinta a Colin Hart y este se la dio a Ritchie. Él y Candice la escucharon y ambos sintieron que había algo especial en la voz. Ritchie me llamó, así sin más, preguntándome si me gustaría ir a verle y probar para Rainbow. Y eso fue lo que hice, volé hasta Long Island con Air India, llegué a la sala de ensayos y tocamos “Mistreated”, “Man On The Silver Mountain”, algunas canciones de los Beatles y algo de Jeff Beck que no me sabía y tuve que inventármelo. Se suponía que yo iba a estar con ellos durante cuatro días para que pudieran juzgarme como cantante y como persona, pero terminamos trabajando juntos en algunas ideas durante toda una semana, algunas de las cuales están grabadas. Por si no conseguía el trabajo, al menos tendría una cinta de Ritchie y yo tocando juntos. Fue un momento muy emocionante.

-Se rumoreó que, en un principio, el grupo se iba a llamar Rainbow Moon. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

En cuanto a este rumor lo único que te puedo decir es que creo que esa era la idea de Ritchie, pero la discográfica dijo se negó, tenía que ser Ritchie Blackmore´s Rainbow. Y él aceptó.

                                                      Rainbow: "Stranger In Us All".

- Grabasteis el disco “Stranger In Us All”. ¿Estaba el disco compuesto cuando llegaste o colaboraste en la composición?

Todas las canciones que aparecen en el disco fueron escritas específicamente. No se escogió material anterior.

- ¿Cómo era el proceso compositivo con Ritchie Blackmore? ¿Lo trabajabas con él o también participaba el resto de la banda en el proceso? ¿Candice o los otros miembros aportaban en la creación de los temas?

Fui a cenar con Ritchie y me preguntó qué tipo de disco quería hacer. Le dije que quería hacer un álbum que fuese una mezcla entre “Burn” y “Rainbow Rising”. Una buena elección. Creo que nos comprometimos porque él quería tener otro single de éxito como los que había tenido con Joe, el problema es que no estaba leyendo el mercado. La radio estaba poniendo Grunge todo el tiempo y lo que estábamos haciendo estaba lejos de este tipo de música. Algunas de las diferentes ideas que grabamos las llamamos “Spring” y estaban en cassettes, eran ideas como “Ask God For That” o “The Wrong Side Of The Morning”. Teníamos que grabarlas porque si no las grabábamos, se perdían. Él quería un par de temas que fueran un poco comerciales y “radiables”, por eso hay un par de ellas allí. Nos comprometimos a hacer eso. Y eso siempre ha sido un poco una decepción, porque pienso que pudimos haber hecho más. Las grandes canciones del disco son “Black Masquerade”, “Ariel”, “Wolf To The Moon”, “In The Hall Of The Mountain King”, “Hunting Humans” y entre ellas hay algunas que son más Pop. Ideas que Ritchie quería explorar.

- Las idas y venidas de músicos en los grupos de Ritchie son legendarias. ¿Sabes si Ritchie contactó con algún antiguo miembro de Rainbow para incorporarlo a la banda? ¿Sabes si pensaron o ensayaron con algún otro cantante en general antes de que llegaras tú?

No lo creo, pienso que Ritchie quería sangra fresca para este álbum.

                                                                   Rainbow

- También es sabido que Ritchie suele tocar el bajo en muchos de sus discos de estudio ¿Ocurrió lo mismo en Rainbow?

Cambiamos al bajista Rob DeMartini por Greg Smith porque Ritchie le tomó antipatía, no sé por qué. De cualquier manera Ritchie hizo una elección adecuada, pues Greg es un excelente bajista. De hecho, Ritchie tiene fama de tocar el bajo en sus grabaciones y en esta no tuvo que hacerlo. Greg dio la talla, tanto vocalmente como con el bajo. Es un tío muy majo también... ¡y tira muy bien las cañas!

- El disco es fantástico, un agradable soplo de aire fresco. Para mi gusto lleva un aire Rainbow Dio-Turner. “Wolf To The Moon” supone un inicio perfecto, tal vez con el mejor solo de guitarra de Blackmore del disco ¿Qué te parece?

El título original de esta canción era “Temptation”. La melodía no cambió y la música tampoco, pero la letra tuvo que ser cambiada. Candice, como hizo con “Black Masquerade” y con “Ariel” quería unas letras más poéticas. Fue un trabajo de tres, porque Pat Regan y yo tuvimos que ajustar el ritmo para que se ajustara a la melodía de la canción. Pero es una buena canción y aún la interpreto en mis conciertos si tengo la posibilidad.


- La canción “Too Late For Tears” me parece la herencia de “Can´t Happen Here” y el tema  “Silence” la de “You Fool No One”. Y por encima de todo son grandes temas. ¿Crees que Ritchie quería demostrar algo a la gente con este disco y estos temas?

Yo creo que Ritchie tiene un hábito. El solía decirme: “Tú conoces mi música mejor que yo mismo, si ves que me estoy repitiendo, dímelo”. Así que en cuanto empezó a tocar “Too Late For Tears” le dije: “Eso suena a “Can´t Happen Here” y posiblemente a “All Night Long” también”. Pero él dijo que eso era lo que era y que teníamos que hacerla. Y la hicimos. Con respecto a “Silence”, no tiene nada que ver con “You Fool No One”, quizás la doble voz. La gente se queda con eso en lugar de escuchar toda la sustancia. 

 
                                     Rainbow (D.White, P.Morris, R.Blackmore, J.O'Reilly, G.Smith)

-Las composiciones son de lo mejor que había salido de Blackmore en muchos años. El álbum es muy homogéneo y compacto. ¿Qué opinión tienes a día de hoy del disco?

Pues aún pienso que es un álbum muy fuerte. Hace mucho que no lo escucho, porque no suelo escuchar los discos que ya he hecho. Prefiero escuchar los temas que estoy trabajando en este momento. Hace más de cuatro años que no lo escucho, de hecho tuve que aprenderme algunos temas para el Dvd “White Noise” que me pidieron que hiciera.

-¿Cómo recuerdas el proceso de grabación del álbum? ¿Alguna anécdota que nos quieras contar?

Lo de las anécdotas de la grabación es un poco difícil. Todo el proceso en sí fue una gran aventura. Estábamos tan aislados, incluso jugábamos al fútbol en la casa cuando buscábamos inspiración. Y hacía muchísimo frío, llegó a marcar menos cuarenta y nueve grados. Recuerdo que caminaba del estudio al apartamento donde estaba viviendo y se me congelaban las pestañas de andar cincuenta yardas. Hay muchas más cosas, pero lo dejamos para otro día, de verdad. Nunca se podrán contar todas.


-¿Se grabó todo el disco en estudios de grabación o usasteis también otros lugares habilitados buscando la inspiración?

Se grabó en los estudios Long View Farm, que se construyó como un escenario de sonido para los Rolling Stones en su gira de regreso durante los años ochenta.

-Lo primero que escuché del disco fue la versión del tema “Still I´m Sad” por la radio (grandes tiempos aquellos en los que no estábamos saturados de información y cada novedad musical se esperaba con ansia y se degustaba con ganas). Me pareció una estupenda elección. ¿Por qué grabasteis esta versión del tema de Blackmore con Dio?

En lo que se refiere a “Still I´m Sad”, fue culpa mía. Teníamos un metrónomo para marcar el tiempo, algo que hacía “dikidikidikidiki”, y yo simplemente comencé a cantarla. Antes de darme cuenta la banda se unió y se grabó, así fue exactamente como ocurrió.


-Las letras del disco tienen un aura misteriosa que siempre ha acompañado a Ritchie Blackmore. ¿Te atrae este tipo de temática? ¿Compusiste las letras con colaboraciones?

Ritchie nunca toma parte en las letras. Simplemente me sugirió que no debía escribir ninguna canción sobre espiritualidad. No le gusta la palabra Dios y no le gustan las referencias a ninguna religión en particular. No quería letras que sonaran demasiado a Dio tampoco. En lo que a mí respecta llevo muchos años utilizando este tipo de letras, incluso tengo libros sobre esa temática. Siempre estoy escribiendo, anotando cosas, que luego utilizo como bases para distintas canciones. Por otra parte “Ariel”, que se acerca más a sea temática, fue escrita por Candice.

-Durante tu estancia en Rainbow ¿hubo ofertas para volver a reformar Deep Purple o antiguas formaciones de Rainbow? ¿Te comentó algo Ritchie al respecto?

No tengo ni idea. No sé si eso es cierto o si sólo son imaginaciones de la gente. Nunca me hablaron de nada por el estilo y, honestamente, sólo Ritchie podría responder a esa pregunta. Ronnie ha muerto, Cozy ha muerto y no sé si alguno de los otros tíos ha recibido alguna propuesta, Daisley o Jimmy Bain. No sé nada más del asunto.

-¿Volverías a tocar con Ritchie Blackmore?

Por supuesto. Fue muy divertido y fue un gran viaje musical. Y no importa lo que diga ahora, en ese momento él se lo estaba pasando bien. Llegó un momento en que dejó de pasárselo bien y las razones de eso, otra vez, sólo Ritchie puede decirlas; en lo que a mí respecta no tengo ni idea. Yo simplemente estaba feliz de estar allí, como frontman de la banda y con el mejor guitarrista de su generación. Fue el momento más feliz de mi carrera musical.


             Rainbow: "Man on the silver mountian - Black Masquerade"Hammersmith. Londres. 3.11.95. 
                       Atentos entre 6,33' - 7,45'. Grabación no oficial, solo para paladares preparados. Pura magia.

-El pasado año se informó que Tony Carey y tú estabais preparando una banda y se rumoreó que podría ser un tributo a Rainbow. ¿Qué pasó y qué hay de cierto en todo esto? Joe Lynn Turner también reactivó un grupo “tributo”, Over The Rainbow, con ex miembros de Rainbow. ¿Había alguna relación con esta banda? ¿Qué opinión te merecen los grupos tributo?

Tony Carey y yo nunca vamos a armar una banda de tributo a Rainbow, eso es una tontería. Lo que sucedió fue que el primer ministro de Rusia, Mevdev, es un gran fan de Ritchie, Deep Purple, y Rainbow; él invitó en su inauguración a Tony Carey y Bobby Rondinelli para que montaran una banda. El propio Mevdev había estado intentando que Ritchie lo hiciera, pero Blackmore no lo iba a hacer, así que consiguió a Yngwie en su lugar. Yo estaba con Yngwie en ese momento por lo que iba a ir a Rusia para hacerlo. Sólo fui invitado en último momento y por Yngwie, porque Joe Lynn Turner era quien iba a cantar al principio. Joe e Yngwie se reunieron para prepararlo pero, cuando tienes dos músicos con personalidades tan fuertes trabajando juntos, eso nunca funciona. Así que al final me llamaron a mí, a Bob Daisley, Bobby Rondinelly y Tony Carey; estuvimos intentando involucrar a Craig Goldy como guitarrista. En ese momento Medved decidió invitar a Glenn para que hiciera algo similar, pero con material de Deep Purple. Esto significaba que Daisley no iba a tocar más de veinte minutos. Más tarde invitó a Graham Bonnet, pero Graham no podía, así que finalmente invitó a Joe Lynn Turner. En el momento en que Joe se involucró, se adueñó del proyecto De ahí fue de donde salió “Over the Rainbow”, con Bobby, Tony, Greg Smith y Jurgen. Eso fue lo que sucedió. Así fue cómo surgió.

- Has colaborado en infinidad de proyectos. ¿Qué le pides a un proyecto para involucrarte cantando algo en él?

La gente me pide que cante canciones en sus álbumes y que aparezca como artista invitado. Lo primero que hago siempre es escuchar las canciones y ver si puedo aportar algo a las canciones o al álbum. Muchas veces he hecho cosas para gente porque me gustaba el artista, otras veces es sólo un negocio; es la manera que tengo de ganarme la vida y tener comida sobre la mesa. No te involucras emocionalmente si participas en el proyecto de otro. Simplemente trato de aportar lo mejor de mí, la mejor interpretación que el dinero puedo comprar. Para hablarte de estos proyectos tengo que saltar un poco hacia adelante y hacia atrás en el tiempo, ya que puede que haya grabado más álbumes de los que haya vendido. Hago muchas sesiones con diferentes músicos que me piden que cante con ello. Ese es mi trabajo.
Hago también publicidad para televisión. Puede que en España hayáis visto el que hice para Burger King con los vikingos. Cada uno de los sonidos que escuchan ahí soy yo gritando, cantando y haciendo cosas. Yo soy el que lo hace todo, aunque aún no lo he visto. He hecho radio también. Así que si alguien me llama y me dice: “¿Quieres cantar en mi álbum?” lo primero que hago es oír el tema, para ver si puedo aportarle algo. Y a veces es también la paga, que si es muy buena lo hago, sea la canción buena o no. Aceptémoslo, soy como una prostituta musical.

-¿Hay alguna anécdota curiosa que se haya producido directa o indirectamente por alguna de tus colaboraciones?

No, no tengo anécdotas sobre mis colaboraciones. Me envían el track aquí, grabo mi parte en mi estudio y lo envío de vuelta. Muchas veces ni siquiera me encuentro físicamente con ninguno de los artistas. Ya sabes, es la manera en que funciona el mundo en estos días. Ya no nos reunimos para cantar “We are the world” en un gran estudio un día. Puede ser una existencia un tanto solitaria algunas veces.

- Colaboraste con Praying Mantis en el disco “The Journey Goes On” compartiendo voz con John Sloman. ¿A qué se debió que se usaran dos cantantes?

Colaboré con Praying Mantis durante dos semanas, me pidieron que fuera a Japón con ellos puesto que su cantante se había marchado y no tenían a nadie. Lo hice durante dos semanas, regresamos, hicimos un show final en Londres y eso fue todo con la banda. Praying Mantis hicieron después el álbum “The Journey Goes On” con el cantante John Sloman. John ha sido uno de mis cantantes favoritos desde hace muchísimo tiempo. Opino que es único, lo amas o lo odias, y yo lo adoro; creo que tiene una magnifica voz. Por alguna razón John no pudo terminar el álbum y me pidieron que lo terminase yo. Fue muy sencillo, llegar, cantar los temas que tenían escritos y listo. Lo hice porque era algo así como una especie de reto entre John y yo… y sé quién ganó, jajaja.

                                                                   Empire.

-Participaste con el grupo Empire en su estupendo “Chasing Shadows” ¿Qué nos puedes contar de este disco?

Con Empire sucedió algo parecido que con Praying Mantis. El álbum “Chasing Shadows” está sin duda entre los cinco mejores discos que he hecho. Es fantástico, escribí todo el álbum. Mi vecino y amigo  Neil Murray me preguntó si me interesaría salir de gira a hacer algunos festivales con ellos, pero no pude hacerlo porque estaba trabajando con Yngwie en ese momento. Entonces sugirieron escribir juntos un disco, para lo que les pedí escuchar antes el material. Munkes me envió algunas ideas y escribí sobre ellas. Envié mis ideas de vuelta a Munkes, armó las canciones a partir de ellas, me las envió de vuelta y grabé las voces; Neil grabó su parte en Alemania mientras que Mike Terrana ya tenía grabadas sus partes. Todo se mezcló y se editó muy rápido, en un mes o algo así. Estuvo grabado y listo en menos de ocho semanas, hay que tener en cuenta que eso es muy rápido cuando no estás en una banda todo el tiempo, no estás tocando ni ensayando con ellos de manera habitual. Tristemente no se vendió tan bien como debía y nunca hemos tenido la oportunidad de hacer otro.

-Has formado parte de Tank. Vuestro disco, “War Machine”, tiene ese toque rockero clásico británico mezclado con tu gran habilidad para las melodías. ¿Tuviste libertad creativa en la composición de este cd?

Después me pidieron hacer algunos festivales de verano con “Tank”. La idea era tocar en esos festivales y luego hacer un disco. Yo les pedí que primero escribiéramos un par de canciones y viésemos si funcionaban, en base a eso decidiría. Así fue como sucedió todo. Nos involucramos y de ahí salió un gran álbum, “War Machine”. Sin teclados y con un sonido mucho más metálico, que era algo que llevaba tiempo queriendo hacer. Con suerte me abrirá las puertas a que otra gente se interese en lo que hago. Estamos preparando el segundo álbum ahora y habrá que ver cómo funciona. No se ha podido conseguir un batería estable que trabaje para el grupo - vamos por el quinto o sexto baterista ya -, veremos qué pasa.

                                                                         Tank.

-También has participado en discos como “Once And Future King” de Gary Hughes, con Billy Liesegang, Takayhosi Ohmura o Sebastien. ¿Hay algo que nos quieras contar de estas colaboraciones? ¿Cómo contactaron contigo?

Hice esa grabación con Gary Hughes porque él me lo pidió. Y fue en esa sesión dónde decidí que tendría mi propio estudio en casa, iba a gastar el dinero, comprar el Pro Tools, comprar una MAC y organizarlo todo. Y es que de todo el dinero que estaba ganando haciendo estas sesiones para otros músicos, estaba teniendo muchas llamadas de músicos, más de la mitad se me iba en el alquiler de estudios. Con el dinero de un par de sesiones podía montarme uno en casa y así no tendría que conducir ni volar hasta cualquier lugar para pasar un día grabando. Lo podría hacer en casa y eso sería perfecto para mí.
Tras Empire colaboré con Billy Liesegang en el album “Visual Surveillance of Extremities”. El título viene de lo que tiene que hacer la gente que tiene lepra: tienen que revisarse continuamente porque no tienen sensibilidad en los dedos de las manos, de los pies o en los codos. Tienen que asegurarse de que no estén dañados, pues sangran con mucha facilidad, por lo que tienen que hacer esta “vigilancia visual de extremidades”. Billy tenía todas las canciones escritas y yo sólo tuve que crear las melodías y las letras sobre ellas. También creo que es un gran álbum. Tampoco seguimos con eso más allá.

-¿Qué nos puedes contar de tus colaboraciones en los discos tributo?  Has participado en algunos tributos a bandas como Whitesnake, Iron Maiden, Nazareth, Tommy Bolin, Thin Lizzy o Slade.

Los hice porque no tenía dinero, así de simple. Me preguntaron si lo haría y por supuesto dije que sí. Hice un par de tracks. La industria de la música y específicamente la industria de la música Rock estaba en medio de una gran agitación en ese momento, no se tenía una idea clara de hacia dónde ir. Por ese motivo hicimos el álbum tributo a Iron Maiden y vendió cincuenta mil copias… ¡es una cifra tan ridículamente alta! Para un álbum tributo es increíble; quizás haya sido el hecho de tener a Paul Di´Anno o a Dennis Stratton, no lo sé. Yo lo hice por el dinero y porque logré cantar buenas canciones también. Fue muy divertido.

-Dejo para el final una de las colaboraciones que más me han impactado. Se trata de la obra de Nicolo Kotzev, “Nostradamus”, que me parece una obra maestra. ¿Qué te pareció el disco en general y tu papel de narrador en particular?

“Nostradamus” es el proyecto personal de Nikolo Kotzev. Él nos dio distintos papeles a cada uno de los cantantes, así que yo era el narrador. Mi idea era averiguar tanto sobre Nostradamus como pudiera para estar al nivel de la historia. Ronnie iba a ser el inquisidor, pero luego se retiró porque no tenía suficiente tiempo para dedicarle; más tarde Bruce Dickinson iba a hacer el papel, pero también se retiró porque se volvió a unir a Iron Maiden. Por todos estos retrasos el proceso de grabación debió tener lugar entre 1999 y 2000. Al final lo grabó Jorn Lande, quien reescribió su parte y además hizo un gran trabajo vocal. Fue interesante trabajar así, quizás algún día se retome y lo vuelva a hacer.

                                                       Doogie White con Rata Blanca.

- Has grabado con Rata Blanca la versión inglesa de “El Reino Olvidado” (muy en la onda Rainbow). ¿Qué opinas de estos discos y de tu participación en ellos?

Hice la versión inglesa del álbum de Rata Blanca. Ainhoa Prieto tradujo las canciones literalmente y luego mi trabajo fue darles un poco de sentido, porque el español no se traduce con el mismo sentido al inglés; el español es un idioma mucho más colorido. Así que tuve que esculpir cada canción para que encajara con la melodía y con la frase, como lo había hecho Rata Blanca. De ahí me fui a Buenos Aires por dos semanas y grabamos al álbum allí. Y luego estuve un mes e hicimos cinco shows. Fue muy divertido. Me encanta Buenos Aires.

-¿Cómo se fraguó tu participación con el grupo Demon’s Eye?

Demon´s Eye me hizo una llamada telefónica un domingo por la mañana diciéndome que Glenn Hughes estaba enfermo, que si podía ir a cantar y me preguntaron si me sabía algunas canciones del Mark II y Mark III de Deep Purple. Así que me monté en un avión y fui. Estuvimos tocando tres horas sin ensayo previo. Después de esto he estado haciendo un par de conciertos al año en los últimos tres años, los chicos son geniales, músicos excepcionales y nos lo pasamos muy bien.


-El disco que grabaste con Demon´s Eye, titulado “The Stranger Within”, me encanta. Lo considero un soberbio homenaje al legado Púrpura y con composiciones e interpretaciones de gran calidad. ¿Participaste en la composición del mismo?

Tras los conciertos me preguntaron si estaría interesado en hacer un álbum con ellos. Por este motivo, mientras estaba en Buenos Aires con Rata Blanca, empecé a escribir el álbum de Demon´s Eye. Me había llevado la música conmigo, pero cuando regresé me di cuenta de que me había dejado la grabadora y las cintas en el hotel, así que hay una versión completamente diferente del álbum en una habitación de hotel en el medio de Buenos Aires. Tuve que empezar todo de nuevo de cero. El disco de Demon´s Eye está también entre mis cinco mejores álbumes, es genial. Sabes, no puedo incluir en esta lista los álbumes en los que sólo participo grabando. Cuando compones con el grupo, cuando sales de gira, cuando tocas con el grupo, eres parte del grupo. Cuando sólo grabas, eres un músico de sesión. Sin faltarle el respeto al álbum de Yngwie Malmsteen o al de Rata Blanca, necesito tener la posibilidad de escribir la melodía y las letras, darles mi visión, para poder considerarlo uno de los míos allá arriba, con los mejores que he hecho.

                                                      Demon's Eye: "The Stranger Within".

-Participaste en unos conciertos en Japón con Joe Lynn Turner y Graham Bonnet en la mini gira “The Voices Of Rainbow”. ¿De quién surgió la idea de montar estos conciertos? ¿Cómo fue tu relación con Joe Lynn y Graham? ¿Hay posibilidades de que se repitan estos conciertos en Europa?

Los promotores japoneses llegaron con una idea llamada “The Voices of Rainbow”, se trataba de Graham, Joe y yo. Recuerdo que les dije que el proyecto no se podía llamar “Las voces de Rainbow”, eran algunas voces de Rainbow, pero faltaba la principal - eso depende de la opinión de cada cual, supongo -, por lo que a mí respecta sin Ronnie no se podía llamar así. Así que lo llamamos “Voices of Rainbow”. Fuimos a Japón y tocamos esas canciones maravillosas. Los tres nos unimos y la pasamos bien. Para mí fue también una manera de celebrar a Ronnie Dio, ha sido una influencia tan grande en mi vida y un gran amigo porque, a pesar de que sólo nos vimos media docena de veces, siempre lo sentí como un gran amigo. Fue sin duda un gran hombre.
El espectáculo consistió en que Joe cantó sus canciones, Graham cantó sus canciones y Doogie cantó sus canciones. También hice “Temple of the King” como una especie de tributo a Ronnie, se podía escuchar un alfiler caer, se podían escuchar las lágrimas cayendo al suelo; parece mentira que, con todo lo reservados que son los japoneses, incluso pude ver a algunos con lágrimas en los ojos. ¡Fue tan emocionante! Es que todo estaba muy reciente, Ronnie había muerto hacía sólo seis meses. Yo lo sentí y creo que la audiencia lo sintió así también. Fue por eso que hicimos “Voices of Rainbow”. No sé si volverá a ocurrir alguna otra vez. Pienso que fue una buena idea, pero depende de que haya alguien interesado en armarlo otra vez. Y de que nosotros tengamos tiempo en nuestros proyectos para hacerlo.

                            Voices Of Rainbow: Doogie White, Joe Lynn Turner y Graham Bonnet.

-Jon Lord, recemos para su pronta y total recuperación, (N. de R: la entrevista se realizó días antes de su muerte) te ha invitado a cantar en alguno de sus conciertos la canción “Child In Time”. ¿Qué sentiste cantando “Child In Time” junto a uno de sus creadores?

Me alegro de que menciones a Jon Lord, ¿qué se puede decir de él que ya no se haya dicho? Jon es un hombre tan maravilloso, un músico tan extraordinario y tiene un aire de serenidad a su alrededor tan grande. Fue absolutamente brillante poder trabajar con él. El teléfono sonó: ¿Puedes hacer esto? Fue un momento muy bello, con un hombre maravilloso y cantando sus magníficas canciones. Ojala podamos repetirlo. Tocamos en Bulgaria y fue fantástico. Fue muy diferente para mí y me encantó. Tocamos solamente tres veces juntos, pero esos tres han sido los mejores conciertos en los que he participado; fue simplemente mágico. Y espero que algún momento tenga la oportunidad de trabajar con él otra vez. Eso sería lo más importante. Que podamos hacerlo de nuevo juntos. Eso me haría un hombre muy feliz. Y le deseo lo mejor con su tratamiento y que tenga una vida larga y feliz, pues él se la merece.

                                                       Doogie White y Jon Lord.

- ¿Cómo surgió la posibilidad de fichar por la banda de Yngwie Malmsteen? ¿Os conocíais de antes?

Otro guitarrista fantástico, un genio. Es un hombre muy inteligente y muy trabajador. Tengo un gran respeto por Yngwie. Recibí una llamada telefónica de su manager preguntándome si podía salir de gira con él, pero en ese momento acababa de salir de una operación y no fue posible. Así que no fue hasta septiembre de 2001 que nos unimos en los ensayos y comenzamos a trabajar. Comenzamos en Sudamérica y fue maravilloso poder regresar allí.
- ¿Conocías la música de Yngwie, su estancia en Alcatrazz? ¿Te gustaba?

No estaba realmente familiarizado con el trabajo de Yngwie, ni con Alcatrazz, ni con su banda solista, así que solo conocía las canciones que estaban incluidas en el set.

-Grabaste “Attack”. Cuéntanos tu impresión sobre el mismo. ¿Colaborabais en la composición con Yngwie o era más una cuestión de arreglos? ¿Cómo era la cuestión compositiva en la banda?

Respecto al álbum “Attack”, déjame decirte que Yngwie siempre lo escribe todo. Recuerdo que llegaba desde mi hotel en la playa, en plena costa de Miami, y me encontraba a Yngwie escribiendo la letra de la canción que haríamos ese día, grabábamos y luego algunas veces nos íbamos a jugar tenis. Yngwie es un músico que dice a todos qué y cómo tocar. Esa es su manera de trabajar y hay que respetarla.

-Hay una canción que me gusta especialmente, “Touch The Sky”. ¿Nos puedes contar algo sobre esa canción o sobre alguna otra del disco?

No sé de qué canción me hablas, nunca la he oído (N de R. Aparece como tema extra en la edición japonesa del disco y es una de las mejoras canciones del mismo). Me gustaría dedicarle un tiempo y repasar toda su discografía, pero para eso se necesita tanto tiempo que no he podido hacerlo.

                                                  Doogie White con Yngwie Malmsteen.

- ¿Cómo se elaboraban los setlist con Yngwie? ¿Participabais en la selección u os limitabais a ensayar lo que Malmsteen elegía?

Yngwie escogía las canciones, preparaba el setlist y ya está.

-¿Estás familiarizado con el catálogo clásico de Malmsteen? Discos como “Trilogy”, “Odyssey” o “Marching Out”, que son muy apreciados por los fans, contaban con poca representación en los directos. ¿Por qué crees que esto era así?

En realidad solo conozco las canciones que me tuve que aprender para los conciertos, ni siquiera conocía los discos anteriores.

-¿Cómo eran los ensayos con la banda de Yngwie? ¿Tocabais alguna canción de la saga Purple que no interpretarais en los conciertos?

Cada uno tenía que hacer su parte, cuando interpretas las canciones de otra persona, tienes que hacerlo de la manera en que fueron concebidas. Yngwie había tocada esas canciones mil veces y esperaba que todos pudieran tocarlas a su misma velocidad. En realidad ensayamos tres o cuatro días y a la carretera.


- Os fui a ver a la actuación que ofrecisteis en Madrid en marzo de 2003 (sala Macumba). Malmsteen estuvo tan poderoso como se esperaba de él. Me gustó mucho tu interpretación pero me pareciste por momentos algo distante ¿Tienes algún recuerdo de esa actuación?

No estoy muy seguro de lo que cuentas del concierto en Madrid. Recuerdo el concierto, pero cuando haces nueve  conciertos seguidos, tiendes a unirlos todos en un solo recuerdo. Recuerdo el show de Barcelona porque nos fuimos a jugar a los bolos, eso es algo diferente a estar sentados en un autobús.

- Malmsteen participó en la gira G3 americana con Joe Satriani y Steve Vai. Definitivamente, una gira espectacular. Tú no actuaste con la banda ¿A qué se debió que el repertorio fuera instrumental? ¿Fue decisión de Yngwie?

No hay nada que pueda contarte sobre el G3 en América. No estaba allí.

-Coincidiste con uno de sus bajistas, Mick Cervino, que venía de colaborar en el proyecto medieval de Ritchie - Candice y confeso seguidor de Blackmore y Purple. ¿Cómo te sentiste trabajando con él en la banda de Yngwie? ¿Marca o une haber trabajado con Blackmore?

Siempre me llevé bien con Mick, es una persona interesante y un gran bajista, con un peculiar sentido del humor; ya no le veo y no hablamos, pero disfruté mucho trabajando con él. Solíamos salir a dar largos paseos por las noches a resolver los problemas del universo.

                                               Mick Cervino y Doogie White.

- El siguiente disco fue “Unleash The Fury”. ¿Estás contento con el resultado final del álbum?

La verdad es que no puedo decirte gran cosa al respecto porque no lo recuerdo mucho. Ni siquiera me acuerdo bien de las canciones, no sé muy bien qué decirte. Supongo que es un buen álbum.

- Yngwie siempre ha tenido fama de ser una persona “peculiar” y de trato complicado ¿Cómo fue tu relación, tanto laboral como humana, con él?

En cuanto a nuestras relaciones personales, siempre me llevé bien con él. Nos entendíamos bien. Jugábamos juntos  al tenis y nos íbamos de copas juntos hasta que dejó de beber. Ya no lo hacemos.

-¿Qué es lo que más disfrutaste de tu estancia en la banda de Malmsteen?

Sin duda lo que más me gustó fue salir de gira, actuar en directo con la banda.


- Se ha comentado que la influencia de Ritchie Blackmore siempre ha estado presente en Yngwie (no solo musical, sino a nivel humano, espiritual y global). ¿Crees que Ritchie de alguna manera ha sido el espejo o referencia en la que Yngwie se ha fijado como músico o persona?

Lo cierto es que nunca vi ninguna influencia en Yngwie de Ritchie. Nada. La manera de tocar es totalmente diferente, ni siquiera similar; ambos tocan con Stratocaster y usan Marshall, pero eso también los hacen muchísimos otros músicos. Muchas veces la gente dice cosas sin pensarlas dos veces realmente.
- ¿Mantienes el contacto con Yngwie? ¿Contemplas la posibilidad de volver a tocar con él?

En estos momentos no tengo contrato con Yngwie. Él está trabajando con Tim Ripper Owens, otro cantante fantástico a quién admiro mucho y que es un tío maravilloso. Aunque la verdad es que Yngwie solo ha hecho un puñado de shows desde que me fui, ha tocado en cinco años los mismos conciertos que nosotros solíamos hacer en tres o seis meses. Ese es realmente Yngwie Malmsteen




                                  Doogie White: "Come taste the band". Del disco "As Yet Untittled".

                                                  Doogie White: "Time machine". Del disco "As Yet Untittled".

7 comentarios:

  1. Doogie White es uno d elos mejores cantantes que han aparecido en el mundo del Heavy en los últimos 20 años. El hecho de que le hayan llamado los grnades músicos y guitarristas que lo han hecho dice mucho de su capacidad.

    Luque.

    ResponderEliminar
  2. Muy jugosas las declaraciones sobre Blackmore. Es curioso, todo el mundo es expulsado de la banda por Ritchie, tiene fama de ser un músico insoportable, pero nadie suele hablar de él. Y su disco en solitario suena pero que muy bien. Alfredo.

    ResponderEliminar
  3. Ahora que Blackmore ha anunciado que volverá al rock el próximo verano estaría cojonudo que llamase a Doogie para cantarse unos temas...

    Juanjo

    ResponderEliminar
  4. Y a Graham Bonnet, y a Glenn Hughes ya Gillan... veremos en que acaba todo. Yo, con que vuelva a hacer rock ya me conformo.

    Alex.

    ResponderEliminar
  5. Por mí, con que a Michael Schenker no se le pire la pinza y siga viniendo a España este otoño con Doogie White a la voz, ya me vale. Todo lo demás, si sucede, bienvenido sea. Quique.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena la entrevista a Doogie y muy completa, como de costumbre. Se echa en falta sus opiniones sobre Cornestone, su disco en solitario y, sobre todo, sus opiniones de la vida en la carretera con un tipo como Michael Schenker, que debe dar para bastante. De cualquier modo un gran tipo Doogie White.

    Rubén.

    ResponderEliminar