Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

martes, 8 de marzo de 2016

Dio. “Intermisión”, “Live In Philly 86”.


Parece claro que Dio está de nuevo de rabiosa actualidad con toda la polémica referida a los grupos tributo que siguen interpretando en directo su legado musical, así que nos vamos a detener en uno de sus discos en directo más famoso y reconocido. El disco que tenía que ser pero que no llegó a ser el directo definitivo que Ronnie Dio nos debía haber donado a la humanidad, el disco que se quedó en mini Lp, el disco editado y diseccionado que perdió por el camino parte de su magia pese a sonar como un cañón, el disco que abordaba la época en la que tanto Ronnie como el resto de su grupo se encontraban en su punto álgido de fama y popularidad, el disco que demostraba que tanto Ronnie como su grupo atesoraban un altísimo nivel musical, creativo e interpretativo; exacto, hablamos de “Intermisión”,el mini Lp que el grupo publicó en 1986.

                                  Vinnie Appice, Claude Schnell, Ronnie Dio, Craig Goldy, Jimmy Bain.

Este mini Lp tiene un cierto aura de misterio alrededor suyo, como casi todo lo que tocaba Ronnie Dio. No se sabe con certeza la fecha exacta de su grabación, en el libreto original no se especificaba la localización exacta en la que se grabó el material. Todo parece indicar que se usaron las grabaciones de la actuación del Sports Arena en la localidad californiana de San Diego. No obstante, en la actuación inmediatamente anterior ofrecida en el conocido Orange Pavillion de San Bernardino, también en California, se puede escuchar a Ronnie comentar a la audiencia que esa misma noche estaban grabando la actuación para un futuro álbum en directo. De cualquier modo podemos decir sin miedo a equivocarnos que, pese a todos estos condicionantes que cercenan el espíritu inicial de cualquier actuación en vivo, el álbum suena impresionante. Desde que comienza a sonar la música atraviesa brutalmente tu cerebro y acaricia tu alma.


El disco se fraguó en mitad de la tormenta interna que pesaba sobre el grupo del querido Ronnie. Las tensiones entre el vocalista y el guitarra Vivian Campbell estaban a la orden del día. Parece ser que las desavenencias entre ambos acabaron desembocando en la marcha de Campbell. La ruptura fue bastante traumática, no olvidemos que se produjo en medio de la gira de presentación del disco “Sacred Heart”, con todo lo que ello supone de cara a las presentaciones en directo. En su  momento desde el campamento de Ronnie Dio se acusó a Vivian de no implicarse al cien por cien con el grupo, lo que acabó precipitando su huida de Dio. Por su parte Vivian criticó duramente a Ronnie Dio, acusándole de ser un dictador y un tipo difícil de lidiar para llegar a acuerdos; como se ha documentado en otros momentos en estas páginas Campbell cargó las tintas contra el grupo y contra el propio Ronnie, comentando cosas como que no le gustaba para nada la música de los discos que había grabado con el grupo o que era de poca calidad y llegando incluso al terreno de la descalificación artística y personal contra Ronnie Dio. Más tarde se supo que Vivian fue despedido por Wendy Dio, mánager del grupo, por querer cobrar más dinero del estipulado.

                                           Ronnie Dio, Vivian Campbell, Vinnie Appice, Jimmy Bain.

El propio Ronnie Dio, por otro lado, llevaba tiempo detrás de la idea de grabar un disco en directo que documentara el potencial de su grupo. La marcha del guitarrista le colocó en la posición de tener que interrumpir la gira y en ese momento decidieron ponerse a trabajar en la producción del mismo. Ronnie Dio tenía claro que, en caso de no poder contar con los servicios de Campbell, Vivian Craig Goldy sería su sustituto. Goldy venía de tocar con Giuffria y de telonear a Deep Purple, como curiosidad podemos comentar que el propio Ritchie Blackmore obligó al grupo a reducir su repertorio porque le parecían demasiado buenos y podían eclipsar a los propios Purple. Dio conoció a Goldy cuando éste tocaba con Rough Cutt y ya entablaron una amistad especial. El propio Craig Goldy declaró en su día que Ronnie le prometió en su momento que si alguna vez necesitaba un guitarrista en su grupo él sería el primer elegido; Ronnie Dio, un hombre de palabra.

                                                            Craig Goldy y Ronnie Dio.

Dio negoció con la compañía de discos la edición del disco en directo y la consiguiente continuación del tour de presentación de “Sacred heart”, que a su vez serviría para promocionar este nuevo directo. Sin embargo las negociaciones no fueron todo lo buenas que Ronnie hubiese deseado, la compañía de discos accedió a publicar el directo si se planteaba como un mini Lp. Parece ser que Dio no se mostró nada de acuerdo con la opción planteada por los gerifaltes de Vértigo pero no tenía mucho margen de maniobra, por lo que no le quedó más remedio que aceptar si quería tener en el mercado música en vivo de su banda por aquel entonces. Se planteó la publicación de un mini Lp para favorecer las ventas y presentarlo como un puente hacia la nueva formación del grupo. Todavía recuerdo algunas de las entrevistas que ofreció Ronnie en esa época, intentando justificar algo que con lo que ni él mismo estaba conforme. Fue bastante claro al comentar que la propia compañía no le había dejado otra opción.


El asunto fue toda una lástima porque el repertorio que llevaba el grupo en esa gira era auténticamente matador y en el mini Lp se perdió ese hilo conductor que ofrecía cada show –tengo muy claro que Ronnie Dio se pasó toda la vida escribiendo discos conceptuales, aunque solo tenga reconocido “Magica” como tal-. El público y los fans tampoco estaban conformes al presentar un directo de tan escaso minutaje, querían el doble directo que todas las grandes bandas han ofrecido en algún momento de su carrera discográfica. En el caso de Dio todo cuadraba: habían publicado tres discos y el grupo estaba perfectamente asentado y engrasado como una máquina de precisión alemana. Otro “acierto” más de nuestros queridos ejecutivos discográficos; otro de tantos.

De todos modos el mini Lp cobró vida por sí mismo. Lo que se nos presentaba era un refrito de los shows en vivo, pero las versiones de los temas incluidos eran tan certeras que se iluminaban ellas mismas. El nivel de interpretación que demostraban los músicos, en especial Ronnie a la voz, les hacían brillar con luz propia. De hecho mucha gente por aquel entonces se pensaba que los conciertos de Dio eran más o menos como aparecían en el álbum, lo que dice mucho y bueno del mismo. Recuerdo, entre otras mucha anécdotas de la época, que tuvieron la oportunidad de entrevistar a Dio por estos lares y el periodista de turno le preguntó que por qué Ronnie no hablaba apenas entre canción y canción en directo. Increíble, tienes la oportunidad de charlar cara a cara con este hombre y le preguntas algo tan ridículo y estúpido como eso que, para más inri, es falso; Ronnie siempre se ha caracterizado por interactuar con la audiencia, otra cosa es que nuestro querido escriba solo hubiese escuchado en vivo a Dio gracias a ese mini Lp. En fin, aquellos maravillosos e inquietantes años ochenta del Rock duro en España, tan hilarantes como sorprendentes.


El mini lp publicado constaba de seis temas, cinco tomas de directo y una composición nueva de estudio. Uno de los temas en directo era a su vez un medley de otras canciones antiguas bandas en las que había militado Dio. Estos eran los temas:

King of Rock n’ Roll
Rainbow in the dark
Sacred heart

Time to burn (en estudio)
Rock n’ Roll children
We rock

Como hemos comentado antes, el orden de presentación de los cortes no se correspondía en absoluto  con su disposición en el set list de la gira.  El primer tema es “King of Rock n’ Roll”, toda una declaración de principios y corte que también abría “Sacred Heart”, el nuevo disco que promocionaban en esa gira. Desde los primeros acordes nos damos cuenta de que estamos ante algo especial. El grupo suena como un cañón,  Vivian Campbell demuestra lo buen guitarrista que es, la omnipresente batería de Vinnie Appice adorna cada silencio y se compenetra a la perfección con Jimmy Bain conformando una base rítmica sólida como pocas. Ronnie James Dio comanda el tema, y todo el disco, demostrando una capacidad vocal en estado de gracia. Le sigue “Rainbow in the dark”, colocada en segundo lugar en un claro movimiento comercial. En los años ochenta, época de vinilos y cassettes con caras A y B, se solía colocar en segundo o tercer lugar el single o la canción más directa y  pegadiza que sirviera para promocionar el disco. Durante las actuaciones “Rainbow in the dark” aparecía al final del concierto, en los bises, pero aquí se presenta como uno de los temas estrella y con más gancho para el público. Es igual, la versión suena perfecta y llena de poder. La cara A se cierra con el denso “Sacred heart”, realizando una versión editada con respecto a la que el grupo tocaba en los directos de esa gira. Desaparece la introducción al tema que llevaba a cabo Claude Schnell y que dotaba a la misma de una interesantísima  intriga y tensión. El tema es uno de los mejores de todo el disco, Ronnie Dio la lleva a su terreno con esos fraseados compactos y espesos, herederos directos de la tradición Blues pero llevados a la personal cadencia interpretativa del añorado Ronnie. La contención del tema que se produce en el puente antes del segundo estribillo es, sencillamente, de otra galaxia. El tema finaliza con Dio entonando aquello de “you’re the last in line”, perteneciente al famoso tema título de su segundo disco. En realidad esta canción representaba la parte final el propio tema “The Last in line” durante los conciertos de la gira y la referencia final era un guiño de complicidad a la propia canción, como si de una obra conceptual se tratase; todo esto no se puede apreciar en el mini Lp, hay que presenciar la actuación al completo para observar estos detalles.


La cara B se inicia con “Time to burn”, canción compuesta específicamente para este disco y que supone la primera grabación con Craig Goldy en las filas de Dio. Un buen tema, con un cierto toque comercial y que el grupo incluyó en algunos conciertos de la continuación de la siguiente parte de la gira con Goldy.
Después volvemos al directo. Le toca el turno a “Rock n’Roll children”, que contiene a su vez un medley con fragmentos de “Long live Rock n’Roll” y “Man on the silver mountain” de su época en Rainbow. La idea de mezclar fragmentos de canciones en un solo tema o de intercalar determinadas estrofas por aquí y por allá le viene de su etapa al lado de Ritchie Blackmore, el genial guitarrista siempre se ha caracterizado por introducir fragmentos de unas canciones en otras –recuerdo ahora mismo el genial pique que hacía con Gillan en Purple introduciendo unas estrofas del conocidísimo “Jesucristo Superstar” en la parte intermedia de “Strange kind of woman”; caviar del bueno y con muchísimo criterio musical- mientras jugaba a improvisar encima del escenario. Ritchie Blackmore es un elemento de cuidado, nadie lo pone en duda, pero siempre reconoció la habilidad especial de Ronnie Dio para improvisar en directo y seguirle realizando unos piques guitarra/voz que han pasado a la historia y que demuestran el material especial del que estaban hechos ambos. Tras interpretar el medley con estos dos clásicos de Rainbow, Ronnie se queda solo con el teclado en uno de esos momentos especiales que tan bien sabía crear nuestro entrañable cantante que finaliza con un grito de modulación exquisita en el que demuestra lo excepcional cantante que es y que, de paso, sirve para recuperar el final de la canción; puro éxtasis. El disco se cierra con una aplastante versión de “We rock” que aquí, igual que en los directos de la gira, servía para cerrar definitivamente el concierto. Lo dicho, por mucho que se empeñara la compañía de discos en defenestrar el directo que forzó a sacar al grupo, resultó imposible debido a la tremenda calidad que atesoraba cada surco.

                                                         Jimmy Bain.

Circula por ahí una versión más o menos pirata del mismo disco bajo el título de “Intermission. Expanded”, que no es otra cosa que la misma grabación con el añadido de unos cuantos temas más en directo de esa gira que el grupo publicó como temas extras de algunos de los singles publicados.

Intro
King of Rock n’Roll
Like the beat of a heart (Cara B single “Hungry For Heaven”)
Hungry for heaven (“Hear n’Aid”)
The Last in line (Cara B single “Rock n’ Roll Children”)
Sacred heart
Rock and Roll children
Rainbow in the dark
We rock

En esta versión siguen faltando temas aunque se ha hecho el esfuerzo de recuperar el orden real de interpretación de las actuaciones en directo. Los temas añadidos en directo se tomaron de caras B de singles editados para promocionar el propio disco “Sacred Heart”. La toma en directo de “The last in line” procedía del single “Rock n’ Roll Children”, mientras que “Like the beat of  a heart” del promocional “Hungry For Heaven”. Por su parte la versión en vivo de “Hungry for heaven” se extrajo del proyecto “Heard n’Aid” para luchar contra el hambre en África y que salió de la cabeza de Ronnie Dio como respuesta al famoso proyecto “We Are The World”, enfocado dentro del ámbito Pop; la faceta solidaria de Ronnie Dio ha estado presente a lo largo de su carrera discográfica. Desgraciadamente alguno de los temas añadidos sigue presentándose editado y, por supuesto, no aparecen los solos de guitarra, batería y teclado ni las introducciones de algunos temas que estaban presentes en el set list oficial de la gira.


También conviene recordar que aunque el repertorio fue prácticamente el mismo durante toda la gira, incluyendo sus dos partes con Vivian Campbell una y con Craig Goldy la otra, presentaban algunas leves diferencias. Este era el set list de la primera parte del tour:

Intro: Draco ignis
King of Rock n’Roll
Like the beat of a heart
Don’t talk to strangers
Hungry for heaven
The last in line (Incluye “Holy diver” y solo de batería)
Heaven & hell (Incluye solo de guitarra)
Sacred heart (Incluye solo de teclados)
Rock n’Roll children (Incluye “Long live Rock n’Roll” y “Man on the silver mountain”)
Stand up and shout
     Bis
Rainbow in the dark
We rock

Y este era el de la segunda parte, ya con Craig Goldy:

Intro: Draco ignis
King of Rock n’Roll
Like the beat of a heart
Don’t talk to strangers
Hungry for heaven
The last in line (Incluye “Holy diver” y solo de batería)
Heaven & hell (Incluye solo de teclados)
Sacred heart (Incluye solo guitarra, teclados y un tema instrumental)
Rock n’Roll children (Incluye “Long live Rock n’Roll” y “Man on the silver mountain”)
    Bis
Time to burn (tocada ocasionalmente)
Stand up and shout
Rainbow in the dark
We rock

Unos cien minutos de duración. El repertorio era sencillamente excepcional y el grupo estaba que se salía. Una lástima no haber plasmado esto en un lujoso y suntuoso doble en directo que hubiera quedado para la posteridad. Dio tuvo que esperar unos cuantos años más para legarnos ese doble directo que tanto se hizo de rogar y que todos sus seguidores merecíamos. Finalmente en 1997 vio la luz “Dio’s Inferno: The Last In Live”, un pedazo de doble en directo que contenía gemas como la versión más potente que haya escuchado jamás del clásico “Mob rules” o el excepcional “Mistreated”, con nuevo medley de “Catch the Rainbow” y un solo de guitarra que subía en intensidad hasta recuperar de nuevo el estribillo del propio “Mistreated” y que merece por sí solo la compra del disco en su totalidad. Lo ideal hubiera sido haber sacado el “Intermission” en su día con la formación clásica y este “Dio’s Inferno” en los noventa como segunda muestra del poder del grupo.


La principal diferencia entre ambos repertorios es la inclusión del tema nuevo “Time to burn” al inicio del bis en el segundo tramo de la gira, ya con Goldy: esto se hizo solo en algunos conciertos puntuales. El resto de diferencias resultaban marginales y se encontraban en los fragmentos instrumentales que complementaban a algunas de las piezas del repertorio. Concretamente en el tema “Heaven & hell” del primer tramo con Campbell se incluía su solo de guitarra, mientras que en el tramo de Goldy se sustituía por el solo de teclados de Claude Schnell. Por su parte el solo de Schnell que aparecía como inicio del “Sacred heart” con Vivian Campbell se cambiaba en la parte del tour con Craig Goldy, quedando un “Sacred heart” muy interesante con una larga introducción que comprendía el solo de guitarra, de teclados y un pequeño tema instrumental que ayudaba a crear un inquietante ambiente de inicio para introducir las primeras notas del suntuoso tema título del tercer disco de Dio. Por lo demás los conciertos solían terminar antes del bis con  “Rock n’ Roll children” o con “Stand up and shout”, este leve cambio se producía según el estado de ánimo de Ronnie o el grupo independientemente del tramo de la gira a la que nos referimos. Dio siempre ha jugado en sus distintas giras a alterar el orden de los temas del final del repertorio. El conjunto musical queda como el de una especie de presentación conceptual en el que las canciones y su secuencia en la actuación contribuyen a recrear una historia con una determinada intencionalidad, aunque es cierto que cada tema tiene sentido en su ejecución por sí mismo. Mención especial merece el tema “Don`t talk to strangers” que, sobre todo en la parte final de la gira y en los dos tours siguientes –“Dream Evil” y “Lock Up The Wolves”- sonó con una rabia y una intensidad como no lo había hecho hasta entonces y como no hemos vuelto a escuchar después. En esta canción y en estos años en particular Ronnie podía borrar de la faz de la tierra a cualquier otro vocalista, no he escuchado jamás semejante derroche vocal y sobrada demostración de poderío.

                                                          Craig Goldy.

Lo que sí se hizo fue grabar un vídeo recogiendo una actuación completa del grupo en el segundo tramo de la gira, con Goldy a la guitarra. Esto supuso un gran acierto, puesto que las actuaciones de esa época de Dio tenían un importante componente musical. Ronnie Dio se gastaba mucha pasta en las producciones y decorados de sus directos, reinvertía gran parte de las ganancias en ofrecer un espectáculo visual que complementara su particular versión de la música que interpretaba el grupo. Para esta gira se construyó un imponente decorado con unas montañas y una especie de caverna, en lo alto de la colina se situaba la batería de Vinnie Appice y, como centro de atención, compartía escenario con el grupo un gigantesco dragón con el que Ronnie Dio luchaba en un momento determinado del tema “Sacred heart” con una especie de espada laser mientras la cabeza del dragón expulsaba llamas y humo. Poner en funcionamiento toda esta parafernalia y transportarla por el mundo constaba dinero, que Ronnie Dio ponía de su bolsillo; algo que el cretino de Vivian Campbell parece que no llegó a entender nunca. Puede que a mucha gente le parezca superfluo todo el tema del montaje escénico, sin embargo a unos cuantos de nosotros siempre nos ha encantado percibir ese atrezzo perteneciente al mundo de sueños, dragones, princesas e ilusiones con el que nos bendijo Ronnie James Dio. La diferencia de Dio y otras bandas que usan fuego y explosiones es que muchas veces no tienen ningún sentido en sí mismas y pueden intentar ocultar las deficiencias técnicas de los músicos. En el caso de Dio lo fundamental siempre fue la música, ejecutada con habilidad, criterio y maestría; todo el resto de espectáculo complementaba la historia con una intencionalidad y nunca porque sí.


Han tenido que pasar un montón de años para que un disco en directo que documente esta gira vea la luz, concretamente fue el pasado año 2013 cuando salió a la luz este doble directo en cd y doble vinilo bajo el nombre de “Finding The Sacred Heart: Live In Philly 1986”. En estos tiempos que corren sabemos que las compañías de discos no desperdician una sola oportunidad para exprimir al máximo todo el material que tienen en su poder. Este video que se grabó y publicó en los ochenta ahora se ha vuelto a reeditar en cd masterizando el audio de las grabaciones. El resultado es muy bueno, como no podía ser de otra manera teniendo en cuenta la materia prima de la que se dispone, pero llega algo tarde. Hay que agradecer que se haya respetado la totalidad del set list del concierto, por lo que nos queda un doble cd que perfectamente se puede dividir en las cuatro caras clásicas que presentaban los dobles en directo de esos añorados años ochenta; de hecho el vinilo presenta sus dos discos con sus correspondientes caras A y B para el deleite de los paladares más exquisitos.

                                                      "Live Philly". Versión dvd.

                                                      "Live Philly". Versión vinilo.

     Cara A:
Intro: Draco ignis
King of Rock n’Roll
Like the beat of a heart
Don’t talk to strangers
Hungry for heaven
     Cara B:
The last in line (Incluye “Holy diver”)
Heaven & hell (Incluye solo de teclados)

     Cara C:
Sacred heart (Incluye solo guitarra)
Rock n’Roll children (Incluye “Long live Rock n’Roll” y “Man on the silver mountain”)
     Cara D:
Time to burn
Stand up and shout
Rainbow in the dark
We rock

Lo dicho, todo un lujo para gusto de nuestros sentidos. Ojala se hubiese publicado este doble directo en 1986, igual contábamos la historia de otra manera. Como curiosidad podemos comentar que aunque en la contraportada aparezca indicada la presencia del tema “Children of the sea” incluida dentro de la canción “The last in line”, debemos comentar que se trata de un error, puesto que dicho tema no es tocado por el grupo. En su lugar hay un pequeño puente, inspirado en la parte final de dicho tema, que solía realizar Dio para introducir el tema “Holy diver” y en el que en una estrofa el propio Ronnie pronuncia la frase children of the sea. Por lo que a mí respecta seguiré disfrutando de “Intermission” porque es único y un pedazo de la historia musical a la vez que escucharé este “Finding The Sacred Heart: Live In Philly 1986” considerándolo como el legítimo doble en directo de Dio en los años ochenta.

                                           Dio: "Intermission". "Rock n'Roll children". Medley.


9 comentarios:

  1. Sí que fue una putada lo del Intermission, y mira que el disco es acojonante, pero debían haber sacado un doble en directo que era lo que hacían los grandes grupos en esos años. El vídeo en su día fue como un souvenir para contrarrestar el que no hubiese salido el doble disco.

    Marcos.

    ResponderEliminar
  2. Intermission es un discazo. Lástima que no hubiese salido completo porque estaríamos hablando de otro de los dobles en vivo clásicos de esos años. eso sí, de haberlo sacado le hubiera editado alguno de los solos (como se hacía en esa época en los directos). Fran

    ResponderEliminar
  3. Tengo el VHS de la época del Intermission y es espectacular. Todo el montaje escénico que llevaba Dio por entonces era impresionante, por el precio de la entrada te llevabas un concierto y un espectáculo visual. estoy muy de acuerdo con lo del show visual para acompañar a la música. hay grupos que usan fuego, bombas y explosiones pero no tienen nada más que ofrecer y hay otros que priman la música y el espectáculo es un plus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es la música, todo lo visual es secundario y si está hecho con criterio bienvanido sea. Por desgracia muchas veces las luces, bombas y humos se ven desde el inicio del concierto pero falta la música, para ver fuegos artificiales me voy a las fiestas de mi pueblo.

      FG.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo en que lo principal es la música, sin embargo un show en directo te llega por todos los sentidos. Valoro mucho a los grupos que se curran un espectáculo a todos los niveles, luego están los que te gustan y los que no. Lucas.

      Eliminar
  4. El nivel de la banda en esos años era la leche. Intermission es un disco amputado y con las canciones cambiadas de orden, pero suena a cañón. Creo que un doble en directo hubiera sido perfecto para el grupo e incluso hubiese acabado siendo rentable para la compañía, en aquellos días la gente todavía compraba discos. Esto del Live en Philadelphia llega muy tarde pero siempre se agradece, además se noat que se han currado la producción.

    ResponderEliminar
  5. Los vídeos de los tres primeros discos son buenísimos, sobre todo el de la gira de Last in line. Lástima que no siguiera sacando vídeos de cada gira.

    ResponderEliminar
  6. Este disco en directo es uno de los mejores que he escuchado, que manera de captar a una banda en vivo, todo fuerza. Fue una pena que no saliese en doble disco y solo en mini Lp. Estas reediciones hacen justicia al legado de un gran músico. RON.

    ResponderEliminar
  7. Intermission lo toca Vivian Campbell y Philly lo toca Goldy. Hay diferencias, por mucho que le pese a este foro que parece que no traga a Campbell. Pedro

    ResponderEliminar