Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

martes, 2 de agosto de 2016

Beach Boys. Brian Wilson: “Sail on sailor” y “Wouldn’t it be nice”.


Sigo en plena fase Beach Boys, es lo que tienen estos calores. En la anterior entrada me remitía a dos versiones, pero es que el grupo de los hermanos Wilson tienen una cantidad tan abundante de canciones que en el momento en el que te sumerges puedes perderte dentro del abismo insondable de su discografía. De hecho puede que sea uno de los grupos que más han explotado las compañías de discos con los recopilatorios, llevan sacando uno distinto cada verano desde hace más de treinta años, y todavía consiguen que la selección de temas incluidos sea variada.


“Sail on sailor” es una de mis debilidades, no lo puedo evitar. Pese a ser uno de los mejores temas de toda su discografía no suele aparecer en los recopilatorios, supongo que esto se debe a que la mayoría de las veces colocan a un inútil para seleccionar las canciones. La primera vez que escuché esta canción fue durante el concierto que el grupo ofreció en Vigo allá por el año noventa y ocho, dese luego uno de los peores momentos para escuchar y valorar por primera vez una canción. En cuanto entonaron los primeros versos me resultó imposible resistirme ante la enigmática belleza de aquella melodía, en unos cuantos segundos habían logrado lo que otros músicos emplean toda una vida en perseguir, muchas veces sin conseguirlo. Es una composición de Brian Wilson y apareció publicada en el disco titulado “Holland”. En aquellos años Brian había sido absorbido por completo por todos sus demonios, había tenido que dejar la actividad de directo del grupo, estaba enganchado en las drogas, había ganado mucho peso y vivía como un recluso en la cama de su casa. Demasiadas presiones por todos lados para una mente tan especial, distinta y frágil como la suya. Parece ser que esta canción la compuso pidiéndole a su estimado amigo, letrista y arreglista del en su día inconcluso disco “Smile”, Van Dyke Parks que le hipnotizase. El resultado fue una obra maestra, propia de un genio del calibre de Brian.

                                                       Beach Boys: "Sail on sailor".

La otra canción es “Wouldn’t it be nice” y poco se puede decir sobre ella que no se haya escrito ya. Es el tema que inicia el emblemático “Pet Sounds”, una de las obras maestras del grupo reconocida por todos los estamentos musicales. Curiosamente al entrañable Mike Love nunca le gustó ese disco, en su mente simple y directa solo tenían cabida canciones facilonas que hablasen del sol y las chicas, estaba claro que todo este asunto le venía grande; aunque en cuanto el disco obtuvo éxito pasó a ser uno de sus favoritos, claro.


Esta canción rebosa felicidad y buenas vibraciones por los cuatro costados y demuestra a las claras la capacidad especial de Brian Wilson para crear algo único y memorable. Simplemente podemos decir que nadie –repito: nadie- ha compuesto música que suene así. Imagino que el petardo de Paul McCartney, otro tipo que tuvo la suerte de coincidir con John Lennon y cuyo principal mérito es reconocer el talento creador de Brian Wilson, habrá escuchado con atención –y con cierto titubeo también- esta obra maestra de Brian en infinidad de ocasiones.

                                            Beach Boys: "Wouldn't it be nice". Vídeo original.


3 comentarios:

  1. Pet Sounds es uno de los mejores discos de la historia entera. Va más allá de estilos y etiquetas, una OBRA MAESTRA (con mayúsculas).

    David. M

    ResponderEliminar
  2. Es una pena que actualmente lo de Beach Boys sea como una banda de versiones. Por suerte la gira de Brian Wilson con Al Jardine les está haciendo justicia a su legado.

    ResponderEliminar
  3. En unas escasas horas los Beach Boys actúan en el Nuevo Teatro Alcalá de Madrid... y en unos pocos días Brian Wilson hace lo propio en el BBK de Bilbao. Días grandes y que cada vez es son más difícles de repetir.

    ResponderEliminar