Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 8 de septiembre de 2016

Dokken. Reunión de la formación clásica para gira japonesa en Octubre.


Don Dokken, George Lynch, Jeff Pilson y Mick Brown han decidido vovler a tocar juntos bajo el nombre de Dokken una vez más. Por increíble que parezca, una de las reuniones más complicadas va a producirse en el incomparable marco de Japón. El grupo tiene previsto ofrecer una pequeña gira de seis conciertos por tierras niponas, entre los que se incluye una actuación en el prestigioso festival Loud Park donde van a comparir cartel con otros grupos tan prestigiosos como Whitesnake, Symphony X, Nightwish, Uli Jon Roth o los mismísimos Scorpions entre otros. Tras bastante tiempo de rumores por distintos bandos y focos, a primeros de verano Don Dokken anunció oficialmente que la formación original se iba a reunir para realizar una serie de shows en Japón, un mercado que siempre ha tenido a Dokken en un pedestal. Puntualiza el bueno de Don que será una reunión puntual, que todos los protagonistas tienen sus propios proyectos musicales –los propios Dokken están en activo con otra formación-, que siguen llevándose mal y que lo van a hacer principalmente por dinero. Con dos cojones.


Es un hecho que los miembros de los Dokken clásicos nunca se llevaron bien. Durante todos estos años siempre que han tenido ocasión han aprovechado para  realizar toda una innumerable ristra de declaraciones descalificándose y poniéndose a parir, usando argumentos que van desde lo ridículo y lo bochornoso hasta lo mezquino. Este grupo tan disfuncional tal vez solo se vea superado en esta faceta por los Ratt, otros a los que hay que darles de comer a parte. No en vano incluso Dokken tienen un disco titulado “Dysfunctional”, que fue precisamente el de su primera reunión.


La banda de Don Dokken es uno de esos grupos norteamericanos que triunfaron en las listas de éxitos y se hincharon a vender discos en la época dorada de Los Angeles durante aquellos mágicos años ochenta llenos de pelos largos cardados, pantalones ajustados y buen Hard Rock. Fueron los años de mayor éxito de todas estas bandas norteamericanas como Quiet Riot, Ratt, Motley Crue, Cinderella, Posion, LA Guns, Winger y un montón de grupos más, todos comandados por Van Halen bajo la batuta de Eddie Van Halen y del único e irrepetible maestro de ceremonias David Lee Roth. Se metieron a toda una generación americana en su bolsillo agitando como bandera el tan conocido lema de “sexo, drogas y Rock n Roll”.

                                                Cartel promocional gira japonesa reunión.

Dokken siempre fue la idea del vocalista Don, bautizó al grupo con su propio apellido; bueno en realidad su nombre real es Donald Maynard, adoptando el nombre artístico de Don Dokken y llamando a su propio grupo Dokken. El grupo empezó a funcionar a finales de los setenta. Al principio Don era el único miembro de la formación clásica que estaba en el grupo. En esos primeros años bastantes músicos de la escena angelina tocaron en el grupo de Don, algunos de los cuales acabaron triunfando posteriormente en otros grupos como Greg Leon, Gary Holland o el bajista Juan Croucier y el batería Bobby Blotzer que acabaron haciéndose famosos en el grupo Ratt. Recuerda Blotzer unas cuantas anécdotas bastante cachondas sobre el propio Don Dokken, al que recuerda como un aguililla y un prenda de cuidado en aquellos años locos. Parece ser que el bueno de Don ya iba haciendo amigos desde el inicio, comenta The Blotz –como cariñosa y a la vez despectivamente le apodaban sus propios compañeros de Ratt- que Dokken ya tenía un carácter altivo y fanfarrón desde los primeros tiempos y hacía todo lo que hubiese que hacer por llevarse las chicas a la cama y los contratos discográficos al bolsillo. Esa añorada escena angelina de los ochenta, toda llena de cariño, confianza y fraternidad.

                             Dokken primera formación: Gary Holland, Greg Leon, Don Dokken, Gary Link.

Publicaron algún single y una especie de Ep titulado “Back In The Streets”, del que el propio Don dice que no son más que unas maquetas que les robaron y publicaron ilegalmente, antes de conseguir dar el salto definitivo dentro de la industria discográfica. Su momento llegó al publicar su primer Lp llamado “Breaking The Chains”. No encontraban contrato en EEUU y, gracias a las artes de Don, se consiguió una oferta para grabar en Alemania. De este primer disco hay publicadas nada menos que tres versiones: el disco de las sesiones alemanas que salió en 1981 bajo el contrato del sello europeo Carrere, ese mismo pero publicado bajo el nombre de Don Dokken y la versión revisada que salió en 1983 en América ya con el contrato de la todopoderosa multinacional Elektra. Para este momento la formación ya estaba compuesta por Don a la voz y guitarras, George Lynch a la guitarra, Wild Mick Brown en la batería y Juan Croucier en el bajo. Curiosamente, pese a lograr fichar por Elektra, parece ser que ésta tenía intención de echarlos porque no le parecía que fuesen a tener éxito. Consiguieron publicar con ellos su siguiente álbum “Tooth And Nail” ya con Jeff Pilson al bajo, llegó el éxito y lo demás es historia.

                            "Breakin' The Chains". Carrere.                 "Breaking The Chains". Electra.

                                          Don Dokken: "Breakin' The Chains". Ed limitada 500 copias.

Parece ser que las relaciones internas en el seno del grupo siempre fueron tensas. Aunque ninguno de ellos llegó a llevarse bien del todo con los otros, parece que el principal núcleo de fricción se focalizaba entre el cantante Don Dokken y el guitarrista George Lynch; la historia de siempre, la guerra cantante/guitarra. El grupo publicó cuatro grandes discos en esos años: “Breaking The Chains”, “Tooth And Nail”, “Under Lock And Key” y “Back For The Attack”. Todas estas obras de arte están repletas de canciones brillantes e imperecederas como “Paris is burning”, “Just got lucky” con ese riff de inicio incendiario, “Into the fire”, “The hunter”, “In my dreams”, el macarra y vacilón “It’s not love”, la hipnótica “Unchain the night”, la preciosidad de balada “Alone again”, la potencia de “Kiss of death”, “So many tears”, el single “Dream Warriors” que es un temazo y no sé cuántas más.  La mayoría de bandas que pululan por el universo musical matarían por poseer solo un tanto por cierto de esta producción musical. Pese a no soportarse Dokken y Lynch consiguieron dar con ese punto perfecto de equilibrio entre la crudeza y el virtuosismo de la guitarra de George y las melodías tan características de Don. Junto a la inspiración y destreza de Pilson conformaron un sonido personal y claramente reconocible. 

                                                         Dokken: "It's not love". Vídeo oficial.

                                     Dokken: "It's not love". Versión del directo "Beast From The East".

En el año 1988 fueron a Japón para registrar su reconocido álbum en directo “Beast From The East”, un disco que podría haber quedado mejor producido pero que muestra a Dokken en todo su poder con un repertorio de ensueño. Para entonces Dokken y Lynch ni se hablaban. Poco después aceptaron unirse a la macro gira Monsters Of Rock por estadios Norteamericanos, un tour itinerante auspiciado por Van Halen, que habían adquirido los derechos del mítico festival británico, y en el que compartían cartel también con Metallica y Kingdom Come; lo que hubiese dado por haber asistido a alguno de esos shows. En esa gira ya saltaron definitivamente chispas, George Lynch tocando de espaldas al público y un Don bastante desaliñado aguantando que su guitarrista emitiese sonidos distorsionantes cada vez que intentaba dirigirse a la audiencia. Según cuentan Pilson y Brown, estas tensiones estuvieron ahí prácticamente desde el principio y ellos simplemente se dedicaban a capear el temporal y tocar.

                  George Lynch. Monsters Of Rock 88.                      Don Dokken. Monsters Of Rock 88.

El grupo se separó en 1989 y, según al que le preguntes, encontrarás distintas motivaciones para explicar este hecho. Don Dokken comentaba que las tensiones personales y creativas eran tan grandes que Lynch decidió marcharse y después el resto del grupo. Por su parte George Mr Scary Lynch recientemente ha comentado que Don Dokken tenía pensado lanzarse en solitario y que provocó la situación para buscar la fama en solitario; conviene recordar que todavía estábamos en los finales ochenta y aquello de las bandas americanas famosas parecía la gallina de los huevos de oro… hasta que llegó el Grunge y lo barrió todo.

           Don Dokken en solitario con su pedazo de grupo: John Norum, Mickey Dee, Billy White, Peter Blates.

George Lynch montó su propio grupo bajo el nombre de Lynch Mob, llevándose a Mick Brown a sus filas, Jeff Pilson montó el interesantísimo proyecto War & Peace con Randy Hansen y Vinnie Appice pero no prosperó y Don lanzó un buen disco en solitario con John Norum a la guitarra pero que no obtuvo apenas repercusión. Todos ellos nos regalaron durante esos años discos de gran categoría, los dos primeros de Lynch Mob son espectaculares y el siguiente que sacó como George Lynch es de lo mejorcito de toda la discografía de la saga. Por su parte Don Dokken, tras el fiasco comercial de su disco en solitario y con el cambio musical que había supuesto el grunge, decidió volver a reunir a Dokken. En 1993 se reunieron los cuatro músicos que tantos y tan buenos temas habían compuesto bajo el logo de Dokken. Grabaron un disco titulado como el propio grupo y, pese a ser una gran obra, no obtuvieron contrato discográfico y solo lo publicaron en Japón en 1994, donde siempre fueron considerados como reyes. Curiosamente un año después el todopoderoso ejecutivo y gurú musical John Kalodner, que siempre sintió debilidad por la banda de Don y George, les ofreció un suculento contrato discográfico con la idea de hacerles resurgir de las cenizas como ya hizo con otros grandes grupos como Aerosmith, Asia o Whitesnake. Desgraciadamente los tiempos habían cambiado y Dokken no lograron subir a esa división de honor del éxito musical. Se remezcló el disco japonés del 94 y se publicó con otro orden de canciones y el añadido de dos temas bajo el apropiado título de “Dysfunctional”. En esta segunda etapa de la formación clásica sacaron también un interesante disco llamado “Shadowlife” lleno de referencias al estilo Grunge y que no acabó de cuajar entre sus seguidores. Publicaron además un directo acústico que es una joya en sí mismo –no hay más que escuchar la versión de “Alone again” para comprobarlo- y un directo de la gira de “Dokken”/”Dysfunctional” para el mercado japonés bajo el título de “One Live Night”. El público no acabó de aceptar esta nueva propuesta musical y George Lynch volvió a abandonar la nave de nuevo, parece ser que fue el principal instigador de ese cambio de estilo hacia esos sonidos actuales que no acabó de cuajar; George Lynch, además de grandísimo músico, siempre ha estado interesado por explorar las nuevas tendencias musicales e incorporarlas a su propio estilo musical, presentando discos de resultados dispares.

                                                  Dokken: "Alone again". Vídeo oficial 1985.

                                   Dokken: "Alone again". Del acústico directo "One Live Night". 1996


                                                             Dokken reunión 1995-98.

Dokken continuó con Reb Beach, otro músico de gran categoría, de sustituto a la guitarra. Publicaron el espectacular disco “Erase The Slate” en 1999, recuperando ese sonido clásico tan característico del grupo. En la gira posterior grabaron el no menos espectacular directo “Live From The Sun” en el conocido Teatro Sun de Anaheim, California. Un año después también Jeff Pilson abandonó el grupo, según Don porque no quería seguir tocando los mismos temas todas las noches y quería hacer música nueva. Desde entonces Dokken ha seguido en activo de la mano de Don Dokken y acompañado casi siempre por Mick Brown, menos cuando ha girado con otros músicos como Ted Nugent. Curiosamente Jeff Pilson acabó realizando en 2003 un proyecto con George Lynch bautizado como LP, grabando un disco de título homónimo y que está muy bien, como casi todo lo que sale de esta saga.

                                      Dokken 1999: Ref Beach, Jeff Pilson, Don Dokken, Mick Brown.

El camino de Dokken no estuvo lleno de rosas con los ex miembros, como nos podemos imaginar. Don Dokken compró y obtuvo los derechos del grupo tras la marcha de los otros miembros, de hecho siempre fue su banda desde el inicio. Todos estos años no han perdido la oportunidad de despotricar unos contra otros. Eso sí, el grupo ha seguido sacando muy buena música. Tras algunos cambios entró en el grupo el guitarrista Jon Levin, alcanzado una estabilidad y un interesante tándem creativo Levin/Dokken, de hecho Jon era el abogado que llevaba las finanzas del grupo. Jon había dejado la guitarra para dedicarse a su carrera empresarial y la tocaba solo por hobbie, hasta que un día Don le escuchó y le ofreció el puesto en la banda. Tras el disco “Long Way Home” que sacaron en 2002 con John Norum como guitarrista, en el resto de los publicados hasta ahora –“Heel To Pay”, “Lightning Strikes Again” y “Broken Bones”; a cuál mejor, claro- figura Jon Levin como mano derecha de Dokken. Con respecto a la gira de presentación de “Long Way Home”, otro gran disco, tengo una anécdota muy cachonda. En esos días estaba John Norum en la banda y hacían gira europea –España excluida, claro-, conviene recordar que antes Dokken apenas habían pisado suelo europeo y, ante el miedo de no poderles ver en directo, nos decidimos a viajar hasta Paris para verles actuar en un pub; además, la presencia de Norum lo convertía en un doble reclamo.  Se trataba del último concierto de la gira y Don salió borracho a escena, con unos insoportables aires de grandeza y diciendo tonterías entre tema y tema. Para colmo el guitarra… no era John Norum, parece ser que Norum había discutido con Don y abandonó al grupo a falta de ese último show; vamos, una suerte loca. Imagino que John acabaría harto de las estupideces de Don Dokken y puede que de ahí viniese el lamentable estado que mostraba Don sobre el escenario de Le Plan. En ese concierto tocó Alex de Rosso y recuerdo que el bueno de Wild Mick destrozó su batería en la última canción del repertorio. Una noche entretenida. Desde luego que una biografía de Dokken tiene para llenar un buen puñado de páginas con entretenimiento de primera, aunque no es menos cierto que todos estos avatares nunca han mermado la calidad de su producción musical puesto que podemos decir que prácticamente todos sus discos de estudio son de gran categoría e inspiración.

                                   Dokken 2002: Mick Brown, Barry Sparks, Don Dokken, John Norum.

A lo largo de todos estos años los rumores de la formación clásica han ido apareciendo casi del mismo modo que los desmentidos y las críticas de unos miembros a otros. Aunque  lo cierto es que la formación clásica de Dokken se volvió a reunir sobre un escenario por tercera vez en 2009, ya un mes antes Dokken y Lynch Mob coincidieron en el festival japonés Loud Park y Don invitó a Lynch a subirse a escena durante el concierto de Dokken para tocar “Tooth and nail”. En el concierto que el grupo ofreció en Anaheim el 29 de Noviembre de 2009 actuaron los Dokken de Don y Mick Brown, pero en el bis aparecieron George Lynch y Jeff Pilson para tocar los temas “When heaven comes down” e “In my dreams” en lo que sería la primera vez que actuaban juntos desde el año 1998. Como todo lo que ocurre en el universo Dokken la situación fue algo bizarra. El grupo habitual terminó su set list y se retiró al camerino, la actuación era entre semana y la gente tenía que trabajar al día siguiente. El grupo tardó un cierto tiempo en salir de nuevo a escena, por lo que muchos de los asistentes pensaron que el show se había acabado y se marcharon a sus hogares pensando en las obligaciones del día siguiente. Imagino la cara que se les quedó cuando se enteraron que, tras un largo rato, salieron a escena de nuevo Don y Mick pero acompañados de Jeff  Pilson y George Lynch; me imagino a Don y a George discutiendo los minutos previos en el camerino. Por supuesto este hecho desató toda serie de rumores sobre una nueva vuelta de la formación clásica, de hecho parece que las conversaciones se habían producido y todo estaba bastante encarrilado. Don Dokken y George Lynch tenían previsto asistir al conocido programa de la VH1 That Metal Show, dirigido por el conocido locutor americano Eddie Trunk, toda una institución en el Hard Rock clásico americano. En un principio asistieron para hablar de la supuesta reunión de Dokken que estaba en marcha pero, según ha desvelado Don Dokken hace poco, recibió una llamada de Jeff Pilson esa misma mañana diciéndole que se echaba atrás para esa esperada reunión. De este modo los entrañables Don y George fueron al programa de la manita para decir que no sabían qué pasaría con la supuesta reunión que nunca llegó a producirse. Parece ser que en este tinglado cada uno tiene lo suyo.
Puede ser que por estos motivos un par de años más tarde, concretamente en 2012, saliese al mercado el disco de un grupo llamado Tooth & Nail con el título de “Slave To The Empire”. Bajo esta logo estaban George Lynch, Jeff Pilson y Mick Brown con cantantes invitados versionando temas clásicos de Dokken más alguno nuevo. Desde luego que muy poca gente podrá entender a estos tipos.

                                                Don Dokken y George Lynch juntos en entrevista.

Las desavenencias entre Don y George han sido explicadas hace podo por el propio Don Dokken. Aunque aquí ya no sabes de quién fiarte, hace poco nuestro querido angelito Don comentó que en la gira japonesa del año 95 para promocionar su disco de vuelta lo tuvo claro. Parece ser que el problema de George Lynch tiene que ver con el hecho de que el grupo se llame Dokken. Durante un ensayo Don, harto de la actitud de Lynch, le preguntó que dónde estaba el problema y  nuestro entrañable Mr Scary se dio la vuelta señalando el logo gigante del escenario en el que se leía el nombre del grupo. Don, con su particular y ácido sentido del humor, le vino a decir que era cierto que se trataba de su propio nombre pero también era el nombre del grupo, por lo que no había nada que hacer al respecto. Así, con deportividad. Don Dokken define al grupo como si de una propiedad inmobiliaria se tratase, Para él siempre fue una inversión, aunque hubiese una hipoteca que afrontar, al final acabas teniendo una propiedad que tiene su valor.

                                                      George Lynch y Don Dokken.

Tomar el camino sencillo nunca ha sido el estilo de esta pequeña familia tan descolocante. Incluso cuando se produjo el anuncio de la reunión a principios de verano, el bueno de Don aprovechó para cargar contra sus camaradas comentando que lo habían anunciado antes de que fuese oficial. Aunque lo bueno viene cuando explicó los motivos de la reunión. Nuestra querida alma solidaria comentó que se juntaban porque un promotor les había ofrecido una cantidad de dinero lo suficientemente alta como para no negarse. Argumentó Don que hace unos años le preguntaron por cuanto dinero reuniría a la formación clásica de Dokken, él puso una cifra con muchos ceros detrás y quince años más tarde ha venido un promotor a ofrecérselo. Incluso los otros miembros restantes hacen alusión a que la pasta es el motor que ha hecho que se vuelvan a juntar. Genial, una explicación a la altura de la que ofreció Ritchie Blackmore cuando le preguntaron por los motivos de la reunión del Mark II de Deep Purple en 1984. El entrañable hombre de negro replicó que lo hicieron básicamente por dinero y para molestar a la prensa. Grande Ritchie.
Incluso resulta curioso escuchar a Mick Brown argumentando todo el asunto del dinero y que no sabe cómo acabará todo. No hay que olvidar que su apodo de Wild se lo ha ganado a pulso este entrañable elemento que un día decidió robar y conducir un carro de golf acompañado de un par de chicas estando completamente bebido, me hubiese encantado ver al bueno de Mick derrapando con el dichoso coche destinado a transportar a esos estirados aprendices de golfistas de medio pelo. No puedo evitar recordar el momento en el que le vi en los camerinos después de su actuación con Ted Nugent en el fallido festival zaragozano Metalway de 2008. Asistimos a ese concierto porque el cartel tiraba de espaldas: Deep Purple, Thin Lizzy (John Sykes), Saxon, Ted Nugent, Iron Maiden, Avantasia y Barón entre otros. La tarde del viernes comenzó con los conciertos de Lizzy con Sykes –nada que ver con la actual pantomima de Black Star Riders que seguro enervará  a Phil Lynott allá dónde esté- y Ted Nugent con Wild Brown a la batería haciendo buena música y metiéndose sus ideas políticas en el taparrabos como suele hacer el bueno de Ted cuando no está en suelo americano, lástima que este tipo solo enarbole sus rancias ideas cuando está frente a los suyos; curioso. El caso es que, tras la actuación de The Nuge se desató una tormenta de dimensiones bíblicas que hizo que se suspendiese el resto del festival. En el backstage se encontraba Steve Morse, guitarrista de Purple, con cara de circunstancias mientras que por allí rondaba el bueno de Mick, mini de cubata en mano, ajeno a todo y disfrutando de la bebida gratis. Todo un crack. Pero esto es marginal.

                                 Wild Mick Brown conduciendo ebrio un carro de golf en un club distinguido.

Volviendo a la reunión. Por lo visto Don Dokken recibió una oferta tan suculenta que contactó con sus ex compinches para comentárselo. Según Don les han ofrecido un dinero que tardarían años en ganar con sus actuales trabajos. No sabemos cuánto hay de verdad y cuanto de espectáculo en estas afirmaciones, pero la realidad es que la gira de reunión está en marcha. Se trata de seis conciertos en tierras japonesas y un show de precalentamiento en EEU, concretamente en…Dakota de Sur; y grabándolo para su posible posterior edición. Tranquilamente; no hay problema, hablamos de Dokken.

                                                Dokken: Cartel promocional Dakota.

Nos explica Don Dokken que han recibido un millón de propuestas para actuar, grandes festivales como Sweden Rock, Wacken Festival o el M3 americano, pero que tiene claro que solo serán estos show japoneses y nada más. Estima que la formación actual de Dokken, compuesta por Jon Levin, Mick Brown, Chris McCarvil y él mismo, es la que debe seguir en activo y la reunión solo va a ser algo puntual. No lo pongo en duda, pero no puedo evitar que vuelvan a mi cabeza los comentarios del entrañable Bobby Blotzer sobre la fanfarronería de la que siempre ha hecho gala Don.

                          Dokken formación actual: Don Dokken, Jon Levin, Mick Brown, Chris McCarvil. 

Solo nos queda esperar lo que deparará el futuro en los próximos dos meses. Hablando de Dokken todo puede dar un giro de 360 grados en cualquier momento, con o sin contratos de por medio. En lo que a mí respecta solo puedo esperar disfrutar de este momento, una especie de Deja vu hasta llegar a esos especiales años de instituto en los que me grabaron en cinta – Dios bendiga los cassettes- esa barbaridad que respondía al nombre de “Back For The Attack” y que te ponía los pelos de punta desde el trepidante inicio de “Kiss of death” hasta el épico final con “Dream warriors”. El principal problema al que nos enfrentamos los que decidimos asistir a un concierto de Dokken es el estado vocal de Don. Nuestro querido cantante siempre tuvo un gusto especial por la melodía que se desprendía incluso de su propio registro vocal, el problema es que ha perdido casi todos sus registros. Imagino que fumar y beber como un cosaco no ayuda al siempre sufrido oficio de cantante de Rock –si hablamos de los cantautores, seguro que hasta ayuda a rebozarse en su mediocridad-, incluso Don publicó en los medios que se había sometido a una operación de cuerdas vocales para mejorar su estado de voz en lo que luego resultó ser una intervención y posterior quimio por problemas cancerígenos. Desde aquí le deseamos lo mejor a Don; el mundo necesita a Don Dokken, eso es seguro. Incluso hace tiempo publicó un reportaje en el que se mostraba como una persona nueva y cambiada, cansada de su status de cock rocker y paseando tranquilamente por su jardín mientras meditaba en voz alta sobre el sentido de la vida. Lo que desgraciadamente parece claro es que ya no va a recuperar ese tono vocal que nos llenó de felicidad a muchos de nosotros y que hace que pierdan muchos enteros las actuales interpretaciones en directo de la mayoría de sus temas. En lo que a mí respecta lo tendría muy claro, para los directos de la reunión debería dejar que Jeff Pilson hiciese las partes altas, el amigo Jeff sigue conservando una voz que, pese a no tener el toque melódico que tenía la de Don, es perfecta para estos menesteres. Como muestra aquí tenemos uno de los temas del disco “Flesh & Blood” de su grupo “War & Peace”.

                                                   War & Peace: "Kill for the love of God".

En fin, que no puedo por menos que alegrarme de la manera tan mediática que ha utilizado esta reunión para tomar forma y que espero ansioso las noticias que seguro irán apareciendo en los próximos días; para bien o para mal. Y en el caso de que finalmente suceda solo me queda cruzar los dedos para que hagan una gira europea, aunque no toquen en España –asunto que descarto desde ya mismo con la formación clásica-. Ver a Brown-Pilson-Lynch-Dokken juntos encima de un escenario es un motivo perfecto para montar un viajecito a cualquier lugar relevante.








                                         Dokken con el entrañable Freddy Krueger. Vídeo oficial.


20 comentarios:

  1. Vaya pedazo de entrada sobre los Dokken. Parece que hay ganas de que hagan esos conciertos de reunión. Y si los amplían y se hacen una gira europea, mucho mejor. Un saludo Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, muchas gracias por tus comentarios. La verdad es que poco a poco, casi sin darme cuenta, resulta que llevo toda una vida escuchando y siguiendo los pasos y los discos de Dokken. Supongo que nunca aparecerían entre mis cinco bandas preferidas en ninguno de los momentos de mi vida, pero lo cierto es que llevan poniendo su propia banda sonora a muchas de mis vivencias de los últimos... treinta años! Casi ná.

      Esperemos que tus deseos sean escuchados y anuncien una gira europea cuanto antes. Un saludo.

      Eliminar
  2. Muy buen y completo ar´tículo sobre una de las mejores bandas americanas de los ochenta. No sabía de la existencia de tres ediciones de su famoso Breaking the chains. Cruzaremos los dedos para que no se tiren los trastos a la cabeza antes de realizar estos conciertos de reunión.

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor que podría hacer este grupo es juntarse con otro vocalista, Don Dokken está para los tigres, ha perdido mucha voz y no es más que una triste sombra de lo que fue. y es una lástima, porque tenía un tono muy bonito.

    No obstante es un grupo con un puñado de canciones rompedoras y un guitarra de primera.

    Luis.

    ResponderEliminar
  4. George Lynch es uno de mis guitarristas preferidos desde siempre. Dokken es uno de esos grupos que no tiene casi ningún disco malo, si acaso alguno (el de su etapa grunge). La reunión es una uena noticia, el problema es el lamentable estado vocal de Don, que lleva años teniendo que bajar todos los tonos de las canciones porque no llega a nada. Estoy de acuerdo con que las voces altas de las canciones las debería hacer Jeff Pilson. Los vi el pasado otoño y Don daba pena. Lástima siendo un grupo con tan buenas canciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por vuestros comentarios, siempre se agradecen y aportan. Es lo más parecido a la gratificante sensación de estar en cualquier bar de barrio, tomando una cerveza y charlando obsesivamente sobre cualquier cuestión musical trivial de esas que resultan de vital importancia para muchos de nosotros.

      Totalmente de acuerdo con respècto al estado vocal de Don Dokken: es una pésima sombra de lo que fue. Siempre tuvo un tono de voz bonito y especial, pero lo ha echado a perder y es una pena. En los directos debería agarrar una guitarra rítmica cuanto antes y cederle todos, TODOS, los tonos altos a Jeff Pilson. Hace unos años fichó a Mark Boals... para tocar el bajo ¿?¿?. Un vocalista tan sobrado como Boals para hacer unas cuantas bases de sus canciones; por favor. En cuanto me enteré di por hecho que lo habían fichado para hacer las segundas voces y todos los agudos -desgraciadamente, los temas de Dokken pierden mucho si bajas los tonos-, pero se fue al poco tiempo; imagino que un vocalista como él no llevaría de buen grado ser un segundón a la sombra de un vacilón como Don. Veremos qué pasa ahora con Jeff.

      Lo que suscribo plenamente es que no hay un solo disco de Dokken malo. Es un grupo que mantiene un nivel en su producción musical que ya querrían muchos. Pero es que hay que decir que toda la saga Dokken mantiene un nivel en cuanto a la música que publica de muchos kilates. Sin ir más lejos los dos últimos discos de George Lynch, en solitario y con Lynch Mob, son una pasada -"Trail of tears" me tiene obsesionado-. y de Jeff Pilson lo único reprochable es que lleva demasiado tiempo con esos falsos Foreigner de Mick Jones, aunque imagino que supone una importante fuente de ingresos y las personas tienen que ganar dinero para vivir.

      Eliminar
  5. Alone again es un clasicazo. Uno de los pocos grupos que sigue sacando discos en estudio con calidad. El último Empire, es otro cd de calidad, no bajan el listón.

    También estoy de acuerdo con la voz de Don Dokken, es como un jarro de agua fría cuando le vas a ver en directo. Tienen que buscarse a otro que haga los tonos a los que no llega. Jorge.

    ResponderEliminar
  6. Es una gran noticia que Dokken se vuelvan a reunir con Don-George-Jeff-Mick. Y Don Dokken ha perdido voz como lo han hecho todos los demás. No puedes pensar que cuando vayas a ver a grupos de gente de sesenta años o más se comporten como los veinteañeros que grabaron los discos originales, y en la voz es donde más se nota. Por otro lado siempre le pueden hacer coros o llevar algunas voces grabadas, una vez más practicamente todos lo hacen.
    Toca disfrutar y esperar que hagan más actuaciones. PJ.

    ResponderEliminar
  7. Dokken siempre han tenido a grandes guitarristas, el bueno de Don es un tipo listo. Dokken rules!!

    https://www.youtube.com/watch?v=5DBNOL0k5q8

    ResponderEliminar
  8. Los primeros cuatro discos y el directo de Dokken son clásicos del Hard Rock.Me alegro por la reunión y espero que hagan más conciertos. Jose.

    ResponderEliminar
  9. Estos cuatro van a tardar un momento en ponerse a parir de nuevo. de cualquier modo cada vez se juntan más grupos de historial y credenciales ¿dudosos?. No hablamos de Zeppelin, Purple, Rainbow o los Rolling. ¿Cuál es el papel y la repercusión de Dokken en el historia del Heavy? Que no se enfade nadie, que grupos que nunca pasaron de disfrutar cinco minutos de gloria se han juntado en estos años como si fuesen unos AC/DC. JJJ

    ResponderEliminar
  10. Dokken te pueden gustar mucho, poco o nada, pero hay que reconocerles que son un grupo reconocido dentro del mundo del Rock. Llevan más de 35 años en activo y tienen un sonido característico y propio. También yo pienso que la voz de Don no da para más, pero es un muy buen grupo con repertorio de calidad.

    ResponderEliminar
  11. Jeff Pilson tiene que hacerle los agudos a Don, porque él no puede. No entiendo qué hace Pilson con la banda de mercenarios que ha juntado Mick Jones bajo el nombre de Foreigner. Gerardo

    ResponderEliminar
  12. Jaja, aún recuerdo esa cinta del Back For the Attack, en mi caso el Dream Warriors se cortaba al poco de empezar porque no cabía en los 60 minutos. Solo hasta unos cuantos años después la pude escuchar al completo!! Es mi disco favorito con diferencia.
    Si pasasen por Madrid en algún momento me apunto de cabeza!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible olvidar esos momentos, grabados a fuego en cualquier rincón de nuestro cerebro. Tenía cojones que la mejor canción del disco se cortase por cortesía del minutaje de nuestras queridas cintas de cassette y por la inoperancia completa del que las suministraba. Supongo que Dokken siempre fue un grupo difícil en todos los sentidos, incluso en estos pequeños detalles.

      Un placer leerte por aquí, Velkar; como siempre.

      Eliminar
  13. Sin duda el Back for the Attack es el mejor disco de Dokken, ahí llegaron a su punto más álgido. Después han seguido sacando grandes obras y manteniendo alto el nivel, pero en ese disco se juntaron todos los astros.

    Ni que decir tiene que tengo unas ganas locas de poner a trabajar a you tube cuando empiece la gira japonesa de reunión.

    Susana

    ResponderEliminar
  14. Esta gira promete ser interesante y además,si hoy día se junta cualquier grupo de medio pelo ¿por qué no pueden hacerlo estos encantadores forajidos que llevan millones de discos vendidos en su haber? Solo esperar que amplíen esa gira y vengan a España.


    Nacho GH.

    ResponderEliminar
  15. No me lo puedo creer..Pauli, cada día, en cada entrada de tu blog te superas más y más..como fan absoluta del cine de terror ni tan siquiera tenía el mínimo recuerdo del Dream Warrior de Dokken en Pesadilla en Elm Street 3.. Impresionante...

    ResponderEliminar
  16. No espero gran cosa de la reunión de Dokken 2016, unos cuantos conciertos de nostalgia con Don Dokken cantando igual de mal que ultimamente, eso sí la banda seguro que suena cañón.

    ResponderEliminar