Clube de Adictos a Deep Purple

Púrpura Chess

This blog is basically a musical site. Here we talk about the music we like, using different angles. As dear and missed Jon Lord once said: “Music is the highest kind of Art that exists”. I think the same way too.

Púrpura Chess

Púrpura Chess

jueves, 6 de octubre de 2016

Joe Lynn Turner visita nuevamente los escenarios españoles.


En estos días recibimos la especial visita del vocalista Joe Lynn Turner. Nuestro hombre tiene programada una interesante gira española que abarca las localidades de Pamplona, Santiago de Compostela, Oviedo, Madrid y Barcelona; esta última enmarcada dentro del recomendable Festival de Calella, que lleva unas cuantas ediciones ofreciéndonos desde su modesta organización unos carteles variados, novedosos y de enjundia.


Nuestro querido Joe Lynn no presenta ningún disco en particular, de hecho hace ya bastantes años que renunció a publicar nuevos cds de su interesantísima carrera en solitario. Imagino que debido al hecho de la casi nula repercusión que obtienen entre su público potencial, un público que parece solo interesado en escuchar una y otra vez los clásicos de sus días como miembro de Rainbow o Deep Purple. Bueno, lo cierto es que en estos días se publica un nuevo disco suyo en solitario bajo el título de “The Sessions”, pero lleva trampa: se trata de una recopilación de algunas de las muchas versiones que ha realizado a lo largo de los años en los distintos tributos, homenajes y otros variados inventos de dudosa enjundia con los que nos saturan las discográficas en estos últimos años.


Hace unos cuantos años que Turner se ha dado cuenta de lo que quiere la mayor parte de su público y eso es justo lo que les ofrece en sus directos. Parece que la gente compra, en su mayoría, la entrada de un show de Joe Lynn Turner para escuchar cosas como “I surrender”, “Street of dreams”, “Spotlight kid, “Stone cold”, “Can’t happen here”, “Highway star”, “Man on the silver mountain” o “Burn”; es decir, todos los grandes clásicos de Deep Purple o Rainbow. Todos estamos de acuerdo en que son grandes canciones, clásicos de división de honor que alegran el oído del oyente cuando son ejecutados de manera adecuada, pero se plantean varios interrogantes al respecto. Por un lado se te queda un triste y amargo sabor de boca al comprobar que el amigo Joe no interpreta en directo ninguno –repito: ninguno- de los temas de sus diez discos de estudio en solitario, todos ellos con grandes composiciones a la altura del gran músico, compositor y cantante que es. Por otra parte uno se pregunta la legitimidad que puede tener Turner para interpretar algunos de los clásicos Purple/Rainbow. Me explico. Joe Lynn ha puesto su voz al servicio de los discos “Difficult To Cure”, “Straight Between the Eyes” y “Bent Out Of Shape” de Rainbow, además de cantar en el “Slaves And Masters” de Deep Purple –por cierto, uno de los mejores redondos de Purple y tan menospreciado por muchos de sus seguidores-. 

                                                    Deep Purple: "Slaves And Masters".

                                                    "Slaves And Masters" Libreto interior.

                          Deep Purple: "Love conquers all". Del disco "Slaves And Masters". Vídeo oficial.

                                     Deep Purple: "The cut runs deep". Del disco "Slaves And Masters".

La mayoría de los éxitos que toca en directo aparecen en esos discos, incluso tiene créditos reconocidos en su composición, por lo que es de justicia que los interprete dónde quiera; son sus canciones. El problema viene cuando toca cosas como “Man on the silver mountain”, “Highway star”, “Burn”, “Smoke on the water” o “Long live Rock n Roll”, aquí el asunto se torna más espinoso. No son canciones suyas, tanto Rainbow como Purple tenían a otros vocalistas en su seno cuando compusieron y grabaron esos clásicos, por lo que Joe Lynn Turner no tiene ningún crédito o derecho sobre esas temas. Está claro que las lleva al directo porque son clásicos que todo el mundo quiere escuchar y que pueden levantar una actuación en cualquier momento. También hay que tener en cuenta que cualquier grupo tiene todo el derecho del mundo a realizar versiones de canciones de otros grupos en sus directos, puede ser un pequeño homenaje y reconocimiento a aquellos artistas que les han marcado y eso es algo bonito, el problema reside cuando te dejas en el tintero toda tu producción en solitario o en otros proyectos de gran calidad –Turner ha firmado discos en solitario o con otras agrupaciones de muchos quilates, podemos citar a los magníficos Suntorm, Mothers Army, Rated X, HTP y una larga lista de calidad- para tocar esas canciones famosas por aquello de asegurarte una entrada cuando ni siquiera son tuyas; aquí desaparece el matiz de homenaje sincero a tus influencias y aparecen otro tipo de intereses menos nobles. Poco más se puede añadir en estos tiempos de sobre exposición de discos tributo y grupos de versiones. Pero esto es otro tema; espinoso.


Joe Lynn Turner no saca un disco en solitario desde 2008, aquel interesante directo llamado “Live In Germany”, aunque sigue publicando cosas con proyectos paralelos, de calidad indiscutible –el último de Sunstorm: “Edge Of Tomorrow” es una joya- pero que pasan desapercibidas al gran público; supongo que a ese mismo público que quiere escuchar “Smoke on the water” por enésima vez en las actuaciones de Joe. Lamentablemente el amigo Joe Lynn lleva un tiempo de rabiosa actualidad pero por cuestiones extra musicales, o que tocan la música de modo transversal. Turner se ha pasado los últimos años anunciando a los cuatro vientos que Ritchie Blackmore iba a volver al Rock y que reformaría Rainbow con él como cantante. Imagino que cuando finalmente Ritchie decidió resucitar al arco íris una vez más y se decidió por Ronnie Romero a las voces no acabó de digerirlo adecuadamente.

                                                              Rainbow 2016.

No han trascendido muchas cuestiones a este respecto. El propio Turner se ha limitado a reconocer que mantuvo conversaciones con el entorno de Blackmore durante estos últimos años para realizar algo juntos, aunque no fuese necesariamente bajo el logo de Rainbow. Por desgracia, tras el anuncio de los shows con Ronnie Romero como vocalista, el ínclito Joe Lynn se ha dedicado a despotricar y lanzar mierda contra esta nueva reunión de Rainbow. Los ha tildado de grupo de versiones y que no hacen justicia al nombre y legado de este gran grupo. Para Turner lo ideal hubiera sido que Blackmore hubiese llevado a cabo un evento conmemorativo invitando a los distintos cantantes de los diversos line ups que tuvo la formación durante sus años de existencia. Aunque antes de todo esto lo que nos vendía era que la reunión de Rainbow debería ser con él a la voz. Mira que me gusta Joe Lynn, su voz y su capacidad artística y creadora, pero me pregunto cuándo diablos perdió el norte con todo este tema de la reunión de Rainbow. Hasta donde sabemos, Turner no ha dejado de ser un contratado más como todos –y digo todos, desde Cozy Powell hasta el mismísimo Ronnie James Dio- los miembros que han acompañado a Ritchie en su furibundo recorrido musical bajo la estela del arco íris. Me imagino que si alguien debe dirigir los designios de este grupo tan importante para la vida de muchos de nosotros, ese es Ritchie Blackmore. No deja de parecerme muy gratuito que Turner se permita especular y discernir sobre los pasos que debe dar un grupo que en ningún momento fue suyo.

                                                 Rainbow con Joe Lynn Turner.

La calidad artística de Joe Lynn Turner no ofrece discusión. Tiene una voz preciosa, melódica, rasgada y capaz de elevar cualquier simple melodía a otra dimensión; un discípulo aventajado del gran Steve Perry. Posee un talento compositivo fuera de toda duda y además dispone de una habilidad palpable para improvisar en vivo.  La capacidad para improvisar en directo o seguir cualquier melodía aportando tu propia visión a la primera me parece algo innato y al alcance de unos pocos privilegiados, en este sentido estaría dentro de un selecto grupo de la saga Purple formado por Doogie White, Glenn Hughes y Ronnie Dio. Ritchie Blackmore siempre ha sentido una especial debilidad por Joe Lynn Turner, eso es obvio, y estoy seguro de que ha tenido que ser uno de los vocalistas con los que más cómodo se ha sentido nunca y más ha hecho fluir su creatividad y pasión por la música; de hecho impuso su incorporación en Deep Purple allá por 1989 tras la sumarísima expulsiónde Ian Gillan. Otro tema apasionante que habrá que rescatar en algún momento. Estoy seguro de que Blackmore en el fondo más profundo de su corazón desea tocar música con Turner, aunque imagino que todo el affair Over The Rainbow –el grupo que Turner montó para tocar todo un repertorio de Rainbow con el hijo del propio Ritchie a la guitarra- habrá pesado a la hora de desestimar ese posible retorno al arco íris por parte de Joe. Conviene recordar que Joe Lynn Turner formó el grupo con ex miembros de Rainbow y con Jurgen Blackmore, el hijo de Ritchie, para montar una gira con el reclamo de ser lo más parecido a Rainbow que el público iba a poder presenciar. El propio Blackmore desaprobó el proyecto y en un momento surrealista más propio de Spinal Tap que de otra cosa le pidió mediante su mánager que retirasen su apellido de los carteles de promoción. La respuesta de Joe Lynn estuvo a la altura de esa bizarra situación puesto que le dijo que no lo retiraría al tocar alguien llamado Blackmore en su grupo, acompañando su respuesta de un fax con la copia del documento de identidad de Jurgen Blackmore. Delirante. Lo cierto es que el grupo sonaba con mucha calidad, el repertorio tiraba de espaldas y los fans pudieron tener eso que prometía Joe: lo más parecido a una reunión de Rainbow. Al cabo de un par de años Turner abandonó este proyecto y todo el que no asistió en su día me imagino que dejó escapar uno de esos trenes que solo pasan una vez por tu puerta. Recuerdo que compré mi entrada para el show que ofrecieron en la madrileña sala Joy Eslava pero no pude asistir por diversas dificultades personales. Todavía conservo esa entrada, testigo mudo de lo que se pueden llegar a complicar y enrevesar las cosas en la vida de una persona, junto a alguna entrada más de otros conciertos a los que el destino no ha querido que asista. Pero esto es marginal.
  
                                          Over The Rainbow: Joe Lynn Turner y Jurgen Blackmore.

                                                          Ritchie y Jurgen Blackmore.

De cualquier modo nos quedamos con la alegría de que alguien como Joe Lynn Turner pueda seguir realizando actuaciones en directo por todo el mundo, aunque sea con bandas locales contratadas por los propios promotores, y con ese regusto amargo de las grandes canciones de sus discos en solitario que nos vamos a quedar sin escuchar en sus directos.

                                       Joe Lynn Turner: "Anything". Del disco "Holy Man". 2000.


                                Joe Lynn Turner: "Power of love". Del disco "The Usual Suspects". 2005.


                                       Joe Lynn Turner: "Losing you". Del disco "Rescue You". 1985. Vídeo oficial.


                                 Sunstorm: "Edge of tommorow". Del disco "Edge Of Tomorrow". 2016. Vídeo oficial.



22 comentarios:

  1. Sunstorm es de lo mejorcito que ha salido ultimamente en el terreno del Hard AOR, sobre todo el primero, es buenísismo. Es una pena que no toque nada de estos discos en directo, ni que los Sunstorm salgan de gira como banda.

    Luque

    ResponderEliminar
  2. Disco en el que mete las voces Joe Lynn Turner es sinónimo de calidad. Lo que tendría que hacer es tocar temas de sus discos en solitario en los directos. Fran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luque y Fran tienen mucha razón. La mayoría de los proyectos de JLT tienen mucha calidad. Sunstorm es una especie de vuelta al AOR americano de mediados de los ochenta que tan bien se le da a Turner y sus discos, sobre todo el primero, son una delicia. Pero es que si nos ponemos a enumerar solo sale calidad: Mothers Army, Rated X, Brazen Abbot, HTP, Kajiyama... Una total lástima que no toque nada de eso en los directos.

      Eliminar
  3. El concierto del otro día fue muy bueno y los Dinasty cumplieron su papel perfectamente. Lo que pasa es que el repertorio no tuvo ni una sola canción de sus discos en solitario y sin embrago hizo varios clásicos de Purple y Rainbow de etapas en las que Joe ni siquiera estaba con ellos. Lo que se ha comentado anteriormente.

    De todos modos un gran show para todo el que le guste el Rock clásico de Deep Purple y Rainbow interpretado por uno de sus vocalistas. RJ

    ResponderEliminar
  4. Joe Lynn Turner está para los tigres. Mucha pose y todo lo que quieras pero de voz muy justito. Debería salir con un grupo propio y dejar de tocar Perect strangers, Burn, SOTW y ese tipo de cosas que no hacen más que alimentar a todos sus críticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo estuve en el concierto y cantó bien, mejor de lo que esperaba de hecho. Es verdad que lo de la selección de temas no es idónea (tiene mucho material propio para tener que cantar cosas como Perfect strangers o MOTSM, que no tienen ningún sentido que suenen) y que debería despedir a su estilista ya, pero de voz estuvo muy bien. Al César lo que es del César. Un saludo. Jorge

      Eliminar
  5. En Madrid cantó bien y el grupo sonó muy compacto. Se nota que estos Dinazty ya le han hecho varias giras como grupo de acompañamiento. También estoy de acuerdo con lo del repertorio. al menos algún tema del fenomenal Rescue You, por favor!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además la sala tenía una entrada bastante aceptable, no estaba llena pero había gente. Sobre todo si tenemos en cuenta que esta vez hacía varias fechas en España. Buen concierto el del otro día.

      Javi.

      Eliminar
    2. No sé cómo fueron el resto de los conciertos de la gira hispana, pero el de Madrid estuvo muy, pero que muy bien. El sonido fue bastante aceptable -salvo los teclados, que se oyeron muy poco-, el grupo de acompañamiento tenía tablas y calidad para defender esas canciones en vivo y la voz de JLT estuvo francamente bien. No tengo ni idea de dónde pueden salir algunos comentarios negativos a ese respecto. Turner se marcó un concierto en cuanto a voz como hacía tiempo que no escuchaba, mucho mejor que las veces que vino con HTP y de eso hace más de diez años. Bordó "Perfect strangers" con esa manera de "resbalar" la voz tan característica suya. Subió cuando tuvo que hacerlo y, aunque sin excesos ni florituras que no van con su estilo vocal, nos dió una lección de clase a la hora de entonar temas como "I surrender" o "Stone clod", que son de los que mejor le vienen a su registro y en los que más puede lucirse.

      Puede ser que la gente vaya a los conciertos con ideas preconcebidas y no se dejen sorprender... o que directamente ni se enteren de nada, como el sujeto que tuve la suerte de disfrutar/sufrir a mi lado durante una gran parte de la actuación. Nuestro querido amigo se pasó el concierto voceando que Turner se dejase de hablar y se dedicase a cantar; no sé, Joe Lynn fue haciendo algunos comentarios para presentar los temas pero para nada fue monótono o pesado -de hecho comentó una curiosa anécdota que dió origen al tema "Stone cold"-. Sin embrago a nuestro encantador primate y sus evidentes cervezas de más le debieron parecer demasiado extensos. lo más gracioso del asunto es que, en cuanto Turner empezaba a cantar la siguiente canción, este sujeto se dedicaba a hablarle a voz en grito a su colega. Curiosa manera de disfrutar de un concierto en vivo.

      El tema de la manera de disfrutar un show en directo para todo aquel que decide pagar la entrada no deja de ser un interesante enigma para mí, cualquier sociólogo podría sacar de ahí una tesis de enjundia. Imagino que tu pagas un espectáculo para ver y disfrutar del mismo, pero si ni siquiera te enteras de nada y te pasas todo el evento en la barra del bar o dándole voces a las orejas de tus acompañantes no tengo muy claro los motivos reales para asistir a dicho evento. En fin, misterios de la condición humana, siempre tan impredecible. Estas cuestiones y otras aún más peregrinas ya se comentaron en estas páginas (si tenéis algo de tiempo que perder podéis leer el artículo: "Para qué va la gente a los conciertos". Aparece en la sección de etiquetas bajo el apartado: música).

      Volviendo al asunto. La principal pega que se le puede poner a este concierto, coincidiendo con casi todos vosotros y con mucha de la gente de después del show, es el repertorio de Turner. Ya se ha comentado antes, pero no por ello deja de ser necesario repetirlo: ni un solo tema de TODA su discografía en solitario, ¿por qué? ¿por qué?

      Continúa en el siguiente comentario.

      Eliminar
    3. Viene del comentario anterior.

      Este fue el repertorio. Madrid. Sala Changó. 9.10.16. Set list:

      Intro
      Death alley driver (Rainbow)
      I surrender (Rainbow)
      Perfect strangers (D.Purple)
      Rising force (Y.Malmsteen)
      Stone cold (Rainbow)
      MISS Mistreated (Rainbow)
      Man on the silver mountain (Rainbow)
      Deja vu (Y.Malmsteen)
      Highway star (D.Purple)
      Spotlight kid (Rainbow)
      Long live Rn'R(estrofas de Lazy)(Rainbow)
      Burn (D.Purple)
      Smoke on the water (D.Purple)

      Cinco temas de Rainbow de los discos en los que participó, dos temas del cd que grabó con Yngwie Malmsteen y ninguno del "Slaves And Masters" que fue el único que grabó con Deep Purple. Por otro lado tocó hasta seis temas (siete con el fragmento de "Lazy") de canciones de Rainbow y Purple en las que nunca tuvo nada que ver. Y, lo peor de todo, ni rastro de sus canciones en solitario o con otros proyectos. ¿De verdad que es tan imposible montar un repertorio sin tocar tres o cuatro temas de discos como "Rescue You", "Holy Man", "Second Hand Life" o "Sunstorm". No me lo creo. Puede intercalar en determinados momentos del show estos temas y seguir haciendo "Highway star", "LLRR" o "SOTW" si tan feliz le hace y piensa que tanto público va a asistir a verle por eso; no se te va demasiado en tiempos la actuación. De cualquier modo, un buen concierto que consigue dejarte con ganas de escuchar más la voz de este gran vocalista.

      Eliminar
    4. Vaya setlist, casi la mitad el concierto con canciones que no son tuyas. Pero esto como se come?

      Eliminar
  6. El problema de JLT es que es un bocazas con todo lo de la reunión de Rainbow y la vuelta de Richie Blackmore el Rock. Normal que Richie pase de él. GJ

    ResponderEliminar
  7. Joe Lynn Turner es un gran cantante y compositor, de eso no cabe duda. Puede que sea uno de los que peor haya envejecido de la saga Purple/Rainbow. Le ha quemado mucho su excesiva dependencia de Rainbow en los últimos años, que ha acabado derivando en todas estas giras-tributo y la formación de su propio grupo tributo (Over The Rainbow). Sin duda que lleva más de quince años soñando con volver a reunirse con Blackmore, que no deja de ser su pasaporte a la popularidad de nuevo (seguro que si Jurgen Blackmore no hubiese sido el hijo de Ritchie no le hubiese reclutado jamás para su grupo).

    Y lo más triste es que su música tiene suficiente empaque como para como para posibilitarle actuar en directo por todo el mundo, pero la música muchas veces es injusta.

    ResponderEliminar
  8. Se está aprovechando del legado de Rainbow y le está echando un morro que se lo pisa.

    ResponderEliminar
  9. No estaréis de acuerdo conmigo, pero visto que lo de Rainbow no le ha salido bien, lo que debería hacer sería reunirse con Malmsteen y componer un Odissey Part. II o The Second Odissey o como lo quieran llamar. Revitalizaría un poco su carrera y la del sueco no digamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena idea Velkar. Turner sigue facturando cds como catedrales en cuanto le dan un presupuesto minimamente digno y Malsmteen anda completamente perdido en su propio ego trip sacando discos en los que toca practicamente todos los instrumentos y canta. Serían un complemento perfecto y seguro que de ahí saldría algo muy jugoso.

      Lo que más me gusta es el nombre que le pondrías al asunto; Second Odyssey no suena nada mal, jaja...y seguro que sería una "segunda odisea", que duda cabe. Imagino que JLT estaría de acuerdo en hacerlo, el problema sería que Yngwie decidiese aparcar su gigantesco ego y se lanzase a componer de igual a igual con Joe.

      Eliminar
    2. Pues no es ninguna gilipollez. Ahora que Blackmore ha pasado de él en lugar de Ronnie Romero podía valorar hacer algo con Yngwie. Les iba a venir muy bien a ambos. Todo sea porque Malmsteen no vuelva a sacar esos dvds de bajísimo presupuesto y mala calidad en los que solo se le enfoca a él y el resto del grupo está apartado a un rinconcillo del escenario. Vaya tela.
      https://www.youtube.com/watch?v=1YEiSts4Db8


      Saludos de Marcos

      Eliminar
  10. Yo, con que fuera la cuarta parte de maravilloso, me daría con un canto en los dientes. Pero, en fin, estoy de acuerdo en que Yngwie no estaría por la labor.

    ResponderEliminar
  11. Malmsteen sigue siendo un músico excepcional, con Joe Lynn Turner seguro que sacaría un disco a la altura de ellos dos. Fíjate que tampoco lo veo descabellado, igual ahora mismo está su mánager llamando al de Turner jejej.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  13. Pásame el tlfno. Dr ese mánager, que yo se lo propongo 😁

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sacas algo en claro te paso el de unos cuantos más, a ver si consigues que entren en razón jaja

      Eliminar